jueves, 2 de julio de 2015

[Experiencias Roleras] Nayimi nos escribe sobre Eternal Sonata.

¡Muy buenas! Aquí Nayimi de nuevo con otro título la mar de colorido: Eternal Sonata.

Este juego, desarrollado por Tri-Crescendo y distribuido por Namco Bandai, fue lanzado originalmente para Xbox 360 en 2007 para, luego, como sucedió con Star Ocean 4: The Last Hope, por poner otro ejemplo, acabar llegando, con unos cuantos extras, un año después a PlayStation 3. Esta segunda versión traía la opción de poder escuchar las voces japonesas, además de incluir dos personajes controlables extra, cambios en las recompensas, reequilibrado de la dificultad... Para esta entrada usaré como referencia esa versión para PS3, dado que es la que yo he jugado.

En Eternal Sonata nos encontraremos en un mundo en el que absolutamente todo tiene que ver con la música: Desde los nombres de los personajes, hasta las diferentes áreas y muchas de las habilidades especiales supondrán algún tipo de referencia a este arte. Como curiosidad en referencia al tema de los nombres de los personajes, hay que decir que al traducir al español introdujeron un par de cambios, supongo que por evitar bromas o malos pensamientos al respecto: Viola en la versión original se llama Arpa en español y Falsetto cambia de nombre a Mazurka... ¿Os parece lógico?

Quiero decir, tampoco es algo nuevo en el mundo de las localizaciones (pensad en las pelis de Studio Ghibli, que en su versión original nos encontramos con títulos como "Laputa, el castillo en el cielo" o "Kiki, servicio de mensajería") pero me parece que a veces lo llevan a extremos un poco exagerados. Que viola o falsetto son nombres lo suficientemente comunes para cualquiera con un cierto conocimiento musical... ^^u

Este mundo es mi sueño.

La trama de este título nos muestra, por un lado, a un inconsciente Frédéric Chopin, el famoso compositor y pianista polaco del siglo XIX, que es velado por un doctor y dos mujeres mientras se debate entre la vida y la muerte. (por si no lo sabéis, Chopin murió a los 39 años de tuberculosis... Una pena)

Por otro, nos encontramos en un mundo muy colorido donde conoceremos a Polka, una extraña muchacha de 14 años que tiene el don de la magia, poder que todo el mundo teme pues se cree que sólo aquellos que están a punto de morir pueden utilizarlo. Veremos cómo Polka, amable e inocente, es repudiada por la población siempre que se descubre su condición, hasta que se encuentra con Allegretto, un vivaracho ladronzuelo de 16 años, y su hermano Beat, cándido y aficionado a la fotografía. Los dos aceptan a la chiquilla sin mostrar temor o asco por sus poderes y, juntos, se embarcan en un viaje para hablar con el Conde Waltz y pedirle que reduzca el precio del polvo floral, que Polka intenta vender como remedio para diferentes dolencias, pues éste es muchísimo más caro que el polvo mineral que se supone que también es bueno para la salud, pero tiene muchísimos efectos secundarios.

Durante el camino, Polka conocerá a Chopin, un misterioso hombre de aire lánguido que afirma que todo este mundo es su sueño, por lo que nada es real. La chica le convence para que les acompañe en su empresa y, así, averigüe si ese mundo es real o no.

Pronto, el grupo se verá envuelto en los conflictos políticos entre Forte, Barroco y el grupo rebelde Andantino, descubriendo una oscura trama que pone en peligro a toda la región.

Los números son impresionantes, ¿eh? Imaginad el daño que pueden llegar a hacer los enemigos para necesitar esos parámetros. xD

La exploración de los mapeados no es demasiado difícil ya que nos encontramos con caminos cerrados en los que no puedes mover ni la cámara, ya que ésta es fija y gira según avanzas. Puedes buscar cofres por los bordes o los pequeños desvíos, así como hablar con NPCs por las ciudades. Las mazmorras, por otro lado, suelen tener pequeños puzzles que resolver y varias desviaciones para conseguir cofrecillos con objetos interesantes.

