miércoles, 29 de abril de 2015

[Experiencias Roleras] Rayzen nos escribe sobre Breath of Fire IV.

Siempre me ha sorprendido la poca popularidad de la saga Breath of Fire y nunca he entendido del todo el por qué. Entendería que no se popularizara en España por el hecho de que todos sus títulos nos llegasen íntegramente en inglés, pero poco o nada he oído en lenguas ajenas de este juego concreto que, al igual que otros RPGs de la época, marcó parte de mi infancia.

Soy Rayzen y, aunque no he jugado demasiado títulos respecto a los años que hace que descubrí el genero RPG, suelo ser muy extremista sobre los que he jugado en cuanto a opiniones se refiere. Nunca antes me había parado a escribir un análisis como éste y, de hecho, no sabía si sería capaz de llegar a escribir un cuarto de todo lo que he escrito, pero creo que estrenarme en Destino RPG con este título, Breath of Fire IV de PlayStation, es la mejor forma de empezar.

El problema que tengo a la hora de escribir esto es que en ningún momento he sabido cómo encaminarlo, si como un análisis objetivo y técnico o como un relato de mi experiencia con el juego. Así que como no me decidía, he terminado por hacer una mezcla de ambos donde explico las características del juego y el cómo las he vivido.

Un detalle interesante de comentar sobre este título es que aunque todas las imágenes de la entrada estén en inglés, hoy en día podemos encontrar una versión HD para PC que ha sido incluso traducida al español, avisados estáis si eso de la lengua de Shakespeare os parece un galimatías.
Una introducción de anime doblada en japonés y sin subtítulos es, probablemente, el primer sablazo que nos mete el juego para entenderlo, así que mejor repasemos con calma su planteamiento:

En Breath of Fire IV nos encontramos con un mundo dividido entre dos continentes: el Imperio Fou del Oeste (inspirado en la China Feudal y el Este Asiático) y los Reinos del Este (inspirados en la Europa Medieval y Arabia). Ambos apenas mantienen un tratado de paz tras una guerra que devastó las dos regiones. Como guías de de la humanidad y representantes de los elementos, se encuentran los Endless (Los Eternos), seres inmortales cercanos a los dioses que toman forma de Dragones.

En este contexto, la princesa de del Reino de Wyndia (del Este), Elina, desaparece durante un viaje diplomático al Imperio Fou. Debido al frágil tratado que mantiene a ambos continentes todavía al borde de una nueva guerra, el Reino de Wyndia se ve incapaz de tomar cartas en el asunto, por lo que su hermana Nina, y Cray, líder del clan Woren, mayor aliado de Wyndia e interés amoroso de Elina, deciden emprender una búsqueda por su cuenta. Al poco de comenzar su viaje, su destino les cruzará con Ryu, un misterioso chico que posee parte del poder de los Endless.

Mientras, en el otro extremo del mundo, en el Imperio Fou, Fou-Lu, fundador y primer emperador del Imperio Fou, despierta desde su tumba de su letargo y, tras ver la corrupción del Imperio y en lo que ha degenerado lo que una vez él creó, decide volver a la capital del Imperio para recuperarlo, aunque aún débil por su reciente despertar.

Básicamente nos vemos envueltos en tres historias principales que nos guiaran durante prácticamente todo el juego: La búsqueda de Elina, el camino hacia la capital con Fou-Lu y el destino de Ryu como puente que conecta todas las historias. Todo esto en un contexto sociopolítico de decadencia, corrupción y pobreza a causa de la última guerra. Las tres tramas nos llevan a conocer personajes y lugares especiales que nos guiarán, se nos unirán a la causa o nos traicionarán.

Un detalle a mencionar son algunos de los "dialectos que nos vamos a encontrar", desde un lenguaje de unos pueblerinos basto y errores gramaticales digno del peor barrio del Raval, hasta el inglés arcaico y antiguo hablado por el Emperador Fou-Lu y los que se dirigen a él. Algo que puede llegar a dificultar la comprensión de los diálogos en más de una ocasión.

El terreno se puede dividir en dos tipos: Las zonas (ciudades, bosques, mazmorras, etc) y el mapa del mundo, que conectará cada zona con caminos que irán apareciendo tras superar cada una. A pesar de que este sistema pueda parecer lineal, el juego nos obligará a retroceder sobre nuestros pasos en más de una ocasión, ya que una misma zona puede tener distintas salidas y de éstas salir distintos caminos, terminando por formar más algo parecido a una red que a una línea recta.

Además, según avancemos en el juego iremos desbloqueando elementos opcionales en zonas que ya hemos visitado, por lo que, aunque no siempre sea estrictamente necesario, sí es altamente recomendable volver atrás para probar nuestras nuevas habilidades.

