martes, 25 de junio de 2019

Los mejores RPGs de PlayStation 2

Si PlayStation se considera como el sistema que inició la gran edad de oro del género RPG en occidente, PlayStation 2 se debería tratar como la que consolidó esa época, con un catálogo que expandió múltiples sagas que ya habían nacido en generaciones anteriores y donde nacieron o se renovaron muchas otras.

Muchas grandes series prácticamente llegaron a su cénit en esta generación, hundidas en el salto a los siguientes sistemas donde el gran paso necesario en el apartado técnico y la necesidad cada vez más creciente de pensar en el público mundial y no solo el japonés hizo muchísimo daño a multitud de estudios, incapaces de encontrar una evolución correcta en sus sagas o mucho más pendientes de los réditos económicos que, en más de una franquicia, distaban de ser los más adecuados.

Tenemos multitud de RPGs que comentar en esta entrada, tantos que evidentemente no podremos incluirlos todos -tampoco es el objetivo- y algunos tendrán más espacio que otros. Al fin y al cabo, todos tenemos nuestros juegos nicho que nos enamoraron por unas razones personales más allá que unos criterios mucho más generales, que es lo que buscamos aquí. No os quedéis sólo con las imágenes en grandes y leed bien cada reseña, porque vamos a resumir bastante y comentaremos varios títulos bajo cada cabecera, sin necesidad de colocar una nueva imagen en cada caso concreto. Y ya, sin más explicaciones, empecemos con el gran repaso:

La saga Final Fantasy experimentó uno de sus cambios más importantes en esta generación, arrastrada por la fusión entre Square y Enix que provocó la salida de Hironobu Sakaguchi de la franquicia a la que él le había estado dando forma. Final Fantasy X fue considerado como su visión para el futuro de la saga, en una inolvidable peregrinación con un sistema de juego que combina a la perfección el gigantesco tablero de esferas con la flexibilidad de los cambios de nuestro grupo, todavía con combate por turnos parados.

Esa historia se continuó, probablemente de forma innecesaria, en Final Fantasy X-2, que sin embargo exploraba aspectos muy interesantes, como la adaptación de un mundo y los héroes del mismo a una época de paz y descubrimiento, donde todos debían encontrar su nuevo camino. Más allá de las poses y las canciones pop, esta entrega también supuso contar con uno de los sistemas de combate más divertidos de toda la serie, rápido, flexible, con cambios de trabajos variados y un camino hacia el 100% que nos permitía observar diferentes finales.

En el caso de Final Fantasy XII, vivimos la revolución inconclusa de Yasumi Matsuno hasta que se le agotó el tiempo y la salud, resultando un título muy amplio que, lamentablemente, perdió la oportunidad de profundizar en demasía en el mismo por las prisas para acabarlo. El sistema de combate, con uno de los mejores -si no el mejor- métodos para organizar las acciones de nuestros personajes sin necesidad de manejarlos manualmente, hacía que pudiésemos planificar de antemano cada combate y sólo nos obligaba a participar para corregir los imprevistos. 

Quizás el único "problema" de este trío es que ha sido relanzado al completo en sistemas actuales, con nuevos elementos que no salieron de Japón en su día o que ayudan a afrontarlos de forma más ligera (como el acelerador de batallas). Técnicamente no hay ninguna razón para jugarlos en PlayStation 2 en lugar de en sus versiones Remaster o The Zodiac Age, lo cual no quita que los recordemos como de los mejores del género para el sistema de Sony.

Otro cambio crucial de una saga en esta generación se produjo con los Persona, que pasaron de ser el spin-off de Shin Megami Tensei con estudiantes de instituto a tener su propia identidad e impacto, añadiendo a la fórmula una trama donde nuestros protagonistas debían llevar una doble vida de estudiantes normales y combatientes en una dimensión alternativa. Mejorar nuestras capacidades interpersonales o tener citas con diferentes personajes para conocer sus problemas y ayudarles a superarlos se volvía un aspecto más en el que desarrollar la trama o nuestras capacidades en combate.

Con entornos generados aleatoriamente y enemigos visibles por el mapeado, debíamos combatir en un sistema por turnos en el que las debilidades elementales tenían una importancia capital y nuestro protagonista era el único que podía fusionar e intercambiarse de persona o espíritu que luchaba a su lado y le otorgaba diferentes cualidades. Ambos en inglés, la fórmula está más pulida en Persona 4, donde debíamos resolver una serie de asesinatos que se producía en la región de Inaba; pero algunos prefieren ese toque más oscuro de Persona 3, donde debíamos investigar el Tartarus, origen de la "Dark Hour", una hora extra en la que todos los humanos quedan confinados -sin saberlo- en ataúdes salvo en casos concretos, que dejaba a humanos indefensos a merced de unas sombras monstruosas que les hacían perder la cordura si son derrotados.

Eso sí, al igual que con los Final Fantasy estos títulos cuentan con mejores versiones en otros sistemasPersona 3 resultaba un engorro por la incapacidad de manejar a nuestros aliados y el epílogo que ofrece Persona 3 FES no es precisamente bueno, por lo que la pérdida de los entornos en 3D para movernos por los escenarios de la ciudad es un pago minúculo en comparación de las muchas mejoras de Persona 3 Portable (PSP): manejar manualmente a los aliados e incorporar una ruta con avatar femenino que cambiaba las relaciones con muchos personajes.  En Persona 4: The Golden (Vita) ganábamos muchos nuevos eventos, temas musicales, opciones en combate y hasta algo de más nivel visual, por lo que normalmente también la consideramos como mejor opción. No obstante, ambos títulos debutaron originalmente en PlayStation 2, de ahí a incluirlos en esta lista.

Pero la saga de la que surgieron los Persona también creció en diferentes vertientes en PlayStation 2. De Shin Megami Tensei recibimos una tercera entrega que se recuerda por su dificultad, las fusiones de demonios, las diferentes rutas alternativas relacionadas con los diversos alineamientos clásicos de la serie (Ley, Caos y Neutral), su interesante trama en la que hace un cameo Dante, de la serie Devil May Cry, y las mejoras del sistema de combate ofreciendo turnos extra por acertar con las debilidades de los oponentes (algo que también se puede usar en nuestra contra, explotando nuestras debilidades), que se convirtió en un elemento pivotal de la saga desde su presentación. Por supuesto, todos los Shin Megami Tensei sólo están disponibles en inglés y muchos ni siquiera llegaron oficialmente a Europa.

La saga avanzó un poco más en la exploración de una trama más profunda a través de diferentes personajes con la sub-serie Digital Devil Saga, dividida en dos juegos que siguen la historia de Serph, líder del grupo Embryon, una de las seis bandas que luchan por el poder en unas tierras devastadas y que han visto como sus miembros se han convertido en demonios sedientos de sangre. La llegada de la amnésica Sera, cuyo canto puede calmar y ayudar a controlar este demonio interior se vuelve crucial para una batalla que nos llevará a luchar contra el poder establecido hasta niveles divinos. Encuentros aleatorios, combates por turnos, personajes que podemos mejorar a nuestro gusto en lugar de recurrir a fusiones de demonios, elevada dificultad... merecen bastante la pena si os gusta la franquicia.

Y, finalmente, tenemos a los ARPG de Raidou Kuzunoha, un investigador policial del Japón previo a la II Guerra Mundial que se verá envuelto en dos casos (dos juegos) independientes donde deberá reclutar demonios para que luchen a su lado al más puro estilo Tales of y, así, resolver la situación. Ciertamente, salvo para los muy fans de la serie que quieran probar cómo exploran el sistema de acción desde Atlus, no se pueden considerar como títulos realmente sólidos ante la gran competencia que tiene PlayStation 2 en este estilo.

En Europa sabíamos de la existencia de la saga Dragon Quest a través de las noticias que nos llegaban desde América y Japón, pero nunca habíamos recibido un título numérico de la franquicia. Todo cambió con la fusión de Square Enix, que nos permitió recibir esta octava entrega y completamente traducida a nuestro idioma, en una épica aventura con diseños de Akira Toriyama (Dr. Slump y Dragon Ball) donde acompañábamos a un joven soldado que buscaba librar de una maldición a su reino.

A través de este periplo encontrábamos a nuevos compañeros que nos acompañarán para descubrir que la maldición tiene un origen mucho más peligroso para todo el mundo de lo que imaginábamos, por lo que debíamos explorar la gigantesca región y combatir contra decenas de criaturas en un sistema clásico de encuentros aleatorios y combates por turnos donde cada personaje tenía sus propias cualidades que mejoraban subiendo de nivel, si bien también podremos personalizarlos definiendo sus especialidades en diferentes ramas de talentos. Con una duración que supera tranquilamente las 60 horas y retos opcionales tanto a lo largo de nuestra aventura (casinos, captura y coliseo de monstruos...) como tras la batalla final, este título es una joya para los amantes del JRPG más clásico.

Sobre otras revisiones, contamos con una adaptación a móviles que es un poco más tosca en su control y no ofrece un buen rendimiento, pero la entrega para Nintendo 3DS simplemente reduce un poco el nivel visual a cambio de ofrecernos nuevos elementos y una historia extendida en la que se nos llegan a unir dos nuevos personajes. Técnicamente, esa sería la mejor opción, pero si preferís la trama original tal y cual era, con un apartado técnico algo más llamativo, siempre tendréis esta versión de PlayStation 2.

