martes, 2 de junio de 2015

Impresiones iniciales: The Witcher 3: Wild Hunt.


Los juegos que componen la saga de “The Witcher” son una de las series de RPGs que más han crecido (de forma estratosférica diría) en los últimos años, pasando desde un juego con un presupuesto humilde y un grupo de aficionados muy concreto a un tripe A que ha atraído el interés de grupo de aficionados mucho más amplio. Tanto, que multitud de jugadores que nunca jugarían RPGs están adquiriendo la tercera parte al comparar el juego con la saga GTA.

Esta comparación, aunque no me parece del todo acertada, demuestra el buen trabajo que ha realizado CD Projekt RED para vender el juego haciéndolo llegar a todo tipo de usuarios y manteniendo, por el camino, buena parte de la esencia que se le debe exigir a un RPG occidental.

Los dos títulos anteriores ofrecían una jugabilidad y estilo bastante diferentes, incluso entre sí, pero lo que no cabe duda es que han llevado a la saga hasta una tercera parte en la que se ha pensado a lo grande, con un mundo abierto (en cierta medida) descomunal, miles de cosas por hacer y miles de objetivos que cumplir. Crítica y público coinciden en encumbrarlo como uno de los mejores RPGs de los últimos años y no resulta raro.

Para esta entrada en particular, os contaré las primeras impresiones que me estoy llevando después de más de 20 horas que le he dedicado a este título. Destacar que estas impresiones son en base a la versión de PS4, por la que entiendo que, salvo en gráficos, las diferencias deben ser mínimas con el juego para PC, donde supongo que sí debe haber algunas diferencias sobre todo visuales y por la aplicación de mods.

The Witcher está basado en una saga literaria centrada en el personaje de Geralt de Rivia creada por Andrzej Sapkowski. Este conjunto de novelas tratan sobre un mundo fantástico medieval lleno de magia, hechicería, razas como enanos, elfos y monstruos típicos en obras de este corte que se popularizó con El Señor de los Anillos, salvando las distancias con esta obra.

Esta serie se centra en el protagonista, y brujo, Geralt de Rivia. Los brujos son, en esencia, seres humanos que se sometieron a un duro entrenamiento y mutaciones de su cuerpo para así ganar ciertos poderes, siendo grandes rastreadores y luchadores, así como capaces de fabricar y beber pociones que les dan ciertas ventajas, pociones que serían tóxicas para un humano normal. Los brujos se dedican a cumplir contratos de caza de monstruos, por lo que guardan grandes conocimientos sobre todo tipo de entidades como trolls o fantasmas para llevar a cabo su trabajo y cobrar por ello en cada aldea que visitan.

Esto representa la excusa perfecta para decir que sí a todo el que nos pida ayuda e ir cumpliendo misiones. Aunque la historia de Geralt en esta tercera parte es un poco más personal, concentrándose en ayudar a una antigua amante suya en la busqueda de la que fue casi como una hija para él, Ciri, la cual se encuentra en paradero desconocido y perseguida por una fuerza superior conocida como la Cacería Salvaje (Wild Hunt), que como buenos malotes de turno van destrozando todo allá por donde pasan.

Durante estas primeras 20 horas de juego he visto una de cal y otra de arena al planteamiento de esta tercera parte. En comparación a otros juegos del estilo (Skyrim o el más actual Dragon Age: Inquisition), CD Projeckt hace un muy buen trabajo en conseguir una mayor inmersión en la historia. Incluso usando el propio motor del juego, añaden vídeos en ciertas situaciones y narran algunas partes con eventos marcados. También, durante las conversaciones, se acerca la cámara y podemos ver las emociones de cada personaje durante los diálogos, humanizando cada situación, puntos a favor que no se cuidaron adecuadamente en los otros juegos que nombro. Adicionalmente, se hace un trabajo extra muy conseguido en mostrar personajes no alineados con el bien ni el mal (cada personaje tiene sus luces y sombras) y con cierto carisma. Aunque eso sí, por ahora no he conocido a ninguno que sea digno de almacenar en el recuerdo porque, aunque sean personajes con personalidad y fuera de estereotipos, tampoco destacan en mi opinión lo suficiente como para enamorarte de ellos. Mención aparte, eso sí, para las hechiceras, las cuales destacan fundamentalmente por su sensualidad. Sin entrar en el debate de los pros y los contras del hecho de que el sexo vende, creo que es un punto positivo que se trate de forma abierta y adulta, algo que muchos otros títulos evitan a toda costa. Añadir como punto positivo también el esfuerzo por añadir misiones secundarias de calidad. Aunque algunas de las que encontramos (con interrogantes en el mapa del mundo) sí se reducen a matar todo lo que te encuentres, muchas de las misiones secundarias tienen un trasfondo complejo que va mucho más allá del típico “Acepta-mata-entrega”.

