viernes, 8 de noviembre de 2019

Los mejores RPGs de PlayStation 3

El salto generacional que supusieron PlayStation 3, Xbox 360 y (a su estilo) Wii se puede considerar como el que sentó las bases de la industria actual de los videojuegos. Elementos como los logros o trofeos integrados en cada título, jugar con nuestros avatares, multiplataforma, juego en línea (bloqueado salvo pago en algunos casos), parches, DLCs y la entrada definitiva de RPGs occidentales, que antiguamente parecían más propios de PC, mientras Japón sufría una importante crisis, tanto de identidad como de capacidad técnica.

PlayStation 3, como sistema nipón, se puede considerar como uno de los que mejor representa esta época, sufriendo enormemente en sus inicios para adaptarse al nuevo panorama que se había abierto y cediendo un gran terreno a Xbox 360. Con el tiempo, su constancia fue clave para el eventual éxito en la generación, ya que mientras Microsoft había "abandonado el barco" con su consola para prepararse a una nueva generación futura y Wii se encontraba con una... incomprendida sucesora como Wii U, la consola de Sony se encontró prácticamente sin competencia durante un par de años. Ese periodo fue bien aprovechado por la industria nipona para recuperar el tiempo perdido, comprender el camino a seguir y dotar a PlayStation 3 de un catálogo mucho más rico, que no obstante perdió casi por completo el concepto de "exclusividad", ya que básicamente todos los RPGs que vamos a comentar de su catálogo están disponibles en otros sistemas y, probablemente, hasta con mejoras con respecto a lo que se recibió originalmente en esta consola.

Aún así, no está de más recordar estos muchos títulos que formaron parte del sistema y, como siempre, esta es una lista subjetiva en la que tampoco van a entrar todos, no os escandalicéis demasiado si alguno que no os gusta no aparece o es comentado brevemente:

Comencemos por unos de los ejemplos más sintomáticos de los problemas del país nipón: la trilogía de Final Fantasy XIII. Ideado inicialmente como una exclusiva para PlayStation 3, los problemas para trabajar en la consola de Sony y la ventaja que logró Xbox 360 hizo que el desarrollo se extendiese más de la cuenta y tuviera que ser lanzados a otros sistemas. A pesar del éxito comercial del juego, la crítica no fue tan agradable y todo se complicó cuando, para tratar de contar con un método de ingresos estables, se ideó un nuevo MMORPG de pago como Final Fantasy XIV (2010). El resultado fue catastrófico, obligando a suspender su sistema de cuotas y llegada a PlayStation 3 durante tres años hasta que el juego fuese rehecho casi por completo. Esto provocó una reacción en cadena enorme: Final Fantasy Versus XIII y Final Fantasy Agito XIII, dos títulos accesorios al universo de Final Fantasy XIII, fueron cancelados y reorganizados a los eventuales Final Fantasy XV y Final Fantasy Type-0, respectivamente. Con esta situación, parte del contenido no usado en el título original y el universo que se buscaba extender en tres entregas fue transformado en dos secuelas de un juego que originalmente no iba a tenerlas: Final Fantasy XIII-2 (2012) y Lightning Returns: Final Fantasy XIII (2014).

El pack completo nos deja a tres títulos bastante diferentes pero que comparten el sistema de combate por turnos dinámico en el que controlamos a un solo personaje y podemos cambiar de roles para adaptarnos a las diferentes situaciones. En Final Fantasy XIII la trama nos lleva a vivir la revolución de un grupo marcado por la maldición del fal'Cie de Paals, una especie de dios contrario a las divinidades del Nido, donde nuestros protagonistas conviven, obligándoles a revelarse contra ellos. En Final Fantasy XIII-2, "algo" ha alterado los acontecimientos tras el título previo, llevando a Noel Vermillion a través del tiempo con un pequeño moguri para tratar de cambiar el destino de la humanidad y frenar el avance del inmortal Caius, en un juego donde podremos reclutar múltiples monstruos y viajaremos a diferentes épocas, cambiando los acontecimientos en las mismas. Lightning Returns nos devuelve a la protagonista del título original, convertida en una heraldo en el fin del mundo, quien deberá salvar todas las almas posibles en un periodo de trece días donde diferentes eventos se producen "en tiempo real" antes de que todo se acabe

Esta trilogía cuenta con sus luces y sombras, pero no cabe duda de su impacto en la generación y su simbolismo en la misma. Otras opciones de Square Enix serían el ya comentado Final Fantasy XIV: A Realm Reborn, versión actualizada del MMORPG que sí funcionó adecuadamente, aunque ya ha dejado se ser compatible con PlayStation 3. Si podéis soportar mecánicas muy poco pulidas, NieR (2010) sería otra opción, sobre todo para comprender más detalles de NieR: Automata (PC/PS4, 2017-XB1, 2018).