La saga Kingdom Hearts nació en PlayStation 2 para descubrirnos la perfecta unión entre los conceptos de Square Enix y Disney. En la primera entrega conocíamos a Sora, un niño soñador que pierde a sus mejores amigos ante un desconocido villano y acaba en un mundo distinto, donde se consolida como usuario de la llave espada, un arma para luchar contra los sincorazón y abrir caminos a otros mundos. Junto a Donald y Goofy, el trío recorrerá diferentes universos de películas Disney (Alicia en el País de las Maravillas, Aladdin, Peter Pan...) ayudando a resolver sus problemas, derrotando a los grandes enemigos de sus tramas. Con un lucido apartado visual para el sistema, un sistema de combate tipo ARPG donde cobra gran importancia la verticalidad y algunos mundos que cuentan con cualidades únicas para su exploración o combate, la traducción al español completaba una aventura imprescindible para los usuarios de la consola.

Esta épica aventura sobre la importancia de la amistad se continuará en Chains of Memories, una entrega originalmente exclusiva de Game Boy Advance que, además, se juega de forma distinta, otorgando naipes de diferente valor de nuestra baraja a cada ataque propio o de los enemigos. Eventualmente, ese título (con contenido extra) fue adaptado a PlayStation 2 en la versión Re: Chains of Memories, pero no fue localizado en Europa.

Finalmente, recibimos a la segunda entrega, que avanzaba con la trama de Sora y desarrollaba aún más a la Organización XIII, un grupo de carismáticos villanos que tenían sus propios objetivos con nuevas criaturas llamadas incorpóreos. Esta secuela pulía aún más el combate y añadía interesantes elementos de Quick Time Events donde pulsar los botones adecuados en el momento justo nos suponía una gran ventaja en las batallas. Además, llegó a estar doblado a nuestro idioma.

Eso sí, como todos sabéis estos títulos han sido compilados y mejorados en PlayStation 4, por lo que la mejor opción para jugarlos en la actualidad sería adquirir el pack que incluye todas las entregas (The Story So Far) necesarias para dar el salto a Kingdom Hearts III, que hemos recibido este mismo año.

PlayStation 2 también nos descubrió la capacidad para crecer y evolucionar de dos estudios nipones realmente interesantes como tri-Ace y Level-5. Los primeros decidieron seguir desarrollando sus sagas, como con la precuela del genial Valkyrie Profile en Silmeria (2006/07), que mantuvo buena parte del núcleo jugable del título original con un renovado aspecto visual y una trama que revuelve en la dualidad Silmeria (una valquiria encargada de reclutar guerreros valerosos para la eventual batalla del Ragnarok o fin del mundo) y Alicia, princesa de Dipan, en la que la valquiria reside y despierta sus poderes, creando un conflicto para ambas ya que descubren que se prepara una guerra entre los dioses y Midgard y sólo ellas la pueden evitar. Una trama apasionante (en español), grandes personajes que descubrir, el divertido sistema de combate donde tenemos que ejecutar combos temporizando los ataques de nuestros personajes y una dificultad realmente alta completan uno de esos RPGs que nos ofrecerán en igual medida pasión y sufrimiento.

También resultaba altamente original Radiata Stories (2005, nunca localizado oficialmente en Europa), un título en el que podíamos reclutar a cientos de NPCs para nuestro grupo hablando con ellos, realizando misiones o retándolos a un combate. Con un ciclo de día y noche o dos tramas alternativas dependiendo de una gran decisión a mediados del juego, este Action RPG quizás sólo peque de falta de complejidad más allá de sus puntos originales, pero merece la pena echarle un vistazo. En cuanto a Star Ocean III: Till the End of Time (2004) podemos estar fácilmente ante la mejor entrega de la saga Star Ocean, presentando una trama con grandes sorpresas que comienza con el joven Fayt viendo como la gran nave espacial-resort de vacaciones en la que se encuentra es atacada por unos piratas y eso le hace caer en un mundo poco desarrollado tecnológicamente. El título ofrece un sistema de combate en tiempo real realmente interesante, variedad de personajes que reclutar, un sistema de fabricación de objetos, minijuegos, secretos, retos opcionales... es una auténtica maravilla que, no obstante, sólo nos llegó en inglés y, hoy en día, es posible jugarlo en PlayStation 4, lo que lo hace más accesible en sistemas actuales.