La de cal llega con la propia historia principal del juego (¿te pitan los oídos Bethesda?). Por ahora, se centra en hacer misiones para personajes que han estado con Ciri, la chica que perseguimos, narrando como fue su encuentro con ellas para conocer cual es el siguiente punto al que ir. Esta forma de proceder es una excusa perfecta para ir visitando lugares, pero crea un hilo aburrido sin épica ninguna por ahora, pudiendo decir claramente que el juego no engancha por su trama principal, no apagarás tu consola esperando saber qué ocurrirá a continuación. Lo que no quita que sí quieras encenderla para seguir divirtiéndote y conociendo más detalles del mundo del juego, claro está. ;)

The Witcher 3 es un RPG de acción donde, fundamentalmente, usaremos dos botones para lanzar combos entre ataques débiles y fuertes con nuestra espada. A esto se suma el uso de señales (magias sencillitas) que se pueden usar de forma ilimitada con un tiempo de recarga entre cada lanzamiento. Adicionalmente, podremos usar otros objetos como bombas, pociones, una ballesta y objetos curativos como comida que recargan poco a poco la vitalidad perdida.

Con respecto al combate, The Witcher 3 adolece de uno de los principales problemas de los RPGs de acción. Para adaptarse a un grupo más amplio, se busca un tipo de acción más vertical, reduciendo la estrategia necesaria para acabar con los monstruos. Es posible tener en cuenta qué tipo de monstruo tienes que cazar, preparar alguna poción y un aceite para ese tipo de monstruo que mejore el ataque. Sin embargo, si tu nivel es similar al del enemigo, basta con sacar tu espada, aplicarse a uno mismo la magia de escudo (bloquea un ataque) y usar la estrategia de esquiva y golpea, reduciendo así la estrategia al mínimo exigible. Resaltar que estoy jugando en Difícil y sí, me han matado en alguna ocasión con esta estrategia, pero repetir el punto donde te matan no requiere pensar en nada nuevo, simplemente en tener un poco más de suerte/habilidad cuando te vienen 4 monstruos a la vez.

Es cierto que hay situaciones un poco más complejas, como llegar a una zona que tiene a un par de arqueros disparándote desde una torre mientras el resto te asalta desde abajo, o monstruos más grandes a los que ganarles la espalda o que envenenan, pero en general por ahora todo se reduce a lo comentado en el párrafo anterior. Esto no quita que el estilo sea entretenido y tenga sus momentos divertidos, simplemente me da la sensación que los que busquen profundidad no la van a encontrar.

Con respecto a la personalización del personaje, es totalmente comprensible que, con un personaje con habilidades tan conocidas, no puedas escoger entre guerrero, mago o cosas así. La personalización llega con las habilidades, que puedes aumentar y colocar en una especie de árbol de habilidades, promocionando así por ejemplo el uso de señales frente a las espadas, aunque nuevamente da la sensación de que es suficiente con dar prioridad a las técnicas de combate (espadas) para acabar con todo lo que se presente. Incluye además un sistema de niveles bastante sencillo donde se mejora directamente subiendo de nivel, desentendiendo totalmente al jugador de la subida de atributos. Quizás el caso de los diálogos es de lo que más se ve reforzado, subiendo la señal de Axia, la cual permitirá “forzar” a otros personajes a hacer una determinada acción, aunque de una forma mucho más simple de la que veíamos por ejemplo en Oblivion y que me temo que, en vez de irse mejorando con el paso de los años, simplemente vemos que se simplifica todo este aspecto para no desalentar al jugador novato de turno.

Es también curioso ver la falta de opciones durante los diálogos que nos presenta normalmente un camino lineal, donde se suelen dar dos o tres opciones: Una que continua el dialogo y las otras dos para conocer más detalles. En muchos casos sí que es cierto que te harán tomar decisiones que afectarán al trascurso de la historia, incluso decisiones que no se puede prever como afectarán, pero he de destacar esto porque realmente da la sensación de que casi todo transcurre de forma lineal desembocando a una ramificación final con dos opciones, perdiendo esa sensación que ofrecen muchos RPGs occidentales (a veces falsa, ¿pero y qué?) de que tú estás escogiendo cómo proceder en el transcurso de la misión o cómo tratar al personaje con el que te encuentras.