La compañía conocida por la franquicia Armored Core fue contratada por Sony para realizar un nuevo título que trajo a la palestra a Hidetaka Miyazaki, quien diseñó un universo decadente en Demon's Souls, en el que el reino de Boletaria ha caído ante el demonio llamado "El Anciano", quien ha sido finalmente encerrado. Nuestro personaje deberá acabar con los demonios restantes que intentan seguir recolectando almas para su líder, en un camino donde tendremos muy pocas pistas y buena parte de la trama se narra a través de elementos accesorios, como objetos y equipo que vamos logrando en la aventura. Un RPG de Acción donde la resistencia es importante tanto para atacar como bloquear o esquivar, temporizar adecuadamente un bloqueo puede darnos opciones de contraataque y derrotar a un enemigo nos otorga almas, que servirá para aumentar nuestros niveles y características o comprar equipo y objetos. Morir supone perder todas las almas que hubiésemos recogido en ese momento y comenzar en el último punto de guardado con nuestra salud máxima reducida, de forma que tendremos que llegar al mismo punto para recuperar esas almas perdidas. Si volvemos a morir antes de lograr ese objetivo, las almas perdidas desaparecen para siempre.

También fue interesante su gestión del multijugador, permitiendo observar los fantasmas de otros jugadores para obtener pistas sobre secretos y potenciales peligros por delante (también era posible dejar simples mensajes para que otros los leyesen), podíamos ofrecernos para ser invocador por otro jugador para ayudarle a superar una zona o jefe, asaltar los mundos de otros jugadores para intentar matarlos y lograr recompensas... hasta existía un jefe que era controlado por otros jugadores, convirtiéndolo de facto en un combate PvP obligatorio (salvo que el jugador no tuviese activadas las opciones online, en cuyo caso era un enemigo controlado por la CPU).

Todos estos elementos de mejoraron y pulieron con Dark Souls (2011) y Dark Souls 2 (2014), llevando a la saga a la actual popularidad con la que cuenta. Ambos Dark Souls contaron con DLCs de contenido extra y el primero ha sido incluso remasterizado en PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch, por lo que seguramente sería mejor ir a por esa versión. Si lo que buscáis en acción más arcade y también con opciones multijugador, Dragon's Crown es una interesante opción, con bellos -y desproporcionados- diseños de Vanillaware y un combate que recuerda a los clásicos Beat'em Ups de recreativas pero con elementos de RPG, como niveles y equipo. También cuenta con una edición mejorada en PlayStation 4, eso sí.

Los RPGs de mundo abierto exploraron en esta generación de la mano de Bethesda, que supo desarrollar esta idea de forma magistral a partir de The Elder Scrolls IV: Oblivion, cuyo lanzamiento en consolas catapultó también a toda la franquicia a unos niveles de éxito inéditos para el estudio. La idea parecía simple: presentar al jugador una gran problemática que amenazaba a toda la región, en este caso el asesinato de un emperador ante una secta que pretende romper los muros de la dimensión de Oblivion, de cuyo interior surgirían demonios que lo conquistarían todo. Sin embargo, se nos dará completa libertad para recorrer Cyrodiil, con sus diferentes poblados, cuevas, criptas y habitantes, tanto humanoides como monstruos. Podremos realizar multitud de tareas que nos encargarán en todos los rincones, también ingresando en diferentes gremios para los que deberemos hacer tareas y, así, ascender en sus escalafones. La historia principal estará ahí y será épica, pero la riqueza del mundo será lo que hará que nos perdamos en ese gigantesco universo.

Esa idea fue pulida y perfeccionada con The Elder Scrolls V: Skyrim, el que se puede considerar ya como el RPG más vendido de la historia, llevándonos a la región de Skyrim donde nuestro personaje será el único capaz de detener el resurgir de los dragones y solventar la gran guerra en ciernes entre diferentes facciones de la zona. Con muchos más DLCs que expanden las opciones del juego a niveles inusitados, este título es un imprescindible del género... aunque probablemente sería mejor jugarlo en PC por la posibilidad de acceder a diferentes mods de la comunidad o, simplemente, al sistema actual que os resulte más accesible, ya que está disponible en todos.

