viernes, 17 de enero de 2020

[Análisis] Fell Seal: Arbiter's Mark

Hace un par de años escribimos sobre el peso que todavía seguía teniendo Final Fantasy Tactics para el género RPG y, en particular, su variante estratégica (para la que usamos las siglas SRPG). Ese título de Yasumi Matsuno fue y es uno de los pilares de esta clase de juegos sobre todo por su magnífica forma de configurar una obra donde los jugadores podían elegir realmente qué tipo de estrategia querían llevar a cabo a través de una ingente variedad de opciones de personalización para cada unidad.

Gracias a la combinación del sistema de trabajos de Final Fantasy V con sus ideas de diseño complejo y adulto, el título sigue siendo sorprendentemente elaborado incluso para los estándares actuales, tanto que se puede hacer duro para muchos jugadores. A pesar de resultar un claro referente para múltiples SRPGs posteriores, ninguno se atrevió a remedar todo lo que planteó ese juego, salvo las dos entregas de Final Fantasy Tactics Advance y A2, cuyos propios creadores reconocieron tener problemas para lograr equilibrarlos al mismo nivel que Matsuno era capaz. Square Enix decidió dejar esta franquicia en barbecho precisamente por esas dudas sobre capacidad de sus equipos, tiempo de desarrollo necesario y posible rentabilidad, por lo que generalmente sólo nos quedaba soñar en un futuro donde esta saga fuese recuperada, de alguna forma.

jueves, 16 de enero de 2020

[Análisis] Super Crush K.O.

Los juegos de Plataformas y Lucha (Beat’em up) de estilo 2D viven una época dorada gracias a las desarrolladoras independientes, donde estos juegos conviven con la gran explosión de los Metroidvania. Cuando las principales compañías se han agarrado a los 3D y mundo abierto como bandera, estos pequeños estudios han devuelto el amor por los 2D, pixels y el diseño artístico sobre el potencial técnico. El resultado ha sido que los jugadores nos hemos encontrado con una vuelta de esa clase de obras que triunfaban en los noventa, pero con mucha mayor frescura, variedad y un gran éxito entre crítica y público que renuevan o mejoran esos clásicos que triunfaron entonces.

Y así, Vertex Pop nos aporta su granito de arena en este mundillo con Super Crush K.O., un juego que destaca positivamente por su jugabilidad y que mezcla muy satisfactoriamente los géneros de plataformas y lucha, quedando un proyecto con altas dosis de frenética acción realmente divertida que no deberías dejar pasar si te gusta este tipo de juegos.

Con un estilo artístico muy característico, haciendo uso de una paleta de tonalidades tipo pastel durante toda la aventura, Super Crush K.O. nos presenta brevemente a nuestra protagonista y la que será la villana a derrotar, la cual ha robado nuestro gato para darle muchos más mimos de los que tú le podrás dar nunca. De esta manera, deberemos embarcarnos en una aventura de 22 niveles de unos 10-15 minutos cada uno para derrotar a innumerables enemigos que intentarán interponerse entre nosotros y ese gato secuestrado, incluyendo algunos jefes en la forma de robots gigantes.

miércoles, 15 de enero de 2020

La evolución del minijuego: del Blade al Vantage Masters

El uso de minijuegos es algo extremadamente común en el género RPG y, en el caso de sagas con un amplio desarrollo, podemos encontrar infinidad de ejemplos y estilos dispares con los que han querido diversificar o experimentar. Sin embargo, en esta entrada nos queremos centrar en la franquicia Trails y más concretamente en los Trails of Cold Steel. La serie de Nihon Falcom ha incluído el clásico minijuego de pesca desde sus inicios, modificando diferentes aspectos entre entrega y entrega, pero con los Cold Steel decidieron diseñar un nuevo minijuego que fuera trasversal a la aventura.

Así surgió el Blade, un minijuego de cartas relativamente simple que podemos jugar con nuestros compañeros de clase en esos periodos de cada capítulo donde estamos simplemente en mitad de un viaje (por tren o nave voladora) o relajados. Aunque lo conozcamos especialmente por los Trails of Cold Steel, el Blade surgió en un veterano juego de Nihon Falcom: Brandish VT (PC/NEC, 1996), cuarta entrega de una de sus múltiples series de ARPG con poca influencia en occidente. Y, de hecho, también fue usado en otro juego más reciente del estudio como Tokyo Xanadu (Vita/PS4/PC, 2015/17).

Sin embargo, en Trails of Cold Steel III el Blade es descartado para dar entrada al Vantage Masters, de nuevo heredado de otro juego de Nihon Falcom (Vantage Master, desarrollado para PC y PSP en el 1997) pero en lugar de tratarse de un SRPG éste cambia a una especie de juego de cartas coleccionables con las que combatimos en un tablero.

lunes, 13 de enero de 2020

Destino RPG Golden - Nuestras mejores entradas del 2019

Sólo nos quedaba una cuenta pendiente para cerrar el año 2019 y era este repaso de nuestras mejores entradas del 2019, un año en el que hemos decidido modificar un poco nuestro ritmo de publicación ya que, simplemente, se estaba volviendo demasiado estresante y los miembros de nuestro staff no pueden asumir esta capacidad creativa mientras que tienen que atender asuntos familiares y laborales.

Por ello, cambiamos un poco nuestra forma de trabajar para diversificar un poco más nuestras opciones: en Twitter, realizamos un hilo donde todos colaborábamos para decidir cómo se iba a desarrollar una ciudad a lo largo de los años usando Cities: Skylines. La ciudad de Norende se tuvo que detener en los años 60 porque esa partida tenía tantos mods y edificios realizados por la comunidad que prácticamente resultaba imposible jugarlo en el ordenador donde estaba alojada. Quizás más adelante podamos recuperarla.

También quisimos revitalizar nuestros canales de Twitch y YouTube, realizando varios directos semanales en los que enseñar algunos de los juegos que analizábamos o que queríamos que vieseis en movimiento para comprender un poco mejor cómo eran realmente. Otra decisión para contar con nuevas publicaciones fue recuperar algunas de nuestras viejas entradas para darles un lavado de cara y, así, ampliar o modificar su contenido para que  estén mucho mejor adaptadas a los tiempos actuales.