viernes, 7 de febrero de 2014

Los mejores RPGs de Xbox 360

Xbox 360 fue un sistema clave en su generación de consolas, iniciadora de la misma y dominadora por las fuertes políticas de Microsoft en los primeros años, que se fueron diluyendo con el tiempo hasta que, finalmente, Wii y PlayStation 3 la superaron. No obstante, dio batalla, fue particularmente exitosa en América y recibió muchos de los RPGs más importantes de la generación.

Entre esos inicios cabe destacar su fuerte apuesta por el público nipón, sobre todo porque era donde más tenían que ganar confianza al tratarse de un sistema occidental. Lograron reclutar al creador de la serie Final Fantasy, Hironobu Sakaguchi, en su nueva compañía Mistwalker; tuvieron el apoyo de Square Enix, tri-Ace, tri-Crescendo o Namco Bandai... para casi nada, puesto que Xbox 360 fracasó enormemente en Japón.

No obstante, otro gran paso que dio esta consola fue el de acercar a los RPGs de ordenador a las consolas, precisamente cuando éstos empezaron a dominar el género gracias a múltiples títulos claves para la generación. También fue la primera consola en apostar sin tapujos por los desarrolladores independientes, la creadora del sistema de Logros, avatares que se podían editar... Mucho de lo que hizo Xbox 360 se convirtió en básico para los videojuegos actuales, así que en esta entrada os queremos recordar cuáles fueron los mejores RPGs que recibió:

Con la marcha de Hironobu Sakaguchi y la fusión de Square Enix la saga Final Fantasy estaba atravesando problemas para adaptarse a esta nueva generación de consolas, razón por la que muchos jugadores vieron en la creación de Mistwalker, un estudio dirigido por el padre de la laureada saga, una especie de "visión más fiel" a lo que representaba el espíritu de la serie.

Lost Odyssey tenía "ese toque": gran mundo fantástico que explorar, buen apartado visual, Banda Sonora de Nobuo Uematsu, combates por turnos clásicos con un interesante sistema de pulsación en el momento justo para causar más daño y algún tipo de efecto extra... y personajes inmortales. Ese es, sin duda, uno de los aspectos más interesantes del título, que afecta a su sistema de combate y a su trama, planteándonos momentos de gran choque emocional debido a todos los siglos vividos, narrados en un sistema de sueños con puro texto que no dejarán a nadie indiferente.

A día de hoy el juego sigue siendo exclusivo (aunque disponible para Xbox One con su retrocompatibilidad) por lo que es de esos RPGs claves para la consola de Microsoft. También exclusivo y de Mistwalker fue Blue Dragon (2006/07), esta vez tomando a la serie Dragon Quest como referencia, reclutando al mismísimo Akira Toriyama para sus diseños y con un planteamiento mucho más básico y sencillo. Combates por turnos, el uso de espíritus editables y una historia que no es particularmente llamativa, pero que nos dejó un RPG bastante entretenido.

También con un toque clásico, aunque diseñado por tri-Crescendo, tenemos a Eternal Sonata (2007), que nos mostraba cómo la agonía del músico Chopin le lleva a un mundo de fantasía donde conocemos a diversos personajes que se unen para luchar contra un tirano que está arruinando la región. Con una brillante Banda Sonora, un interesante sistema de luces y sombras, el título fallaba en su final, demasiado acelerado, y además está disponible con contenido extra en PlayStation 3, por lo que tampoco es esta la versión más recomendable.

Hasta la llegada de Tales of Berseria (PS4/PC, 2017) muchos fans de la serie Tales seguían sosteniendo que el mejor juego de la saga fue el exclusivo de Xbox 360 (en occidente), Tales of Vesperia, puesto que resultó el más pulido dentro de ese sistema que estaba a caballo entre el cambio de planteamiento en los Tales posteriores y los clásicos.

Con un buen grupo protagonista muy carismático y bien desarrollado, algunos con sus luces y sombras, un sistema de combate divertido, una trama de interesantes giros argumentales o combates contra jefes que tenían retos opcionales (gracias al sistema de Logros), el juego fue realmente interesante, aunque muy lastrado en nuestro país por la nefasta comunicación entre Atari y Namco Bandai, que les llevó a ocultar que el título nos iba a llegar en inglés hasta unos pocos días antes de su lanzamiento.

