viernes, 5 de abril de 2019

Los mejores RPGs de PlayStation

Nadie apostaba por la consola de Sony en el debut de la tumultuosa época con la que empezó la generación de las 32 Bits, pero la realidad es que su PlayStation arrasó a todos los rivales gracias a multitud de buenas ideas que a pocas se les había ocurrido.

La combinación de un precio accesible, un modelo para el que era fácil programar, ventajas económicas con los royalties o el uso del CD -y los problemas de piratería asociados- resultaron toda una revolución que, con la capacidad de promoción de un gigante como Sony, permitieron que este sistema hiciera crecer el impacto de los videojuegos en la sociedad, duplicando las ventas que logró Super Nintendo en la generación anterior.

Para el género RPG, la llegada de los CDs permitió expandir el tamaño y espectacularidad de muchos proyectos, lo que ayudado por el mayor recibimiento en occidente también sirvió para crear una especie de "Edad de oro" en la que nuestras regiones -siendo justos, principalmente América- recibieron prácticamente todos los títulos importantes desarrollados en Japón. Ciertamente, hay tantos que nos ha costado bastante decidir qué juegos incluir en esta entrada, por lo que tenemos que volver a recalcar que, aunque comentaremos varios RPG cuya calidad consideramos algo inferior a los principales, posiblemente nos hayamos dejado algún que otro juego que recordáis con cariño porque, al fin y al cabo, tampoco podemos incluirlos todos.

Comencemos el repaso de los grandes RPGs que recibió PlayStation con el trío de Final Fantasy que hizo explotar la popularidad de la serie en todo el mundo. Final Fantasy VII sigue siendo a día de hoy el juego más vendido de la franquicia, Final Fantasy VIII supuso un experimento de ideas originales en un planteamiento más actual y Final Fantasy IX resultó un canto de sus creadores al estilo clásico de la franquicia ante los cambios que se iban a producir en la misma con la siguiente generación.

En la séptima entrega nuestro protagonista será Cloud, un antiguo miembro de un equipo de élite que se une a un grupo revolucionario para realizar actos terroristas contra ShinRa, una megacorporación que domina el mundo y que amenaza con esquilmar los recursos naturales del planeta. No obstante, la aparición de Sephiroth revelará un peligro aún mayor. Su confuso sistema de materias para equiparnos conjuros, habilidades o características pasivas  y expandir su uso sigue siendo uno de los más curiosos y abierto a la experimentación de la saga.

Con Final Fantasy VIII descubríamos a Squall, un joven antisocial que forma parte del grupo SEED, una escuela militar preparada para solventar conflictos internacionales o, sobre todo, enfrentarse a las peligrosas brujas, que podrían estar a punto de regresar. El curioso sistema de Extracción de conjuros, Enlaces para reforzar nuestras características y la posibilidad de equiparnos las invocaciones o G.F. hace que sea de los títulos con dificultad más desvirtuada de la franquicia. 

Y, por supuesto, en Final Fantasy IX nuestro protagonista sería Yitán, un pícaro de la Banda Tantalus que quiere aprovechar una representación teatral para secuestras a la princesa de Alexandria, evento que provocará todo tipo de sucesos en el mundo y nos revelará grandes planes que se estaban llevando a cabo en la sombra. Al asociar cada personaje a un rol, permitir combinaciones entre los mismos o usar un sistema de aprendizaje de habilidades dependiendo de mantener fijas piezas de equipo durante el tiempo, es quizás el título más clásico del trío.

Con la popularidad de la serie, Squaresoft intentó incluso recuperar los títulos previos en la consola de Sony realizando ports de Final Fantasy I y II (Origins), Final Fantasy IV y V (Anthology) y Final Fantasy VI. En general, todos se consideran como malas adaptaciones porque conservan el inglés como único idioma y tienen unos tiempos de carga muy elevados cuando en otros sistemas los tenemos disponibles en español y sin grandes esperas al cambiar de pantalla, por lo que no recomendamos jugarlos en su versión para PlayStation.

Siguiendo con Squaresoft y otro miembro de nuestro Salón de la Fama, Chrono Cross supuso toda una sorpresa para muchos jugadores ya que es una secuela realmente diferente a Chrono Trigger, siguiendo la trama de esa rareza llamada Radical Dreamers. Esa historia nos presenta a Serge, un joven que pasa por una grieta dimensional a una realidad paralela en la que él murió ahogado y se ve envuelto en una serie de acontecimientos donde deberá afrontar una batalla para salvar el espaciotiempo.

Con hasta 45 personajes reclutables (no todos se pueden lograr en una sola partida, haciendo uso del modo Nuevo Juego+), un sistema de combate muy atado a los elementos y ranuras de cada aliado o la posibilidad de movernos entre ambas dimensiones, este título plantea una trama realmente diferente donde hacía falta entender todas las vicisitudes que provocan alterar el tiempo.

Dado que este juego no llegó a Europa, el port del primer Chrono Trigger para PlayStation también se quedó en América, si bien presentaba los mismos problemas de rendimiento que los ports de los Final Fantasy clásicos, por lo que tampoco es recomendable jugarlo aquí. También de Square y sin tocar Europa tenemos al Action RPG Legend of Mana, que sin embargo sí mantuvo un sistema visual con sprites brillantes y unos tiempos de carga aceptables. En Lunar: The Silver Star Story Complete el principal problema con la mantención de sprites, además de por los tiempos de carga, está en la existencia de adaptaciones superiores en otros sistemas (como PSP).

Otra obra maestra que no recibimos oficialmente en Europa fue Xenogears, la fantástica historia en la que Fei Fong Wong con sus grandes poderes se convertirá en pieza clave para acabar con la lucha entre los imperios Kislev y Aveh, donde la iglesia Ethos y el descubrimiento de los Gears ya estaba a punto de decidir la guerra.

Con influencias de filósofos como Nietzsche, Freud o Jung, multitud de simbolismos, referencias a problemas sociales actuales... es un título realmente interesante en su plano argumental a pesar de que una parte importante de la trama es resumida dentro del propio juego por la incapacidad de completarla a tiempo. Su sistema de combate con un original sistema de combos y la posibilidad de montarnos en los Gears para combatir es también digno de ser probado.

Otros RPGs con esa temática que toca el psique humano que podemos encontrar en PlayStation podrían ser Revelations: Persona y Persona 2: Eternal Punishment, aunque recomendamos mucho más sus entregas para PSP, mucho mejor localizadas. También cuenta con una mejor versión Dragon Quest VII (Dragon Warrior VII en América) que nos llegó traducido y adaptado a Nintendo 3DS hace relativamente poco. Si nos gusta el sistema de combos de Xenogears, SaGa Frontier 1 y 2 mantienen ciertas similitudes, pero con unas tramas en las que podremos saltar entre diferentes protagonistas, viviendo los acontecimientos de la región a través de diferentes ojos. Sus ideas son interesantes, aunque también resultan títulos muy difíciles.

Ahora apagada por la pérdida de su creador y el relativo poco rendimiento económico que aportaba a la compañía, PlayStation vio el nacer de la saga Suikoden, unos interesantísimos RPGs conectados argumentalmente que nos presentan sucesivos golpes de estado en los que nuestro protagonista crear un amplio grupo (con hasta 108 personajes disponibles, si bien no todos combatirán) para revelarse ante el poder establecido.

Del dúo de esta consola, Suikoden II es considerado el mejor, aunque argumentalmente está atado al primer Suikoden, puesto que se sitúa tres años posterior al mismo y muchos personajes vuelven a aparecer en esta segunda entrega. Son títulos amplios, con personajes carismáticos, gran importancia de la runas como fuente de poder y un sistema de combate por turnos en el que podremos llevar hasta a seis compañeros que, a veces, permite batallas de uno contra uno en un sistema de piedra-papel-tijeras o escaramuzas estratégicas en las que nuestras unidades combatirán contra el ejército enemigo. Son juegos realmente recomendables.

Otra saga relevante de PlayStation es Wild Arms, también RPGs de encuentros aleatorios y combates por turnos en la que manejaremos a tres protagonistas con cualidades únicas que serán claves para resolver los diferentes puzles del juego. La primera entrega llegó a Europa traducida a nuestro idioma, aunque queda lastrada por un tosco apartado visual con personajes poligonales cabezones en el combate. Existe una adaptación que mejora su apartado visual en PlayStation 2, aunque Alter: Code F suprime la variedad de equipo para mantener mecánicas posteriores de la saga e incluir algunos cambios en la trama. Wild Arms 2 se quedó en América, pero profundiza aún más en esa ambientación del oeste americano en un RPG desarrollado en Japón. Realmente interesantes si queréis darle una oportunidad.

