lunes, 19 de mayo de 2014

No apto para todos los públicos - Primera edición - Resonance of Fate.


Buenas a tod@s y bienvenid@s a una nueva sección no-regular de Destino RPG (¿Alguna lo es?) llamada "No apto para todos los públicos" en la que comentaremos algunos de esos títulos que pueden resultar realmente interesantes y que aportan elementos muy novedosos o frescos al género... Pero que resultan demasiado diferentes y, por lo tanto, no son juegos que se podrían recomendar a cualquier jugador. De ahí viene el nombre de la sección, no tanto por la temática para adultos.

En esta primera entrada vamos a hablar de Resonance of Fate, un RPG desarrollado por tri-Ace y distribuido por Sega que llegó a PlayStation 3 y Xbox 360 durante el año 2010. Con traducción -textos- en español y un aspecto visual bastante llamativo, intentando hacer primar la espectacularidad, el título rozó el millón de unidades vendidas entre las dos consolas y alcanzó unas notas ligeramente por encima de los 70 puntos para la crítica. Es decir, normalmente se consideraría uno de esos "RPGs de segunda fila" y, bueno, técnicamente es así, pero la verdad es que su impacto está cimentado en dos factores principales: Es MUY raro y altamente editable.

Además, es un juego que puede resultar realmente divertido, así que se entiende perfectamente eso de que haya tanta gente que lo mira y no sabe de qué demonios va el juego, mientras que otros muchos lo tienen adorado como uno de sus RPGs favoritos de la generación.



Resonance of Fate tiene uno de los sistemas más particulares de los que puedo recordar en el género RPG. En general, se podría decir que estamos ante un juego orientado en misiones y capítulos. En cada capítulo, el trío de protagonistas recibirá una misión que, generalmente, nos hará tener que desplazarnos hacia alguna zona (Ya hablaremos del mapa, que tiene su cosa) y completar alguna mazmorra poblada de enemigos en la que nos espera un jefe al final.


Cada capítulo se compone de una introducción, en la que los protagonistas comentan la misión que han recibido y en la que podemos observar lo que se trama desde las altas esferas de Basel (Los protagonistas son meros cazarrecompensas, así que la historia importante para el mundo es la que se cuenta en estas secciones y no trata sobre ellos). Tras esa introducción, empezaremos en nuestra guarida, con una ciudad a nuestra disposición (Hay varias que podremos visitar al avanzar en el juego) en la que poder hablar con los diferentes NPCs (Nos contarán detalles interesantes para nuestra misión o incluso servirán para desarrollar más la historia del mundo que nos rodea), recibir alguna misión opcional y mejorar nuestro equipo.

Equipo que está decidido por las armas que llevamos, que están repartidas en 3-4: Pistolas (Rápidas y potentes, centradas en daño directo pero con pequeños cargadores), Metralletas (Muy rápidas, con cargadores largos pero potencia muy reducida, centradas en debilitar las armaduras de los enemigos para causar daños directos con pistolas o granadas), granadas (Letales, pero difíciles de manejar) y objetos de curación/balas especiales. Cada personaje podrá llevar dos estilos de armas a la vez, aunque como lograr nuevas armas en el juego no es algo muy sencillo, en un principio lo normal es que cada personaje lleve un estilo diferente y se le permita usar objetos.

El nivel de los personajes vendrá definido por la combinación de los niveles de domino de cada arma del juego, así que aunque a mayor domino, mejor es el personaje con cada arma, lo recomendable es ir alternando los estilos entre personajes para ganar niveles de una forma más efectiva. Un personaje de nivel 30 que sólo usa Metralletas no será mejor que uno de nivel 50 que domine Pistolas y Granadas.

Las metralletas y pistolas se podrán mejorar con miras, cargadores, cañones, miras en cañones, cargadores con miras, cargadores con cargadores... Un espectáculo de imposibilidades que no se refleja en el apartado visual, pero nos deja una especie de mini-juego tipo Tetris muy divertido:


Da miedo, ¿eh?

Una vez en combate el sistema que se suele usar es el siguiente: Con el personaje que use la metralleta, se traza una linea con la que le mandas sobre los enemigos para dispararles continuamente y, así, subirles la barra de daño superficial. Contra más cerca estemos del enemigo, más rápido recargaremos, así que saltar también puede venir bien en caso de que queramos dañar sus armaduras superiores o laterales. Además, en caso de que haya un enemigo volando tras algún ataque, saltar por encima suya y dispararle desde esa posición nos permitirá lanzarle contra el suelo y hacerle un destrozo.

Una vez ese personaje llega a su destino, será el turno de los enemigos, que lanzarán una/s ráfagas de disparos que suelen causar daño superficial (Es decir, no quitan vida). Los más grandes se podrán mover hacia nosotros, así que pueden obligar a movernos por otros caminos para no acabar chocando contra ellos y malgastar un turno.

Con el segundo personaje, se suele buscar cruzar su camino por la linea trazada por el primero, buscando rematar a los enemigos que tienen mucho daño superficial (La mayoría caen de un simple disparo de pistola, ya que todo el daño superficial se puede transformar el directo si las armaduras enemigas han quedado hechas polvos tras nuestra primera "pasada") y, tras eso, le toca el turno al tercer personaje, con el que se busca usar el "Ataque Resonance" que consiste en dibujar un triángulo entre las posiciones de cada uno de los personajes (Por eso se buscan cruzar los caminos trazados) de forma que los tres se moverán a la vez atacando de forma conjunta al enemigo/s que quede vivo. Con ese ataque, salvo que haya muchos enemigos o cometas algún fallo (Te choques con algún elemento del mapeado/enemigo) se suele dar por finiquitado el combate.


El vídeo lo explica de una forma muy básica y en inglés, pero os puede servir para daros cuenta que aunque visualmente parezca un sistema extremadamente raro, en realidad es bastante más simple de lo que parece, dentro de las posibilidades que ofrece.

Además, los combates suelen ser rapidillos, ya que cada ataque consume dos de las tres "barras de héroe" que sólo se recargan si cruzas por un trazado por el que pasó otro personaje o si matas a un enemigo. Si se te acaban, entras en "estado crítico", en el cual sólo podrás huir del enemigo y todo el daño que sufras será directo. Si añadimos la cosa de que si un personaje muere, será Game Over, esto nos hace que tengamos que planificar bien los movimientos iniciales en lugar de lanzarnos a lo loco a disparar a los malos.

Es decir, que si estás acostumbrad@ a una experiencia de juego más... "directa", tendrás que cambiar mucho tu filosofía en este Resonance of Fate. O puede que, simplemente, no sea un juego apto para ti.

Hasta el moverse por el mapa será raro: Éste está dividido en casillas hexagonales y tendrás que usar unas "unidades energéticas" para romperlos y poder pasar. Las unidades tienen una forma fija (En L, U, V...), por lo que tendrás que rotarlas para intentar abrirte hueco lo mejor que puedas. Más adelante lograremos más unidades energéticas de otros colores y formas con las que intentar abrir todos los hexágonos de cada mapa y, así, poder localizar cofres de tesoros u zonas ocultas.

Al igual que pasaba con los caminos de Final Fantasy VIII, ir por zonas seguras nos evitará tener que entablar combates, pero avanzar por zonas peligrosas nos puede provocar entrar en combates aleatorios, como en casi cualquier otro JRPG.

(Recuerdo que el juego está disponible en español, estas imágenes las he pillado por comodidad)

Otros elementos de este sistema incluyen mazmorras especialmente peligrosas, opcionales y con jugosas recompensas, un Coliseo/Arena en el que combatir para ganar premios (Que tendremos que repetir hasta la saciedad si queremos lograr el 100% de los Logros/Trofeos) y, sobre todo, uno de los factores de personalización más sorprendentes del género.

TODO el aspecto de cada uno de nuestros protagonistas puede ser modificado con cazadoras, vestidos, camisetas, pantalones, cinturones, zapatos, gafas, lentillas, gorros y hasta el color del pelo, con tintes que te encuentres por el mapa, en los cofres comentados o bien, que compres en la boutique del pueblo. No vale para nada ya que no afecta a las estadísticas, pero mola y hace que "perdamos" mucho tiempo probando combinaciones para dejarlos lo más guapos/ridículos posible.



Un mundo dominado por las máquinas ha obligado a la humanidad a exiliarse en una gigantesca torre de engranajes donde, contra más arriba, mejor situado estás. El sistema religioso-político que controla esta torre está empezando a tambalearse por el paso del tiempo y hay dudas entre sus líderes...

Pero todo eso no nos importa, ya que nuestros protagonistas: Vashyron, un veterano cazarrecompensas; Zephyr, un chico con pinta de emo y Leanne, "la chica del grupo", solo son unos cazarrecompensas que se preocupan por su supervivencia realizando misiones, a priori, de poca importancia.

Esta dualidad a la hora de enfocar la historia resulta realmente interesante, ya que no seremos los héroes salvadores del mundo, sólo unas "marionetas" en las manos de los nobles que guardan un pasado MUY interesante que se nos irá revelando con el paso del tiempo, complementándose con los comentarios de los distintos NPCs del juego.


El vídeo anterior es un buen ejemplo de lo que nos espera: Escenas más o menos cómicas en las que se nos presenta a los protagonistas al comienzo de la misión o aceptando lo que les piden los nobles, hasta que completemos la misión y veamos el epílogo del capítulo.

Desde luego, no es la forma más típica de contarnos una historia y, de hecho, habrá que prestar mucha atención y hablar mucho con los NPCs para comprenderlo todo y empezar a hacer nuestras propias teoría sobre cómo pasó eso, quién hizo qué o tal. Es de estos títulos en los que no nos lo dan todo mascado.


Que un juego de hace cuatro años ya nos permitiera usar el doblaje inglés o japonés nos demuestra que hay compañías que saben lo que le gusta a sus fans... Y hablo de tri-Ace. xD Personalmente, creo que el doblaje al inglés es bastante correcto, no tenemos voces que suenan raras y, aunque no tengan tanta personalidad como las voces niponas, resultan bastante aceptables.

En cuanto al apartado sonoro:


... Combina temas épicos con otros más de acompañamiento que no desagradan y quedan bastante bien.

No es un juego que tenga una BSO "top", pero teniendo en cuenta que en el 90% del combate estaremos escuchando tiros y ruidos de indicadores, la verdad es que tampoco hace falta mucho más. Es bastante correcta.


Los gráficos cumplen. Ya está. Estamos ante un juego de hace 4 años, no hay que olvidarlo y se pueden observar dientes de sierra, moldeados pobres en escenarios y ciertos enemigos, ciertos detalles de framerate... Pero, en general, tampoco es que sean desagradables.

En las escenas de vídeo todo se ve bastante más cuidado y, sobre todo, reflejan la personalización de nuestros protagonistas que ya comentamos, así que también hay que darle mérito a este aspecto, que sacar esto:


En un vídeo donde se supone que estamos tratando temas serios, es algo bastante único. xD

Para los que estáis acostumbrados a la serie Tales of, esto es un paso más, ya que no solo hablamos de complementos, es que podemos cambiarlo casi todo y jugar con ello a nuestro gusto.


Teniendo en cuenta que es un título con un sistema tan raro, es normal que sea considerado difícil porque muchos pueden avanzar sin saber bien lo que están haciendo y acabar superados en niveles por enemigos más avanzados.

No obstante, hay que decir que lo verdaderamente duro del juego está en ciertos jefes/situaciones concretas, pero si conocemos el sistema y nos movemos bien, casi todo se puede superar con cabeza y un nivel adecuado. Sobre todo en la parte final el juego se complica, pero como también tendremos más experiencia y mejores armas/dominio de granadas/balas especiales, el reto es aceptable. Además, como las posiciones importan tanto, es posible que una misión imposible nos resulte sencilla al repetirla la segunda vez. El "factor suerte" está bastante presente en el título y esto hace que difícilmente nos desesperemos tras alguna derrota.

El título, además, ofrece hasta 11 niveles distintos de dificultad, si bien la mayoría se desbloquean en subsiguientes Partidas+, de modo que si quieres que el juego siempre te ofrezca retos nuevos, no te vas a aburrir.



Entre 40 y 60 horas la historia principal y unas 80-100 para conseguir todos los Logros/Trofeos (Maldito coliseo y sus "gana cada combate 10 veces") hacen que estemos ante un juego que realmente te puede tener ocupad@ bastante tiempo.

Las posibilidades de exploración, misiones secundarias, cumplir ciertos logros (Como el de matarte con tu propia granada) y la propia dificultad/duración del título hacen que sea difícil cansarse siempre que te estés divirtiendo con lo que estés haciendo y lo juegues con la mente abierta, tratando de descubrir todas las posibilidades que tiene su sistema.

Sinceramente, no es un título que se haga largo/pesado o que acabe resultando corto (Ya hemos comentado lo de la Partida+ y los distintos modos de dificultad) lo cual es un equilibrio que muchos RPGs no logran encontrar.



Resonance of Fate es un ejemplo básico de este tipo de RPGs que, a primera vista, resultan tan diferentes del estándar del género que muchos deciden obviarlo porque piensan que "no lo comprenden".

Y se puede comprender, ya que hemos comentado que muchos aspectos de este título son completamente atípicos para el género, con su sistema de combate a base de movimientos, disparos con distintas armas de fuego, formaciones y volteretas; una historia en la que los protagonistas no son los grandes héroes y conocemos a base de pequeñas perlas e interpretaciones personales; un sistema de evolución y mejora totalmente excéntrico; personalización absoluta del aspecto de nuestros personajes...

Si buscas un RPG al uso, Resonance of Fate debería ser un título a obviar, directamente. Ahora, si quieres probar algo diferente y fresco, con muchas posibilidades que descubres mientras avanzas o una historia completamente diferente a lo habitual del género, deberías intentar hacerte con este título.

No es muy fácil de encontrar hoy en día, pero todavía aparece por tiendas de segunda mano y páginas de venta online, así que puede que no sea para todos los públicos, pero sí que puede ser para ti. ;)

7 comentarios:

  1. Hasta ahora mi único platino en PS3 que conseguí fue en este juego. Me encantó por alejarse del sistema de combate típico de los RPGs de antaño, que si te acuerdas, ya no me gustan demasiado xD.

    Mucha razón con la frase ''Resonance of Fate es un ejemplo básico de este tipo de RPGs que, a primera vista, resultan tan diferentes del estándar del género que muchos deciden obviarlo porque piensan que "no lo comprenden".'' Tiene mucha miga porque yo intenté empezarlo a jugar una tarde este juego. Después de 3 combates y del tutorial hecho tuve que dejarlo porque no tenía ni puta idea de jugar. Lo dejé olvidado en la estantería.

    Un día aburrido de jugar las mismas cosas de siempre ya muy repetitivas, intenté darle otra oportunidad al juego. Cuando le pillé el truco fue un no parar de lo aditivo que resultaban los combates y esa manera de mejorar las armas junto a las vestimentas, y por supuesto una trama compleja y muy ambientalista.

    Eso sí, el ataque resonance nunca me hizo falta para derrotar a ningún enemigo. Iba algo chetado respecto algunos jefes. Los que más me costaron fueron los dos primeros, especialmente el primero, que sufrí por falta de habilidad y el escaso armamento. Puto jefe de fuego. Como le odio...

    Y la mazmorra seecreta esa una risa cuando tienes ya todo subido al 100. Aunque solo lo jugué en nivel normal... Tendre que probarlo en otro modo de dificultad para probar la verdadera dificultad de este juego :3

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este juego me gustó mucho y como dice Adell sin ser Top, tiene muchas cosas buenas y fue un soplo de aire fresco. Me gustó mucho el sistema de combate, la sociedad decadente que presentan y el mundo en sí. También me encanta el video de intro con la pelea entre los dos chicos (por decirlo de alguna manera jeje), es genial. Es un juego que creo que podría tener continuación donde el sistema de combate tiene mucho margen de mejora, aunque estando en manos de Sega... ay Sega, qué haces con los rpgs que tienes!

      Nota: No me puedo creer Adell y Darijo (lo supongo por el trofeo platino) que os terminarais el coliseo, yo llegué a pensar que era infinito xD

      Eliminar
    2. El problema no es pasarse el Coliseo. El problema es ganar 10 veces cada uno de los combates del Coliseo para pillar el 100% de Logros o el Platino. Es un coñazo importante. xD

      Eliminar
    3. Tampoco se me hizo tan pesado porque el sistema de juego acompañaba a que disfrutaras cada pelea, y mientras tenías que hacer otras cosillas para conseguir los otros trofeos, no era tan desesperante. Acompañado de una cierta regularidad yendo a veces por allí, es posible XD.

      Eso sí, hacerte todos los combates del coliseo de una tacada ya en el último capítulo de RoF es horriblemente tedioso.

      Eliminar
  2. A mí este juego me gustó muchísimo y me lo hice al 100% pese al coñazo del coliseo. A sabiendas de que es un juego bastante raro, ¿alguien podría recomendarme algún título similar para cualquier plataforma? Vaya por delante que no he jugado apenas los demás títulos de tri-Ace por lo que si se parecen en algo también podrían valer como recomendación. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En siguientes "No apto para todos los públicos" seguramente saldrán más títulos de tri-Ace, que es especialista en estos estilos únicos. La cosa es que Resonance of Fate no se parece a ninguno de sus otros juegos o los de otras compañías, así que es difícil poder recomendarte algo medianamente parecido sin que sea un "a mi me gustó también...". ^^u

      NieR, que comentó Jorgetrola el mes pasado, también entraría dentro de esta categoría de "juego raro que te puede encandilar". http://destino-rpg.blogspot.com.es/2014/04/experiencias-roleras-jorgetrola-nos.html

      Eliminar
  3. Salvo el coñazo que supone pasarte al 100% el Coliseo este se trata de uno de mis RPGs favoritos de la pasada generación. Japoneses diría que entre mis 3 favoritos.
    Una pena que tri-Ace se haya estado dedicando a desarrollar las secuelas de Final Fantasy XIII, siempre ha sido de mis estudios más queridos

    ResponderEliminar