lunes, 28 de agosto de 2017

¿A qué ha estado jugando Destino RPG este verano?

Por desgracia, el verano va llegando a su fin, lo que significa para muchos de nosotros que las vacaciones se disipan y la vuelta al trabajo está a la vuelta de la esquina, incluso con muchos habiendo vuelto yo a las tareas cotidianas. Pero el verano suele ser tiempo para jugar y es posible que algunos incrementen el ritmo en esta estación.

Por tanto, para rememorar cómo nos ha ido y animarnos un poco, hemos decidido juntar a los miembros del equipo de Destino RPG que se han animado a participar, para que nos cuenten a qué han estado jugando este verano en general y nos dejen sus impresiones al respecto. Sin más dilación, vamos a ver qué han estado haciendo.
Pues como suele ser habitual, al menos en mí, el verano es una época en la que acostumbro a jugar menos cosas de las que tenía previstas. Este año iba a tener más tiempo libre y pensé que, al fin, lo cumpliría. Iluso de mí, la ausencia más destacada ha sido Trails in the Sky The 3rd.


Ya os hablé de la primera entrega de la trilogía y varias veces he mencionado las ganas que tenía a sus secuelas y, como no, fue mi primer juego de PS4. Ha cumplido las expectativas y ya tengo el tercero en reserva. Quizá no llame la atención a todo el mundo, pero si te gusta el anime y/o las novelas visuales échale un ojo.

Hyperdimension Neptunia Re;Birth 1 (PC)

Hace tiempo que tenía curiosidad por la saga, pero me echaba para atrás que fuera de Compile Hearts, por la calidad de sus juegos. Mucha gente pregunta por ellos y me picaba el gusanito, así que me animé en una oferta a 5-6€. Aun lo estoy jugando, ya haré análisis, pero de momento, pese a no ser top, es mejor de lo que esperaba.

Mis vacaciones, como estudiante que soy, van este año desde mediados de junio hasta principios de septiembre, por lo que es lógico pensar que he tenido tiempo de sobra para ponerme al día de todo lo que he acumulado durante el curso, aunque finalmente no he jugado todo lo que me gustaría.



Por fin este año pude hacerme con un ordenador medianamente decente y había que estrenarlo como se merece: metiéndome de lleno en el mundo de Trails con el primer capítulo de la sub-saga Sky.

Tras 40 horas de juego y empezando en estos mismos instantes Second Chapter, decir que ha cumplido plenamente e incluso superado mis expectativas: un desarrollo muy lento pero que me merece la pena, un estilo gráfico muy detallista… y encima con el turbo mode que le implementaron hace poco, el cual me ayudó a sobrevivir en cierto tramo.

Dragon Quest IV: Capítulos de los elegidos (NDS)

Después de haberme maravillado hace unos años con la novena entrega y sufrir incontables torturas con la séptima, decidí reencontrarme con la saga desde el primer juego más “modernizado” con un remake: el cuarto título.

Quizá por ser un remake me sorprendió (para mal) que el horrible sistema de menús, inventarios y equipamientos siguiera tan complicado de soportar como siempre, pero tras hacerse un poco con él se hace más llevadero y permite disfrutar del título. Vale, ahora no resulta nada especial la división por capítulos pero, ¿y lo innovador que era en los 90? Especialmente con el capítulo de Torneko, aunque a mí me aburrió hasta el extremo.

Me salió un trabajo y tampoco he podido ponerme al día de todo lo que me proponía, aunque a un par de semanas de volver a las clases solo me quedan 2 juegos pendientes. Pero con la adquisición de la PS4 por fin pude dedicarle tiempo a dos videojuegos que tenía desde hacía algún tiempo


Tras 2 años de espera pude quitarme esas ganas de lanzarme de lleno a la ciudad de Yharnam y adentrarme en sus secretos. La ambientación, el diseño artístico, la jugabilidad y, sobretodo, la historia del mismo, fueron justo lo que me esperaba, recalcar el cómo el mapeado vuelve a estar tan por encima de otros en cuanto a definición. Pero añado a la par que hubo algunas cosas que no me llegaron a agradar, por ejemplo, que la mayoría de los jefes que me parecieron de lo mejor fueron secretos y opcionales.

También los cálices, completé una vez cada uno y me dejaron un mal sabor de boca, tantas horas para, realmente, servir a un propósito más de farmeo y de reiteración para alcanzar esa enfermedad que tenemos algunos de llegar al 100% del juego. Aún con todo, ahora que ha pasado un tiempo y que por fin me he hecho con PS Plus, deseo volver y enzarzarme en combates PvP.



