sábado, 3 de marzo de 2018

Un año de Switch, un año de apoyo en RPGs

Ha pasado un año desde que llegase a nuestros mercados Nintendo Switch y, hasta el momento, ha sido una de las sorpresas más impresionantes de un mercado de los videojuegos que parecía destinado a otra generación dominada férreamente por un sistema de Sony en consolas de sobremesa, como pasase con PlayStation y PlayStation 2.

Wii U fracasó por multitud de razones, asociadas a su pésima campaña de márketing -muchos se pensaban que no era más que un periférico para Wii, por poner un ejemplo-, sus particularidades de hardware -no era ni una consola de la generación que se estaba agotando ni de la siguiente-, la necesidad de tener en cuenta a un mando/tablet que ni era revolucionario ni daba para mucho juego en un mercado poco imaginativo, su alto precio, el rápido abandono de las principales compañías desarrolladoras... Asumir su fracaso y lanzar una sucesora en poco más de cinco años recordaba a muchos lo ocurrido con Sega y Saturn-Dreamcast, haciendo temblar los cimientos de toda la industria por la posibilidad de ver a una de sus desarrolladoras más importantes en tan serios problemas.

Habíamos tenido rumores de todo tipo sobre lo que iba a ser Nintendo Switch, ese híbrido entre portátil y consola de sobremesa que, al final, sí que fue eso y logró una atención totalmente superior a lo imaginado, ayudando en gran parte por el excelente The Legend of Zelda: Breath of the Wild, que no era exclusivo pero daba igual: la consola debutaba con el que acabó siendo el juego del año y, quizás, uno de los mejores de toda la historia.

Cuesta discernir quién tuvo más culpa del éxito, si el juego o la consola, pero lo que está claro es que esta explosión de interés por tener una Nintendo Switch tuvo un efecto rebote y multiplicador en todo el todavía escaso catálogo del sistema. La apuesta por las desarrolladoras indie se aprovechó de ello y resultó también uno de los grandes aciertos de Nintendo, ya que no solo aumentó mucho el catálogo del sistema cuando todavía no tenía suficientes juegos físicos, sino que también su promoción en medios oficiales ayudó a que muchos tuviesen un éxito inesperado, logrando que tuviese un "efecto llamada" a más desarrolladoras de este tipo de títulos... Y ports de otros juegos que tenían ya su tiempo.

Apuestas como las de lanzar Disgaea 5 Complete en Switch dos años después de su llegada a PlayStation 4 fueron recompensadas con más de 200.000 unidades vendidas, números similares o incluso superiores a los de su debut. Y en una consola de Nintendo, que hasta la fecha sólo había recibido un port del primer Disgaea en Nintendo DS. No fue el único caso. Siguiendo con otros casos similares, Fate Extella: The Umbral Star se hizo 150.000 unidades llegando seis meses más tarde, Dragon Ball Xenoverse 2 lleva más de 300.000 llegando un año más tarde... Y si miramos a ports desde Wii U, Mario Kart 8 Deluxe supera los 6.000.000 llegando tres años más tarde y está cerca de igualar en ventas a su lanzamiento original y algo similar ha ocurrido con Pokken Tournament DX. Con estos antecedentes, ¿por qué no iban a considerarse ports de Xenoblade Chronicles X o Tokyo Mirage Sessions #FE?

Y es que Switch ha creado un catálogo importante a toda velocidad. Si en los cinco años de Wii U difícilmente llegamos a 20 RPGs, en sólo uno Switch ha superado esa marca y tiene varios muy importantes en camino. Lo que empezó por el indie Has Been Heroes ha sido continuado por los ya comentado Disgaea 5 Complete y Fate/Extella: The Umbral Star, Mario+Rabbits: Kingdom Battle, Stardew Valley, Nights of Azure 2, The Elder Scrolls V: Skyrim, Battle Chef Brigade, Cat QuestXenoblade Chronicles 2, I Am Setsuna, Darkest Dungeon, Dragon Quest BuildersRomancing SaGa 2, Unepic, Steamworld Heist, Lost Sphear, The Longest Five Minutes... 