Añadir como punto positivo las numerosas tareas adicionales que se pueden llevar a cabo en el juego, desde recolección de materiales para la alquimia y fabricación de productos hasta incluso un minijuego de cartas, sencillo pero adictivo, que añade el toque del coleccionismo, al poder comprar y ganar cartas de los oponentes que derrotes, ¡Hazte con todas!





Se han alzado decenas de críticas acerca del downgrade que ha sufrido el juego desde que lo mostraron hasta el producto final. Yo simplemente indicaré lo siguiente: El juego luce espectacular. Es increíble el mundo que han creado con The Witcher 3, con unos gráficos muy conseguidos donde la sensación de escenarios repetitivos colocados al azar se reduce al mínimo. Es una delicia pasear por las ciudades y observar los pequeños detalles que han dejado los diseñadores del juego para nosotros, desde niños jugando, personas en las afueras recolectando bayas o la crudeza de la guerra que asola la zona. Es simplemente un mundo maravilloso que visitar y conocer y en el cual se ve que se ha invertido mucho esfuerzo.

Como detalle negativo, tocando un poco el tema técnico, me gustaría resaltar que los combates presentan un problema que parece que la mayor cantidad de memoria RAM sigue sin poder solucionar: Las animaciones cuando vienen varios enemigos a la vez están muy bien conseguidas y el juego es capaz de poner 4 o 5 enemigos a la vez en pantalla sin bajadas de framerate, PERO, seguimos viendo como la mayoría se quedan mirándote mientras solo uno se decide atacar. El clásico enemigo considerado y honorable.

Con respecto a la banda sonora, he de decir que por ahora pasa a un segundo plano, con temas correctos para cada ocasión, sin encontrar ninguna pieza que destaque ni encontrar ningún momento en el que se haga uso de música para destacar alguna situación.

Me gustaría resaltar que a pesar de las más de 20 horas de juego que llevo, no he llegado ni al 25% del desarrollo de la historia, sin contar que tengo miles de cosas que hacer de las marcadas en el mapa. Algunas resultan muy repetitivas, como destruir cubiles de monstruos, pero tengo la certeza de que muchas otras de las misiones secundarias disponibles tienen un trasfondo elaborado e interesante y que no tendré que hacerlas en cuevas que se parecen mucho unas a otras.

Considerando todo esto me atrevería a decir que este juego supera la centena de horas para cualquier jugador medio casi sin proponérselo, así que en este aspecto no hay nada que objetarle al título.

The Witcher 3 es un juego espectacular que va un paso más allá en la propuesta generalizada con la que conocemos al RPG occidental actual, mejorando la formula en comparación a otras propuestas similares como Skyrim o Inquisition en algunos apartados como la inmersión en la historia o la creación de personajes secundarios creíbles.

No obstante, el juego también presenta otros puntos donde se ha sacado menos brillo, como el combate o una simplificación en la forma de abordar las misiones (diálogos por ejemplo), que resulta más compleja en otras propuestas.

A pesar de todo, está claro que estamos ante un título único e imprescindible para los que amen el género RPG y tengan uno de los sistemas donde ha salido. Yo lo estoy disfrutando como un enano, así que no tengo mucho más que decir, ya que tengo que seguir viviendo la aventura de Gerald.

10 comentarios:

  1. He estado muy cerca de pillarme la PS4 por este juego, aunque creo que seguiré esperando. A Skyrim le eché un montón de horas y por lo que dices y he visto en otros sitios The Witcher 3 tiene lo que más me gustaba de Skyrim: un vasto mundo para explorar y perderse. Sin embargo, es una pena que esta última hornada de RPGs occidentales (Skyrim DA Inquisition, The Witcher) para que presentan sistemáticamente dos grandes defectos que en mi opinión pueden lastrar mucho el juego: una historia principal poco interesante y un sistema de combate demasiado simple.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevo algo más de 50 horas y te puedo decir que de historia poco interesante nada, evidentemente es mi opinión frente a otra pero que el juego cuando dejas de perderte por ahí para centrarte en la historia gana enteros. Quizás a las 20 horas también tenía la opinión de las impresiones estas.

