jueves, 9 de octubre de 2014

Cómo cargarse a una saga - Segunda edición - Alundra

Hace unos días iniciamos la sección "Cómo cargarse a una saga", en la que comentamos el ejemplo de títulos que resultaron tal desastre que se llevaron por delante a toda su propia serie, arruinándola por completo y aniquilando toda posibilidad de recibir nuevas entregas que siguiesen el buen trabajo de sus inicios.

Entre esos ejemplos, hay uno particularmente doloroso: el de Alundra 2: A New Legend Begins (PSX, 1999/2000). El primer título de la serie, The Adventures of Alundra (PSX, 1997/98) es uno de los mejores ARPGs de la época de PlayStation y, de hecho, planteó, con una sola entrega, una seria competición a una saga en la que, evidentemente, se inspiró: The Legend of Zelda. lo cual dejaba claro su potencial.

Alundra hizo muchas cosas bien y, además, acababa de forma completamenta abierta, lo cual permitía la posibilidad de crear una secuela que siguiese los pasos del chico que puede entrar en los sueños de la gente y combatir contra sus pesadillas o temores, convertidos en mazmorras que pueden acabar con la vida de su creador. Además, esa sensación de aislamiento, de recelo por nuestros poderes, se podía haber seguido explorando porque era bastante única en el género de esos tiempos, pero la cuestión es que dicha posible secuela directa nunca llegó.

En su lugar, Matrix Software cambió la apuesta, se alió a Contrail y, a pesar de perder a buena parte del equipo que trabajó en el título original, decidieron seguir adelante con el nombre de Alundra en esta supuesta secuela. ¿El resultado? Vamos a analizarlo:

En Alundra tenemos un protagonista que sufre un naufragio y se ve envuelto en una batalla entre dioses antiguos para frenar a un dios malvado, ganando el poder de entrar en las pesadillas de la gente para intentar salvarlos... Algo que no siempre logra, provocando las dudas y recelos de muchos miembros de la comunidad donde es acogido.

La historia era oscura, con muchos momentos duros, algunos que hasta nos hacían plantearnos si hacíamos lo correcto o no... Pero, de ahí, pasamos a un planteamiento casi de niños como es el de Alundra 2. donde nuestro pirata protagonista decide ayudar a una princesa a restaurar el reino de su padre, ésta es secuestrada y descubrimos que el gran mal que asola al reino es una persona que puede usar aparatos de esos de darle cuerda a los juguetes para controlar a quien le da la gana y su gran objetivo es controlar a todo el planeta con una cuerda de esas gigantes.

Vamos, una mezcla del Dr. Eggman de Sonic con los Power Rangers en forma de villanos, con una cantidad de tópicos infames (sí, la princesa está enamorada del protagonista ¡sorpresa!) que hacen que te preguntes dónde está algo de la trama o, simplemente, el carisma del primer título para que hayan acabado haciendo algo tan mediocre.

Alundra era un ARPG bien equilibrado entre puzles y combates y, sí, en Alundra 2 también hay algunos puzles bastante buenos, pero la torpeza general de movimientos del protagonista unida a la absurda repetitividad de este planteamiento (parecen forzar su aparición continuamente en esta secuela) hace que resulten mucho más aburridos.

Por si fuese poco, el desarrollarse en 3D y poder girar la cámara, ésta se convertía en un elemento extra que complicaba el propio desarrollo, hasta el punto en el que solventar ciertos momentos del juego era más difícil por la torpeza de la cámara y la mala reacción de nuestro protagonista que porque realmente fuesen complejos.

El combate también se presenta más pobre que en la primera entrega. Los enemigos no resultan demasiado variados, sólo tendremos un tipo de arma (aunque más hechizos) y los jefes... El término "barato" les viene como anillo al dedo, ya que prácticamente todos tenían una sencilla mecánica que no daba para mucho:

El gran error de Alundra 2 (junto a su pésima historia) fue abandonar el sólido apartado visual mediante sprites de la primera entrega por lanzarse a un apartado poligonal con entornos en 3D que puede que técnicamente exigiesen más de la consola, pero basta comparar ambos juegos para que quede claro que el primer Alundra era mucho más "bonito" visualmente.

Fuera parte de esto, el aspecto visual del juego también lo perjudica, ya que al ofrecer un sistema de rotación de cámara y unos entornos en 3D en los que nos podíamos mover en 8 direcciones diferentes (Las cuatro básicas y sus correspondientes diagonales), resultaba muy fácil fallar ataques porque no hemos medido bien en ángulo de la cámara o nuestro movimiento. Si a eso le unimos que el nuevo protagonista tampoco es muy buen saltador, en muchos casos acabamos desesperándonos por tal desastre.

Otro problema de estos gráficos es que tenía problemillas técnicos y, encima, las escenas de vídeo se realizaban con el propio motor del juego, en lugar de mediante escenas de estilo anime o vídeos pre-grabados (como en los Final Fantasy), lo cual dejaba un aspecto bastante más tosco,


Este aspecto técnico también quedaba en entredicho por su Banda Sonora. Las comparaciones son odiosas, pero es que si en el primer Alundra teníamos un trabajo brillante de Kōhei Tanaka, pero en esta secuela, por acompañar a la temática del juego, la Banda Sonora era muchísimo más feliz, algo que no parece acompañar mucho al estilo de Tanaka, que brilla más en otros géneros.

De hecho, resulta bastante evidente como de los pocos temas realmente decentes de esta segunda entrega, todos destacan por pertenecer a las partes más "siniestras" del juego, como mazmorras o ciertos jefes

En el aspecto sonoro es, quizás, de las pocas parcelas donde Alundra 2 puede competir con la primera entrega, ya que si bien en el primer Alundra tenemos una ambientación excelente, en la segunda entrega tenemos doblaje (en inglés, eso sí) que, aunque tampoco sea nada del otro jueves, era algo bastante raro en los tiempos de PlayStation y, en el caso de algunos personajes, resulta hasta excelente.

