martes, 17 de diciembre de 2019

Los RPGs de la década

Aunque el concepto de cuando empieza y termina una década daría para un debate que, de hecho, ni tendría discusión usando los criterios oficiales, por mera comodidad vamos a considerarla como el periodo comprendido entre los años 2010 y 2019 para este repaso de lo que nos han dejado los últimos diez años en el género RPG. Ciertamente, ha sido un periodo extenso en el que hemos vivido el paso de dos generaciones de consolas, donde han nacido, caído y reforzado diferentes compañías o incluso sagas.

Hemos visto el asentamiento de los parches para corregir errores, DLCs o métodos de pago para jugar online en nuestras consolas. El PC se ha consolidado como un sistema demasiado global que no es tan fácil de obviar. Los juegos independientes se han convertido en la punta de lanza de la creatividad en esta industria. Japón ha caído y se ha levantado, comprendiendo que necesitan del público occidental. Los métodos de suscripción, juegos como servicio o plataformas en streaming son una realidad. Otros proyectos, como los sensores de movimientos o la Realidad Virtual, siguen ahí, pero sin llegar al gran público.

También hemos visto cómo se ha desarrollado el propio género en múltiples aspectos, con la expansión del mundo abierto, la narrativa emergente, la crítica al sistema clásico, se han consolidado los Soulslike y los RPGs de cartas, los Dungeon Crawlers se han puesto de moda, el Roguelike ha explotado especialmente entre los estudios independientes naciendo la idea "Roguelite", los MMORPGs se han comprimido y ya sólo dos mantienes el sistema de cuotas mensuales... ha sido una década intensa que, por supuesto, nos ha dejado muchos RPGs que nuestra propia comunidad ha querido recordar:

Nota: Para este repaso hay que tener en cuenta que no hemos querido incluir relanzamientos o remakes y sólo hemos considerado fechas de lanzamiento en occidente.

El título de From Software que se quiso separar del resto de la franquicia Dark Souls. Y lo logró. Hidetaka Miyazaki volvió con fuerza en un nuevo proyecto que anula la existencia de escudos, modifica el concepto de esquiva y crea un ritmo mucho más agresivo. La ambientación al estilo victoriano del S.XIX fue un cambio enorme, rozando el terror con unos entornos y enemigos abominables. Con unos jefes que nos pondrán en un gran aprieto (mención especial para el primero al que nos enfrentamos y los de los DLCs) gracias al elevado daño que todos son capaces de causar, es probablemente el Souls favorito de muchos

Seguramente, Bloodborne es de las mejores exclusivas que Sony logró salvar para PlayStation 4. Debido a su curva de dificultad, especialmente dura en sus inicios y más suave posteriormente, puede ser uno de los títulos más duros para iniciarse en este estilo de juego.

Rabbit Valentine y CarcLoud

Bravely Default es el que juego cambió la impresión de Square Enix sobre la clase de títulos que funcionaban en occidente. Es, seguramente, una obra clave para la evolución del JRPG por turnos, acelerando, automatizando o incluso cancelando las batallas y su dificultad con total libertad, según los criterios del jugador. También revoluciona y hace mucho más ágil el estilo de trabajos de forma considerable, convirtiéndolo en un título con una parte jugable muy entretenida y dada a la experimentación.

Con una Banda Sonora muy memorable y un estilo visual único, el carisma de sus personajes (tanto aliados como villanos) hizo brillar a su historia, aunque en el juego original implica un cierto momento repetitivo que, aunque resulta muy original, cuesta no considerarlo como un error. Bravely Second pierde ese factor de frescura y el desbordante carisma de algunos de sus personajes, pero mejora algunos errores del original, completando un dúo realmente memorable y muy especial para esta página.

Memele y Adell

Cuando el primer Dark Souls llegó al mercado, la idea de que existiese en menos de una década el concepto "Soulslike" parecía una locura. Un punto de inflexión y mejora brutal a Demon's Souls que acabó teniendo su estilo propio. El primer título se puede considerar una obra atemporal, realizada con cariño y cuidado en todos sus apartados, creando un conjunto global maravilloso. El mundo y su historia te llegan al alma la primera vez que lo exploras.

CarcLoud

Si ya me fascinó el juego original a pesar de no ser particularmente aficionado a los RPGs de Acción, Dark Souls II me pareció magnífico de principio a fin. No solo mejora a mi parecer al primer título, es que incluso lo veo superior al tercero. Su trama nos lleva a otros reinos y nuevas leyendas que expanden el universo de los juegos y el cómo se expande la maldición. Su jugabilidad era brillante, ofreciendo multitud de opciones de personalización en construcciones puras, mixtas, centradas en objetos o determinados conjuros... Todavía hoy en día oír la música de Majula me transmite nostalgia.