En cuanto a Level-5, la compañía realizó tres ARPGs para PlayStation 2. Dark Cloud (2000/01) se desarrollaba en mazmorras generadas proceduralmente donde debíamos derrotar a enemigos y lograr tesoros, sin olvidar hidratarnos bebiendo agua o usando algunos oasis que encontrábamos por la zona. Nuestro objetivo era encontrar los llamados "Atla", que fuera de las mazmorras se convertían en piezas del mundo (casas, personas, árboles...) que usábamos para reconstruir diferentes poblados, arrasados por un malvado genio. Así, debíamos cumplir las peticiones de los NPCs y combatir en un sistema donde las armas eran las que evolucionaban derrotando a los enemigos, pero también podían romperse, lo que obligaba a repararlas si no queríamos perderlas para siempre. Este incómodo sistema se mantuvo en la secuela (con historias no enlazadas) llamada Dark Chronicle (2002/03), si bien en el nuevo título, además de mejorar el apartado visual y reducir la cantidad de personajes disponibles (de seis con habilidades únicas pasamos a dos), también evita que perdamos las armas en caso de que se nos agote su resistencia. Otras buenas incorporaciones de Dark Chronicle fueron más minijuegos, como la pesca o la posibilidad de tomar fotos de los escenarios, lo que nos daba nuevas ideas para elaborar inventos. Aunque son algo toscos y se pueden hacer pesados a la larga, ambos están disponibles en español, por lo que resultan títulos bastante interesantes para los que gusten de Dungeon Crawlers en tiempo real con interesantes mecánicas de reconstrucción de ciudades.

Rogue Galaxy también nos llegó en nuestro idioma y nos invitaba a recorrer un sistema planetario con personajes de distintas razas para revelar un gran misterio que amenaza a toda la región, enfrentando a dos grandes fuerzas del destino. Explorando planetas en diferente desarrollo tecnológico, con un sólido nivel visual cell shading, un sistema de combate interesante que eventualmente se vuelve algo pesado con encuentros aleatorios un tanto repetitivos y la necesidad de unas una pistola rompe-barreras, el título también cuenta con muchas misiones opcionales, minijuegos, forja, una nueva y gigantesca mazmorra sólo accesible tras completar la historia principal... vamos, que si tenías ganas de más, este juego te lo ofrecía.

En PlayStation 2 comprobamos también los problemas de explotar excesivamente una saga de RPGs, como sucedió con los Wild Arms, que en solo cuatro años recibieron tres entregas diferentes y un remake de su título original. Tras esta maratón, la serie quedó cancelada hasta la llegada de Wild Arms: Million Memories en móviles el año 2018, que casi se puede considerar como "su cementerio". 

Cada entrega, además, evolucionaba en sus propios conceptos: en Wild Arms 3 se introduce el sistema de radar para descubrir las localizaciones en el mapamundi y un grupo de protagonistas que pueden usar armas de fuego y habilidades propias para explorar los escenarios, en un ambiente del lejano oeste americano y combates por turnos. Wild Arms 4 introdujo un sistema de hexágonos en el que se dividía el escenario y nos permitía afectar cada punto con distintas habilidades y la quinta entrega profundiza en esto añadiendo también ataques combinados. Las tramas de cada título son también diferentes, aunque se suele considerar que su nivel va descendiendo poco a poco en cada capítulo. Todos nos llegaron en inglés.

En cuanto al remake Wild Arms: Alter Code F, que ni llegó a Europa -y, por tanto, no está traducido oficialmente, al contrario a su versión original de PlayStation- ofrecía una trama más redonda que daba protagonismo a muchos secundarios de la versión original, pero los cambios del título para asemejarlo a las otras entregas de la saga en PlayStation 2 desnaturalizan bastantes el sistema y muchos prefieren el juego original.

Otra saga que se hundió en PlayStation 2 fue Breath of Fire, que con Dragon Quarter (2002/03) revolucionó tantos aspectos de la franquicia que no convenció a los jugadores habituales y resultaba tan especial que no cuadraba con un público más generalista. Es de esos títulos que hay que probar y tener un buen estómago para poder soportarlo, pero puede que con el tiempo no se vea de forma tan infame como lo consideramos en su día. Eso sí, indudablemente "mató a su saga".

Pero hay más sagas de RPGs que se frenaron en esta generación. Las entregas numéricas de Suikoden siguieron adelante a pesar de la marcha de su creador, Yoshitaka Murayama, quien abandonó Konami cuando estaba finalizando la gran tercera entrega de la franquicia, que nos permitía observar y modificar aspectos de la trama a través de tres protagonistas distintos -y algunos puntos de vista secundarios y opcionales-. Su apasionante historia, el tradicional sistema de reclutamiento de hasta 108 personajes, con un elaborado sistema de combate por turnos y encuentros aleatorios donde las runas juegan un papel importante, batallas estratégicas en algunos puntos de la historia o multitud de minijuegos, el único inconveniente de este juego es que no llegó oficialmente a Europa (hasta el port a PlayStation 3 vía PSN) y, por tanto, sólo está disponible en inglés, como el resto de RPGs de esta sección.