Si preferís otros entornos, también de Bethesda y en un concepto parecido de RPG en mundo abierto tenemos a la saga Fallout, llevándonos a unos Estados Unidos arrasados por una hecatombe nuclear en los que la sociedad está tratando de regresar, si bien muchos humanos prefieren seguir ocultos en sus Refugios donde se han mantenido a salvo durante toda su vida. Con un sentido del humor mucho más afilado, más flexibilidad y un sistema de combate tipo Shooter RPG (aunque tendremos disponible una opción de parar el tiempo y apuntar mejor al enemigo), estos títulos nos llevarán a explorar el peligroso yermo, donde múltiples facciones podrán ser nuestros aliados o enemigos dependiendo de nuestras decisiones. La tercera entrega nos hará emprender la búsqueda de nuestro padre tras ser exiliados de nuestro refugio, mientras que en New Vegas tendremos que buscar las razones por las que fuimos atacados y dados por muertos, desvelando un gran plan para tomar el control de la región de Nevada. Título absolutamente recomendables.

La franquicia Deus EX se había llevado casi una década en silencio y regresó a lo grande en esta generación con una precuela en la que se nos muestra el inicio de los avances para "aumentar" a los humanos a través de implantes mecánicos. A través de nuestro protagonista, Adam Jensen, encargado de la seguridad en una compañía puntera de tecnología de aumentos, observaremos el duro trance de pasar de ser un negacionista a contar con un cuerpo casi completamente aumentado y luchar contra diferentes organizaciones que quieren alterar la visión de la sociedad sobre esta disputa.

El título se podrá jugar de dos formas muy diferentes: como uno de pura infiltración y tácticas no letales, usando algunas de las múltiples opciones para colarnos en cada zona sin ser detectados, hackeando puertas, ordenadores, cámaras y robots... o bien como si se tratase de un shooter RPG, usando coberturas y entablando grandes tiroteos haciendo uso de las múltiples capacidades de combate que nos abre nuestro panel de aumentos. Adam podrá mejorar de diferentes formas para adaptarnos a nuestro estilo: mayor capacidad para hackeo, levantar peso para desvelar nuevos caminos, opción de conocer y alterar las conversaciones para que salgan a nuestro favor y similares, o bien reforzar nuestra resistencia, puntería, acceso a nuevas armas... con múltiples misiones opcionales y decisiones que pueden alterar ligeramente el final del juego, la versión Director's Cut es recomendable, tanto por contar con una mejor integración de su DLC, The Missing Link, como por permitir completar los combates contra jefes sin necesidad de entrar en combate directo.

Si preferís más disparos y diversión en un mundo semi-abierto, sin duda tendréis la diversión asegurada con Borderlands y Borderlands 2, donde acompañaremos a nuestro personaje en su recorrido por diferentes zonas plagadas de enemigos, cumpliendo múltiples misiones. Con opciones multijugador cooperativo, grandes jefes, multitud de DLCs y mucho sentido del humor, estos títulos han sido readaptados para sistemas actuales, por lo que la versión de PlayStation 3 no sería la más óptima. Algo parecido ocurre con Resonance of Fate, que también cuenta con una edición actual, pero si queréis jugar a un título diferente en el que controlamos a un trío de protagonistas que cumplen misiones para diferentes nobles, desvelando un plan a gran escala que cambiará el destino de la gigantesca torre donde se ha ocultado la humanidad, podríais intentar darle una oportunidad. También incluye muchos disparos, saltos espectaculares y uno de los sistemas de personalización más curiosos que existen.

La trilogía de Mass Effect es una de las más brillantes representaciones de un universo de ciencia ficción de trama original en la industria de los videojuegos. Acompañando al (o la) comandante Shepard, representante de la humanidad en expansión tras descubrir el método de viajar grandes distancias por la galaxia a través de los Relés de Masa, entrando en contacto con diferentes razas alienígenas con sus propios problemas y disputas. Cuando los humanos empiezan a ser marcados como objetivos de ataques coordinados, Shepard descubrirá la existencia de un gran peligro para toda la civilización, viéndose obligado a reclutar apoyos para afrontar ese gran peligro, conociendo a interesantísimos aliados con los que relacionarnos (incluso íntimamente) y resolviendo multitud de situaciones con un sistema de karma que nos marca como bondadosos o agresivos. Tres títulos absolutamente brillantes y que, por alguna razón, todavía no han sido readaptados a sistemas actuales.

