lunes, 14 de diciembre de 2015

[Análisis] SteamWorld Heist (N3DS eShop)

¡Hola a todos! Aquí Desaya y hoy os traigo el análisis de un juego de Nintendo 3DS que salió a la venta en la eShop de Nintendo recientemente y que me ha sorprendido mucho en las pocas horas que llevo jugándolo.

El título en cuestión es SteamWorld Heist, un SRPG de ambientación steampunk del que escuché hablar por primera vez en el Nintendo Direct de Noviembre, llamando mi atención inmediatamente y haciendo que empezara a buscar información sobre él. Todo lo que leí y vi me encantó así que decidí darle una oportunidad y la verdad es que no me arrepiento lo más mínimo. Apenas llevo 4 horas jugadas, arañando la superficie y las mecánicas que ofrece, pero son suficientes para contaros mis impresiones.

No soy de realizar grandes párrafos introductorios, así que me pongo directamente a ello:

SteamWorld Heist nos pone en la piel (o mejor dicho piezas xD) de la Capitana robot Piper Faraday, una especie de pirata espacial que, junto con su tripulación, se dedica a asaltar otras naves para robarles galones de agua, la “moneda” de este universo de ambientación post- apocalíptica y steampunk.

Con el planeta Tierra destruido, la galaxia se divide en varias facciones: piratas espaciales de los “buenos”como Piper; piratas malvados como los Scrappers; los Royalists, que se dedican a oprimir a todo el que pueden e incluso una fuerza oculta y misteriosa con malas intenciones de la que sólo se oyen rumores... La historia desde luego no es el punto fuerte de SteamWorld Heist, pero sirve perfectamente para hilvanar las misiones y, por el momento, y a falta de complicarse más, va cumpliendo su objetivo.

Este es un juego donde la ambientación destaca por encima de todo: Los personajes tienen personalidad, desde los miembros de nuestra tripulación (con los que podemos interactuar entre misiones) a los secundarios que podemos conocer en las cantinas del juego.

La variedad de los personajes que vamos conociendo es un punto fuerte que compensa la posible falta de profundidad en la historia y estos robots resultarán realmente interesantes.

El sistema de juego resulta el gran atractivo del título, sin lugar a dudas, y, por tanto, es aquí donde más me voy a extender.

Empezaremos siempre dentro de nuestra nave, sobre un mapa de la zona de la galaxia donde nos encontremos, que va aumentando de tamaño y de localizaciones según superamos misiones. Una vez decidimos que misión afrontamos (normalmente abordar una nave enemiga) tenemos que decidir los robots que vamos a usar en dicha misión y el equipamiento a usar en ellos. Cada uno destaca en una faceta y unos determinados tipo de armas, tenemos unidades especialistas en larga distancia que dependen de su puntería con miras láser, otras que destacan en corta distancia usando los puños y escopetas, otras lentas pero con artillería pesada... Queda en manos del jugador decidir qué estilo de juego se le da mejor o le gusta más a la hora de afrontar las misiones.

El sistema de combate lo encuentro muy ágil y, sobre todo, divertido. SteamWorld Heist es un SRPG, por lo que cada unidad se moverá por turnos, primero nuestro equipo y a continuación los enemigos, la particularidad que tiene este título es que nos movemos en un entorno 2D por lo que el movimiento es en horizontal y vertical. Antes de cada acción, lo normal es mover la cámara para ver nuestro entorno, usando el stick, mientras que a nuestros personajes los moveremos usando la cruceta. 

Aunque pueda parecer que esto de jugar en un entorno en 2D limita la estrategia, no es cierto en absoluto porque es un método perfecto para por ejemplo tender emboscadas a los enemigos. Mientras uno de nuestros robots le planta cara directamente al enemigo, podemos mover a otra de nuestras unidades por el piso encima suya para conseguir una posición de tiro óptima y encerrar al robot enemigo en un fuego cruzado, acabando fácilmente con él.

Hay muchas más variantes que podemos emplear, como por ejemplo desperdigar a nuestro equipo por puntos estratégicos de la nave cubriendo varios objetivos desde una posición segura, juntarlos a todos en plan comando para formar una fuerza de ataque temible para arrasar con todo lo que se cruce por nuestro camino... La imaginación y nuestra propia capacidad estratégica es clave para que tengamos éxito.

A la hora de atacar se usan normalmente las armas de fuego características de cada unidad, aunque también podemos usar los puños u otras armas secundarias, como granadas. Cuando queramos atacar a un enemigo, pulsamos R y nuestro personaje desenfundará su arma y será el jugador el que tenga que usar su puntería y su propia habilidad trazando la trayectoria de las balas para que el ataque sea exitoso. Con armas de precisión, como una pistola con mirilla, será algo sencillo, ya que contaremos con un puntero láser para ser precisos al máximo, en cambio con armas de dispersión, como una escopeta, tendremos que mantenernos a corta distancia para aprovechar al tope todos los impactos.

Esto tiene su propia estrategia y es que si disparamos a la cabeza de los robots enemigos tendremos un gran porcentaje de conseguir un impacto crítico o, si les disparamos a las piernas, podemos paralizar su movimiento a costa de hacer menos daño. La guinda a todo esto es que las balas rebotan en varias superficies, por lo que si jugamos con los rebotes y trayectorias podemos conseguir impactos que a priori podrían parecer imposibles.

A todo esto añadidle que los escenarios tienen varios elementos extra como bidones (destruibles) tras los que parapetarnos y protegernos del enemigo o elementos peligrosos como barriles explosivos que ambas facciones pueden utilizar para causar daño extra a su rival. Controlar todo esto es clave para salir victoriosos de cada escaramuza.

¡Ah! Y nada de tratar de memorizar escenarios y formaciones enemigas para cobrar ventaja, porque se generan aleatoriamente cada vez que entramos a una misión, por lo que cada situación será distinta y nos obligará a esforzarnos incluso aunque sea una tarea que ya cumplimos.

Fracasar en una misión supone una gran pérdida de recursos, más importante conforme la dificultad sea más alta. Para compensar, también a mayor dificultad tendremos mejores recompensas, por lo que los jugadores que quieran un reto también tendrán herramientas extras con las que aprovechar sus victorias.

Los escenarios también tienen muchos botines desperdigados para recoger y que pueden contener distintas recompensas, simples galones de agua, armas, objetos curativos, tesoros que se pueden vender a a alto precio... en nuestras manos está el investigar a fondo el escenario en busca de botines a costa de mayor riesgo de fracasar la misión. Sí, en cada misión tendremos uno o varios objetivos a cumplir: eliminar cierto número de enemigos, obtener cierto número de botines, eliminar un jefe, recuperar mercancías robadas... no es que la variedad sea apabullante, la verdad, pero bueno, suele ser algo habitual en los SRPG.

Al finalizar cada misión recibiremos experiencia para subir de nivel a nuestros robots (van aprendiendo habilidades tanto activas como pasivas según van subiendo) y recibimos una calificación de estrellas que son las que miden nuestra reputación en la galaxia. Conviene conseguir las máximas posibles porque algunas armas sólo se pueden comprar con reputación suficiente, al igual que ciertos robots nos pedirán reputación alta para unirse a nosotros o ciertas zonas estarán vetadas hasta que consigamos suficientes estrellas. Por supuesto toda misión puede repetirse en cualquier momento para conseguir el tope de reputación, subir nivel o farmear objetos.

En cuanto al equipamiento, vamos bastante servidos, ya que hay más de 100 armas y piezas distintas con funciones muy diferentes, como por ejemplo armaduras que nos aumentan la salud a costa de perder movilidad o armas con alto índice crítico o ataque, pero que en cada turno sólo te permiten moverte o disparar, nunca las dos cosas juntas... Formar un equipo adaptado a nuestra estrategia será algo muy sencillo con tanta variedad.