Regresamos con Squaresoft y RPGs que pertenecen a nuestro Salón de la Fama para alabar la figura de Yasumi Matsuno, quien diseñó esta rareza llamada Vagrant Story, un título que no es para todo el mundo pero quien lo comprende sabe hasta qué punto es sorprendente. Nuestro protagonista es Ashley Riot, un agente encargado de eliminar las amenazas del país que persigue a Sydney Losstarot, el líder de un misterioso culto que ha secuestrado al hijo de un duque en las ruinas malditas de la ciudad perdida de Leá Monde. Otros grupos interesados en los secretos de la ciudad y el culto también se lanzarán a la búsqueda que desentrañará grandes peligros para la región.

El sistema de juego mezcla exploración de mazmorras, puzles y un original sistema de combate que combina tiempo real y tiempo parado, en el que crearemos una esfera que indica el alcance de nuestra arma y, si hay un enemigo en su interior, podremos ejecutar diversos combos sobre el mismo, manteniendo un sistema de ritmo entre golpes para causar más daño. Será posible lanzar conjuros a través de grimorios, tendremos un sistema de "Risk" que funciona como una espada de doble filo, desmontar y ensamblar armas de todo tipo con un elaboradísimo sistema de forja, contaremos con un modo Nuevo Juego+ que nos permite acceder a nuevos retos... es un título con una profundidad indiscutible.

Otras propuestas curiosas del género en PlayStation podrían ser Threads of Fate, un ARPG un tanto tosco que nos ofrece dos historias alternativas en las que podremos jugar con un protagonista que puede convertirse en monstruo o una princesa que será capaz de combinar colores para ejecutar diversos conjuros. Brave Fencer Musashi resulta llamativo por ser un ARPG de mundo abierto en el que podremos avanzar más conforme vayamos obteniendo nuevos poderes. Las espadas duales de nuestro protagonista ofrecerán habilidades únicas y en el título existirá un sistema de día y noche que nos obligará a descansar de cuando en cuando y afectará a los enemigos o los NPCs de nuestro poblado. Tampoco nos gustaría dejar pasar la oportunidad de comentar a Jade Cocoon, un RPG de combate por turnos en el que podremos capturar y fusionar las bestias que nos encontramos en las diversas mazmorras del juego, creando criaturas realmente raras. Con gran importancia de las fortalezas y debilidades elementales, una trama con curiosos ritos ancestrales y entornos en 3D, es un juego que muchos recuerdan con gran cariño.

También de Yasumi Matsuno es el que se puede considerar como el rey de los RPGs estratégicos: Final Fantasy Tactics, un título complejo en el que ayudaremos a desentrañar la verdad de Ramza Beoulve y Delita Heiral, dos personalidades claves para la historia de Ivalice que vieron su legado enterrado por las presiones del clero. Con multitud de personajes y agentes que toman parte en este gran conflicto, la trama de este juego será fascinante.

Además, es uno de los principales referentes de los SRPGs con escenarios divididos en casillas por su uso de un sistema de clases intercambiables que podremos combinar de múltiples formas distintas. Es una obra con multitud de secretos y aspectos que cuesta comprender, razón por la que os ofrecimos una entrada explicando cómo poder entenderla más fácilmente. No obstante, aunque debutó en PlayStation quizás podríais disfrutar un poco más sus versiones para PSP o móviles.

Si buscáis otros títulos estratégicos en PlayStation hay otras propuestas llamativas como la adaptación de Tactics Ogre: Let Us Cling Together, que maravilla con sus múltiples rutas afectadas por nuestras decisiones, aunque resulta mucho más tosco en su combate y también cuenta con una adaptación superior en PSP. Si os gustan más las batallas y personalización de mechas, Front Mission 3 es una excelente propuesta con dos tramas alternativas y un mundo basado en el hipotético futuro de nuestra Tierra, con conflictos internacionales entre grandes bloques políticos. Algo más toscos aunque con interesantes propuestas tenemos a los dos Vandal Hearts, con sus diferentes rutas y finales.

En una gran propuesta de Sony para presentarle batalla al éxito de la serie Final Fantasy, The Legend of Dragoon es un RPG dividido en varios CDs, con un gran apartado visual para la época, que nos desvela la historia de Dart y su viaje para salvar a su compañera Shana, que le llevará a descubrir los espíritus de los Dragoon, caballeros ancestrales que salvaron a la humanidad en el pasado y ahora están volviendo a despertarse. Muchos secretos, revelaciones y sorpresas nos esperarán en una trama realmente interesante.