Me lo regalaron hace unos años, una Edición Especial que incluía una misión y unos objetos extra, además de una litografía de Yoshitaka Amano. Del juego ¿qué se puede decir? En un mundo donde se lanzan juegos cada día más americanizados, con más acción y más explosiones y donde solo Japón y sus juegos dominan ese arte de plasmar belleza en lo que hacen, Ubisoft lo intentó.

Child of Light no es un juego que pasará a la historia por nada, ya que no redefine ningún concepto: los combates por turnos, la historia de cuento de hadas de luz y oscuridad, la caracterización de los PJs de manera que cada uno tuviera su rol pertinente. Pero estoy seguro que todos los que nos adentramos en él, vimos aquello que se realza por encima: un acabado mágico, unos paisajes hermosos y una música excepcional. No es un juego largo, ni tampoco te tienta a rejugarlo, pero se disfruta a cada momento.



La verdad es que se va el verano y he jugado menos cosas de lo que me hubiese gustado, si bien creo que ha merecido la pena. Uno, un MMORPG de mi saga favorita y de lo mejor que ha salido en 2017. Otro, uno de los mejores juegos de 2015 (para mi el trono lo seguirá teniendo Bloodborne), pero sin duda uno de los mejores juegos de esta generación y creo, uno de los mejores que he jugado nunca. Hablemos de ellos.


Debo de ser una de esas pocas personas en el mundo que aún tiene fe en Square Enix, de esos locos que creen que en algún momento va a resugir la saga y a darnos los que nos dio en la época dorada de Squaresoft. Lo quise con XV. Lo deseo con el Remake de Final Fantasy VII. Pero es que lleva delante de mis narices varios años.

Al tener ya un análisis en el blog, intentaré ser breve. Final Fantasy XIV es, ahora mismo, uno de los mejores juegos de la saga. Tiene todo lo que se le demanda a un FF tradicional - la cacareada esencia - y es, además, el mejor MMORPG del mercado. Una variedad de contenido increíble, momentos de historia épico, una banda sonora que aún tras haber completado la misión principal hace más de un mes. la sigo escuchando cada día.

Si no fuese porque hay muchas cosas que quiero jugar, sería el juego al que le hundiría horas y horas de mi vida, porque lo tiene absolutamente todo. Solo puedo dar las gracias a SE por la confianza depositada en Yoshida-P y que resurgiera del abismo a un juego que, empezó como un auténtico desastre y ha acabado en el trono del género. Dadle una oportunidad, como ya comenté en la otra entrada, se puede jugar perfectamente de manera individual, que su carácter de MMORPG no os eche para atrás. Y me ha durado menos que el siguiente ;P



Me extendí por twitlonger hace unos días y aunque aún lo tengo muy fresco, es un juego muy especial. No soy fan del universo, los libros no me los he leído y los otros dos juegos tampoco me hicieron clic. Pero esto… esto es algo grande. Es el culmen de la narrativa tradicional actual. Es un juego super ambicioso que consigue todo - casi - lo que se propone. Es un imprescindible de la generación, y un título al que volver para fijarse en todo lo bueno que hace.

Tampoco os voy a descubrir la rueda, ya sabéis qué es TW3 (el compañero M2 ya se ha encargado de enseñaroslo en varias entradas) así que solo puedo instaros a que tardéis un año, dos o cinco, juguéis a este juego. Es largo, sí, pero merece la pena cada segundo de vuestro tiempo. Y al final, sentiréis un vacío harto difícil de rellenar.


Cuando se deja atrás la vida de estudiante parece que el verano se acelera y acorta a pares. Sin embargo, siempre planifico con optimismo uno o dos juegos de los que quiero disfrutar durante dicha estación. Este año puedo decir que no he perdido el tiempo, contando a monstruos que han consumido mis horas como Persona 5.


Mi único propósito real para el verano, horas y horas sabiendo que en todos esos momentos donde preguntas qué hacer, aparece Persona 5 para guiñarte un ojo y seducirte dulcemente a sus brazos. Y no ha decepcionado: 130 horas con buen sabor de boca donde me que quedo con su estilazo y el buen hacer de las mazmorras, una auténtica revolución con respecto a juegos anteriores. Por contra, a la historia le faltó epicidad en casi todo momento y una parte final con bastantes decisiones cuestionables desde mi punto de vista, ¿se acelerarían por terminar?

A pesar de estos defectos, es un juego que recomiendo sin duda, y espero ya con ganas su siguiente iteración, que de seguro será más y mejor.