Sin su creador, Suikoden IV sufrió un bajonazo importante en el nivel de su trama comparado a entregas previas, mostrándonos una región dividida en islas que debíamos explorar con nuestro gran barco. Las -sencillísimas- batallas marítimas sustituían a los combates estratégicos y buena parte de los 108 personajes reclutables resultan bastante sosos, por lo que esta saga quedó herida de muerte y ni la buena quinta entrega salvó a la franquicia de recibir desde entonces spin-offs de discutible calidad, aunque entretenidos. En la trama de ese quinto título, por cierto, conocíamos las tribulaciones del imperio de Falena, donde su príncipe lidera una revuelta contra su propia madre, que parece haber perdido la cordura. La trama volvía a ser apasionante, el combate recuperaba enteros, teníamos multitud de personajes interesantes que reclutar, regresaban el castillo y los combates estratégicos en determinados momentos de la historia... pero no vendió lo que esperaba Konami. Así de triste se medio cerró esta serie.

En el caso de Grandia, la saga de Game Arts se detuvo en realidad por el lanzamiento de Grandia Online, que requería todos los recursos y atención del estudio. Las entregas que recibimos en PlayStation 2 se juegan de forma similar al título original de PlayStation: combates por turnos con enemigos visibles por el mapeado en el que la distancia entre los combatientes resulta relevante y todos comparten la misma barra de acción, que permite decidir sus acciones una vez lleguen al punto correspondiente. No obstante, cada movimiento tiene un tiempo de ejecución que se marca en una extensión de la barra, de forma que si un personaje (aliado o enemigo) es atacado en ese momento, podrá ver su ataque cancelado. Quizás donde más fallaron estos dos títulos es en la variedad de sus mazmorras o el interés de sus tramas, excesivamente típicas y menos inspiradas. A pesar de ello, resultan realmente sólidos y merecen la pena, aunque sólo cuentan con textos en inglés. PlayStation 2 también recibió un spin-off de esta serie llamado Grandia Xtreme, que flojea todavía más en su argumento y le da toda la importancia a las diversas mazmorras que debíamos explorar.

Además de Kingdom Hearts, PlayStation 2 sirvió como punto de partida a otras sagas de RPGs, algunas de las cuales finalizaron su periplo también en el sistema que las vio nacer. Así sucedió con Xenosaga, la gran serie que Namco había prometido a Monolith Soft tras ver como Squaresoft limitó sus posibilidades en Xenogears. Ideada inicialmente como una gran trama que se contaría a través de seis entregas, el traspiés de Xenosaga Episode II: Jenseits von Gut und Böse (2004/05), precisamente el único que recibimos oficialmente en Europa, obligó a reducir la saga a tres títulos, lo que dio un final un tanto acelerado.

A pesar de ello, la trilogía Xenosaga es realmente brillante, con claras inspiraciones del filósofo Friedrich Nietzsche en un argumento donde el planeta Tierra ha sido destruido y los humanos sobreviven en grandes colonias espaciales, formando una Federación Galáctica con la que buscan la forma de derrotar a la raza alienígena Gnosis, quienes aspiran aniquilar a nuestra raza. La científica Shion y el androide de combate KOS-MOS serán las protagonistas de esta gran trama, donde se revelarán grandes secretos y planes ocultos, explorando aspectos como la humanidad de los androides o el peso de la religión en un futuro espacial.

Con un sistema de encuentros con enemigos visibles en el mapeado y combates por turnos, de los elementos más llamativos de estos títulos será que podremos usar elementos del escenario para obtener ventaja en las batallas, la posibilidad de ejecutar diferentes combinaciones de ataques con efectos dispares, reservar turnos para ejecutar técnicas complejas más adelantes o un elemento determinado "Boost" que garantizará varias acciones extra tanto a aliados como enemigos. También contaremos con la posibilidad de pilotar unos mechas (llamados AGWS) en los que montarnos para cambiar las tornas en un combate, aunque su abuso está muy controlado al mantener entre combates el daño que reciban. Teniendo en cuenta que la saga completa sólo se lanzó en América, estos títulos sólo están disponibles en inglés de forma oficial.

También planteada como una trama repartida en varios juegos, la serie .hack contó con cuatro entregas en PlayStation 2 (.hack//Infection, .hack//Mutation, .hack//Outbreak y .hack//Quarantine), centradas en la trama de Kite y BlackRose, quienes buscaban en el MMORPG The World las causas que llevaron a que su amigo y hermano, respectivamente, quedasen sumidos en un coma. Ciberterrorismo, Inteligencias Artificiales, secretos, un título que va corrompiéndose cada vez más y que nuestro héroe deberá investigar con diferentes jugadores que encuentra en sus partidas, explorando diferentes mazmorras y fortaleciéndose poco a poco, usando su poder para alterar el código de The World. 

Los .hack son ARPGs un tanto toscos centrados en mazmorras donde podremos conocer muchos detalles de nuestros aliados o el mundo exterior a través de correos electrónicos y los foros del juego. Todos disponibles únicamente en inglés, resultan realmente interesantes para los que quieran sumergirse en un título que explora de forma muy interesante la sensación de estar jugando a un MMORPG a pesar de ser completamente offline. Eso sí, están por debajo del nivel de otras obras que hemos comentado hasta ahora, sobre todo porque su evolución entre entregas es muy reducida, ya que fueron diseñadas de forma consecutiva en poco más de un año.