Si este título no tuviese Alundra en su nombre, hubiera sido uno de esos RPGs de medio pelo de PlayStation como The Granstream Saga (1997/99), que igual algún fan conoce, lo jugó y pudo darle buenos raros, pero que no se puede comprar, ni de lejos, con los grandes del género en la consola.

El problema es que este juego se aprovechó del buen nombre del primer Alundra, un título que, de haber seguido con ese nivel de calidad, podría haber incluso competido con la serie The Legend of Zelda, con historias incluso más interesantes, pero en su lugar nos traía una obra mediocre, evidentemente inferior a su primera entrega y que comparar con The Legend of Zelda suena a risa.

Cualquiera que lo adquiriera pensando que iba a disfrutar de un título de calidad similar, se encontraba con un pobre ARPG sin ninguna relación con el juego original, inferior en casi todos los aspectos a un juego que salió dos años antes y, encima, en inglés, ya que aunque el título original estaba en un perfecto castellano, al quitarse Sony del medio, nadie intentó traducirlo.

En resumen, Alundra 2 es el ejemplo básico de compañía que hace un excelente trabajo porque tiene el apoyo presupuestario de una compañía como Sony pero que, cuando está sola o tiene que contar con un apoyo muy inferior de compañías como Contrail, la cosa sale como sale: mal.

Y no solo mal, diferente, lo cual es, seguramente, uno de los mayores pecados que puede cometer un título que viene con aires de secuela. Podríamos debatir mucho sobre el caso de Chrono Cross (PSX, 1999/2000) y si es la mitad de buen RPG que Chrono Trigger (SNES, 1995) al cambiarlo casi todo con respecto a su supuesto "juego original", pero Cross por lo menos se mantenía como un RPG sólido, con sus fallos, pero tampoco de los peores de la consola, como sí pasa con Alundra 2.

Este título no tiene redención posible. Es pobre en casi todos sus aspectos, inferior a su juego original y, por si fuera poco, destrozó por completo a una serie que podría haber sido muy interesante, haciendo que la historia de Alundra, el original, se quedara sin una nueva entrega que le hiciera honor a su calidad. Un desastre.

6 comentarios:

  1. Es curioso porque prácticamente desde los inicios de la saga, Zelda ha tenido competidores muy fuertes pero ninguno ha sabido aguantar más de un par de asaltos en el ring (así de primeras se me ocurren Golden Axe Warriors, Soleil, Alundra y ya en 3D otros como Legacy of Kain Soul Reaver o Darksiders).

    La verdad es que es una pena, porque el estilo de la saga Zelda me encanta pero es cierto que tiene algunas "carencias" por llamarlo de alguna manera que se podrían mejorar. Juegos del estilo Alundra con una historia de mayor importancia o con la inclusión de elementos propios de los RPG (Zelda a mi parecer no es un RPG) pueden añadir mucho a un esquema de juego que sigue sin estar demasiado explotado fuera de la saga Zelda (pese a los múltiples intentos citados a lo largo la historia del videojuego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a nivel jugable no se que tan parecido sea, pero en diseño el protagonista del dark cloud de la ps2 es bastante parecido a link. También en intentos esta el terranigma de la snes que a mi no me gusto pero hay quienes lo consideran mejor que a link to the past

      Eliminar
  2. Si tuviera que pensar en un ejemplo concreto de juego que se carga una saga (y, en este caso, sin remedio aparente por todo el tiempo que ha pasado), pienso directamente y de forma clara en este Alundra 2. No voy a engañar a nadie y diré que no me he pasado ninguno de los dos Alundras, pero sí los tengo ambos, los he jugado unas horas y la diferencia es realmente abismal: la que hay entre un juego absorbente y bien planteado, un ejemplo de juego de culto (a mi modo de ver), y un juego que despide desgana e indiferencia por todos los lados xD. De hecho, cuando uno piensa en Alundra, es mejor pensar en un único juego y no en una saga ^^u.

    Este artículo me ha hecho pensar que tengo una cuenta pendiente con Alundra, a ver si me pongo un día de estos y la saldo.

    Un saludo.

    P.D.: Suscribo prácticamente palabra por palabra el segundo párrafo del comentario de cid: sorprende que nadie lo "pete" de verdad con un juego estilo Zelda (2D o 3D), pero superando las carencias de la saga (principalmente y a mí entender, el argumento). Igual hay alguno y Adell nos pueda ilustrar o me lo haya pasado por alto, pero lo más notable que me viene a la cabeza en este estilo es Alundra, Soleil (cuya historia no era tampoco para tirar cohetes) y poquito más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los otros juegos comentados por Cid, Darksiders y Soul Reaver, son quizás otros buenos ejemplos de parecerse en algunos aspectos, pero la temática es tan radicalmente distinta que cuesta ponerlos en la misma balanza.

      Eliminar
    2. Es eso, jugué el primer Soul Reaver (después de Legacy of Kain) y también el primer Darksiders y, pese a que me gustaron, tampoco los metía en la balanza del rollete Zelda (aunque el Darksiders desde luego se le parece). Quizá es porque pienso directamente en el estilo 2D (que es el que más me gusta para la franquicia de Nintendo) y ahí cuesta algo más.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Yo jugue los dos y los termine en su dia, eran buenos juegos pero el primero debo decirlo era mas dificil y a mi ver era tambien superior, tambien como dicen si piensas en un titulo que pieda cargarse una saga inmediatamente pienso en Alundra 2.

    ResponderEliminar