Si la sobremesa estaba cubierta, siempre se debe disponer de un plan B portatil. Fire Emblem cumplió ese propósito para esos ratos fuera de casa. Por desgracia, este sí ha decepcionado. Venía de una genial iteración como Awakening y esta se ve inferior en casi todo, incluso teniendo la edición especial con todas las rutas, eso de tener que jugar una ruta normal para luego Revelation me pareció insufrible. Una historia simple y típica con unos secretos poco inspirados (no podemos contar nada porque está maldito…¿en serio?). La jugabilidad también se presenta de forma un poco caótica, sé que el típico desarrollo de menos a más puede ser aburrido, pero presentar fases tan desestructuradas casi desde el principio no es divertido.

Como he dicho, aquí me he tenido que forzar a jugar para una saga que acostumbro a disfrutar, quizás es simplemente porque por cuestiones personales no me ha gustado cómo organizaron este juego, pero sinceramente espero la siguiente iteración y procuro olvidar lo aprendido con esta.


Comencé el verano terminando el SO3. Cuando estaba cerca de la parte final, mi novio me regaló el Tales of Berseria por nuestro aniversario. Pese a tenerlo ahí esperando y mirándome con ojitos tiernos, conseguí ser fuerte y terminarme el SO3 y su post-game antes de empezarlo. Y luego ya cogí el Tales, que como me ha pillado sin trabajar por fin de contrato, me lo estoy pasando súper rápido xD


Star Ocean 3 (PS4)

La verdad es que ya me lo había pasado en su versión de PS2, pero desde que lo anunciaron en digital para la presente generación, había vuelto a tener el gusanillo de jugarlo. Como veríais los que leísteis mi entrada sobre la saga, es mi favorito y rejugarlo con trofeos y no solo Battle Trophies ha sido un aliciente para recordar una historia envolvente e interesante. Además, por primera vez, he conseguido limpiar todos los jefes del post-game, pues tenía la espinita clavada de no haber conseguido derrotar a Freya. Cayó tras unos 5 intentos más o menos y una media hora de combate :D

Dado que ya hice una entrada al respecto, no voy a meterme mucho sobre el juego en sí. Desde luego, si no habeis jugado nunca, tenéis una PS4, os apañáis con el inglés y no sois muy exquisitos con los gráficos (recordemos que es de PS2), es vuestro momento. Por 20€ (o esperaos a rebajas) tenéis un juego con una historia muy interesante y considerablemente largo.



Tenía bastantes ganas de pillarlo, pese al fiasco con el Zestiria, pues había leído análisis bastante buenos, como el que hizo Astara. Tengo que decir que hasta ahora, no me ha decepcionado. La historia es muchísimo más interesante que el de su predecesor, con un aire oscuro la mar de fascinante. Como bien indicó Astara, el grupo protagonista no es el típico "unámonos para salvar el mundo", sino que te encuentras con un grupo de antihéroes que se unen por sus propios motivos egoístas.

Gracias a Dios, han mejorado el sistema de combate, algo que me gustó muy poco en la anterior entrega (aunque las fusiones estaban chulas). No te ponen el daño acumulado en cada golpe del combo, sino que lo han retirado a un lado de la pantalla junto con el número de golpes y sobre el enemigo ves el daño específico de cada impacto. Además, aunque persiste el sistema de mejora de armas que no me gusta demasiado, han quitado el odioso sistema de habilidades y fusión de las mismas. Los mapas son pequeños para mi gusto, pero esto facilita que no se vean tan vacíos como pasaba en el anterior.

Vamos, que hasta ahora, con casi 60h de juego y cerca de su final, aunque para mi gusto por el momento no llega al nivel de los dos Xillia en historia, y en calidad gráfica se queda corto para esta generación (reconozcamos que los Tales nunca han destacado mucho por su aspecto visual ya que el estilo manga da un poco de margen para la sencillez), puedo decir que es altamente recomendable.


Verano suele ser esa época donde pienso que me voy a pasar varios juegos de mi larga lista de pendientes y luego sí, acabo pasándome algunos, pero menos de los deseados. Este año no ha sido la excepción y, si bien he jugado bastante (de algunos no hablaré porque ya lo hice en el blog, véase Age of Decadence o Theatrhythm Final Fantasy), no he tenido tiempo por unas cosas y otras de darle a todo lo que deseaba (y eso que he tenido largas vacaciones).