Eternal Sonata no tiene casi ninguna misión opcional secundaria, fuera de una que se coge al principio del juego, que consiste en ir intercambiando un objeto entre diversas personas, como una cadena de favores y el sistema de las partituras, que se van consiguiendo a lo largo de la historia, en cofres o cosas así y que deberemos interpretar con diferentes músicos aficionados que nos encontremos por el camino, eligiendo aquella que mejor se ajuste a lo que nuestro interlocutor interpreta y que suene bien. No obstante, eso sólo se podrá terminar en una Partida+. :/  ¡Oh! Y también tenemos un par de mazmorras opcionales casi al final del juego.

El desarrollo de los personajes es bastante tradicional: Niveles que se suben por experiencia ganada tras cada combate y habilidades especiales que se aprenden según subes de nivel, pero quizás lo más llamativo es la forma en la que logramos el dinero para adquirir nuevo equipo o comprar objetos. Sí, el dinero se consigue también de manera normal, al final de cada batalla, así como en algún que otro cofre pero, y esta es la gran particularidad, también vendiendo las fotos que haga Beat. Me explico: Como dije, el chiquillo es aficionado a la fotografía y dos de sus habilidades especiales consisten en lanzar ráfagas de fotos al enemigo. Según cómo sean estas fotos (cómo se vea el enemigo de centrado, si aparece alguno de los otros personajes, etc...) luego podemos llevarlas a una tienda cualquiera a venderlas donde nos las valorarán. Cuanto mayor sea el rango, más dinero nos darán por ellas. Y la verdad es que está MUY bien pagado, llegando al punto en el que pocas veces nos faltará el capital para hacernos con todos los objetos que nos interesen.

El sistema de combate se basa en combos y habilidades especiales.

Y hablando de las batallas, éstas tienen su chicha. El combate comienza al chocar con los enemigos que pasean por los caminos. Como es habitual, dependiendo de si chocamos de frente, por la espalda del enemigo o nos pillan por nuestra espalda, la batalla empezará con ventaja para un bando u otro.

En este juego nos encontramos con turnos puros, cuyo orden es decidido por la destreza de cada participante. Cada turno dura un tiempo limitado, durante el cual el personaje activo se podrá mover libremente por el mapa para acercarse o alejarse del enemigo, así como recolocarse a su espalda o los costados.

Para interactuar con el enemigo, tenemos diferentes comandos disponibles según el botón que pulsemos:

  • X: Para atacar. Cada golpe que enlacemos irá subiendo el contador de Ecos en potencias de 2, hasta un máximo de 32. Además, el dar golpes hará que la barra de tiempo de turno descienda más lentamente.
  • Círculo: Para defender. Esto sólo se usa cuando el enemigo ataque y tenemos que pulsarlo en el momento justo o nos comeremos el golpe entero (La diferencia es bastante importante, fallar puede costarnos un combate). Por supuesto, si el enemigo se coloca a nuestra espalda, no podremos defendernos, lo cual también se cumple cuando nosotros atacamos al enemigo.
  • Cuadrado: Para utilizar un objeto que previamente habremos añadido a la lista desde el menú principal.
  • Triángulo: Para ejecutar los ataques especiales. El daño que realicen dependerá de cuántos Ecos tengamos acumulados y los gastará al ejecutarlos.
Ahora bien, un detalle muy curioso el tema de luces y sombras, creadas por nubes, por objetos en el escenario o las de los propios participantes. Todos los escenarios de batalla tendrán, en mayor o menor medida, zonas de sombra y de luz, ya sea solar o artificial. Esto afectará por un lado a qué tipo de ataque especial usará el personaje en el momento de darle al comando, ya que estos variarán según se encuentre bajo la luz en la sombra. Deberemos asignar qué ataques especiales queremos que estén disponibles desde el menú principal, con un máximo de dos de cada para cada uno de los participantes. 

La iluminación afectará, además, al aspecto y, por extensión, potencia de muchos de los enemigos, haciéndolos realmente poderosos en algunos casos y bastante más débiles en otro. Por lo tanto, durante el turno de cada personaje deberemos ver dónde queremos colocarlos para que utilicen un ataque especial u otro, dependiendo del efecto que busquemos, porque además tienen diferentes efectos de área: Algunos serán individuales, otros de zona circular, otros lineales, etc.