El gran vencedor de este error fue otro ARPG con similitudes jugables: Star Ocean: The Last Hope (2009), que sí nos llegó en nuestro idioma gracias al buen papel que hizo su anterior entrega, Star Ocean III: Till The End Of Time (PS2, 2004), seguramente el mejor título de la saga Star Ocean. Lamentablemente, The Last Hope ofrecía un nutrido grupo protagonista, muchos planetas a explorar, una trama con potencial... pero le faltaba "algo". Llamadlo carisma, llamadlo alma o llamadlo como queráis, pero el título, a pesar de ser realmente entretenido, no calaba en los jugadores y da la sensación de que eso es algo que tri-Ace no ha logrado aún determinar hoy en día. Además, The Last Hope llegó el siguiente año con más contenido a PlayStation 3 y está disponible en HD tanto en PlayStation 4 como en PC, por lo que no hay ninguna razón para jugarlo en Xbox 360 hoy en día.

A pesa de las muchas críticas que recibió, Final Fantasy XIII fue uno de los RPGs más importantes de la generación, combinando un buen nivel visual con un sistema de combate que mezclaba turnos y tiempo real mediante roles, donde sólo manejábamos a un personaje. La trama de esta primera entrega tenía sus altos y bajos, también afectada por un desarrollo excesivamente atado a la historia donde hasta chocaba cualquier atisbo de apertura y misiones opcionales que realizar, pero fue "castigado" más por el mérito de otros RPGs coetáneos que por demérito propio.

No obstante, ese primer juego que parecía completamente cerrado tuvo continuaciones directas para compensar el alto impacto económico que tuvo en las arcas de Square Enix: en Final Fantasy XIII-2 (2012) se nos planteaba un giro argumental basado en viajes temporales y batallas de seres divinos con un sistema de reclutamiento de monstruos realmente variado e interesante para acabar en Lightning Returns: Final Fantasy XIII (2014) donde sólo manejábamos a la estoica protagonista en los últimos 13 días del mundo, tratando de llevar a las almas de los restantes humanos a un nuevo destino.

Toda la trilogía está disponible también en PlayStation 3 y PC, lo cual hace que las versiones para Xbox 360 sean ligeramente inferiores a nivel técnico, pero nada realmente apreciable. Y, si queréis probar otros RPGs que desarrolló Square Enix para la consola de Microsoft, podéis echarle un vistazo a The Last Remnant o Infinite Undiscovery, ambos lanzados el año 2008, aunque el primero tuvo un port a PC el año siguiente. El primero es un juego estratégico bastante curioso con un nivel técnico muy mejorable y extremadamente descompensado, mientras que el segundo es un ARPG muy oscuro, de mecánicas complejas y diseño cuestionable. También está, por supuesto, NieR (2010), aunque también está disponible en PlayStation 3 y su nivel técnico o de diseño es realmente atroz, por lo que sólo es recomendable para los que sean muy fans de Yoko Taro tras NieR Automata (PC/PS4, 2017).

Pasando a RPGs occidentales y a una saga exclusiva de Microsoft, Fable se convirtió en uno de los grandes referentes para los RPGs abiertos, pues cada título nos llevaba a un país de Albion que iba evolucionando: de fantasía tradicional pasábamos a la era del conocimiento y, finalmente, a una monarquía industrial, en cada uno de esos títulos manejando a un personaje que podía alterar su destino y el de la región.

En el primero, teníamos que buscar justicia por el asesinato de nuestra familia, bien desde el heroísmo y la bondad o bien desde la venganza, con decenas de misiones opcionales que se pueden realizar de diferente forma. En Fable II seguíamos el crecimiento de nuestro personaje y su perro, pudiendo casarnos, tener descendencia, trabajar, alterar nuestro aspecto con las decisiones tomadas y la dieta... mientras que en Fable III todo se expande, en una misión para expulsar a nuestro tiránico hermano, rey de Albion, para convertirnos en el nuevo rey y liderar su crecimiento o defensa frente a nuevos peligros. 