La segunda parte de esa especie de reboot o nuevo enfoque que le dieron a la mítica saga Deus Ex llevaba meses esperándome en la estantería y a principios de verano decidí darle la oportunidad. El caso es que en cuestión de días me lo pulí, realizando todas las secundarias que salieron a mi paso. Sigue teniendo uno de los, posiblemente, mejores sistemas jugables de sigilo, totalmente lleno de posibilidades, además de una trama interesante y que te engancha, con el único defecto de quedarse MUY abierta.

Lo empecé con miedo por las numerosas críticas, pero debo decir que me ha encantado y que es una lástima que parezca que la saga se va a quedar en la nevera. Es muy continuista respecto a su predecesor, pero mejora algunos detalles y te da una libertad controlada estupenda que lo hace muy jugable y te ofrece distintos caminos para que decidas como operar. Para quien busque un buen juego de sigilo, tanto Mankind Divided como Human Revolution son excelentes opciones y ahora están tirados de precio ;).

Kingdom Hearts II Final Mix (PS3, Versión II.5 HD)

De los últimos títulos de la franquicia que me quedaban por jugar, he estado dándole más o menos de manera regular todo el verano, aunque muy poco a poco. Con permiso de Birth by Sleep me parece el mejor Kingdom Hearts a todos los niveles: jugablemente es dinámico y divertido en combate, los mundos que presentan son acertados y tienen un mimo total (Río Eterno me enamoró completamente), además de tener una trama relativamente interesante a la que veo que todavía no le he sacado el jugo (iré por la mitad del juego) y unos personajes que te hacen reír y están llenos de simpatía (sí, ese Donald otra vez xD).

Si bien es cierto que al principio me aburrió un poco en la parte de Roxas, con tanto minijuego y tanta gaita, debo reconocer que a medida que le he echado horas me ha ido atrapando hasta el punto de considerarlo un juego muy notable. Recomendado para los que no tengan miedo a meterse en esta larga franquicia, considerada de las más prominentes en el género a nivel moderno, y no les importe que tenga ya unos añitos el título, más recomendable todavía ahora con esos remasters disponibles en PS3 y 4.


Como supongo la inmensa mayoría, normalmente acostumbro a usar el periodo veraniego para ir quitando de la lista de pendientes a los grandes clásicos que faltan por jugar. Sin embargo, este año estoy muy al día con los lanzamientos actuales y he decidido ponerme con aquellos títulos interesantes que me he saltado en los últimos meses. Además de intentar terminar Persona 5, también he completado un montón de indies, todos bastante recomendables: Quadrilateral Cowboy, Inside, Little Nightmares, Pyre y SuperHot. Pero si ha habido uno que me ha maravillado por encima del resto ha sido Hollow Knight:


Super Metroid es uno de mis juegos favoritos pero hoy en día es difícil que un metroidvania me sorprenda, siendo además un género muy prolífico en el panorama indie de los últimos años. Pues bien, Hollow Knight se ha convertido en uno de mis favoritos de este 2017. Quizás no innova demasiado pero todos sus aspectos están tan cuidados que resulta difícil encontrarle pegas. Preciosista apartado artístico, variedad tremenda en el diseño de niveles y enemigos, sistema de combate simple pero muy efectivo, jefes finales apabullantes y un montón de secretos para terminar de exprimir un juego que ya de por sí es bastante largo. Como bien nos intentó convencer Astara a principios de año, Hollow Knight es indudablemente uno de los mejores juegos de su género y quizás el mejor indie de 2017.



Tras el maratón de lanzamiento, lo había dejado un poco abandonado, desganado en la parte quizás más aburrida del juego. He aprovechado las vacaciones de verano para terminarlo en otro maratón que no me está dejando buen sabor de boca. Desde luego a nivel artístico es sublime, con unas animaciones cuidadísimas (eso sí, no aptas para epilépticos), pero a falta de terminarlo, siento que la historia se ha quedado por debajo de lo acostumbrado por otras entregas. Aun así, probablemente se sitúe como el mejor JRPG del año, pero la sorprende que se hayan tomado con tantísimo detalle el diseño de menús y con tanta brocha gorda algunos giros de guión.


Por mi parte he pasado las vacaciones principalmente entre lecturas, pero he sacado tiempo para probar dos títulos de unas sagas (subsagas, más bien) muy queridas en el blog:


Mi primer contacto con un Persona me ha dejado unas impresiones bastante opuestas. Sin haber terminado el juego podría destacar aspectos positivos como el diseño artístico (si bien, desde un punto de vista totalmente subjetivo, no es que me apasione), el detalle de cambiar en cada “mazmorra” la ambientación y el tema (musical) de fondo o que resista más o menos bien su maratónica duración, pero prefiero centrarme en un aspecto negativo que buena parte de la crítica (si bien no el siempre agudo Cid) parece que pasó por alto: el argumento y sus personajes. En cuanto a lo segundo, y parafraseando a uno de los personajes de George R. R. Martin ahora que es tema de actualidad, lo mejor que se puede decir de ellos es que parecen jóvenes sanos. Por lo demás, desde los protagonistas a los antagonistas nos encontramos con una procesión de personajes menos profundos que un charco en las llanuras belgas que, supongo, no dejan de encajar con una historia simple y maniquea donde la poca capacidad de reflexión sobre sus acciones de nuestros personajes solo es comparable con la desorbitadamente exagerada maldad de cada uno de sus “objetivos” que parece pretender evitar (junto con las justificaciones argumentales de los límites de tiempo en el juego para completar las “mazmorras”) que el elenco protagonista tenga que plantearse cuestiones morales que en un argumento de esta clase son difíciles de ignorar. Podría seguir criticando más y más aspectos argumentales, pero casi mejor dejémoslo aquí.

Devil Survivor 2

Al contrario que el anterior, este sí lo he terminado y me ha sorprendido gratamente. Es cierto que (como muchos por aquí) soy fan de los SRPGs, pero hacía bastante que no me encontraba uno que primase tanto la planificación antes de cada batalla. En este título se convierte en algo casi más importante que el desarrollo del combate en sí, y eso es de agradecer. Además, los personajes están bien construidos (tampoco son una maravilla, pero al menos la mayoría parece conseguir escaparse del arquetipo sobre el que se construyen), la historia es funcional, la banda sonora acorde con el tono argumental y las diferentes rutas le aportan mucho al juego y a su rejugabilidad; además de empoderar al jugador y permitirle seguir el camino que considere más oportuno o justo.

Cabe señalar que he estado refiriéndome en todo momento al juego original. Tras probar la historia exclusiva de la secuela de 3DS creo que se podría resumir en que viene a ser una repetición del anterior juego para los fans pero, como suele pasar en estos casos, empeorando en casi todos sus aspectos.


Como me lleva pasando a lo largo de todos estos años, rara vez juego a los títulos más recientes. En mi intento por echarle el guante a todo lo destacable de generaciones anteriores, este verano voy a resaltar 2 juegos con un buen tiempo a sus espaldas jugados en 2 plataformas diferentes.


A principios de verano, al fin me decidí por adentrarme en la saga Souls. No eran pocos los que me advertían de que comenzar por Demon’s Souls podría ser un jarro de agua fría que amenazaba con crearme una mala imagen de estos juegos. Tengo que decir que en un primer momento se cumplió a rajatabla, pensando en abandonar el juego tras unas 2-3 primeras horas de absoluta desesperación.

Sin embargo, decidí darle una segunda oportunidad al juego comenzando con un personaje distinto, y vaya que si fue una buena decisión. Probablemente sea el juego al que más horas seguidas le he dedicado desde Trails of Cold Steel, que no es poco decir.

Demon’s Souls se convirtió en una experiencia completamente nueva para mí. Llegué al punto de aprenderme los escenarios de memoria, con todas sus trampas y pasillos ocultos, llegando a recordarlos casi al dedillo aún tras tres meses desde que lo jugué. Pocos juegos han conseguido transmitirme semejante sensación de inmersión. Mi periplo por la saga no ha hecho más que empezar.

Mario & Luigi: Partners in Time (NDS)

Todavía con Mario & Luigi: Superstar Saga rondando en mi cabeza como uno de mis juegos preferidos de la infancia, me decidí a probar el título que supuso la incursión de los dos hermanos en el género rolero en NDS. Como no podía ser de otro modo, el sello de Nintendo volvió a ser el seguro de calidad del que gozan todos los títulos concebidos bajo el abrigo de la compañía nipona.

El humor salpica toda la historia de este título, que si bien es tan simple como una tortilla, no por ello deja de ser fresca y simpática. El sistema de combate del título obliga al jugador a no perder la concentración en ningún momento, alejándose completamente de ser un machacabotones más. No por ello es un título difícil, nada más lejos de la realidad, pero sí que es uno en el que tienes que hacer pleno uso de tus sentidos para no caer derrotado por un enemigo cualquiera a primeras de cambio.

Al igual que con Demon’s, también me quedan para los próximos años varios títulos más de la saga, siguiendo con Mario & Luigi: Bowser’s Inside Story, por lo que la diversión está servida también en formato portátil.

