viernes, 23 de octubre de 2020

[Análisis] Trails of Cold Steel IV


Hay títulos que resultan complicados de calibrar, pero pocos llegan al extremo de Trails of Cold Steel IV, la cuarta entrega de una subsaga que, en su plano global, ya alcanza los nueve capítulos (y ya existe un décimo en Japón) que nos han llevado desde Liberl a Crossbell y Erebonia, diferentes regiones del mismo mundo, Zemuria, al que vamos conociendo más y más conforme avanzamos en estos juegos de trama conjunta y un cuidado extremo en la construcción de su propio universo.

Originalmente, este título obtuvo el sobrenombre de "The End of Saga", lo que no solo implica que se cierra el gran arco de Erebonia, la región más amplia que exploramos en la serie Trails, también completamos el camino de su protagonista, Rean Schwarzer, que en esta última etapa avanza junto a los acontecimientos del resto del mundo, lo que tiene multitud de implicaciones. Para comenzar este juego no sólo se necesita obligatoriamente completar los Cold Steel anteriores y especialmente Trails of Cold Steel III, al que continúa tras pasar sólo unos pocos días: los sucesos que se muestran en los arcos de Liberl y Cossbell son re-explorados en este último capítulo, haciendo que, como mínimo, tengamos que conocer sus tramas aunque sea de forma superficial.

Este es el gran cierre de multitud de acontecimientos y situaciones construidos en títulos previos, la gran "etapa reina" de un largo camino de cientos de horas de recorrido y que, como no podría ser de otra forma, no va a ser un simple paseo en su momento final:

miércoles, 21 de octubre de 2020

[Análisis] Ys Origins

Mientras compañías niponas como tri-Ace o Level-5 han ido perdiendo presencia en el panorama internacional de forma progresiva estos años, Nihon Falcom ha ido experimentando un proceso inverso, pasando de ser un estudio muy veterano y casi de escena independiente a ser la desarrolladora de dos de las sagas de RPGs que más interés han levantado en nuestras regiones estos últimos años: Trails e Ys. Además, ambas en estilos muy dispares, ya que la primera resulta una franquicia de combate por turnos clásicos donde el gran esfuerzo se centra en la construcción de un mundo y una trama desarrollada a lo largo de múltiples títulos, mientras que la segunda se trata de una serie de RPGs de Acción situadas en diferentes regiones del mismo mundo y, generalmente, compartiendo a un mismo protagonista que suele perder sus recuerdos entre capítulos.

Precisamente, fue Ys la que tuvo un mayor peso en la entrada de Falcom a occidente en tiempos actuales, devolviéndonos ediciones actualizadas de sus clásicos a PSP y, eventualmente, dado el éxito conseguido, lanzando nuevos capítulos para esta franquicia que tuvo que pasar por malos momentos. Este Ys Origins es, precisamente, uno de los de "nueva escuela", desarrollado en el año 2006 para PC, aunque no lo vimos en occidente occidente hasta el año 2012, a partir del cual fueron lanzándose sucesivos ports a diferentes sistemas hasta llegar a la versión de Switch, que es la que vamos a utilizar para este análisis.

lunes, 19 de octubre de 2020

Los juegos populares


Uno de los aspectos más destacables de la comunidad de jugadores es su adaptabilidad y capacidad para saltar a distintos juegos dependiendo de la popularidad de los mismos. Es un aspecto inmutable y que, evidentemente, cada vez más depende de los grandes creadores de contenido, quienes son capaces de crear o empujar determinadas tendencias sólo a través del boca a boca, ya que incluso entre ellos existen grandes líneas de seguimiento y comunidad que mimetizan gustos concretos, expandiendo entre sus respectivas comunidades esa sensación de que cierto juego es el popular del momento.

Precisamente, estos últimos meses estamos viendo unas de las más fulgurantes sucesiones entre ese "juego del momento", que nos han llevado de un Fall Guys arrasando en número de jugadores y manteniéndose más de un mes como el más vendido o descargado en sus respectivas plataformas, a un Among Us que superó el millón y medio de jugadores concurrentes y destrozaba números en Discord para usar su chat de voz... y ahora estamos chocando con un Genshin Impact que prácticamente todos han probado o con un Phasmophobia que se va a convertir en el juego principal de este periodo de Halloween. Unas tendencias globales que se lo comen todo y que arrastran a comunidades de jugadores, memes o creadores de contenido que no están atados a ciertos títulos o estilos concretos. Y en este 2020 está siendo toda una montaña rusa:

domingo, 18 de octubre de 2020

Repaso semanal: del 12 al 18 de octubre del 2020


Está empezando a pesar este largo 2020 marcado por la pandemia mundial del COVID-19, que está llevando a varios estudios al límite. Casos como el de Cyberpunk 2077 para CD Projekt se están llevando adelante con una presión de trabajo sencillamente infernal para sus desarrolladores, mientras que otros han tenido que recurrir a los retrasos. Solo esta semana, Axiom Verge 2, Cris Tales y Digimon Survive han anunciado su retraso al 2021, dejando claro que la presión está siendo extrema cuando ya no es posible mantener un ritmo de producción conjunta en estudios como era antes de esta situación.

No obstante, todavía hay muchos que pueden seguir adelante sin excesivos problemas: el ARPG chino Xuan-Yuan Sword VII llegará a PC este 29 de octubre; el Diablo-like Torchlight III estará disponible en Switch el 22 de octubre y, si preferís acción, Oceanhorn 2: Knights of the Lost Realm - Golden Edition llegará a la consola de Nintendo el 28 de este mes. En caso de que prefiráis tener una versión física de dos clásicos del género, Switch recibirá Final Fantasy VII + Final Fantasy VIII Remastered Twin Pack el 4 de diciembre y, ojo, que hay rumores muy serios de Mass Effect Trilogy, que llegaría a PC, PlayStation 4 y Xbox One "próximamente". Ya confirmados para el año que viene nos llegará títulos como el SRPG Star Renegades en Switch y PlayStation 4 el 25 de febrero y Atelier Ryza 2: Lost Legends & the Secret Fairy, que recibiremos en PC, PlayStation 4, PlayStation 5 y Switch el 26 de enero. Hay estudios que están manteniendo su ritmo con o sin COVID.