Son títulos, pues, con múltiples decisiones y una gran libertad, que se pudieron adquirir en un mismo pack durante el año 2014 y, con el cierre de Lionhead, sólo el primero y el tercero se pueden adquirir en PC, así que esto hace a la consola de Microsoft la única donde se puede completar la saga al completo. ¿Qué otros títulos comparables a este tenemos? Ciertamente pocos, pero The Witcher 2: Assassin's of Kings (2012) es también un ARPG donde nuestras decisiones afectan a la trama que vivimos y Xbox 360 es la única consola donde el título está disponible. Eso sí, si contáis con un ordenador, la serie del Lobo Blanco está disponible al completo en ese sistema. Y si no recomendamos a The Witcher: Enhanced Edition (2008) a pesar de que también llegó a Xbox 360 es debido a bastantes razones, avisados quedáis.

Y es que esta fue una generación dominada por los títulos occidentales donde nuestras decisiones configuraban nuestra historia. La trilogía Dragon Age nos planteaba su propio mundo que podríamos afectar con nuestros personajes en cada una de sus entregas conectadas entre sí a partir de cameos.

Así, en Origins (2009) formábamos parte de la organización de los Guardias Grises, la única que podía hacerle frente a los peligrosos Archidemonios y sus horas de Engendros Tenebrosos, en un conflicto que pone en jaque a toda la nación. Es el que presenta más similitudes jugables al clásico Baldur's Gate, ya que posteriores entregan hicieron evolucionar el sistema para que fuesen más dinámicos. En Dragon Age II (2011) manejamos a Hawke, el Campeón de Kirkwall, pieza clave para mediar entre la crisis de magos y templarios, en un desarrollo más directo y Dragon Age: Inquisition (2014) tendrá un mundo más abierto, donde manejaremos al Inquisidor y su papel en un conflicto interno por todo Thedas que amenaza con arrasarlo todo.

Son títulos realmente interesantes y, aunque tienen sus altos y bajos o puedan parecer más adaptados a PC, funcionan a las mil maravillas en la consola de Microsoft. Lo único comparable en la idea de presentar un amplio mundo completamente original sería Kingdom of Amalur: Reckoning (2012) que, fuera parte de su desastroso resultado económico, es un buen ARPG con múltiples misiones e interesante sistema de combate, sólo que tiene poquísimo carisma y se hace muy pesado en sus partes finales.

También de BioWare es la trilogía Mass Effect, situada en un futuro espacial donde la humanidad ha contactado con otras razas y nuestro protagonista, el (o la) comandante Shepard, descubre que un gran peligro se aproxima a la galaxia, por lo que deberá buscar la forma de evitar la destrucción a través de tres títulos consecutivos en los que nuestras decisiones alterarán buena parte de los sucesos que vivimos... aunque la diferencia entre finales en la tercera entrega no sea tan grande como cabría esperar.

Los títulos serán Shooters-RPG, donde tomar coberturas y usar habilidades (tanto nuestras como de los miembros de nuestro grupo de acción) será muy importante para derrotar a nuestros enemigos en la gran variedad de planetas y estaciones espaciales que exploramos. La trama de cada entrega será brillante y nuestros compañeros tendrán una gran personalidad en la que podremos incidir viviendo sus misiones de lealtad, así que estamos ante una de las mejores series de RPGs nacidas en esta generación.

De lo que puede ser comparable, tenemos a Deus EX: Human Revolution (2011, aunque con versión mejorada disponible en 2013) que nos lleva a un futuro de la humanidad donde las piezas mecánicas están empezando a crear híbridos con robots y se está gestando un conflicto moral entre los humanos normales y los humanos mejorados. Nuestro protagonista, Adam Jensen, deberá descubrir el origen de un ataque a su compañía que le llevó a convertirse en un humano aumentado, desentrañando un plan orquestado por oscuras corporaciones que quieren dominar a las masas. Es un título brillante que puede jugarse con un shooter puro o como un juego de infiltración dependiendo de cómo configuremos las mejoras de Adam, por lo que se podrá jugar de muchas formas distintas.