El sistema de combate del título se desarrollará como un clásico RPG de combate por turnos y encuentros aleatorios en el que podremos equipar e intentar ejecutar correctamente unos combos para dañar a los enemigos. Es una obra que quizás no ofrezca demasiada variedad estratégica, pero sí que exigirá una gran concentración del jugador en todo momento para ejecutar los combos.

Si tuviésemos que citar otros RPGs de corte clásico para PlayStation, no podríamos olvidar a Breath of Fire III y, sobre todo, Breath of Fire IV, que combinan unas tramas sólidas con combate por turnos que ofrecen originales detalles aquí y allá. También es recomendable Grandia, centrado en el viaje de nuestro protagonista Justin que sueña con convertirse en un héroe y tendrá que combatir junto a diversos aliados que encuentra en su aventura contra todo tipo de peligros. Su sistema de combates por turnos usando una barra compartida entre aliados y enemigos que permite cortar ataques si golpeamos a los rivales en el momento justo es muy llamativo, los personajes cuentan con doblaje -al inglés, como todo el juego- y también será posible moverlos por el campo de batalla para evitar ataques en área. Muchas ideas que hoy en día usan RPGs actuales.

Una de las principales obras de Tri-Ace es este título que nos hacía controlar a Lenneth, una valquiria que busca reclutar einherjar, humanos que puedan luchar junto a las huestes de Odín contra los Valar, en la gran batalla del Ragnarok o fin del mundo. Esta ambientación nórdica forma parte principal de la trama, de forma que tendremos que sacrificar compañeros de nuestro grupo para cumplir los designios del líder de los dioses.

Dividido en capítulos, en cada uno de ellos tendremos un número de acciones limitadas que tendremos que usar para buscar potenciales einherjar y explorar diversas localizaciones donde podremos reclutarlos o potenciar a nuestro grupo. En los diversos escenarios tendremos que movernos en 2D, resolviendo puzles y luchando contra monstruos en batallas donde asignaremos a cada uno de nuestros aliados a un botón concreto, de forma que tendremos que temporizar sus ataques para combinar el daño de los mismos. Es un sistema complejo y tremendamente original que muchos proyectos más actuales están tratando de recuperar, lo que demuestra lo mucho que marcó este excelente título que también está disponible en PSP.

También de Tri-Ace tenemos en PlayStation las segunda entrega de la saga Star Ocean, que quizás no sea la mejor de la franquicia, pero puede resultar un ARPG muy llamativo por su ambientación espacial. Si preferís a su prácticamente hermana Tales of, con ambientación de fantasía medieval, la consola de Sony recibió Tales of Eternia y Tales of Destiny, que quizás no sean los más queridos de la franquicia y resulten excesivamente clásicos hoy en día, pero merecen la pena si os gusta la saga. En caso de que busquéis algo más original dentro del subgénero de los ARPGs, Legend of Legaia destacaba por la forma en la que configurábamos cada golpe.

Entramos en el sector más experimental del género, bordeando el debate de lo que es o no un RPG en algunos casos. Parasite Eve es, sin duda, uno de los grandes títulos de una PlayStation donde destacaron Survival Horrors como Resident Evil, Dino Crisis o Alone in the Dark, apostando por una combinación entre juego de acción y terror con RPG, de forma que deberemos esquivar los ataques de los enemigos por el escenario mientras preparamos nuestros ataques que pueden ser disparos con diferentes armas o conjuros.

Con una trama que se sitúa en Nueva York, la agente Aya Brea se verá envuelta en un suceso que pone en peligro a toda la ciudad y revela el uso de un misterioso agente que puede provocar mutaciones en diversas personas o animales. En su recorrido podremos hacer que nuestra protagonista mejore sus estadísticas, logre nuevo equipo y munición o desarrolle sus capacidades únicas. Su segunda entrega seguirá contando con Aya, quien forma parte de una división del FBI para tratar de suprimir el uso de la mitocondria que muta a las personas y que podría sembrar el caos si se extendiese Eso sí, quizás se pierden demasiados elementos roleros en esta secuela.