Algo parecido ocurre con la trilogía de Dragon Age (aunque Inquisition si cuenta con entregas en PlayStation 4 y Xbox One), con un sistema y trama bastante más clásico, si bien todo el lore de los títulos es también propio. Aquí, asentados en una fantasía medieval con diferentes razas, espada y hechicería, acompañaremos a diferentes protagonistas en distintos momentos temporales de la zona, solventando multitud de conflictos menores y el gran problema general de cada uno de los títulos, con muchas decisiones que tomar. Sus sistemas evolucionan bastante entre entregas, de forma que Origins es más similar a un CRPG de clicks y pausa táctica tipo Baldur's Gate o Pillars of Eternity, su segunda entrega apuesta por un método más directo e Inquisition toma un punto intermedio realmente efectivo.

Otra opción, ya fuera de las manos de BioWare, es Kingdom of Amalur: Reckoning, con su planteamiento de mundo semi-abierto, combates tipo ARPG, multitud de misiones que realizar y una trama original dentro del concepto de espada y hechicería. Era bastante pobre en términos de trama y personalidad, lo que llevó a que fuese un fracaso comercial y terminase en manos del estado de Rhode Island, pero puede resultar un juego bastante entretenido.

El título más reciente de esta lista, fue lanzado tanto para PlayStation 3 como PlayStation 4, que recibirá una versión mejorada del RPG con nuevo contenido en su entrega The Royal. A pesar de ello, esta entrega funciona bastante bien y no sufre demasiado en la comparativa visual gracias a un estilo artístico muy estilizado y animado, que luce también a la perfección en un sistema técnicamente inferior. Eso sí, es el primer juego de esta lista que sólo está disponible en inglés.

En Persona 5 controlaremos a un joven en Tokio que ha sido culpado de una agresión y será trasladado a un nuevo instituto mientras vive en un ático de un café regentado por un amigo de la familia. Allí descubriremos a nuevos compañeros que también son inadaptados sociales de alguna forma y todos nos veremos envueltos en un misterio que nos lleva a poder entrar en unos mundos imaginarios del ego de diferentes personas, de forma que si logramos robarles allí el tesoro que guardan, su consciencia en el mundo real cambiará de forma drástica. De esta forma, nos volveremos unos "justicieros" que intentan castigar a quienes creen que lo merecen, llevando una doble vida mientras intentamos ser estudiantes normales, que realizan diferentes actividades y tienen citas con múltiples amistades (Confidants). Mejorando nuestra relación con los mismos, en un sistema propio de un juego de citas muy sencillo, podremos obtener mejoras para fusionar nuevos persona, demonios del juego que forman parte del subconscientes de nuestro protagonista, quien podrá cambiar de persona libremente entre los que hayamos conseguido combatiendo o mediante fusiones.

Con un sistema de combate por turnos muy dinámico donde importa mucho las resistencias o debilidades a diferentes tipos de daño, el título ofrecerá múltiples opciones y mejoras para combatir, mientras que la gran trama se va desarrollando con nuestros protagonistas aumentando el tamaño de su grupo y viéndose envueltos en situaciones cada vez más complejas. Si os gustan los combates por turnos y queréis probar otros títulos diferentes, también podría ser una buena opción echarle un vistazo a la saga Atelier, también con un cuidado estilo animado, en donde nuestras protagonistas deberán realizar diferentes encargos de recolección y fabricación de objetos en su taller de alquimia. Eso sí, casi todas estas entregas han sido adaptadas a sistemas actuales con contenido extra y tampoco están disponible en español. Si lo que buscáis es un toque más musical, también tenemos Eternal Sonata, un colorido RPG de combate por turnos en el que viajamos a un mundo alternativo que tiene el talento musical Frederick Chopin en su cabeza cuando está delirando, en el que destaca especialmente el curioso sistema de luces y sombras que altera el funcionamiento de nuestros ataques o la apariencia de los enemigos. Además, este título sí está disponible en español y la versión de PlayStation 3 tiene más contenido que la de Xbox 360.

Los que nos seguís ya sabéis desde hace tiempo de nuestra pasión por la franquicia Trails de Nihon Falcom, JRPGs de estilo animado y combate por turnos que se desarrollan en el mismo mundo y en un lapso temporal muy estrecho, donde destaca especialmente el cuidado que se tiene en detallar cada región y personaje, haciendo que nos enamoremos de los mismos. Al igual que otros casos, aunque estos juegos llegaron primero a PlayStation 3 (y Vita), ya cuentan con entregas mejoradas en PlayStation 4 y PC, por lo que técnicamente esta no sería la opción más recomendable.