      Eliminar
    2. Creo que David lleva razón, que no te quiten las ganas de hacerte con el juego o no sabiendo que al menos el primer cuarto de la historia es bastante sosilla, eso no quita que estas impresiones no contemplan la historia aún como un todo. Aunque no le quita ese pequeño tirón de orejas a CD Projeck por no buscar un enganche inicial satisfactorio :P... aparte del pequeño "regalo para los ojos inicial"

      Eliminar
  2. Me lo compré el día de salida porque tenía un descuento grande que me iba a caducar en un sitio y porque Geralt, es Geralt. Todavía no me he puesto a jugarlo, ya que el DA Inquisition lo tengo a puntito de caramelo después de 100 horas y no quería empezar con el brujo y que el otro se me quedara colgado. Para mí, el evento videojueguil del año, francamente. Primero, porque me peleé con el primero en PC hace ya unos años (no llegué a pasármelo, pero sus buenas horas le eché) y disfruté del segundo hace no tanto en 360. Segundo, porque me encanta la saga literaria en la que se inspira y los videojuegos respiran esa ambientación y están mimados hasta el infinito.

    Creo que, como dice David (y no veo que Macrox piense diferente), y a falta de jugarlo, The Witcher 3 es como los libros en los que se inspira: le cuesta coger ritmo a la narración principal, parece que va un poco de aquí para allá, pero te entretiene mientras con todas sus virtudes y después te atrapa. Dicho eso, si me decís que las secundarias tienen su trasfondo y su interés, lo celebro: eso en DA Inquisition brilla por su total ausencia excepto en casos contados (y la historia principal tampoco es para andar tirando cohetes).

    Pregunta grande para los que lo habéis jugado: cuando lo empiece, ¿lo dejo en normal o me voy a difícil? He jugado los dos anteriores en normal y ya suponían un reto considerable (mucho más el primero que el segundo, claro), por lo que tenía idea de jugar este también en normal, pero he oído que es bastante más sencillo. Lo que me parece anti-climático es que dos individuos te puedan matar de dos golpes (dos bandoleros cualquiera) cuando Geralt es un tío en las novelas el doble de fuerte que cualquier humano, 10 veces más rápido y que se pule enfrentamientos con 3 o 4 tíos sin problema ninguno y sin despeinarse. Pero claro, a mí es que me gusta mucho la saga literaria y me gusta jugar de la forma en que lo haría el Geralt de las novelas.

    Gracias por las impresiones, Macrox.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con respecto a la dificultad, normalmente al menos en una primera vuelta siempre lo hago en nivel normal y, sin embargo, para este escuché lo mismo que tú, que era muy sencillito, así que opté por el modo difícil (el 3 de 4, hay un modo todavía más difícil), y te puedo decir que por lo que llevo no es excesivamente difícil en el modo que he escogido, incluso enfrentando algunos monstruos de nivel superior. Eso sí lo que dices es cierto, te pueden hacer mucha pupa de dos golpes, pero por eso comenté lo del escudo, esquivando bien no te suelen golpear, y cuando lo hacen, con el escudo puesto ese golpe no te hace daño y encima deja levemente aturdido al enemigo, con lo que te da tiempo a volver a lanzar el escudo y otra ves estás feliz para seguir atacando.

      Eso sí, lo malo del difícil es que no se cura meditando, lo piensas y dices "mejor, más de supervivencia", pero en mi caso no me hubiera importado tener esa opción cuando no hay enemigos, porque al fin y al cabo lo dejo un par de minutos recargándose la vida solo durante el día, que al final venía a ser lo mismo que usar meditación xD.

      Eliminar
  3. ¡Muy buen artículo! ¿Para cuándo otro igual sobre el Dragon Age III?

    ResponderEliminar
  4. Gracias! :), pues te puedo decir que M2Hero se encargará de ello en cuanto pueda así que estate atento ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea, sí, sacar un ER de DAI en cuanto coja un par de días seguidos no tan ahogado por el trabajo (a ver si la semana que viene, con suerte). A todo esto, le he podido echar ya unas horas al Witcher 3 y me está encantando, Macrox ^^. Eso sí, me gusta meterme demasiado por donde me sacan 6-7 niveles y me dejan seco a menudo xD.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Lo mejor M2Hero es cuando llegas a uno de esos enemigos que te saca 6-7 niveles y es de los grandes, que te mata de un golpe y al final lo mejor es salir corriendo sin mirar atrás xD

      Eliminar