Dentro de las zonas, nos encontraremos con una vista isométrica, que podremos rotar en 90º hasta 4 veces (360º). De hecho el juego nos desafiará constantemente a hacerlo, ya que nos encontraremos con cofres, puertas, personas, etc. visibles desde solo uno de los 4 ángulos. No obstante, el hecho de tener que estar constantemente rotando la cámara (y sobretodo el no poder moverse durante el segundo y medio que tarda en hacerlo) puede llegar a resultar ser algo pesado y quitarle fluidez a algunos momentos del juego.

También, casi todos los personajes tienen un comando único de interacción con el entorno, ya sea poder robar, cortar plantas, empujar objetos o volar para ver mejor los alrededores desde las alturas.

Además, a lo largo de la historia encontraremos decenas de minijuegos, como pescar o realizar carreras contrarreloj con un deslizador por el desierto, por lo que la exploración y la cantidad de elementos disponibles fuera de la trama principal serán enormes.

El juego cuenta con 7 personajes jugables y otros tantos no tan jugables pero con importancia vital para el desarrollo de los mismos. Mercenarios intentando recordar por qué una vez lucharon, oficiales que empiezan a cuestionar los métodos de sus superiores, humanos que juegan a ser dioses, dioses que se ven obligados a intentar comprender a los mortales, dioses que olvidaron por qué lo son y dioses que quieren dejar de serlo configuran una interesantísima mezcolanza de personalidades que enriquecen mucho este apartado.

Ershin y Deis.

Todos tienen sus propios conflictos personales y todos evolucionan en mayor o menor profundidad y no es difícil escoger a uno con el que identificarse. En mi caso, me enamoré de historias como la de Deis, una entidad que, no solo ha sido arrastrada contra su voluntad a un mundo desconocido como un dios para guiar a una raza cuyo único objetivo es exterminarse a sí misma, si no que además fue privada de su cuerpo físico y confinada en una armadura y obligada a servirlos. O la historia de Fou-Lu, un dios que es incapaz de comprender cómo unos humanos son capaces de destruir en su beneficio todo lo que él mismo creó y cómo otros dan sus vidas para ayudarlo mientras aún está incompleto.

Que haya dos finales en el juego deja bastante claro que el peso de cada personaje y lo que decidamos hacer al acabar nuestra aventura tiene una gran importancia en todo el desarrollo.

El sistema de batalla nos lleva al clásico combate por turnos donde podremos luchar con hasta 3 personajes, mientras que el resto del grupo se quedará en la retaguardia. Esos personajes no reciben daño, recuperarán APs (Ability Points) en cada turno y pueden sustituir en cualquier momento a los del frente, lo cual aumentará de forma considerable las opciones disponibles en cada combate.

Por si fuera poco, algunos personajes poseen algunas habilidades pasivas que detonan automáticamente cuando están en la retaguardia, como curar a un aliado herido, bloquear un golpe letal o lanzar un ataque a distancia, lo cual, aunque será totalmente aleatorio, puede alterar bastante los acontecimientos de una batalla.

Todos los personajes son accesibles durante la batalla, pero solo lucharán 3 de ellos.

Breah of Fire IV también nos permite realizar combinaciones con nuestras habilidades, con lo que conseguiremos potenciar sus efectos. En el caso de las habilidades elementales podemos encadenarlas de manera que se fusionen entre ellas. Es decir, si por ejemplo usamos primero una habilidad de fuego y, a continuación, una de viento, esta segunda se transformará en una nueva habilidad que causara daño de ambos elementos, siguiendo un orden según una rueda elemental: Fuego>Viento>Agua>Tierra>Fuego.

Un punto interesante de este sistema de batalla es que nos encontramos con 2 tipos de habilidades: Las que aprenden de forma única cada personaje subiendo de nivel y otras que pueden aprender de los monstruos al usar el comando de guardia, en una especie de "Habilidad enemiga" o "Mago Azul" como lo que podemos ver en la serie Final Fantasy. A parte, tanto Ryu como Fou-Lu comparten la posibilidad de convertirse en un híbrido de dragón con estadísticas y habilidades salvajes, eso sí, consumiendo APs a cada turno.

En cuanto al nivel de dificultad podemos decir que es un juego bastante inestable. Al avanzar de una zona a otra podemos vernos sorprendidos por un salto abismal de nivel de los monstruos o encontrarnos con un jefe inesperado. Y, sobretodo en el último cuarto del juego, nos podemos encontrar con enemigos que requerirán crear una estrategia bien elaborada si no queremos ver la pantalla del Game Over en el segundo turno.

Si me pongo a pensar en el enemigo final, casi que me pongo a llorar por el tiempo, farmeo y estrategia que necesitaremos para derrotarlo...