Aunque técnicamente se puede considerar como una saga nacida en PlayStation 2, los Shadow Hearts continúan la trama de Koudelka (PlayStation, 1999), compartiendo elementos básicos con ese título original como la necesidad de temporizar nuestros ataques con el Anillo del Juicio, que se podía alterar de múltiples formas diferentes y, si el jugador prefería eliminarlo, quedaba incapacitado para ejecutar golpes críticos y otras tantas técnicas especiales cruciales para esta aventura. Otro elemento crucial de estos juegos es la existencia de una barra de Cordura junto a las de Salud y Maná, que se va desgastando por permanecer en combate contra los monstruosos enemigos y puede hacer que nuestros personajes enloquezcan y empiecen a usar acciones de forma indiscriminada, contra aliados o enemigos igualmente.

Shadow Hearts y Covenant se centran en la trama de Yuri Hyuga, un armonizador que puede absorber el alma de los monstruos que pueblan el mundo y tomar su forma, quien se ve envuelto en un un gran complot que le llevará a recorrer China y Europa junto a la exorcista Alice Elliot y otros tantos compañeros que conocen en sus viajes. En el segundo título, que continúa curiosamente dando como correcto el "final malo" de Shadow Hearts, la teniente alemán Karin Koenig encontrará a Yuri y, juntos, deberán enfrentarse a una organización de hechiceros que pretende tomar Rusia en plena Primera Guerra Mundial alternativa. En general, ese segundo título se considera mejor que el primero, sobre todo por sus buenas mejoras en diversos aspectos técnicos y jugables.

Son juegos oscuros, complejos y desde luego no aptos para todos los públicos, con textos en inglés y una tercera entrega, From the New World (2005/07) que se quiso separar de los anteriores ofreciendo un tono más luminoso con los nuevos protagonistas, Johnny y Shadia, quienes viven en los Estados Unidos, lo que hizo que el título no funcionase tan bien a pesar de que sus opciones jugables se mantienen e incluso expanden, reforzando especialmente la opción de tomar fotos de los enemigos para revelar sus datos y obtener recompensas.

También debutó en PlayStation 2 la saga Disgaea, presentándonos al divertido y exigente (sobre todo si queríamos superar los mayores retos opcionales del juego) RPG Estratégico por casillas desarrollado en un mundo dominado por demonios y sus grandes líderes (Overlords). En el título original conocíamos a Laharl, hijo del rey Krichevskoy, que tras su fallecimiento ha dejado un vacío de poder en el infierno que nuestro príncipe deberá arreglar convirtiéndose en el nuevo Overlord junto a su "vasalla" Etna. Podremos reclutar a multitud de personajes tanto por trama como creándolos nosotros mismos, contando con multitud de clases disponibles para elegir y un sistema de discípulo y maestro que nos permite aprender habilidades de otras clases. Será posible solicitar mejoras de las tiendas o cambiar la dificultad del juego en un consejo que puede denegar nuestra petición y obligarnos a forzar nuestra propuesta derrotando a esos poderosos demonios, cada objeto se podrá mejorar superando diversos pisos generados proceduralmente, existe un elaborado sistema de paneles que reportan afectos especiales y que podremos alterar de muchas formas...

En los Disgaea (PlayStation 2 recibió los dos primeros) podremos alcanzar el nivel 9999 y acercarnos a ese número puede ser importante para lograr acceder a ciertos finales opcionales, con un claro toque de humor y parodia que no dejará a nadie indiferente. Están sólo disponibles en inglés y seguramente sea mejor lanzarnos a sus revisiones más actuales, Disgaea 1 Complete (PS4/Switch, 2018) y las versiones para PSP o PC -que no está demasiado bien pulida- de Disgaea 2. Si queréis más SRPGs del estudio aunque con historias independientes y sistemas un tanto menos sólidos, PlayStation 2 también recibió a Phantom Brave, La Pucelle: TacticsMakai Kingdom: Chronicles of the Sacred Tome y Soul Nomad & the World Eaters, todos bastante inferiores a los Disgaea.

En caso de que busqués separaros de este estilo, otro RPG con toques estratégicos sería Arc the Lad: Crepúsculo de las Almas (2003/04), el único título que recibimos de esta saga en Europa (¡traducido y doblado al español!) que combinaba combates por turnos en un mapeado amplio donde la movilidad y los ataques a distancia eran importantes. Su argumento, observado desde el punto de vista de dos jóvenes pertenecientes a grupos enfrentados, resulta interesante pese a sus limitaciones y queda en ese segundo o tercer escalón que puede dar unas buenas horas de entretenimiento, pero difícilmente llegará a más.