Pero aún así, si es el sistema que tenéis y podéis probarlo, dadles una oportunidad. El desarrollo de estos títulos nos lleva a la región de Erebonia, un par de años tras los acontecimientos que ocurrieron en la trilogía de Trails in the Sky, que se desarrollaron en Liberl. Nuestro protagonista será Rean, un nuevo alumno de la escuela militar Thors, quien formará parte de la nueva Clase VII, que mezcla alumnos de diferentes estratos sociales. En la región se están empezando a desarrollar unos conflictos entre la facción noble y la reformista, por lo que nuestra clase viajará a diferentes lugares del país para comprobar la situación y solventar varios problemas, viéndose involucrados en los grandes planes orquestados a sus espaldas. Con un acertado sistema de combate por turnos, personajes interesantes, necesidad de completar los dos juegos para poder seguir la trama y textos en inglés, es una saga que cada vez gana más y más adeptos.

Si lo que buscáis es un título con más toques de estrategia, PlayStation 3 tiene también muy buenas opciones, como Valkyria Chronicles, que también cuenta con una versión actualizada en sistemas actuales. Su combinación de trama y estrategia militar, puntería y personajes estilo animado completa un título realmente interesante, aunque todavía un diamante en bruto en ese primer intento que se pulió en sus sucesivas entregas posteriores. Por supuesto, si preferís estrategia en casillas con estilo animado, mucho humor, infinidad de posibilidades y una cantidad de retos que nos podrían mantener jugando por cientos de horas, PlayStation 3 cuenta con Disgaea 3, Disgaea 4 y Disgaea D2, que quizás no sean los títulos más queridos de la franquicia de Nippon Ichi, pero garantizan un buen rato. 

Es uno de esos títulos generalmente olvidados del catálogo, pero Dragon's Dogma: Dark Arisen es uno de los mejores RPGs de acción de PlayStation 3 al que sólo le faltaba la opción multijugador para ser una maravilla imprescindible. Su planteamiento de mundo semi-abierto donde reclutábamos a un grupo de tres compañeros adaptados a diferentes clases o roles, controlados por la IA, nos llevaba a explorar una rica región plagada de todo tipo de monstruos y peligros donde la diferencia entre el día y la noche o alejarse de los caminos principales era palpable.

En este juego recibíamos encargos para completar misiones que, a veces, nos hacían tener que enfrentarnos a grandes grupos o diferentes criaturas de gran tamaño para los que era necesario conocer sus puntos débiles y patrones de ataque, de forma que así conseguíamos montarnos sobre ellos y golpearles donde más les dolía. Las batallas se volvían más y más apasionantes e incluso la trama general cumplía, lo que suele ser una rareza en juegos de este estilo, por lo que es de esa clase de títulos a los que merece darle una oportunidad. Y además está disponible en español y cuenta con versiones adaptadas a sistemas actuales, por lo que opciones no os faltarán.

Para completar este bloque de acción podemos incluir a juegos que realmente no podemos recomendar en su versión de PlayStation 3 a pesar de su calidad, ya que su servicio online fue abandonado. Ya citamos antes a Final Fantasy XIV: A Realm Reborn, pero tenemos otros casos como Diablo III: Reapers of Souls, que ni llegó a completar los parches de esa expansión en la consola. Algo parecido ocurrió con Destiny para los que prefieran el Shooter-MMORPG y, en el caso de White Knight Chronicles, Sony simplemente cerró los servidores de ambos títulos, por lo que hay misiones completas y zonas de mapeado que son inaccesibles porque se tenían que hacer en compañía. Este es uno de los problemas de esta industria, mal que nos pese.

Para cerrar, podemos usar un bloque con múltiples RPGs interesantes de diferentes estilos que también llegaron a PlayStation 3. En el caso de la saga Tales of, los esfuerzos de Bandai Namco permitieron que, tras Tales of Graces f, todas las entregas de la saga nos llegasen localizadas a nuestro idioma. Así pues, Tales of Symphonia Chronicles, los dos Tales of Xillia -los únicos todavía exclusivos de PlayStation 3- y Tales of Zestiria completan un catálogo de muy interesantes RPGs de acción de estilo animado, con buenas dinámicas, personajes llamativos y multitud de horas de diversión que, además, también se pueden jugar de modo cooperativo localmente. En un estilo similar, Star Ocean: The Last Hope International apuesta por una trama espacial donde nuestra nave de exploración se ve envuelta en un gran conflicto que nos llevará a cambiar el destino del universo. Con múltiples finales -de relativa poca variación- e infinidad de retos que hacen al título uno de los más complicados para alcanzar el 100% de Trofeos, la trama del juego y sus personajes puede que no fuesen los mejores, pero en general el juego cumplía.