Pero lo más sorprendente es que, en este primer año, lo de los RPGs no ha sido una cosa puntual y el futuro apunta incluso más alto: en Japón la consola ya tiene disponibles Dragon Quest Heroes I+II, Dragon Quest X o Dragon Quest XI en una prueba de que, al menos la parte de Enix, apuesta ciegamente en la consola de Nintendo. Nippon Ichi o Gust también tienen una gran fe en Switch (no hay más que ver el ejemplo de la última conferencia de los primeros), Dark Souls Remastered, The World Ends With You -Final Remix-, IndivisibleValkyria Chronicles 4, RPGs occidentales como Wasteland 2, Legrand Legacy, Fallen Legion o Pillars of Eternity 2 también tienen a Switch entre sus sistemas... Y todavía quedan muchos más.

Shin Megami Tensei V (Atlus) y Project Octopath Traveler (Acquire/Square Enix) en exclusiva (veremos si temporal), el Tales of que nunca se anuncia, un nuevo Fire Emblem, un Pokémon en consola de sobremesa que, por fin, puede ser de los de siempre y no un desvío... el futuro de Nintendo Switch con títulos de nuestro género favorito es realmente espectacular y, sin lugar a dudas, se ha convertido en solo un año en la segunda consola que más RPGs recibirá tras PlayStation 4, haciendo que Xbox One, a pesar de estar todavía duplicándola en sistemas vendidos, haya quedado relegada a un tercer puesto de forma fulgurante.

Desde luego, el primer año de Nintendo Switch es prácticamente imposible de mejorar y, lo que es más importante, parece que su catálogo no va a parar de aumentar, con muchos RPGs en esa lista. ¿Cómo habéis vivido este año de Switch en el mercado? ¿Habéis sucumbido a sus encantos? ¿Estáis contentos con ella? ¿Qué es lo que os aleja de la misma? ¿Algún título os puede "obligar" a haceros con ella?

5 comentarios:

  1. La verdad es que no. Llevaba apenas 5 meses con la PS4 como para comprarme otra consola que solo prometía un Zelda de mundo abierto en ese entonces. Ahora, sigo igual. Estoy contento con la PS4 y Switch necesita juegos propios, como Zelda y Mario. Este es el año de Switch realmente. El anterior fue el de los refuerzos.
    ¿Un título que me "obligue" a comprarmela? Complicado lo veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Breath of the Wild o Mario Odyssey no te "obligan" a comprártela, siendo dos de los títulos más excelsos de los últimos años, es que la consola no es para ti. Hablas del año de los "refuerzos" cuando la consola tuvo esos dos títulos, Splatoon 2, Arms, Mario + Rabbids, Fire Emblem Warriors y varios ports de Wii U y juegos 3rd party de mucha calidad. Ojalá como dices eso fuera el año de los "refuerzos" y este año Nintendo lo haga aún mejor xD. No ha habido consola con mejor catálogo en su primer año a nivel de juegos de notable para arriba que Switch.

      Eliminar
    2. Sin estar de acuerdo o en contra, literalmente nada de lo que has listado es narrativamente intenso. Probablemente acabaré comprando una, pero hay razones, de sobras, para no acercarse dependiendo de las preferencias de cada uno. No es jugabilidad todo lo que reluce ni toda la gente errante anda perdida.

      Eliminar
    3. Sí, pero de eso a decir que ha sido un año de refuerzos y a decir que necesita un Mario y un Zelda que ya tiene hay un trecho largo. Que ya nos conocemos.

      Eliminar
  2. La compre en diciembre y he comprado un juego en físico al mes hasta ahora, debido al gasto en la consola he tenido que tirar por algunos indies en físico, pero hasta el momento todo bien. La consola rinde mucho en mis viajes (de 5 horas) y las viciadas han sido enormes.

    Hasta el momento en físico he comprado el I Am Setsuna (versión japo), Has Been Heroes, Azure Striker (el pack con los 2) y Fate Extella y a la espera de comprar el Zelda, Xeno y DQ Builders.

    Otro detalle es que la consola convive bien con la PS4, pero a la 3ds y la Vita es están jubilando lentamente, creo este ya será el último año de ambas.

    ResponderEliminar