Nos referimos, evidentemente, al aspecto visual y su banda sonora. Y es que en Breath of Fire IV nos encontramos en un mundo en el que conviven una gran variedad culturas y razas, y no solo nos lo muestra constantemente allá donde vamos, si no que esto se ve reflejado de manera directa en su banda sonora, que nos funde en el contexto de cada lugar que visitamos.

Sentimos la fuerza y espíritu salvaje de los Woren con su música tribal cuando visitamos su clan. Sentimos la tristeza y la desesperación de un pueblo devastado por la guerra. Nos sentimos imparables y en la cima del mundo cuando subimos una torre que llega más allá de las nubes. Y sentimos la nostalgia y sinceridad de los personajes con Endings and Beginnings.

El apartado visual es más que decente, un diseño y colores propios del más puro JRPG, personajes y monstruos exóticos y bien detallados, unos escenarios bien construidos y con una atmósfera perfectamente diseñada para cada uno. No obstante, el sistema de sprites prerenderizados, a pesar de su atractivo visual, sigue siendo un sistema mejorable incluso para la época.

En definitiva, Breath of Fire IV es un juego con un sistema de batalla clásico pero muy variado y con sus propias características únicas, una banda sonora más que espectacular, unos personajes carismáticos, una historia adictiva, un apartado visual correcto y con decente contenido opcional para los que buscan algún reto más allá del que nos ofrece la historia principal.

Supongo que es más que evidente que me ha costado no emocionarme escribiendo este análisis. A Breath of Fire IV lo considero una de mis joyas de PlayStation y creo que debería conocerlo más gente. En fin, aquí concluye mi primer articulo en Destino RPG. Ha sido más tedioso de lo que pensaba por el hecho de no dejarme nada importante por comentar, pero me ha encantado escribir esto y puede que le coja el gusto.

Y gracias a TODOS los que hacéis posible esta página y animáis a la lectores normales como yo a hacerse escuchar de vez en cuando.

24 comentarios:

  1. Este título siempre me ha maravillado, pero el RNG de la pesca y, sobre todo, el salto de dificultad en la final me lo plantean más como un título al que disfrutar jugando hasta cierto punto, porque cuando la cosa se pone crítica te tienes que plantear si tienes dos-tres días de puro farmeo antes de poder plantarle cara a esa hora y pico que te puede llevar toda la parte final, sin posibilidad de vuelta atrás.

    También esta serie tiene a uno de los mejores ejemplos para la sección "Cómo cargarse a una saga" con Dragon Quarter. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que jugarlo. Siempre se habla del Quarter como la oveja negra, pero es que veo que el fandom está muy dividido con él, o lo amas o lo odias, y la verdad, las cosas que he oído a mi me parecen muy amorosas. No se, pero da la impresión de que un juego que no deja indiferente a nadie no se si se puede considerar "algo que mate a la saga", pero es que no lo he jugado y debería para argumentarlo mejor XD

      Eliminar
  2. Yo la verdad es que apenas he probado esta saga. Lo intente con el primer titulo para SNES pero se me hizo un pelin duro. Aunque gracias a tu entrada, esta cuarta entrega me ha llamado bastante la atencion, sobre todo por el diseño y variedad de los personajes. Por cierto, enhorabuena por tu primera entrada, te ha quedado muy completa y amena de leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El IV es menos hardcore, al menos hasta que llegas a la parte final. Los otros tengo que reconocer que te pueden obligar a quedarte 30 minutos farmeando al lado del primer pueblo porque es que no puedes llegar al siguiente sin que te peten. ^^u

      Eliminar
  3. Muchísimas gracias por compartir tu experiencia. En esta sección se te permite conocer títulos bajo la perspectiva de otros jugadores, y es precisamente por eso que es una de mis favoritas.
    En cuanto a la entrada… ¿Qué te puedo decir? Se ve que le tienes cariño y me vendiste totalmente el juego jajaja xD
    Pero me gustaría probar a sus predecesores antes de irme a por este, ante lo cual tengo una pequeña duda: ¿Qué tal son los primeros en apartados como reparto de personajes e historia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sinceramente los demás a penas los he jugado. El que más he tocado de los tres primeros es el 3 y, por lo menos hasta donde yo jugué, los personajes en sí no fué algo que me llamara demasiado la atención, aunque la historia, a pesar de que en algún momento se me hizo lenta, no me pareció que estuviera mal llevada. Siento no ser mas concreto, pero no puedo serlo sobre un titulo que, a diferencia del 4, apenas he tocado ^^U

      Eliminar
    2. Gracias a ti voy a probar de una vez por todas esta franquicia (Después de terminar Romancing Saga 3), así que no pasa nada.
      Espero llevarme una tan grata sorpresa como la que tuve hace un tiempo con tales of phantasia, el cual a mi parecer, está infravalorado hasta decir basta por la constante comparación con otro título similar de la época: Chrono trigger.