Si buscáis otras propuestas que combinen RPG con historias de terror, Koudelka es también un Survival Horror en su exploración pero con combates aleatorios que se desarrollan por turnos en un escenario dividido en casillas donde lucharemos junto a nuestros compañeros contra los monstruos que han tomado una antigua mansión. La consola de Sony también recibió un port del mítico Diablo -bastante mejorable- y tres entregas del Dungeon Crawler/ARPG de From Software, King's Field, si bien sólo la segunda y tercera entrega llegaron a occidente y no es que sean precisamente obras maestras. Si preferís colaboración, Blaze & Blade es un colorido Diablo-Like con muchas clases disponibles que se puede jugar hasta con tres amigos usando el multitap, pero fuera parte de esa opción la verdad es que es un juego muy pobre.

Alundra tiene que ser una de las mayores oportunidades perdidas de la industria de los videojuegos, ya que su título original nos propuso un título que no le andaba la la zaga a la serie The Legend of Zelda hasta la llegada del mítico Ocarina of Time, con unas mazmorras interesantes, muchos puzles complejos, obtención de objetos necesarios para llegar a nuevas localizaciones y avanzar en la trama...

¡Y vaya historia! Nuestro héroe Alundra sufre un naufragio junto a una aldea que se encuentra en peligro por la amenaza de unas pesadillas que torturan a sus habitantes, para lo que la habilidad de nuestro héroe que le permite entrar en los sueños será clave, ya que puede intentar luchar contra los monstruos oníricos. Sin embargo, muchos habitantes dudarán de nuestros poderes y considerarán que nosotros podremos ser la causa de las pesadillas, creando un entorno hostil realmente único donde no siempre todo saldrá a pedir de boca. Es un juego que, a la mínima que os guste The Legend of Zelda, deberíais probar y que, lamentablemente, se echó a perder por su infame segunda entrega, Alundra 2, que no tiene nada que ver ni en trama ni en desarrollo.

Claro, si consideramos a Alundra como RPG, eso nos haría tener que incluir al mítico Castlevania: Symphony of the Night, un título clave para el concepto de los Metroidvania como estilo en el que controlábamos a Alucard y Richter para intentar derrotar a Drácula, con multitud de equipo disponible, habilidades ocultas por el castillo que nos permitirán llegar a nuevas zonas y puntos de experiencia por derrotar a los enemigos con los que subir de nivel y mejorar nuestras capacidades. Otras propuestas que se podrían incluir entre los RPGs de PlayStation serían Digimon World, donde tendremos que localizar a diferentes criaturas del mundo digital y llevarlas de vuelta a la Ciudad File para abrir el camino que nos permita derrotar al enemigo que ha causado el caos en la zona. Con un sistema de evolución basada en el tiempo y sus estadísticas de combate, nuestro compañero digimon funcionará de forma similar a un Tamagotchi, por lo que nos deberemos preocupar por su educación, alimentación, descanso y vejiga, sabiendo que tras varios días del juego éste se morirá y tendremos que criar a una nueva criatura. Digimon World 2003, por su parte, simplemente resultaba un RPG por turnos en el que llevábamos un grupo con tres criaturas que podían digievolucionar de diferente forma que podíamos mantener, de forma que podíamos formar un equipo ideal de criaturas nivel Definitivo en un título donde el farmeo era excesivo para avanzar en una trama donde debíamos romper el bloqueo que atrapa a las personas en el mundo digital.


Sería posible seguir citando RPGs como Thousand Arms, Guardian's Crusade, Rhapsody: A Musical Adventure, Granstream Saga... pero la calidad de estas propuestas es ya mucho más discutible. Al fin y al cabo, en este largo repaso hemos cubierto una gran cantidad de títulos que ofrecieron multitud de horas de diversión a toda una generación de jugadores y que todavía merecen la pena hoy en día. Como hemos ido comentando, muchos cuentan con adaptaciones a sistemas actuales que resultan mucho más accesibles, así que si tenéis ganas de descubrir cómo fue esta època en la que los RPGs definitivamente tocaron el corazón del gran público occidental, dadle una oportunidad a estos juegos.

1 comentario:

  1. Que buenos son los rpg de Playstation. A la fecha me los sigo pasando algunos pendientes.

    Como por ejemplo Suikoden 2, que me lo pasé apenas el año pasado y jamás lo había probado. O Xenogears, que me lo pasé en 2017.

    No importa que salgan grandes juegos de rol como Persona 5 o los Xenoblade, todos los de la generación 32-bits me parecen atemporales y los sigo rejugando algunos de cuando en cuando.

    ResponderEliminar