Este verano, al contrario que los anteriores, ha sido bastante movido, por lo que el tiempo para jugar ha tenido que dividirse entre desplazamientos, libros y juegos, de esos a los que le echas un rato en compañía y aquellos a los que les dedicas sus buenas horas, claro está. Y ya iba tocando abrir el cajón y terminar algunos de los pendientes de hace años.

Dragon Quest VIII (PS2)

No sé cuántas veces habré recorrido el mundo de este Dragon Quest antes de llegar al combate final. No soy muy asidua a los juegos de esta saga, pero me enamora bastante más el viaje y el descubrimiento que la historia en sí, los mundos “grandes” es lo que tienen.

El perderse por parajes buscando limos reyes metálicos o monstruos para la arena tiene un encanto especial, junto a subir las habilidades y ver las animaciones de cada arma, aunque en ocasiones los combates se tornasen tediosos, ya que básicamente era un: “mentalización, mentalización, mentalización, ataca, tú cura, mentalización, mentalización, te quitan la mentalización, vuelve a mentalizar”. Pero en general estoy bastante contenta con él, se ha disfrutado enormemente. Y tras esto una no puede evitar mirar con deseo Dragon Quest XI…


Mi pobre PSP merecía ya cierta atención, más con este juego ocupando prácticamente toda su memoria. El principio me pareció bastante sencillo y “pausado” por lo que acabé dejándolo de lado hasta este verano, y, bueno, lo cierto es que ha sido bastante entretenido.
Es mi primera incursión en la saga Trails (hola trailsecta, ¿todo bien?) y el juego me ha parecido de lo más normalete, sin llegar a destacar demasiado. Había algunos puntos bastante interesantes, sobre todo en la recta final, pero en general mantiene un ritmo equilibrado durante todo el juego a mi parecer.

Lo cierto es que lo acabé más por interés a los secundarios que a los propios protagonistas, Joshua y Estelle no me dicen ni fu ni fa. Aunque hay que reconocer que la cantidad de info de los NPC y el diseño de ciudades me gustó bastante. Espero epicidad deslumbrante en la segunda entrega que mejore el título en general, la verdad.

Sin duda este verano es el que menos tiempo me ha dejado libre para jugar y curiosamente es el verano en el que más juegos tengo pendientes, mala combinación es esa, así que he tenido que centrarme en sólo dos juegos que son los siguientes.


Nioh (PS4)


No era un juego que tuviera planeado comprar pero me entraron muchos ganas de jugar a algo tipo Dark Souls y Nioh se cruzó en mi camino, bendita coincidencia porque es uno de los juegos que más me han gustado en los últimos tiempos.

Rápido, desafiante, con multitud de habilidades y equipamientos para moldear a tu gusto y una historia realmente bien ambientada en el antiguo Japón, me ha parecido un juego sobresaliente que además ofrece muchos incentivos y contenido adicional una vez lo terminas por primera vez así que si os gustan este tipo de juegos os gustará Nioh, una experiencia que puede llegar a desesperar pero que a la vez resulta de lo más gratificante.


Final Fantasy XII: The Zodiac Age (PS4)

Lo había jugado hace muchos años en PS2 y siempre fue uno de mis Final Fantasy favoritos, es el típico juego que te encandila o que no te acaba de convencer y al encontrarme en el primer grupo decidí rejugar esta versión remasterizada.

A pesar de ser en esencia el mismo juego que en PS2 trae suficientes novedades y mejoras, el lavado de cara a nivel gráfico le ha sentado de maravilla y demuestra que es un juego que ha envejecido realmente bien y al estar basado en la versión (que nunca salió de Japón) International Zodiac Job System ahora podemos (entre otras novedades menores) asignar oficios a nuestros personajes. Se han cambiado el contenido de la gran mayoría de cofres y tenemos un nuevo modo desafío compuesto de 100 batallas a cada cual más difícil donde se pueden conseguir grandes recompensas.

Si no lo probasteis nunca, dadle una oportunidad y si lo jugasteis y queréis volver a recorrer Ivalice de nuevo, la experiencia es más satisfactoria que nunca. Este juego es una buena muestra de cómo hacer un remaster en condiciones.


A diferencia de otros veranos, donde he solido terminarme varios juegos en menos de un mes, debido a muchos planes que han ido surgiendo, he jugado bastante menos de los que esperaba. Pero bueno, entre los que he podido acabar, puedo destacar una segunda partida a Trails of Cold Steel II, así que no me puedo quejar.