Como añadido, los personajes pueden equiparse sombreros y gorros a lo Team Fortress 2, que cumplen una función puramente estética y hay más de 100 a coleccionar. La forma de conseguirlos es simple: nuestros enemigos también llevarán gorros, así que si vemos uno que no tenemos, "bastará" con disparar al gorro de ese enemigo para mandarlo por los aires y, a continuación, recogerlo del sueño para que pase a formar parte de nuestra colección de trofeos de guerra. Esto puede complicar la batalla, porque derribar un gorro supone fallar un tiro ante un enemigo, así que lo normal es repetir alguna fase sólo para intentar arrebatarle un gorro concreto a algún robot. Sin sonar a miembro de Valve, esto suele merecer la pena, porque hay algunos geniales y hacen guiños graciosos a otros juegos.

Aunque cumple sobradamente para la clase de juego que es, tampoco os esperéis alardes técnicos espectaculares: Son gráficos simplistas pero perfectos para un juego de esta ambientación.

Tendremos buenos efectos visuales (Sobre todo en las explosiones) y combates muy fluidos sin ninguna ralentización por muchos elementos que pueda haber en pantalla. Lo dicho, sin ser espectaculares cumplen con creces, en mi opinión.

Los efectos de sonido y la música también cumplen bien, a destacar la banda sonora con temas vocales del grupo Steam Powered Giraffe, un grupo con una estética Steampunk total que va que ni pintado a este juego.

Habrá momentos que estaréis quietos en una cantina del juego escuchando alguna canción en particular, con eso lo digo todo.

No he jugado más de cinco horas pero se da en los medios unas 15-20 horas de duración aproximada, lo que no está nada mal, ya que si te pones a buscar todas las armas, subir a todos los robots a máximo nivel, coleccionar todos los sombreros, alcanzar la máxima reputación y demás, la duración se puede extender a muchas más horas.

Además, creo que también hay la posibilidad de empezar un Nuevo Juego+, disfrutando de los cinco niveles de dificultad, adaptados para todos los gustos. Así, pues, tendremos un juego que, si te engancha, te puede proporcionar muchas horas de diversión.

Si habéis llegado hasta aquí, habréis notado que me está encantando este SteamWorld Heist. Me ha supuesto un golpe de aire fresco comparado con los SRPG habituales que suelo jugar y eso lo valoro mucho, al igual que lo están valorando diversos medios en sus críticas, ya que está recibiendo puntuaciones bastante buenas. 

En caso de que os gusten los SRPG y queráis un juego divertido que se puede disfutar en ratos cortos o como descanso de algún otro juego que tengáis, os lo recomiendo encarecidamente. Hasta final de mes está con un descuento de 3€ en la eShop (16,99€ es su precio en este momento, manteniéndose así hasta el día 31 de Diciembre) y, además, os regalan un tema para el menú de la consola, que no está mal. xD 

Tened en cuenta que está en inglés pero ya han anunciado que en Enero habrá un DLC gratuito en el que incluirán cosas nuevas a detallar, pero entre ellas estará la traducción a varios idiomas, incluyendo, por supuesto, el español. Así que incluso los que estéis en contra del idioma de Shakespeare podréis haceros con él ahora que está de oferta y esperar a ese parche.

¡Gracias por leerme y un saludo a todos los lectores de Destino RPG!

2 comentarios:

  1. Coño! pues no lo conocía y tiene pintaza. Cae fijo y te comento en cuanto me lo haya jugado. Esta entrada se merece un : Gracias!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues me alegro mucho, espero que te guste tanto como a mi :)

    Estoy viendo que hay gente que se va a bajar el juego o ya se lo ha bajado gracias a esta entrada, si no os gusta luego no me pegueis eh? xDDD

    A mi sinceramente me está encantando, una de las revelaciones videojueguiles del año en mi opinion

    ResponderEliminar