Seguramente, el RPG más vendido de la historia y juego clave para sentar las bases de las ambientaciones de mundo abierto que tenemos hoy en día. Skyrim es de esos títulos claves para la industria de los videojuegos y casi un imprescindible.

El desarrollo del título nos lleva a la región norteña de Skyrim, donde nuestro personaje pasa de ser un preso a sobrevivir a un ataque de un dragón, lo que descubre eventualmente que nuestro protagonista es un "Sangre de Dragón" que puede enfrentarse a estas míticas criaturas que se creían extintas. Todo mientras la región se dirige a una guerra entre varios de sus jarls (o señores feudales) y hay múltiples gremios a los que podemos unirnos para llevarlos a la gloria. El título resulta ampliamente abierto a pesar de que sus personajes no tendrán un gran carisma y su variedad jugable sea bastante pobre, en lo que marca un poco el gran objetivo del juego: ser difuso.

Lo más comparables es, sin duda, The Elder Scrolls IV: Oblivion (2006), que aunque resulta inferior en el aspecto técnico ya nos ofrecía ese mundo abierto y buena parte de los elementos que hacían a Skyrim tan grande. De hecho, hasta muchas de sus historias resultaban más interesantes, aunque es discutible su sistema de evolución y cómo podría afectar -negativamente- al desarrollo de muchas misiones. Eso sí, es indudable que estos títulos son mucho más interesantes en PC, donde tenemos acceso a mods y solución de muchos de los bugs o errores que tienen en consola.

Otro gran ARPG para Xbox 360 es Diablo III: Ultimate Evil Edition (2013), ofreciendo la frenética acción de todo un referente del género al fin en consolas, muy adaptados para el uso del mando. Lamentablemente, buena parte de su contenido avanzado no está disponible en este sistema, por lo que no es tampoco la versión más recomendable.

La saga Fallout nos lleva a un futuro en el que la Tierra ha sido arrasada por un conflicto nuclear y la humanidad ha vivido encerrada en búnkeres durante años y, finalmente, ha podido salir y extenderse en el yermo en el que se ha convertido Estados Unidos para intentar crear una nueva sociedad.

En New Vegas visitaremos la región de Nevada, que no quedó tan arrasada por el conflicto gracias a su líder al que le teníamos que llevar un misterioso paquete hasta que nuestro personaje recibe un tiro para robarnos una misteriosa ficha de platino. Así pues, nuestra misión será intentar recuperar esa ficha a la vez que descubrimos los problemas que están asolando la región, principalmente por el conflicto de dos fuerzas que quieren apropiarse de New Vegas: la República de Nueva California, basada en impuestos y una sociedad similar a la que existía antes de la crisis o la Legión del César, un grupo violento militar de estilo romano. El desarrollo de la trama y las aventuras que vivamos dependerán de nuestras decisiones.

Lo más parecido es, indiscutiblemente, Fallout 3 (2008) que comparte casi todos sus elementos y se desarrolla en los alrededores de Washington, con otros dos grupos en conflicto y nuestro personaje, miembro del Refugio 101, tiene que salir al yermo en busca de su padre. Ambos títulos son realmente brillantes, por lo que no os equivocaréis salvo que no seais muy fans de los shooters en primera persona, a pesar de que el uso del VATS, que permite detener la acción durante unos segundos, puede ayudar a los que no estén muy acostumbrados a estos juegos.

Una de esas sagas que ha ido creciendo y creciendo hasta ser casi imprescindible hoy en día: Dark Souls se ha convertido en el paradigma de títulos complejos, duros con el jugador, con una historia nunca narrada de forma directa, solo observada a través de la exploración del jugador en unos entornos muy alejados de la antigua gloria que tuvieron en su día.

Sus desarrollos, basados en morir, aprender y crecer poco a poco, desarrollando a nuestro personaje a nuestro gusto con las diferentes piezas de equipo que encontramos, es compartido en ambos títulos disponibles en la consola, si bien el hecho de tener que pagar Xbox Live para poder jugar con multijugador online (lo que permite ayuda de otros jugadores e invasiones donde cazaremos/seremos cazados por otros) les hace perder algo de fuerza en la consola de Microsoft.

Ciertamente hay poco donde compararlos, pero Dragon's Dogma Dark Arisen (2013) ofrece también un desarrollo duro, si bien éste será más abierto y con clases, teniendo que formar un grupo que combata contra todo tipo de criaturas con un interesante sistema de agarres, ciclo de día y noche, ciudades, una trama que tiene sus sorpresas... siempre queda un poco en segundo plano, pero es un maravilloso título.

Xbox 360 fue, en su día, la consola de los títulos indies, recibiendo muchos títulos interesantes en lo que fue el renacer de esta clase de título que hoy en día son tan importantes. Para el género RPG, la opera prima de SuperGiant Games, Bastion, es uno de los grandes referentes, por su magnífico estilo visual pintado a mano, su excelente Banda Sonora, el divertido y variado sistema de combate, las emociones que transmite y ese narrador que nos acompaña en todo lo que hacemos.

Otros indies que llegaron a Xbox 360 fueron Cthulhu Saves the WorldBreath of Dead VII, Costume QuestTorchlightDust: An Elysian Tail, cada uno con su propio estilo y elementos más o menos llamativos, lo cual dice mucho de lo que fue este sistema para esta clase de compañías independientes. Una lástima que, eventualmente, Microsoft lo tirase todo por la borda.

Sin ser indie, aunque compartiendo un estilo visual muy hermoso dibujado a mano, tenemos a Child of Light (2014), que quizás no sea particularmente variado o complicado, pero es un título que merece mucho la pena.

Aunque lo que buscáis son RPGs originales y diferentes, Xbox 360 también tuvo unos cuantos, si bien no en exclusiva. Resonance of Fate es, sin duda, uno de ellos, con un sistema particularmente confuso que pueden echar para atrás al más pintado pero que resulta realmente interesante en sus planteamientos si se llega a dominar. Eso sí, está en español, lo cual ayuda a que se entienda un poco mejor.

Otros juegos con una base clásica pero sistema roriginal, ports de consolas portátiles y, por tanto, solo disponibles en formato descargable son Might & Magic Clash of Heroes HD (2011), que combina un estilo SRPG con puzles y una historia bastante clásica, pero entretenida, que consideramos como uno de los mejores juegos de Nintendo DS y, esta vez uno de los mejores RPGs de PSPHalf-Minute Hero: Super Mega Neo Climax (2011), que mejora ligeramente el apartado visual de la versión para portátil a cambio de perder algunos elementos. No obstante, sigue siendo una excelente (y rápida) parodia de los clásicos RPGs, con interesantes propuestas en miniatura para derrotar al jefe final de turno.


Y, para vosotros, ¿cuáles fueron los mejores RPGs disponibles en la consola de Microsoft?

11 comentarios:

  1. Mira que tengo el Mass Effect y se que es buenisimo y tal pero lo intento jugar y no puedo... no me gustan los shotters y este tiene ese estilo que me echa muy para atras... y eso que se que los primeros son mas rpg y menos shotters pero... buff tengo que intentarlo de nuevo cuando me aburra mucho XD

    ResponderEliminar
  2. Magnífico artículo. Aunque honestamente y pese a la piedad, le seguís metiendo demasiada caña al XIII. Es un magnífico juego, muy original, con una OST preciosa, y en mi top-5 de FFs sin ninguna duda. Es básicamente el opuesto del XII, del que todo dios también se quejaba, pero los fans de la saga seguirán renegando de cualquier FF que no sea el remake imposible del siete.
    Y aunque ME sea la mejor saga de la generación, que lo es, seamos sinceros: eso es sólo porue el Xenoblade es juego único :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todos, los hay que los juegan TODOS (secuelas, spin of, y demás incluidas) sin quejarse, que ponen el tope en el X, que solo juegan los que no son secuelas...