Siendo cada vez más cercano el estreno de Trails of Cold Steel III en Japón, y con la idea de refrescar todos los acontecimientos que pasaron en la última entrega, volví a dedicarme por entero a esta nueva entrega. ¿Qué más puedo decir de éste juego que no se haya dicho en el blog teniendo en cuenta que incluso hay una toda entrada dedicada exclusivamente a la saga Trails?

Uno de los grandes JRPGs de la pasada generación, que continuó con las aventuras de Rean y la Clase VII de una manera espectacular. Aunque lo jugué anteriormente, la segunda vuelta me ha permitido retomar el hilo argumental de esta gran saga, además de poder descubrir nuevos detalles que no pude apreciar en un primer momento.

Si alguien quiere entrar en la saga Trails, claramente no es el mejor punto de partida, pero si queréis disfrutar de un buen RPG, con una historia interesante, personajes carismáticos, tenéis una PS3 o Vita y ya habéis jugado a los anteriores títulos, es un imprescindible.



Justo después de comenzar el verano, quise dedicarme a terminar este título, debido a las tremendas ganas que tenía de poder disfrutar de esta obra de Yoko Taro. Desgraciadamente, tengo que decir que a finales de verano, aún no he podido ni terminar la primera ruta.

Hasta lo que he podido jugar, me han encantando los escenarios y el ambiente deprimente y desolador que se respira. El combate es muy bueno en mi opinión, una maravilla si se compara con el Nier original claro está. Respecto al argumento, lo que a primera vista puedo ver, ya que aún me queda bastante por jugar, está muy cuidado y tengo ganas de continuar.

Ahora que está confirmadísima la muerte de Andromeda y las expresiones faciales ya funcionan del todo, le di una oportunidad… y seguía siendo meh. No es malo, hay aliens a los que dispararles, el diseño de escenarios es a veces sublime y parece Tron fusionado con KOTOR. Pero la historia es moralista y sencilla como nunca se había visto en la saga, y la falta de DLC o secuelas dejan muertos para siempre todos los agujeros que se cavaron para ellos.

The Legend of Heroes: Trails in the Sky (PC)

El primer Trails es el único que he acabado hasta la fecha, dada la extrema longitud de los mismos. Decir que van a fuego lento es un eufemismo, son los primeros días de Roxas en KH2 durante cuarenta horas de juego. Estoy acabando el segundo y no me sustraigo de la sensación de que no tienen trama: el primero se sostenía por presentación de escenarios y personajes, pero el segundo está pasando el rato sin objetivo ni progresión durante la mitad del juego otra vez. Nihon Falcom hace muchas cosas bien pero necesita un departamento de post- producción más férreo. Pero los últimos veinte minutos del primero me pagaron las cuarenta horas. A ver cómo sigue esto.


Devil Survivor Overclocked: Ruta Law


Tras completar la ruta de Devil en mi primera partida al remake del título de Nintendo DS (por cierto, ni de lejos me pareció tan difícil como me la pintaban), este verano jugaba entre rato y rato libre a la ruta inversa, la que me ataba a los ángeles, que nunca la había completado y tenía mucha curiosidad por el día extra. Al final, acabé rompiendo el juego por 20 partes distintas, por lo que acabé la ruta con un paseo militar importante, incluso frente a los jefes que se desbloquean en la Partida+. Eso sí, evité luchar contra los combates más serios, ya que mi objetivo es completar todas las rutas y cerrar el juego en la última, venciendo a los mayores enemigos posibles. Es un juegazo y aunque el capítulo extra no aporte demasiado, resulta una gozada para un fan de este tipo de estilos.

The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel 2

Sí, lo sé, MUY tarde, pero me gusta intentar jugar a estos títulos cuando tengo tiempo... cosa que en mis veranos no suele funcionar muy bien, ya que tengo como mucho un par de horas por la tarde completamente libres y el resto lo paso con mi familia y/o amigos (la 3DS cuando me levanto temprano es más fácil de usar), así que he estado jugando a un título que necesita más de 50 horas  a ritmo rápido, pero lo he estado haciendo concienzudamente, por lo que hubiera necesitado el doble para completarlo. Al final, los últimos días decidí acelerar para pasármelo por lo menos, dejando de prestarle atención a los detalles porque podía dejar una partida detrás en la que lo tenía prácticamente todo y podría recuperar para lograr algo parecido al 90%, pero a pesar de mis esfuerzos sólo llegué a completar el final, la parte del final que enlaza a los Trails anteriores, me salté la parte de conversación siguiente, tuve que hacer un par de misiones obligatorias y lo tuve que dejar en una mazmorra final que tiene pinta de ser enorme. Esa clase de RPGs que tienen TANTO contenido obligatorio posterior al supuesto cierre y los créditos acaban siendo toda una tortura para cuando simplemente quieres descubrir la historia. En fin, el próximo verano, antes de que salga la tercera entrega en occidente, lograré acabarlo del todo y bien completo, supongo. Si el final no hubiese resultado tan... Raro me hubiese gustado mucho más, lo cual no quita que sea un Top-5 de sus consolas tranquilamente.