      Eliminar
    3. Es que el Tales of Phantasia de SNES tambien esta a la sombra de la version de PSX, aparte de que solo algunos valientes nos atrevemos a igualarlo al Chrono Trigger, pese a ser claramente superior en ciertos apartados (Graficos y sonido). Pero se nota que el LMBS estaba aun en fase beta.

      Por cierto, cual seria la version correcta para las experiencias roleras del ToP? Porque el remake es muy destacable, pero el original no esta tan atras como podria parecer.

      Eliminar
    4. La que decida el que las quiera escribir, tampoco es que haya obligación de "usa esta versión como base". ^^u

      Eliminar
  4. No era este el BOF en el que se "equipaban" las magias como en Suikoden?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas o menos. A parte de las habilidades que se consiguen subiendo de nivel están las que obtienes de los monstruos, y esas sí que puedes pasarlas de un personaje a otro =)

      Eliminar
    2. Gracias, investigaré sobre el tema. Me parece una manera muy curiosa y original de sistema de desarrollo.

      Eliminar
  5. Yo he jugado al 3 (PSP), 4 (PC) y 5 (PS2). El 3 lo completé y me encantó. El 4....me quedé en el final, el jefe final me machacaba y tras un farmeo me pasó lo mismo (y si no recuerdo mal había que pasarse un trozo de mazmorra previo) y me dio palo volver a farmear :/ Y el juego me gustó eh! pero me rallé de tanto farmear contra los mismos enemigos XD Lo fui dejando en plan "algún día me pongo y me lo paso" y al final ya había perdido el hilo y no me acordaba de nada ^^U

    Y el 5....mejor no hablo de él, de hecho, cuando cree la sección de "como cargarse una saga" pensé en iniciarla con él, pero no lo hice por no conocer la saga completa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tampoco es que tengas que darle muchas vueltas. Quarter tiene suficientes cosas mal planteadas como para que no haga falta ni compararlo con los BoF 1 y 2. Sobre todo porque, personalmente, 3 y 4 son bastante mejores.

      Eliminar
  6. Tanto decís que os cuesta farmear, no sabeís el truco de los 131000 de exp por batalla? xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo jugué antes de tener internet, así que de esos glitches raros... .P

      Eliminar
    2. Yo me entretenía en los ordenadores de la biblioteca buscando guías de Breath of Fire y trucos para el GTA xD

      Eliminar
  7. Otra pregunta ¿Las combinaciones entre habilidades elementales se pueden dar también si son del mismo elemento o sólo siguiendo la rueda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, también podías magnificar tus ataques elementales combinando el mismo elemento.

      Eliminar
    2. Solo en el caso del 3º golpe del combo. Me explicaré con un ejemplo: Empezamos el combo con un "Eddy" (magia de elemento viento de Nivel 1), el segundo será un Ice (magia de elemento agua de Nivel 1), no obstante esta segunda, siguiendo la rueda elemental, se fusionará con la anterior y se convertira en "Jolt" (magia de elemento viento y agua de Nivel 1). En cambio, si queremos seguir combando con un tercer movimiento, debemos repetir el segundo elemento usado (de al menos Nivel 2 o superior), es decir, un Iceblast (magia de elemento agua de Nivel 2), para que se convierta en "Lightning" (magia de elemento viento y agua de Nivel 2). Si intentamos seguir la rueda elemental en el tercer movimiento (en este caso, uno de elemento tierra) se añadirá al combo de golpes, pero no se fusionara con los elementos anteriores, es decir, seguirá siendo el mismo movimiento de solo elemento tierra.

      Eliminar
    3. Si repites elementos, no se modificarán sus efectos, pero si se potenciará el daño con cada movimiento del combo.

      Eliminar
    4. Gracias, muy interesante todo.

      Eliminar
  8. BOF IV no es mi favorito, pero eso no quita que sea un gran juego, aunque el sistema de batalla me parece un poco meh el sistema para aprender habilidades de enemigos y el de los maestros me mola bastante.
    Para mi, sus puntos fuertes son, Ershin, la ost (https://www.youtube.com/watch?v=Z5ayyi5_h2o THIS and https://www.youtube.com/watch?v=jf9wP-XEKo4 THIS), Ershin, Fou Lou, el mapamundi (me parece bastante original lo de generar areas random con items, i love it), Ershin.
    En cuanto al resto, los he jugado a todos hasta el IV, quizas mi preferido sea el 1 (NORMAL, ESTA KARN) y, obviamente, el que menos me gusto fue el IV xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *el que menos me gusto fue el V, fail :p

      Eliminar