      Eliminar
  3. Muy bueno. Recientemente "conseguí" una Xbox 360 y le tengo unas ganacas a Lost Oddissey y The Last Remnant... Aunque a ver si juego antes a Eternal Sonata y a Tales of Vesperia...

    ¿Qué burrada dijo Microsoft, a todo esto, con Xbox?

    ResponderEliminar
  4. Excelente como siempre, aunque más de la mitad de los juegos son multiplataforma y algunos son shooters con un toque de RPG (sí, soy de los pocos a los que no les gusto Mass Effect pero adoran Fallout).
    Ciertamente 360 inició muy bien en el género de corte oriental, por la tardía salida de PS3, pero ahora con el total recelo del país oriental a Microsoft y los anuncios de juegos discretos sólo para PS4 y/o PC, no espero ver nada relevante en el RPG para One, excepto algo muy bueno pero occidental.
    Respecto a Final Fantasy XIII creo que la historia es regular, no tiene nada de épico, carismático o melancólico, el sistema de batallas es entretenido y vistoso, pero no es profundo ni complejo, será lineal en ambas entregas (en XIII-2 solo elijes la dungeon a la que quieres ir) pero el X era igual, eso sí, la banda sonora en ambas entregas es de las que mas me gusta de la serie.
    En fin, si quieren jugar verdaderos RPG, hay gran variedad en todas las consolas menos en las de Microsoft y en el PSV no parece tener un buen futuro, a mi parecer.

    ResponderEliminar
  5. Buen articulo, pero sinceramente no entiendo porque colocar los multi, osea le has puesto de titulo "los mejores rpg de 360"

    blue dragon apenas y se ve... magna carta 2 como que no es rpg porque no está XD...

    te han faltado otros mas...

    vamos.... a pulir el articulo... sacar los multi y colocar los que te han faltado

    ResponderEliminar
  6. Los RPGs que se pueden jugar en Xbox 360 son DE Xbox 360. Que se puedan jugar en otro sistema no afecta a su calidad y, por tanto, no tienen por qué no ser tenidos en cuenta para ser considerados como los mejores que se puedan jugar en la consola.

    Sobre el tema de los shooters-RPG... Sinceramente, no creo que un juego sea más o menos RPG porque apuñales y le tires una bola de fuego a un dragón o le dispares a un alienígena. Si ambos tienen los suficientes elementos del género para que se puedan entender como RPGs (Y, en este caso, la mayoría de los títulos de la lista son considerados internacionalmente como RPGs), no hay por qué marginarlo y no considerarlo "un verdadero RPG". Precisamente la combinación de géneros es lo que permite que mucha gente que no probaría un RPG en su vida, se decida a hacerlo porque le son normales elementos como la experiencia, la evolución de personaje, la toma de decisiones, la exploración...

    En cuanto a lo de Magna Carta 2... Estaba en la lista inicial para poder comentarlo bajo alguno de los juegos más relevantes para mi gusto (Al fin y al cabo, es una lista subjetiva), pero lo dejé pasar al final. Tampoco es que tenga una calidad muy allá, aunque sé que hay gente a la que le encanta su diseño.

    ResponderEliminar
  7. Yo añadiría a esta lista títulos con fuerte componente de rpg, (mejora de armas, habilidades de personaje, etc...) State Of Decay y sus DLC Breakdown y Lifeline, Far Cry 3, Dead Island, Dead Island Riptide, The Elder Of Scrolls IV:Oblivion, Fable Anniversary, Fable 2, Fable 3, Assassin's Creed 2, ya se que hay títulos en esta lista que no son esencialmente RPG's pero poseen atributos que los hacen ser rpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de juegos que comentas (Salvo lo que están en la entrada, como los Fable o Oblivion) son juegos de acción o directamente shooters. Que tengan experiencia no los hace ser RPGs. ^^u

      Eliminar
  8. También te faltó Two Worlds, Two Worlds 2, Dragon's Dogma y su secuela Dark Arisen, Dragon Age Origins, Dragon Age 2 etc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están comentados en la entrada. ^^u los Two Worlds no, evidentemente, porque... Me muerdo la lengua con lo que me parecen. xD

      Eliminar