Las luces y las sombras juegan un papel fundamental.

Por si esto fuera poco, según avanzamos en la historia, el nivel de combate sube hasta un máximo de 6. Y no, no me refiero a que los enemigos se hagan más fuertes, pues eso va según la zona en la que estemos, sino a que cada nivel ganado como grupo nos variará aspectos básicos, como la cantidad de tiempo que tenemos en cada turno (menor al ir avanzando, por supuesto), cuántas habilidades especiales podemos utilizar (hasta llegar a encadenarlas con los personajes cercanos, pudiendo construir combos brutales) o que los botones cambien de sitio cada vez que utilizas un ataque especial de 24 o 32 ecos... Y eso es un poco una jodienda, porque cuando por fin te adaptas a los cambios, te vuelven a meter cosas nuevas. Vaya tela. >_<

Para terminar, también hay que hablar de una Partida+, que está disponible al finalizar el juego por primera vez. La nueva partida nos permite embarcarnos en un nuevo desafío, ya que comenzaremos desde el principio con el nivel de batalla cinco, seis si terminamos la principal mazmorra opcional y los enemigos serán considerablemente más poderosos desde el principio. De igual manera, la misión de las partituras, como comenté, podrá ser completada al fin, ya que arrastrarás todas las que hubieras conseguido en la partida anterior.

El diseño de los personajes es muy estilo manganime, con vestimentas llamativas y muy distintas entre ellas, de estilo clásico. En cuanto a expresividad facial... Andan un poco escasos, pero el doblaje, sobre todo el japonés, es muy, muy bueno y compensa la falta de gestos. *¡Beat, eres to' monoso!*

Un JRPG en el que los textos tienen un buen tamaño y son fáciles de leer desde lejos. ¡Oooooh!

Por otro lado, los escenarios son inmensamente coloridos, muy del tipo Tales of, con paisajes verdaderamente hermosos que, pese a no poder disfrutar a fondo por culpa de la falta movimiento de cámara, nos deslumbrarán por su variedad y detalle.

En cuanto a la banda sonora, ¿qué decir? Con muchos toques clásicos, inspirada en composiciones de Chopin, con un punto algo más cañero en los combates y con temas propios del autor polaco en algunas partes o en los intermedios entre capítulos (tendremos un trozo de biografía del músico mientras suena una de sus piezas de fondo en esos periodos), la verdad es que resulta realmente fantástica.
Si os gusta la música clásica y buscais un juego de rol de base clásica, pero un poco diferente, con un final bastante ambiguo que puede que os haga comeros la cabeza y un sistema de batalla que os pide bastante atención en lugar del "machaca la X" que nos vienen trayendo últimamente, es muy probable que este Eternal Sonata sea para vosotros.

Sólo le echo en falta, aparte del tema de la cámara fija, la falta de trofeos, como muchos otros juegos de inicios de PS3. -_- [Nota de Adell: La versión de Xbox 360, que es la que yo completé, sí tiene logros... Pero son de esos extremadamente puntillosos en plan "Haz la Partida+ completa cogiéndolo TODO" que casi te obligan a tirar de guía]

Yo, desde luego, no dejé de alegrarme de que Suigintou/Cande me lo recomendase :D

Muchas gracias a todos. ^^

3 comentarios:

  1. Me encantó este juego pero eh que pillar el final cuesta, tuve que leer en internet que queria decir... porque se las trae en plan que no sabes de que va y que coño pasa y si deja vus y demas... no entro en spoilers pero vamos que costo entenderlo XDD

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la OST es de los mejores trabajos de Motoi.

    En general Eternal.Sonata me parecio un RPG desaprovechado que podría haber llegado mucho mas lejos. Es una pena la verdad.

    ResponderEliminar
  3. Le tengo muchísimas ganas a este juego y no tardaré en jugarlo, más aún tras leer tu análisis. A ver si soy capaz de quitarme algo de backlog y lo empiezo, porque la verdad es que desde hace bastante le tengo echado el ojo pero siempre veo algún título que me llama un poco más. Aún así, de este año no pasa.

    Genial análisis!

    ResponderEliminar