jueves, 31 de diciembre de 2020

Lo que nos ha dejado el año 2020 para el género RPG


Pues ya estamos aquí. Este maldito 2020 al fin se acaba, dejándonos una pandemia global que ha cambiado absolutamente nuestra vida y, por supuesto, también ha afectado enormemente a una industria del entretenimiento como la de los videojuegos, tanto en aspectos positivos (se han convertido en un medio mucho más aceptado con el que pasar estas largas horas en casa) como negativos, ya que estamos en medio de una evidente nueva crisis económica debido a la situación sanitaria y muchos estudios han visto limitadas sus capacidades por las nuevas condiciones que todo esto provoca. El año del Coronavirus o COVID-19, al menos, también termina con la esperanza de un proceso de vacunación que nos pueda devolver, poco a poco, a esa normalidad que desapareció de golpe entre febrero y abril del 2020.

Como solemos hacer, nos toca cerrar el año haciendo un pequeño repaso de lo que ha supuesto para el género RPG, porque centrándonos en los videojuegos -con dos nuevas consolas abriendo una generación de sistemas- han pasado muchísimas cosas, buenas y malas, así que vamos a intentar recordar las más importantes para que podamos cerrar este capítulo con el mejor recuerdo posible y, por favor, que el 2021 sea mejor, algo que tampoco debería ser tan difícil tras todo lo que ha pasado. Además, que al menos en lo que se refiere a nuestro género favorito, sí que lo hemos podido disfrutar muchísimo:

EL 2020 DE GRANDÍSIMOS RPGS

Ya quedó claro en nuestra presentación preliminar de candidatos a los Premios Destino RPG: hemos tenido muchos y muy buenos títulos este año. Regresos como los de Trails of Cold Steel, Persona, Demon's Souls, Baldur's GateXenoblade Chronicles, Pokémon Mundo Misterioso... confirmaciones o inclusos sorpresas como las de Hades, Genshin Impact, Yakuza: Like a Dragon, Nexomon: Extinction o Sakuna: of Rice and Ruin... proyectos grandes, otros pequeños, resultados más positivos o negativos, pero no han faltado títulos que encandilar a todo tipo de jugadores, abordando la gran multitud de estilos que ya toma el género RPG y dejándonos claro que, aunque evidentemente seguimos recibiendo una mayoría de proyectos en forma de relanzamientos o sagas consolidadas, siempre es posible sorprendernos y garantizarnos buenos ratos. A pesar de todo, la salud del género RPG sigue siendo envidiable y esperamos que lo siga siendo el próximo año...

AUNQUE MUCHOS SE HAN IDO AL 2021 O MÁS ALLÁ

Porque ya sea por "la nueva normalidad" o por la marejada que han provocado los nuevos sistemas, muchísimos RPGs que esperábamos para este 2020 se han ido al próximo año, como mínimo. Digimon Survive, Granblue Fantasy ReLink, Tales of Arise, Bravely Default II, Biomutant, Vampire: The Masquerade - Bloodlines 2, Cris Tales... la lista podría seguir y seguir, porque simplemente muchos han decidido frenar -por motu propio u obligados por la situación- para intentar que sus proyectos lleguen al mercado de la mejor forma posible. Y, precisamente, este 2020 ha acabado con un grandísimo ejemplo de lo que pasa cuando los ritmos de marketing o presiones de mercado fuerzan a un equipo de desarrollo a "finalizar" un juego que realmente no está acabado. Lo de Cyberpunk 2077 debería ser una lección importante que recordar, pero en un mercado en el que hemos tenido ejemplos pasados como los de cierto Assassin's Creed, Batman Arkham City, Skyrim, Fallout 4 y tantos otros, queda claro que el ritmo de los AAAs es simplemente así de pernicioso y, eventualmente, se le ven las costuras, porque tarde o temprano un desarrollo acaba en cruz. Palabras como "crunch" y abuso a sus trabajadores no deberían ser tan comunes durante el 2021.