También muy querido y con una entrega actualizada lanzada hace poco es Ni No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca, un hermoso título con diseños del Studio Ghibli en el que acompañamos a Oliver en un mundo de fantasía para tratar de encontrar al alma gemela de su madre, quien ha sido capturada por un malvado brujo. Con una inteligencia artificial algo mejorable, el juego usa un sistema de captura y combate de pequeñas criaturas llamadas unimos, mientras que Oliver deberá ayudar a las personas del lugar junto a su compañero Drippy. Si preferís mucho humor más irreverente, South Park: La Vara de la Verdad es una sorprendentemente sólida propuesta, con un buen sistema de combate por turnos, muchos secretos, hilarantes situaciones y todos los personajes de la serie de animación. Si preferís otra historia de cuento, Child of Light es una hermosa propuesta de Ubisoft, que quizás se queda algo corta en lo que a profundidad de sistema de juego nos referimos.

Y, aunque hemos comentado como muchos títulos de PlayStation 3 cuentan con mejoras en otros sistemas, la consola también recibió versiones mejoradas de títulos lanzados en el pasado, como sería el caso de Might & Magic: Clash of Heroes, una brillante combinación de puzles, elección de unidades y batallas estratégicas que debutó en Nintendo DS y cuenta con una versión mejorada en formato digital para la consola de Sony. Si preferís los clásicos de Square Enix, PlayStation 3 recibió Kingdom Hearts 1.5 y 2.5 HD ReMIX o Final Fantasy X Remaster, títulos altamente recomendables pero que también tenemos disponibles en sistemas actuales. Eso sí, con muy pocas diferencias con respecto a las entregas que recibimos aquí. Marvel Ultimate Alliance también contó con entregas que tenían contenido extra con respecto a las de PlayStation 2 y resultan recomendables para los que busquen un Beat'em up cooperativo con elementos de RPG.


Podríamos seguir citando más y más títulos, pero probablemente acabaríamos bajando el nivel de lo que hemos comentado ya a estas alturas. PlayStation 3 fue, sin duda, un excelente sistema para los amantes del género RPG y sólo ha perdido brillo por el hecho de que buena parte de lo que debutó aquí ha acabado siendo pulido para llegar a sistemas actuales, siguiendo el ritmo de relanzamientos que ha marcado tanto esta generación de consolas. ¿Cuáles serían vuestros RPGs favoritos del catalogo de PlayStation 3?

5 comentarios:

  1. Sin duda me quedo con Trails of Cold steel y Persona 5. Para mi a años luz de cualquier otro de la plataforma.

    ResponderEliminar
  2. Es la única consola de Sony que no me ha gustado nada, considerando tanto al género RPG como a otros géneros. Mis consolas que jugué esos años fueron psp, ds y 360, pero la ps3 y la wii no las toque casi hasta el final de la generación en que empezaron a lanzarse propuestas interesantes.

    Ni no kuni mi preferido, los de bethesda también aunque los jugué en la 360, persona 5 que lo jugué en la ps4 y los disgaea jugados en la vita y switch.

    Al final es la consola sin exclusivos en el género y más con los rumores del demon souls remasterizado y la política de namco bandai en portar sus juegos a todos lados.

    Lo que les aplaudo a los de Sony fue que lograron sacar del foso su consola en los últimos años, muy buena la labor de naughty dog salvando los muebles y tambien las third que lo dieron todo al final. Visto así en perspectiva es imposible llamarla una mala consola, pero en los primeros 4 años fue tremendamente decepcionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por tu comentario he sido consciente de que sólo Tales of Xillia y Demons Souls son exclusivos de la consola.

      Eliminar
  3. Mi Top 10:

    1. Kingdoms of Amalur: Reckoning
    2. Tales of Graces F
    3. Legend of Heroes Trails of the Cold Steel
    4. Tales of Zestiria
    5. Tales of Xillia 2
    6. Disgaea 4
    7. Diablo 3
    8. Tales of Xillia
    9. Persona 5
    10. Asdivine Hearts

    ResponderEliminar