Y hasta aquí esta extensa entrada. Esperamos que os hayáis entretenido descubriendo a qué han jugado nuestros chicos y chicas y os animéis a dar réplica en los comentarios. ¿A qué habéis estado jugando? ¿Os ha convencido? ¿Os gustaría haber jugado más pero no habéis podido? En todo caso, desearos un feliz final de vacaciones veraniegas y que volváis con toda la energía posible, nosotros aquí seguiremos ^^.

9 comentarios:

  1. He estado jugando Persona 5 ps3 ,Atelier Meruru ps3 y final fantasy xiii - 2 ps3

    ResponderEliminar
  2. Los Dragon Quest comviene jugarlo en Orden así la sorpresa entre versión y versión es mayor. Jugar al IV luego de jugar al VII y el 8 no es una buena idea. A mi el DQ IV me gustó mucho porque fué mi primer Dragon Quest. Pero los demás lo fueron superando ampliamente. Ayer terminé el VIII pero me falta sacar su segundo final. Juegazos.

    ResponderEliminar
  3. Yo últimamente ando muy corto en RPG... Pero este verano he jugado a Valkyrie Profile 2. He de decir que me ha decepcionado. VP es una obra maestra, con una narrativa adelantada a su época. Es de esos juegos que realmente transmiten jugando y no leyendo. Además, el tono central sobre los sentimientos de la vida humana reflejado por la vida de los einherjar hace a mi gusto gran parte del valor de VP.

    Por eso, cuando me encontré con un JRPG más con narrativa tópica (El camino del héroe de la segunda parte no tiene nada que ver con el de la primera) es obvio que me decepcionara. Y no es un mal juego, pero no considero que iguale a su antecesor en nada (quizás en que está más depurado el sistema de combate) y en otros puntos está muy alejado. Agridulce.


    Y bueno, ahora estoy terminando AC III, que no se si es cosa mía o es algo insulso.

    ResponderEliminar
  4. Jugando a durango el mmorpg de Android que va a salir en diciembre.

    ResponderEliminar
  5. Este verano he jugado a Shadow Madness y Breath of Fire 3 de la PSX, dos JRPG's retro que me han gustado.
    El primero es un juego bastante regulero en el apartado técnico pero con una narrativa, personajes y diálogos muy buenos. Su sentido del humor es delicioso y me he echado unas buenas risas a su costa.
    El BoF 3 es mi primer juego de la saga y me ha encantado. Si lo hubiera jugado más joven seguramente me habría marcado, ya a estás alturas, simplemente lo he disfrutado en su "epicidad" y maravillosos desarrollo. Mas pronto que tarde jugare al 4 para volver a ser un dragón con mal aliento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy mucho de BoF, no porque no me gusten, sino porque es una saga que no tengo casi jugada. Sin embargo el IV es de mis RPGs de PSX preferidos, que es decir mucho. Ya nos contarás cuando lo juegues ;).

      Y por cierto, has despertado mi curiosidad con Shadow Madness.

      Eliminar
  6. Este verano empecé Ni no Kuni y lo dropee porque me aburría. Ahora estoy con Chrono Cross y Etrian Odyssey Untold 2, aunque tengo a medias Trails the 3rd. Por si fuera poco, ayer me compré Yakuza Kiwami y hoy sale en Steam Ys Seven que casi con total seguridad me voy a comprar.

    Por suerte, empiezo vacaciones el sábado así que espero tener tiempo para todos :)

    ResponderEliminar
  7. Muy entretenida la entrada :)
    Yo me inicié en Dark Souls, donde recordé lo mal jugador que soy (estoy atascado en los Cuatro Reyes sin mucha motivación-sobre todo odio llegar a ellos desde la hoguera de Enlace-, algún consejo?) pero es innegable que es un must.
    Ahora estoy con el Persona 3, unas 35-40 horas llevaré.

    ResponderEliminar
  8. Este verano pude por fin terminar Persona 3 Portable después de cinco meses de juego(lo que tienen las clases) el cual sea a vuelto de mis favoritos, y aunque el verano ya esta por terminar, espero completar el Persona 4 de Ps2, y una ruta de Fate/Stay Night

    ResponderEliminar