LA NUEVA SQUARE ENIX REALMENTE FUNCIONA

Aunque le teníamos esperanzas, pocos imaginábamos que realmente la Square Enix más conjuntada iba a lograr tal demostración de eficiencia en este 2020. Final Fantasy VII Remake llegó en plena pandemia y, sin ser absolutamente brutal (o volviendo a esa tendencia sobre el metacontenido), sí que ha resultado un título que convence a casi todos sus jugadores. Y de mientras en la compañía han anunciado para el año que viene Neo The World Ends With You, Bravely Default II, nos dejaron a cuadros con la confirmación de Final Fantasy XVI que, encima, puede que no tarde una eternidad en llegar como todos los últimos juegos de la saga... ¡Hasta han logrado encontrar un buen camino hacia el remake o remaster, con Trials of Mana, el próximo NieR Replicant o la sorpresa de última hora que nos dejaron en el remaster de los Saga FrontierCollection of SaGa: Final Fantasy Legends!

...PERO TODAVÍA TIENE "COSITAS"

Hay elementos que todavía siguen siendo problemáticos en la compañía, en especial con la gestión de sus estudios en el extranjero, que parecen un sumidero económico a pesar de contar con franquicias tan potentes como la de los Vengadores, con un juego que no está tan mal, pero que difícilmente va a recuperar la gran inversión necesaria para su desarrollo. Y ese "nuestros estudios extranjeros no han rendido bien" es una nota que lleva AÑOS apareciendo en los resultados económicos de la compañía. Hay algo que no funciona bien en estos estudios y ya tenemos candidato a tropiezo para el 2021 con un Outriders que huele a "meh" desde que se anunció. Igualmente, Square Enix se sigue equivocando reciclando fórmulas en las que se nota falta de esfuerzo, como Kingdom Hearts: Melody of Memory o la terrible gestión para convertir un juego tan especial como Final Fantasy Crystal Chronicles en una mediocridad absoluta que ni funcionaba bien en su lanzamiento con su Remastered Edition. Evidentemente, no todas sus ideas les van a salir, pero cuando parece que has encontrado equipos que saben lo que hacen y lo realizan bien, hay que intentar buscar ese nivel en todos los proyectos, no crear una especie de Square Enix de primera y otra de segunda.

GRANDES MOVIMIENTOS QUE PROVOCARÁN EFECTOS FUTUROS

A pesar que hemos entrado en una nueva generación de consolas, parece evidente que pocos están realmente preparados para ellas, de forma que estamos simplemente rompiendo un poco las limitaciones que algunos juegos tuvieron que asumir para pasar de una plataforma tan abierta y expansiva como el PC a una cerrada como el de nuestras consolas. PlayStation 5 llega con Demon's Souls remasterizado y la promesa del ray-tracing o la mejora del rendimiento, pero la realidad es que casi todo su catálogo de buena parte del 2021 beberá de PlayStation 4. En el caso de Xbox Series, ya estamos viendo el problema que genera lanzar un modelo que no es ni una cosa ni la otra con la Series S (seamos sinceros: desaparecerá en poco más de dos años para quedarse sólo con la X) y que la adquisición tan importante de estudios que están realizando buscará un modelo a largo plazo. Obsidian prepara "su Skyrim" con Avowed; InXile acaba de lanzar Wasteland 3, como quien dice y la gigantesca inversión con Bethesda ni va a garantizarles que PlayStation 5 tenga varias exclusividades con ellos durante el 2021. Xbox ya está perdiendo "la guerra" por bastante nada más empezar, por lo que o se agarra a su dominio del sistema de suscripción que ofrece el Game Pass (que competirá también con el Amazon Luna) o se vienen curvas en el futuro. De mientras, Nintendo se ha comido literalmente el mercado de estas navidades con Switch, riéndose de todos los que llevan pronosticando un nuevo modelo de la consola, más potente, desde hace años. El tablero está así y el 2021 debe marcar las primeras jugadas claves que marquen todo el futuro de la generación.