Zeed74

Dark Souls III es el supuesto culmen de la saga, anulando prácticamente en su totalidad las novedades introducidas en la segunda entrega, exceptuando algunos detalles prácticos. Intenta combinar todos los proyectos previos para crear un cocktail que depura el título original. Apartado por apartado, seguramente es el mejor de toda la franquicia y, probablemente, es el más adaptado a nuevos jugadores. No obstante, los jugadores más veteranos pudieron sentirse un poco decepcionados porque la herencia de Bloodborne hace que se premie especialmente la agresividad extrema por encima de la habilidad personal. Con todo, le he metido muchas horas, y lo he pasado bastante bien. Es bastante más redondo en términos generales que el resto de la saga.

CarcLoud

La idea de recuperar una franquicia legendaria para llevarnos al origen del conflicto entre la humanidad y la tecnología que permitía crear humanos aumentados fue arriesgada, pero la ejecución fue sublime. Con una acertadísima elección de su protagonista (Adam Jensen, un ex-agente aumentado en contra de su voluntad para salvarle la vida), se elaboraba una interesante trama de secretos, mentiras y misiones de todo tipo, donde podíamos jugar de varias formas diferentes: como su se tratase de un puro shooter, como una obra de infiltración que en muchos aspectos supera al mismísimo Metal Gear Solid o un híbrido de ambos. Era sólido en todas sus variantes y sólo quedaba un poco cojo con su planteamiento de las batallas contra grandes jefes, algo solventado en su posterior revisión, lo que lo hace un auténtico titán en la década. Seguramente, resultó un tanto oscurecido por coincidir en el año de lanzamiento con un gigante comercial aún mayor: Skyrim.

Adell

El título que le da nombre a su propio estilo no lo ha tenido fácil en esta década, pero aún así ha conseguido asentarse y brillar hasta convertirse en uno de los grandes referentes del periodo. Su evolución a lo largo de los años ha tenido que descartar varios procesos que estaban planeados (como el PvP o la subasta de objetos con dinero real), lo que también hace que sea uno de los principales ejemplos de cómo la comunidad ha ido reaccionando ante los ciertos tumbos de un equipo creativo. A pesar de todo, Diablo III, junto a sus expansiones, es una obra extremadamente divertida, donde su multijugador cooperativo nos dejará grandes memorias. Un claro referente de lo que ha sido este periodo.

Adell

El juego que originalmente se pensó como el final de la franquicia Digimon y que, por ello, fue hecho con un esfuerzo y cariño. A pesar de su reducido presupuesto, este título logró mantener en pie a esta serie gracias a sus referencias, guiños y detalles de diseño que lo convierten en la evolución natural de todos los proyectos anteriores. Superior a su secuela directa gracias a la frescura de sus ideas, tiene algunos puntos negativos que lo hacen inferior a gran parte de su competencia, pero es un imprescindible para los fans de Digimon.

Marte

La evolución perfecta de un título que, aun siendo notable, podría presentar ciertas carencias, sobre todo en la parte carismática de sus personajes. El segundo Original Sin nos lleva a explorar un mundo enorme, con una gran libertad para enfocar las múltiples situaciones a las que nos enfrentamos, ofreciendo un juego con el decorado que pocos RPGs habían llegado a explorar en este género. Es tremendamente divertido y su ejecución resulta prácticamente perfecta, completando uno de esos juegos que no se deberían dejar pasar.

Adell

Convertir a una saga que se dice tradicional en toda una revolución como esta fue algo único. Ofrecía a los jugadores la posibilidad de crear a su propio grupo con clases intercambiables y fáciles de combinar para vivir una historia prácticamente infinita, gracias a su contenido gratuito constante, que expandía el ya largo juego. Ese método permitía jugar partidas junto a los protagonistas de otros jugadores, controlados por ellos mismos, en uno de los mejores sistemas de multijugador local diseñados en el género de combates por turnos. Probablemente sea el mejor JRPG multijugador de la década y seguro que los miles de japoneses que abarrotaban las plazas para jugarlo juntos estarán de acuerdo conmigo. A nosotros nos llegó en el año 2010, así que por eso entra en esta lista.

Adell

Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido, es la demostración de que el RPG por turnos más básico puede ser divertido incluso en tiempos actuales. Con personajes carismáticos y una trama que guarda interesantes sorpresas, este título es una de las obras cúlmenes de la veterana saga, ofreciendo incluso más contenido en su versión para Nintendo Switch. Uno de esos juegos que enamora completamente a cualquier fan de los JRPGs clásicos, con un gran mundo que explorar, muchos secretos, vehículos, personalización, gran traducción a nuestro idioma... Encantador.

Adell

Después de el exitazo que supuso el regreso de esta franquicia con su tercera entrega, al cambiar enteramente la fórmula de Fallout de un RPG más clásico al estilo Shooter-RPG, dos años después de su lanzamiento Obsidian fue capaz de superar que que parecía imbatible. New Vegas es un título enorme, con infinidad de armas, coleccionables, compañeros y bandos disponibles, elaborando una trama mucho más personal y memorable. Juega de forma brillante con la estética y crea el que se puede considerar como el mejor título de la franquicia por su contenido, carisma, libertad y frescura. También puede ser, perfectamente, el mejor Shooter RPG de la década.

Rabbit Valentine

Final Fantasy XIV es, seguramente, el mayor milagro de la década. La forma en la que se transformó un MMORPG horrible que amenazó la estabilidad de Square Enix y la propia franquicia Final Fantasy y revivió como el que puede ser uno de los mejores -si no el mejor- MMORPG del momento es digna de estudio. Su trama es absolutamente sublime y no está a la zaga de los principales éxitos de la franquicia Final Fantasy. Es variado, dinámico, con multitud de eventos, minijuegos, guiños y unas batallas absolutamente memorables, haciéndolo una propuesta que sostiene millones de jugadores y buena parte de la economía de Square Enix.

Adell

El último Final Fantasy hasta la fecha. El primero con un sistema de combate ARPG puro. El gran proyecto vetusto de Square Enix que pasó por mil cambios hasta acabar siendo algo que poco se parecía a la obra original y que no fue todo lo que pudo haber sido. Por partes, tiene un apartado técnico tan brutal que, si no se juega en PC, no puedes ver todo su potencial, un apartado jugable bastante "típico" dentro del estilo, pero con ciertas formas de combinar golpes y habilidades ciertamente único.

Su Banda Sonora es brutal y su trama es sumamente interesante en su planteamiento, pero lamentablemente su ejecución no es tan pulida. Buena parte de sus mecánicas son mal explicadas, la historia se desarrolla de una forma caótica y sólo se centra en su buen final, con un postgame que merece mucho la pena. Sus DLCs completan bien las carencias de la trama (lo cual hace más criminal que tardasen meses en completarse y cobrasen por ello) e incluso sin los mismos, le puedes dedicar decenas de horas y pasarlo bien, que ya es un logro.

CarcLoud

Fire Emblem Awakening es ese título que logró convertir a una saga moribunda en el éxito actual que conocemos. Llevados al límite, Intelligent System encontró el punto perfecto entre su estilo clásico y su accesibilidad para todo tipo de jugadores, permitiendo deshabilitar la muerte permanente y añadiendo diferentes modos de dificultad a su planteamiento.

Además, nuevos elementos como la posibilidad de conocer mejor y emparejar a los diferentes personajes de nuestro ejército dotaba de mucha más personalidad a cada unidad, añadiendo además la opción de unirlos en la misma casilla para luchar en compañía o aportando flexibilidad para cambiar de clase y combinar diferentes habilidades pasivas. Eso sí, quizás abusa mucho más de los tropos clásicos de las obras de animación. Fue la sublimación del concepto de Fire Emblem y un título prácticamente imprescindible para esta década.
Rabbit Valentine y Adell

Como viene siendo habitual desde Awakening, la saga sigue buscando la forma adecuada en la que asentarse. Three Houses introduce varias novedades que aportan variedad, son interesantes, y espero que no se pierdan con esta entrega. Deciden volver a la versión con múltiples historias, pero sin necesidad de comprar varios juegos como ocurrió en Fates, lo que también ayuda a que cada trama resulte más coherente. El punto donde más cambia este título es en el desarrollo fuera de los combates, donde ya no solo hay escenas de transición, si no que añade elementos para interactuar con los compañeros, el entorno, etc, potenciando más la parte RPG, con toques de Novela Visual. Muchos de sus aspectos tienen que refinarse en el futuro, pero es un enfoque que sólo puede hacer crecer a esta franquicia.

Memele

Horizon: Zero Dawn es el mejor exponente del ARPG en mundo abierto exclusivo de PlayStation 4. Toda una sorpresa por lo bien realizado que está en todos sus aspectos, sobre todo considerando que fue realizado por el equipo encargado de la saga Killzone, que son Shooters. Un título con muy pocas pegas serias, gracias a ofrecer un sistema de combate cómodo, un mundo extenso pero abarcable y con muy pocas zonas vacías. Su estilo artístico completa unos diseños que combinan adecuadamente esa mezcla de pasado y futuro, una Banda Sonora de buen nivel y, sobre todo, una historia muy completa y original. También ofrece un gran peso y profundidad a sus misiones secundarias.

Es de esos juegos que quizás no sea el mejor en ninguno de sus apartados, pero alcanza el notable en todo lo que hace, con una lograda curva de dificultad, una interfaz sublime y, en general un trabajo que completa uno de los ARPGs más completos de los últimos años.

CarcLoud

La trilogía de Mass Effect es una de las más brillantes representaciones de un universo de ciencia ficción de trama original en la industria de los videojuegos. Acompañando al (o la) comandante Shepard, representante de la humanidad en expansión tras descubrir el método de viajar grandes distancias por la galaxia a través de los Relés de Masa, entrando en contacto con diferentes razas alienígenas, las cuales presentan sus propios problemas, disputas y, tras ellas, descubrimos el surgimiento de un peligro mayor. Su combate de Shooter-RPG con coberturas en tercera persona sigue funcionando a las mil maravillas incluso en la actualidad, donde todavía resuenan esos finales tan particulares que tuvieron que ser matizados por la presión de la comunidad. Una maravilla.

Adell

NieR: Automata es uno de mis grandes descubrimientos de la década. Su combate es tan fluído como adictivo, haciendo que disfrutemos del mismo casi sin darnos cuenta. Destaca también con su Banda Sonora, sencillamente espectacular, combinando temas vocales e instrumentales de una forma brillante que casi hace merecer la pena simplemente pararse en ciertas zonas sólo por disfrutar de cierta composición y el entorno. Pero es que lo mejor es su historia, con cinco finales en tres partidas completas que profundizan en los diferentes protagonistas hasta tal punto que te acabas enamorando de ellos. Hasta los secundarios son espectaculares. Es uno de esos juegos que te acaban tocando el interior.
Makoto

Este RPG de Level 5 junto al Studio Ghibli nos sumerge en una aventura fantástica, con mecánicas bastantes interesantes como entrenar monstruos y evolucionarlos para que luchen a nuestro lado, de una manera completamente distinta a la que nos tienen acostumbrados este tipo de juegos. Además contamos con los hechizos de Oliver, que nos servirán para completar muchas tareas a lo largo del juego, sobre todo en las misiones secundarias. Aunque es cierto que muchos personajes están faltos de profundidad, la historia es bastante atractiva y resulta muy bien aderezada con un estilo artístico impresionante. Es de esos títulos que piensas que sólo serán hermosos y típicos pero que luego te acaba sorprendiendo.

Skaidus

El competidor directo y más claro de los Soulslike de From Software, no por ello el mejor, pero sí el más similar. Nos metemos en la piel de un británico en medio de todos los rifirrafes de Japón en la era Sengoku, pero mezclado con las mitologías japonesas de los Yokai (demonios). Imita sumamente bien el estilo de las obras de From Software, pero con peculiaridades propias como la existencia de stands de combate y una velocidad de pelea superior incluso a Bloodborne. La historia, si bien es fantástica, toma decenas de nombres de la historia real japonesa, al igual que localizaciones reales (obviamente modificadas al entorno fantástico del mundo). 

Técnicamente hablando es muy aceptable, sin grandes pegas en esta faceta. Quizás en su apartado jugable se peca demasiado del combo perfecto, que puede sellar definitivamente a un enemigo o a nuestro personaje ante una correcta ráfaga de golpes, llegando a ser injusto por ello. A pesar de su gran colección de armas, la variedad de estilos es muy limitadas y tiene algunos aspectos mal explicados o equilibrados, pero a pesar de ello es un título al que darle la oportunidad si te gusta el estilo que ha nacido en esta década.

CarcLoud

Con unos gráficos HD-2D que nos transmiten sensaciones de JRPGs retro, esta obra de Square y Acquire nos invita a ponernos en la piel de ocho personajes, cada uno con sus historias y sus hogares, otorgando libertad del orden a seguir para explorarlas, lo que hace que cada protagonista tenga su propia historia y desarrollo. No solo eso, cada uno de ellos podrá contar con sus propias especialidades fuera de combate que les otorgan cualidades únicas para relacionarse con los NPCs o explorar el entorno.

Con un sistema de combate basado en debilidades y Ruptura para aturdir a los enemigos, consigue una formula bastante entretenida y que motiva a una gran optimización del sistema de Impulso, para actuar varias veces en un turno, llegando a enganchar bastante. Todo esto con una música preciosa, que hace que este estilo artístico resulte toda una delicia. Octopath Traveler es un juego que vino para hacerse un hueco marcado en el hogar de los jugadores clásicos de RPG, pero sin olvidar intentar innovar en algunos aspectos o recuperar elementos poco utilizados o ya olvidados en otros juegos y darlos a conocer a un mayor público.

Skaidus y Salika

La expresión superlativa del Diablolike con experimentación y libertad creativa en manos de los jugadores. Totalmente gratuito, sin artículos que puedan mejorar la capacidad combativa, continuamente mejorando y ofreciendo nuevos objetos, temporadas con eventos propios, cambios masivos del entorno y múltiples retos a la dificultad que hacen el título virtualmente infinito. Es de las experiencias más sólidas como multijugador de toda la década. Una absoluta delicia que permite estrategias de todo tipo que van más allá de cualquier arquetipo conocido, donde las gemas de habilidades, sus combinaciones y las diferentes pasivas accesibles en el gigantesco tablero de mejora de nuestros personajes pueden elaborar auténticas locuras donde la imaginación de los jugadores suele ser el límite. Un imprescindible.

Adell

Sin haber tocado un Persona antes me acerque a este Persona 5 con cautela pensando que siendo un Shin Megami Tensei podría resultar una experiencia pesada, y estaba totalmente equivocado. Su estética, los personajes e incluso su música (el tema de batalla aún lo tengo en la cabeza) se sienten únicos. Nunca te aburres y es que hasta los escenarios resultaban hermosos y coherentes. Ese castillo, la escuela, los diferentes barrios... El sistema de fusiones también me sorprendió por su profundidad, aunque esperaba al principio algo que también trascendiera el aspecto físico. Hasta mi hermano, que normalmente no jugaría a esta clase de títulos, se enamoró de él. Ese es el carisma que desprende.

Zeed74

Pillars of Eternity supuso el regreso del estilo más puro y fiel a los CRPGs como Baldur's Gate en un mundo de fantasía creado desde cero, donde conviven interesantes razas, dioses, personajes y acontecimientos que son absolutamente fascinantes. En un suceso de camino a una nueva región, nuestro protagonista se verá expuesto a unas energías que le convertirán en un Vigilante que puede entrar en contacto con las almas, incluso de esas personas que han muerto. Con un mundo enorme que explorar, multitud de aliados posibles, diversidad de opciones de diálogo y resolución de problemas en infinidad de misiones... hasta el combate aporta novedades a lo que ya conocíamos con el método de encuentro y rodeo, lo que convierte a este título en uno de los reyes de los RPGs occidentales de la década.

Adell

Lo mejor que ha ocurrido con la franquicia Pokémon en la década junto a su secuela. La figura del antagonista, los rivales y líderes de gimnasio resultan mucho más interesantes y elaborados gracias a una trama coherente que se desarrolla de una forma muy elegante. Además, es de esos Pokémon donde todo el progreso parece fluir adecuadamente, equilibrando el ritmo argumental, la dificultad, el acceso a objetos... Es una maravillosa generación de Pokémon que siempre guardaré en el recuerdo.

Zeed74

Marcando el cierre de la veterana saga en el mundo 2D, Pokémon Blanco/Negro 2 era una secuela que nos permitía revisitar la región de Teselia dos años después. Continuando la mejor trama jamás escrita en los juegos principales, nos ofrecía por si no fuera suficiente una cantidad de contenido postgame que no ha sido superado siete años después. En ella, teníamos la posibilidad de combatir contra todos los líderes de las anteriores regiones, grabar películas profesionalmente en el Pokewood o ascender a las profundidades del Bosque Blanco o Ciudad Negra. Por si fuera poco, todo viene combinado con los elementos ya presentes en sus predecesoras, desde el Metro Batalla hasta el Musical. Para mi, el pico máximo de la saga desde el cual la calidad de la misma fue descendiendo.

Skaidus

De los mejores regresos de la década. Al igual que Deus EX, es una saga ambientada en un futuro distópico dominado por grandes corporaciones, pero en este caso fue el regreso de la magia, dragones y razas de fantasía (como elfos y orcos) los que provocaron el gran cambio. En cada una de las diferentes tramas, altamente desarrolladas y con una ambientación de entornos mediante textos sencillamente sublime, nuestro protagonista se verá envuelto en un asunto que le supera donde las grandes fuerzas están en movimiento. Con multitud de razas y clases a elegir, gran personalización, muchas opciones de diálogo, combates estratégicos donde importa la cobertura... Shadowrun Returns y sus expansiones son auténticas maravillas que sólo quedaron lastradas por una irregular última entrega (Hong Kong) que tenía más fallos de la cuenta. Además, no podría dejar de alabar el labor de la comunidad en la Workshop, creando muchas tramas realmente épicas.

Adell

The Stick of Truth es una de las mejores conversiones de una serie de televisión en forma de RPG. Obsidian fue capaz de crear un título entretenido por sí mismo, con un sistema de combate por turnos que ofrecía muchas variables y clases a elegir. Ofreciendo una ciudad plagada de multitud de secretos, ese humor irreverente de la serie permaneciendo intacto -salvo en las versiones de consola-, por lo que es como jugar a un gran capítulo temático de la franquicia South Park, pero zurrando a todo el mundo que se nos pone por medio, Al Gore incluido. Muy, muy divertido.

Adell

La saga Tales of ya tenía su propia limitación de público objetivo por su marcado estilo anime, pero tras la pobre impresión de Tales of Zestiria tuvieron que dar un gran giro en este nuevo título -que además era una precuela lejana- y dieron en el clavo. En Tales of Berseria nos encontramos con un enfoque radicalmente opuesto a lo habitual en la franquicia, dejando de ser los héroes para ser más bien unos antihéroes, dándole a la historia un toque más oscuro y maduro de lo habitual, destacando en su gran elenco de personajes, extremadamente entrañables. A esto hay sumarle que el sistema de combate ha evolucionado notablemente respecto a entregas anteriores hasta ser el más completo hasta la fecha. No tengo dudas en decir que es la mejor obra de la franquicia, en cada uno de sus aspectos.

Rabbit Valentine y Memele

Una auténtica epopeya en tres capítulos (I-II-III) donde tenemos que afrontar una huída desesperada en una sociedad de ascendencia nórdica en la que los dioses han desaparecido y los entres metálicos llamados dredge lanzan una ofensiva definitiva contra los humanos y los varl (gigantes con cuernos). Es una trama maravillosa sobre la desesperación humana, con traiciones, muertes y duras decisiones donde tendremos que cuidar de nuestra caravana y combatir en un sistema de RPG por casillas realmente único, en el que se hace un muy interesante uso del concepto de la armadura y el daño relacionado a la salud restante. Muchas habilidades llamativas, un gran nivel artístico y las brillantes composiciones de Austin Wintory completan tres juegos y una misma historia que resulta absolutamente imprescindible para los amantes de la mitología nórdica y/o los RPGs estratégicos.

Adell

El RPG más vendido de la historia es el paradigma de buena parte del desarrollo de los títulos de mundo abierto actuales. Skyrim es enorme y variada, con conflictos, cuevas, bosques, llanuras, poblados y decenas de misiones que realizar. Es fácil perderse en la región e incluso obviar buena parte de su trama principal, que quizás resulta lo más pobre en este título. Pero aún así, resulta indudable que estamos ante uno de los RPGs más importantes de la historia y quizás el que más impacto ha tenido en buena parte de la industria reciente.

Adell

Uno de los integrantes del trío de JRPG del último ciclo de vida de Wii. Se trata de una obra que incorpora elementos de Hack'n Slash de libre movimiento en espacio cerrado y Shooter, tanto en su exploración como en combate. Podremos ocultarnos y sorprender de lejos a los enemigos, atraer sus ataques, ejecutar conjuros que necesitan tiempo de preparación -una lástima que no sean tan funcionales en combate-... es una obra con muchas opciones estratégicas y métodos de abordar las diferentes batallas. La trama también resulta bastante épica, ahondando en los diferentes personajes protagonistas mientras los grandes acontecimientos, centrados en la misma ciudad, se van desarrollando. Es uno de esos títulos a los que merece la pena dar una oportunidad, ya que es, básicamente, la última gran obra de Hironobu Sakaguchi hasta la fecha.

Salika

Seguramente, The Witcher III sea ya uno de los mejores RPGs de la historia y una adaptación ideal de una obra literaria al género. Con un nivel visual de impacto, viajamos junto a Geralt explorando unas vastas regiones marcadas por la guerra y las tradiciones, con monstruos y bandidos por doquier. Infinidad de misiones con un desarrollo que más querrían muchos juegos en su argumento principal, decisiones, secretos, unas historia épica, minijuegos... hasta los DLCs (en este caso expansiones) merecen muchísimo la pena en uno de esos RPGs que nos pueden atrapar durante cientos de horas. Obra maestra.

Adell

La franquicia Trails ha sido creciendo poco a poco con una seña de identidad muy clara: cuidar hasta el mínimo detalle la construcción del mundo y de sus personajes, no sólo ya en estos juegos, si no partiendo de lo ya creado en otras entregas. El primero ya sería la sexta entrega de una gran trama que, en este caso, nos lleva por primera vez a Erebonia, un gran y beligerante país en el que nuestros protagonistas tienen que afrontar los diferentes conflictos como compañeros de la misma clase. Estos tres títulos (y una cuarta entrega ya disponible en Japón) nos presentan una historia interesante y elaborada y actualiza una fórmula jugable que combina los turnos con ciertos elementos estratégicos. Aprende de los puntos débiles de otras entregas y refina la fórmula, aumentando aun más su calidad, elaborando una de las tramas más extensas de todo el género.

Adell y Memele

Undertale es uno de los juegos que más ha resonando en la comunidad en toda la década. Su simple y hermosa -o trágica- historia nos pone en la piel de un infante que cae en territorio de monstruos, quienes en realidad viven aislados en su sociedad con gran tranquilidad hasta nuestra llegada. El título resulta una fantástica deconstrucción del género RPG, con mecánicas muy interesantes basadas en esquiva más típicas de un Bullet Hell. Su Banda Sonora es, simplemente, una de las mejores de toda la década y muchos de sus personajes tienen un carisma tan arrollador que hasta para el próximo trabajo de su creador han tenido que seguir apareciendo. Uno de esos juegos independientes que ha marcado -y de qué forma- toda esta década.

Adell

Aunque el título indique que se trata de una cuarta entrega, en la trama global de la franquicia seria el primero, lo que lo convierte en un buen punto para iniciarse en la misma (y en español). Es el título con las mecánicas más pulidas de la saga, donde los personajes secundarios tienen un desarrollo y misiones propias, haciendo que sean más carismáticos, aunque quizás todavía lastrados por ese regusto de cliché anime. También ciertos escenarios podrían ser mejorables, pero en general es un título maravilloso para los amantes de la estrategia, que deben pensar bien las personas y unidades que quieren llevar a cada misión para que se adapten lo mejor posible a cada situación.

Zeed74

El primer Xenoblade Chronicles es toda una locura que nadie esperaba que fuese posible en Wii. Nos presenta un mundo con una construcción interesante sobre el cuerpo de un gigante y una historia fantásticamente elaborada. Uno de sus puntos fuertes es que todo está vivo, en las ciudades se ve como la gente sigue rutinas diferentes en función de la hora del día, o sus comportamientos se ven influenciados por las misiones que realizamos, que no son pocas, pues este título cuenta con un gran abanico de contenido opcional. Esta "vida" también se ve, en menor medida, en el exterior a través de ecosistemas variados, respetando ciclos de día/noche o eventos climáticos donde se encuentran animales distintos. Además, los parajes están muy cuidados y detallados. A esto hay añadirle un sistema de combate propio, basado en MMOs pero con bastante más juego estratégico del que aparenta en un inicio. Sus gráficos se vieron limitados por la potencia de la consola (rozan el tope de la misma), por lo que no pudo dar más de sí. Y para rematar, ofrece una Banda Sonora Original y asombrosa, ya no sólo en momentos clave de la historia, si no también la ambiental. Una obra maestra.

Memele

En Xenoblade Chronicles X,  tenemos a uno de los entornos más ricos a explorar de toda la "trilogía". Introduciendo mecánicas novedosas muy interesantes, como el uso de robots gigantes llamados Skells para combatir o explorar y mayor variedad de habilidades o armamento. Podíamos llevarnos horas y horas ayudando a sus ciudadanos y fortaleciendo sus relaciones, completando su enorme extensión con un modo multijugador donde podíamos tener en nuestro equipo a los personajes de otros jugadores. Quizás la historia se queda por debajo del primer Xenoblade, pero ni mucho menos es pobre y, seguramente, sea un juego lastrado por ser lanzado en el sistema que lo hizo.

Skaidus

Centrándonos en Xenoblade Chronicles 2, exploramos un nuevo mundo llamado Alrest, un mar de nubes en el que sobrevuelan grandes titanes donde los diferentes habitantes sobreviven. Esta aventura, Rex despierta al Aeghis, Pyra, una "Blade" (o arma que puede tomar forma humanoide) considerada de las mas poderosas y peligrosas. En su periplo, nuestro protagonista irá conociendo a nuevos compañeros en un viaje entre titanes realmente fascinante, de forma que cada uno presenta su propio ecosistema, todos particularmente hermosos. El sistema de combate es muy entretenido y gana enteros conforme vamos logrando nuevas herramientas, ya que al principio (y aquí hablamos de más de diez horas) puede hacerse algo básico y lento. La trama también puede ser algo típica en algunos compases y el sistema tipo gacha para lograr nuevos blades puede no ser del gusto de muchos jugadores, pero a pesar de ello es un título excelente, que se disfruta muchísimo en multitud de sus compases.

Heider55

Cuando se habla de una secuela que amplía considerablemente la escala de un juego, este ejemplo siempre se me viene a la cabeza. Una gran expansión tanto en el universo como en las mecánicas de la franquicia Yo-Kai Watch, introduciendo conceptos que fueron claves en todos los lanzamientos posteriores. La trama sigue los acontecimientos de la primera aventura, pero con un nuevo reinicio de trama que no obliga a jugar a la entrega original. El combate ha sido mejorado gracias a que ahora podremos interactuar directamente con las criaturas y personalizarlas de forma más eficiente, configurando el título más sólido de la saga y uno de los éxitos de la década, especialmente en Japón.

Marte

Y aquí nos vamos a detener, porque si seguimos comentando títulos básicamente nos vamos a quedar sin espacio. No obstante, aunque sea de una forma rápida, no nos gustaría dejar de recordar a XCOM: Enemy Unknown/Within por su BRUTAL influencia a los RPGs estratégicos desde su aparición. Crypt of the Necrodancer, simplemente el mejor RPG musical de la historia. Disco Elysium, que quizás sea demasiado nuevo para asimilar todo lo sorprendente que resulta. Dragon's Dogma y su buen entendimiento del mundo abierto y batallas épicas contra grandes enemigos. Dragon's Age: Inquisition, que sin ser extremadamente memorable sí que resulta un título muy, muy sólido. Kingdom Come: Deliverance y su apuesta por el realismo. ¿Es Monster Hunter World un RPG? Este debate no acabará nunca, pero es un título que se disfruta de una forma única con amigos. Qué bueno que es Radiant Historia y qué bien evoluciona la saga en Shin Megami Tensei IV. Stardew Valley es el paradigma perfecto de que un solo creativo puede completar una obra que resuena más en la comunidad que los creadores originales del concepto. Y, bueno, SuperGiant Games, qué ejemplo para todos de riesgo y experimentación: con Bastion nos demostraron que se podía narrar en tiempo real una aventura realmente divertida. En Transistor nos maravillaron con su mundo, personajes y mecánicas únicas. Pyre es divertidísimo. Y, uf, Darren Korb, vaya obras maestras musicales que nos trae en cada una de sus obras.

¿Nos dejamos alguno? Seguro que sí, pero ahí también entráis vosotros: ¿Cuáles son vuestros RPGs favoritos de esta década? ¿En cuál os habéis sumergido más horas? ¿Habéis resonado o redescubierto el género con alguno? Contadnos vuestras impresiones y, como siempre, ¡a por una década más de RPGs tan maravillosos!

2 comentarios:

  1. Mi rpg (y juego en general) favorito de la década y casi de la historia (junto con el legendario DQVIII) es Dragon Quest XI. Epicidad absoluta, el añadido del genial un control "nintendero" con salto y uso de monturas, e incluso "eponas" que hace que el simple hecho de moverte sea divertido, un mundo precioso y gigantesco, una historia tremenda, personajes inolvidables y gloriosos combates por turnos de los que ya no se hacen, puro JRPG old school ultra potenciado con la tecnología actual. Glorioso!

    ResponderEliminar
  2. Mi Top 20 de la década:

    1. Xenoblade Chronicles
    2. Octopath Traveler
    3. Fire Emblem Three Houses
    4. Fire Emblem Awakening
    5. Golden Sun Dark Dawn
    6. Bravely Default
    7. Kingdoms of Amalur Reckoning
    8. Legend of Heroes Trails of the Cold Steel
    9. Xenoblade Chronicles 2
    10. Bravely Second
    11. Legend of the Tetrarchs
    12. Xenoblade Chronicles X
    13. Tales of Berseria
    14. Tales of Graces F
    15. Monochrome Order
    16. Fire Emblem Fates
    17. Pokemon Espada/Escudo
    18. Pokemon XY
    19. Persona 5
    20. Sephirothic Stories /The Last Story

    ResponderEliminar