PlayStation 2 recibió buenas adaptaciones de sagas conocidas y grandes ARPGs que recuerdan con cariño muchos jugadores. A pesar de sus cambios de estudios encargados, la trilogía de La Comunidad del Anillo, Las Dos Torres y, sobre todo, El Retorno del Rey nos dejó buenos juegos de acción que nos permitían vivir las batallas de las películas, ofreciendo un estilo Hack & Slash en tercera persona, con diferentes personajes que podrían ejecutar diferentes técnicas y contaban con características propias que podíamos mejorar a la vez que subían de nivel. ¡Además los juegos contaban con un modo multijugador cooperativo! La saga abandonó la acción en La Tercera Edad, que abrazaba combates por turnos con mecánicas muy similares a Final Fantasy X y encuentros aleatorios. En este título, controlábamos a un grupo que seguía a la Comunidad del Anillo y que realiza diversas misiones para ayudarles en su odisea. Ciertamente no añadía mucho a la trama conocida y estos nuevos protagonistas eran bastante sosos, pero el sistema funcionaba y el modo alternativo que nos invitaba a luchar combates frente a los héroes controlando a los monstruos era bastante curioso. Además, todos estos títulos fueron traducidos a nuestro idioma.

Otras adaptaciones interesantes que recibió esta consola fueron las de Marvel Ultimate Alliance (2006), un Beat'em Up/RPG en el que podíamos manejar a diferentes héroes de la franquicia (algunos menos en esta versión, por lo que es recomendable jugarla en sistemas más actuales) y enfrentarnos a una gran alianza de villanos. Con más de 20 héroes disponibles, el título recibió una nueva entrega en el año 2009 que también llegó a PlayStation 2. Similar en términos jugables pero centrado en los héroes de X-Men, tenemos también dos entregas de la saga X-Men Legends, donde nuestro grupo de héroes deberá derrotar primero a Magneto y luego a Apocalipsis en unas divertidas batallas repletas de acción.

Si preferís el estilo Diablo-Like, con diferentes clases a escoger o escenarios y objetos generados de forma procedural, PlayStation 2 también recibió dos títulos de la serie Champions of Norrath, que no pasan de ser entretenidos, sobre todo si los juegas con amigos. Otra opción son los Baldur's Gate: Dark Alliance, también con dos entregas, que simplificaron la complejidad de esta saga para ofrecer un ARPG con diferentes protagonistas con cualidades propias que debíamos dominar para superar los diversos retos que nos íbamos encontrando.

Otro descubrimiento de esta generación fue Vanillaware, un pequeño estudio nipón con un diseño artístico realmente reconocible que primero llamó la atención con el título estratégico GrimGrimoire y, eventualmente, pegó el pelotazo con Odin Sphere, un ARPG en 2D ambientado en la mitología nórdica donde íbamos saltando entre protagonistas para revelar una gran trama de traiciones y grupos oscuros que resulta realmente maravillosa.

Visualmente espectacular, el título se hace algo duro en muchos momentos y requerirá un gran dominio de nuestras habilidades combativas para lograr la mejor recompensa por superar cada fase. Resulta crucial en este título su interesante sistema de recolección de unas partículas del escenario y que encontramos en seres vivos llamadas Phozons, que podremos usar para cultivar frutas que mejoren nuestras características. También podremos crear objetos a través de la alquimia. Eso sí, al igual que otros títulos comentados en esta entrada, Odin Sphere cuenta con una versión muy superior con muchos nuevos elementos añadidos llamada Odin Sphere: Leifthrasir (PS3/PS4/Vita, 2016) que es mucho más recomendable y también está disponible en español.

Si buscáis una trama más oscura, caótica y, ¿para qué negarlo? Con un variado sistema de combate que es pobre en casi todas sus facetas, PlayStation 2 recibió los dos primeros títulos de la serie Drakengard, que exploran elementos muy interesantes gracias a la visión de su creador, Yoko Taro, quien  es hoy en día mucho más adorado por el gran trabajo que se realizó para completar una maravilla como NieR: Automata (PC/PS4/XB1, 2017), cuya trama surge lejanamente de algunos de los finales de los Drakengard. Aún así, ni por esas os recomendamos demasiado que probéis estos títulos salvo que podáis perdonar sus muchos problemas técnicos y jugables. Eso sí, sus tramas son realmente únicas.

Y vamos cerrando ya este extenso repaso citando al gran Tales of the Abyss, uno de los más queridos de la franquicia a pesar de contar con el que probablemente sea el protagonista más odioso de toda la serie, algo que explora de forma muy interesante la trama del título. Por lo demás, es una versión intermedia entre el sistema de Tales of Symphonia y Tales of Vesperia en su apartado jugable, ofreciendo mucha más libertad de movimientos que Symphonia pero resultando todavía bastante tosco. Además, en el juego cobran gran importancia los Fonones, círculos en el suelo cargados de energía elemental que permitían realizar nuevas técnicas y conjuros. En Europa la única forma de jugarlo de forma oficial es mediante la versión de Nintendo 3DS, que redujo su apartado visual para caber en la portátil y no tuvo más cambios excesivamente relevantes. PlayStation 2 también recibió Tales of Rebirth, Tales of Legendia e incluso, exclusiva de Japón, su propia versión de Tales of Symphonia, pero en términos generales se consideran bastante inferiores a Abyss.

Son ahora mucho más reconocibles los títulos de la serie Atelier, con un estilo marcado que no se parece demasiado a los juegos que recibió PlayStation 2, que en occidente tuvimos que esperar a Atelier Iris: Eternal Mana (2004/06), The Azoth of Destiny (2005/06) y Grand Phantasm (2006/07). Estos juegos fueron evolucionando cada vez más a un sistema de dos protagonistas (chico y chica) entre los que podíamos intercambiarnos, que tenían que ir realizando misiones de exploración por el entorno y fabricar objetos con alquimia para contar con mejores opciones en los combates, que se realizan en un clásico sistema de encuentros aleatorios y turnos. Aunque hay una relación un poco más directa entre los dos primeros Iris, estos títulos se pueden jugar casi de forma independiente, de forma que observaremos la simplificación de elementos y la cada vez más clara orientación a misiones que se consolidó en los Mana Khemia (dos entregas). Están disponibles en inglés (como toda la saga Atelier) y son especialmente recomendables para los que quieren comprobar de dónde surgió el estilo actual de la franquicia, ya que podemos observar los pequeños pasos que cada título fue dando hacia la fórmula actual. Eso sí, son bastante arcaicos en comparación y quedarían en un segundo o tercer escalón frente a los mejores RPGs de la consola. Los fans de Gust también pueden explorar los dos primeros títulos de la saga Ar Tonelico en este sistema, que no tuvo tanto impacto como los Atelier, pero explora una interesante trama con personajes recurrentes sobre el poder del lenguaje original, cuenta con un sistema de combate por turnos similar al de los Atelier y su exploración de los escenarios resulta entretenida, con acciones propias de cada personaje que permiten interactuar con determinados elementos del decorado.

Los aficionados a la saga Ys de Nihon Falcom seguramente os recomendarían Ys: Arc of Napishtim, que cuentan con traducción en español en PlayStation 2 (aunque seguramente sea mejor jugar a sus versiones para PC o PSP), existen fans enamorados del llamativo diseño de Musashi: Samurai Legend, el ARPG de Square Enix. Hay quien recordará Shining Force Neo, que Neverland convirtió en un ARPG a pesar de que los Force eran tradicionalmente estratégicos... pero ya sería escarbar muy profundo tras los muchos y muy buenos RPGs de Acción que ya hemos comentado.

En definitiva, PlayStation 2 tuvo un catálogo de RPGs realmente envidiable, tan amplio que buena parte de sus títulos cuentan con adaptaciones a sistemas actuales porque merecía la pena volver a hacerlos accesibles, ya que con un pequeño repunte visual muchos de estos títulos conservan aún parte de su frescura o son pivotales para la evolución de sus franquicias.

Sin más, no nos queda más que pedir perdón por si nos hemos comido algún RPG que recordáis con cariño (al fin y al cabo es un repaso, no una lista completa) y que esperamos que os haya gustado esta entrada, que se nos ha extendido más de lo que nos hubiese gustado. ¿Cuáles serían para vosotros los mejores RPGs de PlayStation 2?

6 comentarios:

  1. Madre mía pedazo recopilación y pedazo consola para jugar RPGs. Sería difícil quedarse con uno sólo, aunque quizás mi favorito sea Persona 4.

    ResponderEliminar
  2. Valkyrie Profile 2 Silmeria está en castellano.

    ResponderEliminar
  3. Mi Top 10:

    1. Radiata Stories
    2. Final Fantasy X
    3. Shadow Hearts Covenant
    4. Grandia 2
    5. Suikoden III
    6. Tales of the Abyss
    7. Eternal Poison
    8. Tales of Legendia
    9. Marvel Ultimate Alliance
    10. Baldur's Gate Dark Alliance

    ResponderEliminar
  4. Dragon Quest VIII. No hay palabras para describir la grandeza de esa obra magna.

    ResponderEliminar
  5. Mi consola favorita, en rpg hay hasta para aburrir en cantidad, calidad y diversidad. aun Faltándome muchos importantes por jugar como los suikoden o valkire profile 2 entre muchos otros comparto mi top 10:
    1-final fantasy X
    2-rogue galaxy
    3-final fantasy Xll
    4-dragon quest Vlll
    5-dark cloud 2
    6-grandia lll
    7-tales of the abyss
    8-grandia ll
    9-front mission 4
    10-front mission 5 scars of war

    ResponderEliminar