Y HORRIBLES MOVIMIENTOS QUE ANTICIPAN PROBLEMAS FUTUROS

Level-5 apareciendo en la parte negativa del año es casi una tradición en estos repasos, pero es que va a peor y peor. Literalmente su esperanza actual está en un juego de Yo-Kai Watch en Japón que lanzaron prácticamente en Acceso Anticipado y un título de robots como Megaton Musashi que sigue sin fecha de lanzamiento y tampoco parece especialmente llamativo como para voltear la situación de la compañía, que ha vuelto a retrasar de nuevo Inazuma Eleven Great Road of Heroes. A ella se le unieron una Nippon Ichi obligada a realizar un Disgaea 6 casi sin presupuesto porque Disgaea RPG tuvo un lanzamiento inicial horrible y ninguno de sus otros proyectos lograr reportar ganancias; tri-Ace degradada a compañía que sólo desarrolla para móviles y sus juegos ni logran mantenerse en pie más de un año; Mistwalker agarrada a un proyecto financiado por Apple que probablemente nadie jugará de salida si es que lo acaban... repasamos varios de esos casos no hace demasiado y esto es sólo en ejemplos que nos pueden sonar más y son visibles, porque con lo que está provocando esta pandemia es posible que el 2021 veamos a alguna más con serios problemas para encontrar su sitio en este nuevo mercado.

TEMPORADA DE JUEGOS DE GRANJA

En tiempos de COVID-19 y confinamiento, los títulos bonitos y abiertos en los que disfrutar de una vida diaria tranquila en la naturaleza han explotado definitivamente este 2020. El ejemplo de Animal Crossing: New Horizons, sin ser un RPG, ha sido evidente, pero es que precisamente esto ha coincidido con la ola que había provocado Stardew Valley y sus más de cinco millones de copias vendidas, por lo que hemos tenido casos tan flagrantes como el de la presentación de los títulos independientes que nos dejó Wholesome Games, donde hasta seis títulos bebían directamente de esa propuesta. Todo en un entorno donde My Life At Portia ha superado el millón de copias vendidas y tiene secuela en desarrollo o el padre del estilo, Rune Factory, ha regresado con un remaster de su cuarta entrega, previo a un Rune Factory 5 que recibiremos en el 2021. Desde luego, son la gran nueva moda entre muchos estudios independientes, con propuestas llamativas como Potion Permit, por comentar otro. Al final, este 2020 no podía acabar de otra forma: con un parche del gran "culpable" de esta tendencia haciendo que millones de jugadores vuelva a Stardew Valley y otros tantos lo redescubran o decidan adquirirlo. Y, ojo, que en el E3 ya se nos dejó caer que se nos viene una oleada de juegos herederos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, que ya tiene a Genshin Impact o Immortals: Fenyx Rising como ejemplos. Granjas y mundo abierto puede ser la tendencia del 2021.

¿PEOR PARA OTROS JUEGOS INDEPENDIENTES?

Esta moda ha hecho que quizás muchos títulos realmente llamativos o interesantes de corte independiente no hayan recibido tanta atención como merecían, dejándolos en una situación complicada, sobre todo teniendo en cuenta que si un juego de este estilo no cubre su inversión, es difícil que el estudio pueda seguir adelante. Fae Tactics, Haven, Ikenfell, The Revenant Prince, Wintermoor Tactics Club... proyectos que están por debajo de las 50.000 copias vendidas, en el mejor de los casos, a pesar de que atesoran una buena calidad. Eso, al menos en PC, porque al final muchos están agarrándose a Nintendo Switch y sus buenas campañas publicitarias para esta clase de proyectos en sus Nindies, que permiten encontrar al público que pueda descubrir sus propuestas. Curiosamente, los proyectos que se pasan o han pasado un tiempo en Acceso Anticipado como World of Horror, TemtemHades han acabado teniendo mucho más impacto. ¿Acaso esa va a acabar siendo la fórmula que todos deban seguir? A Baldur's Gate III, por poner otro ejemplo, le está yendo fenomenal así...

Y, ciertamente, no hay demasiado más que destacar. Este 2020 tan diferente también nos ha dejado la lucha del Black Lives Matter y los derechos de las mujeres en una industria donde se han destapado multitud de casos de abusos en Insomniac, EA, el EVO, Ubisoft... esperamos que, poco a poco, esta lacra se vaya puliendo de esta industria, pero lamentablemente todavía el sexismo o el abuso de poder siguen arraigados en muchos estamentos. 

El 2021 nos llega con la idea de mejorar algo que parece complicado que sea peor, pero que para nuestra industria de los videojuegos y el género RPG en particular tampoco se puede decir que haya sido tan desastroso, al menos por la calidad y variedad de lanzamientos que hemos recibido este año que se acaba. Si también se mejora esto, nos espera un 2021 lleno de luces que nos hagan sonreír y disfrutar aún más de este medio, así que con esta esperanza os deseamos a todos y todas un feliz año.

¡MUCHAS GRACIAS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario