lunes, 20 de mayo de 2019

Lords of the Fallen 2 cambia de manos

Lords of the Fallen /PC/PS4/XB1, 2014 - Móviles, 2017) fue uno de los primeros títulos de "estilo Dark Souls" que se lanzó en exclusiva para la nueva generación de consolas. Propiedad del estudio polaco CI Games, fundado con miembros que se habían marchado de CD Projekt (The Witcher), contaron con Deck13 Interactive (que tres años después desarrollaron The Surge) para finalizar un título que, desde luego, no será recordado por su gran nivel -ronda los 70 puntos de media para la crítica- pero sí tuvo un rendimiento importante de cara al gran público, superando el millón de unidades vendidas.

Esto invitó a CI Games a intentar desarrollar una secuela, pero desarrollada de forma interna. Lamentablemente, tras el batacazo del estudio con Sniper Ghost Warrior 3 (PC/PS4/XB1, 2017), en el que malgastaron infinidad de recursos para desarrollar su mundo abierto, el director de la compañía decidió reducir costes para ese nuevo proyecto y, el año pasado, firmaron un acuerdo con el pequeño Defiant Studios (no confundir con Defiant Developments, creadores de Hand of Fate), que había sido fundado por antiguos miembros de Avalanche Studios (Just Cause).

Parecía que el título volvía a la vida, dándole completa libertad creativa a Defiant Studios para que el proyecto se adaptase a un entorno muy diferente al que tuvo su primera entrega... hasta hace unos días, cuando CI Games anunciaba la cancelación del acuerdo y la recuperación del juego para ser desarrollado de forma interna de nuevo.

domingo, 19 de mayo de 2019

Repaso semanal: del 13 al 19 de mayo del 2019

Realmente intensos estos últimos días en lo que a noticias del género RPG nos referimos. Compañías como Square Enix celebraban por una parte que NieR: Automata ha logrado vender cuatro millones de unidades mientras que, por la otra, cerraba el Studio Istolia, cancelando con esa decisión su proyecto Project Prelude Rune -en la imagen de portada-, en una clara muestra de sus profundos cambios internos en Japón.

Para estudios más pequeños, conocimos que Virgo Versus the Zodiac llegará a PC este otoño, el ARPG de caza multijugador gratuito Dauntless estará disponible en PlayStation 4, Xbox One y Epic Store el próximo 21 de mayo. Un poco más adelante, la versión de Acquire del legendario Wizardry, titulada Wizardry: Labyrinth of Lost Souls, llegará a PC el próximo 29 de mayo. Unos días después, también podremos disfrutar en PC de SteamWorld Quest: Hand of the Gilgamech, que está disponible en Switch desde el mes pasado. También, aunque ya se intuía, el ARPG de FuRyu Crystar llegará a PlayStation el próximo 30 de agosto en Europa. El 27 de ese mismo mes lo tendremos disponible para PlayStation 4 en América y PC.

En Japón, Rune Factory 5 (Switch) no llegará antes de abril del 2020, Omega Labyrinth Life llegará el próximo 1 de agosto a Switch y -censurado- a PlayStation 4, Medabots S: Unlimited Nova estará disponible en móviles entre otoño e invierno, el MMORPG gratuito Closers llegará a PlayStation 4 el próximo 22 de mayo, Yo-Kai Watch 4 (Switch) se retrasa un par de semanas al 20 de junio, el SRPG Pirates 7 llegará  Switch próximamente y el larguísimo Is It Wrong to Try to Pick Up Girls in a Dungeon? Infinite Combate (PS4/Vita) se queda sin marco de lanzamiento claro en Japón.

sábado, 18 de mayo de 2019

Nippon Ichi vuelve a estar en problemas

El abismo de la quiebra no es ajeno a muchas desarrolladoras japonesas. Nextech (Soleil), Agatsuma Entertainment (Code of Princess), Imageepoch (Luminous Arc), Hudson Soft (Bomberman), Neverland (Rune Factory)... son algunos ejemplos de estudios que no pudieron sobreponerse a sus problemas económicos. Atlus, Square Enix, Sega, Konami o la propia Nippon Ichi tuvieron también serios problemas económicos en los últimos diez años, pero lograron superarlos con "estrategias defensivas" y apoyo económico puntual o de mayor calado, que todavía cargan hoy en día (Atlus es subsidiaria de Sega, al fin y al cabo).

En el caso de la compañía de la saga Disgaea, los malos resultados de A Witch's Tale, Phantom Brave: We Meet Again y Disgaea 2 en PSP, pusieron al estudio en un serio aprieto que solventó el lanzamiento de Disgaea 4 (PS3, 2011). De hecho, el propio presidente de la compañía bromeó -o eso dijo después- con la posibilidad de que, en caso de que Disgaea 5 (PS4, 2015) tuviese un mal resultado en ventas, la compañía podría haberse hundido. Es decir, puede haber algo de verdad en la broma de la comunidad donde Nippon Ichi sobrevive hasta que está al borde del abismo económico y tiene que lanzar un Disgaea. De hecho, ya comentamos en su día el peligro en que se situaban con la quinta entrega que, por fortuna, funcionó muy bien.

¿Pero qué les ha llevado a estar arrinconados de esta forma, viéndose obligados a entregar un warrant al grupo Daiwa Securities para poder pagarle a sus empleados? Vamos a analizar algunas razones:

viernes, 17 de mayo de 2019

Esas mecánicas desesperantes en los RPGs

Hace un par de años escribimos sobre algunas misiones muy comunes en el género RPG y que resultaban terriblemente diseñadas por multitud de aspectos, a pesar de lo cual no dejaban de aparecer en nuevos títulos porque se consideraban como muy simbólicas del estilo o, simplemente, el equipo de desarrollo no pensó en nuevos tipor de tareas a realizar.

Este problema de reiteración de errores en la que estudio tras estudio acaba cayendo y provoca la desesperación de los jugadores sólo con vernos venir lo que nos espera no es algo exclusivo del diseño de misiones. Hay mecánicas completas integradas en muchos títulos que están pobremente diseñadas, que resaltan en los mismos como si fuesen garfios en la mano perdida de un pirata, preparados para dañar la experiencia del jugador porque, simplemente, el equipo de desarrollo pensó que era buena idea integrarlas sin el debido cuidado.

Podríamos aportar infinidad de ejemplos que aparecen incluso en obras maravillosas, sin llegar a dañarlas en exceso, pero que muchos jugadores recuerdan (o, mejor, tratan de olvidar) porque resultaban todo un incordio en  juegos que brillaban en el resto de sus aspectos. Simplemente, están ahí, nadie sabe muy bien por qué, a pesar de que muchas veces se ha comentado que a la mayoría les disgustan.

Por supuesto, nos encantaría leer algunas otras propuestas que se os ocurran para esta lista recurrente de infamias, pero nuestros cinco ejemplos serían los siguientes: