martes, 24 de septiembre de 2019

Atlus: ¿qué podemos esperar?

Hoy en día, Atlus es una compañía mucho más conocida de lo que lo era hace diez años. Si nos remontamos a esas fechas, el estudio acababa de lanzar el que se convertiría en su proyecto de más éxito: Persona 4 (PS2, 2008), junto a otros títulos como Devil Summoner 2: Raidou Kuzunoha vs. King Abaddon (PS2, 2008) y Shin Megami Tensei: Devil Survivor (NDS, 2009). Pero, a pesar de que habían logrado un buen impacto, las ventas de estos juegos estaban todavía muy lejanas de los grandes éxitos del mercado y Atlus entró en problemas económicos muy serios que llevaron a que fuese absorbida por Index Holdings/Corporation.

En ese proceso, Atlus afiló una de sus tendencias más habituales en sus más de veinte años de historia: pulir y relanzar sus títulos clásicos adaptados para los nuevos sistemas. Y no es cosa de broma, ya que si nos paramos a pensarlo la práctica totalidad de juegos del estudio que ha tenido un cierto éxito ha sido relanzado desde ese periodo. La compañía sabe que tiene historia, que es mucho más conocida hoy en día y le ha visto las orejas al lobo muy de cerca: Index Holdings entró en quiebra sólo tres años más tarde de adquirirles y, si no hubiese sido por Sega Sammy, que compró Atlus en el año 2013 (y también pasó por un proceso de reestructuración en el año 2015), probablemente hubieran acabado cayendo. Los relanzamientos ahorran desarrollo y, en estas circunstancias, agarrarse a ellos era algo básico.

Esto marcó un camino y una forma de actuar por parte de Atlus en la inmensa mayoría de sus lanzamientos, por lo que en esta entrada vamos a repasar lo que ha estado haciendo en cada una de sus sagas, cómo enfoca su explotación y lo que podría hacer con las mismas en el futuro:

Empecemos por su saga más importante en la actualidad: Persona. Desde el relanzamiento de Shin Megami Tensei: Persona para PSP en el año 2009, todos los títulos numéricos de la franquicia han vuelto a ser publicados con contenido extra: tenemos los dos Persona 2 (Innocent Sin y Eternal Punishment) relanzados entre 2011 y 2013, Persona 3 Portable (PSP, 2011), Persona 4: The Golden (Vita, 2013) y, por supuesto, Persona 5 Royal (PS4, 2020). Es decir, que dudar de que existiría un relanzamiento de Persona 5 (PS3/PS4, 2017) era bastante complicado. Quizás ha llegado todavía más pronto de lo que podríamos esperar, pero ya debemos asumir que cualquier juego de la saga Persona será mejorado unos años más tarde con un relanzamiento.

En la actualidad ya contamos con rumores y guiños sobre la posibilidad de que Persona 3 vaya a contar con una nueva entrega (sería la tercera, tras FES y Portable) donde la jugabilidad y el nivel visual sea adaptado a los estándares actuales de Atlus. La compañía sabe perfectamente que esta saga está experimentando un crecimiento y una expansión en el mercado mucho mayor que lo que nunca ha tenido y sería mucho más sencillo (sobre todo para impedir el desgaste de su equipo de guionistas) actualizar un producto ya acabado que empezar a diseñar un nuevo capítulo. No podemos olvidar que Persona 3 fue lanzado originalmente en el año 2006, por lo que esta saga ronda los cuatro/cinco años de lapso entre títulos numéricos actualmente. Y seguramente la situación se expanda todavía más: estudios como Square han pasado de lanzar once títulos numéricos de la saga Final Fantasy en quince años a sólo cuatro en prácticamente ese mismo periodo. Algo parecido podríamos comentar de la saga Dragon Quest, por poner un ejemplo más, así que es de esperar que mantenga un ritmo parecido en el futuro y de Persona 6 no se empiece a hablar hasta dentro de un par de años, seguramente más teniendo en cuenta el nuevo proyecto de Katsura Hashino.

Este ritmo de relanzamientos, curiosamente, no se repite en los spin-offs de la franquicia, donde la tendencia es seguir explotando las ideas que funcionan en sucesivas entregas. Por eso tenemos a Persona Q2: New Cinema Labyrinth (N3DS, 2019) sobre la idea de combinar Dungeon Crawler estilo Etrian Odyssey con los personajes de la franquicia Persona de Persona Q: Shadow of the Labyrinth (N3DS, 2014) y Persona 3: Dancing in Moonlight o Persona 5: Dancing in Starlight (PS4/Vita, 2019) repitiendo el concepto de juego de ritmo que presentó Persona 4: Dancing All Night (Vita, 2015)

En el caso de Persona 4: Arena, el título de lucha de la franquicia diseñado por Arc System Works, contamos con varios relanzamientos entre el arcade y consolas para incluir en el nuevo paquete más personajes. De hecho, es fácil pensar que, si no fuese porque el estudio está al cargo en la actualidad del super éxito que es Dragon Ball Fighters Z y del desarrollo de los próximos Granblue Fantasy Versus o el nuevo Guilty Gears, seguramente ya tendríamos un nuevo Persona Arena en camino, incluyendo a personajes de Persona 5. Si Arc System Works gana un poco de margen con este trío y no ha subido mucho el caché tras estos éxitos, seguramente Atlus intentará que en el futuro tengamos ese Persona 5: Arena.

Si nos movemos a la saga Etrian Odyssey, vemos que el único problema para que la franquicia haya frenado su ritmo de relanzamientos tan constante ha sido el final de vida de las portátiles puras de Nintendo. Las dos primeras entregas de la serie fueron relanzadas con la etiqueta de Untold en Nintendo 3DS durante los años 2013 y 2014, pero el laborioso estudio encargado de estos Dungeon Crawlers también ha tenido que afrontar el desarrollo de los dos Persona Q y el spin-off/crossover con Mystery Dungeon, Etrian Mystery Dungeon, con una primera entrega lanzada en el año 2015 y una segunda en el 2017 (no publicada en occidente).

Así pues, Etrian Odyssey V (N3DS, 2016-17) y Etrian Odyssey Nexus (N3DS, 2018-19) se pueden considerar como el cierre de la franquicia hasta que decidan cómo van a adaptarse a los sistemas actuales. Las salidas apuntan a Nintendo Switch, que provocaría un cambio en el método de dibujo del mapeado (lo que, de facto, sería abrir a la saga a cualquier otro sistema) o a que fuese una de las series propuestas para el todavía receloso salto de Atlus al mercado de PC. Aquí se podría mantener el sistema de dibujado y permitiría que la saga compitiera con otros Dungeon Crawlers en ese mercado, simplemente actualizando un poco el apartado visual, pero parece poco probable por las reticencias de la compañía a trabajar en PC a pesar de que Catherine abrió la veda. En cualquier caso, parece claro que, si esta saga tiene futuro, veremos en el mismo a Etrian Odyssey III Untold, así que apuntadlo como una posibilidad más que seria.

Curiosamente, la franquicia original del estudio es la que más se ha alejado de esa tendencia al relanzamiento. De Shin Megami Tensei hemos recibido en este periodo a su título original en iOS (2012), Shin Megami Tensei IV (N3DS, 2013-14), su secuela/entrega alternativa Etrian Odyssey IV: Apocalypse (N3DS, 2016) y todavía seguimos esperando a que terminen Shin Megami Tensei V (Switch), que fue anunciado en el año 2017 y sigue envuelto en un halo de misterio y problemas de desarrollo.

Teniendo en cuenta que este equipo está realmente ocupado con la quinta entrega, seguramente esperarán acontecimientos para decidir qué hacer en el futuro: si la quinta entrega funciona bien y Switch se mantiene estable durante un par de años más tras el lanzamiento del juego, seguramente veremos algún tipo de movimiento similar a Apocalypse que expanda la trama de ese proyecto, manteniendo buena parte de los escenarios y diseños. En caso de que el panorama cambie mucho, estará por ver si se mueven a un hipotético nuevo sistema de Nintendo, relanzan la quinta entrega en otras plataformas... pero parece claro que, tras estar tanto tiempo desarrollando este nuevo título, no se va a quedar en un único juego exclusivo de Switch.

En el caso de los títulos independientes del estudio, la premisa es clara: relanzarlos. Básicamente todos las entregas de este estilo han contado con una revisión estos últimos años: Odin Sphere: Leifthrasir (PS3/PS4/Vita, 2016) desde el original de PS2 lanzado en el 2007/08; Radiant Historia: Perfect Chronology (N3DS, 2017/18) del  título que recibimos en Nintendo DS el año 2010/11; Dragon's Crown Pro (PS4, 2018) relanzando el juego que recibimos en PlayStation 3 y Vita en el año 2013; Devil Summoners: Souls Hackers (N3DS, 2012/13) recuperando el clásico de Saturn y PlayStation que no salió de Japón a finales de los 90, Catherine: Full Body (PS4, 2019) como expansión del título que recibimos en PlayStation 3 y Xbox 360 el 2011/12 y en PC a comienzos de este año...

Todos pulieron su experiencia original con nuevo contenido y mejoras jugables, resultando especialmente interesante el gran trabajo realizado en Devil Survivor: Overclocked y Devil Survivor 2: Record Breaker (ambos en Nintendo 3DS relanzados desde Nintendo DS), ya que el primero nos enseñó el problema de querer expandir una historia ya acabada con un día extra en varias de sus rutas y el segundo, por su parte, resulta una de las mejores continuaciones de trama que ha realizado Atlus, muy coherente, con una dificultad que mantiene el nivel de reto, nuevas opciones y personajes que continúan de forma adecuada la historia ya completada...


Que esta tendencia seguirá adelante la hemos visto también con el anuncio de Tokyo Mirage Sessions #FE Encore para Switch el próximo 17 de enero, una revisión con mejoras y nuevo contenido con respecto a la entrega que recibimos en Wii U el año 2015/16. Lo interesante que nos deja esto es que prácticamente no quedan más títulos independientes que recuperar, por lo que sólo podemos esperar que, eventualmente, 13 Sentinels: Aegis Rim (PS4, 2019 en Japón) también contará con una nueva entrega mejorada en el futuro, pero para ello aún faltan años. ¿Con qué podrían llenar este hueco en el futuro? Tocaría remontarse a muchos años atrás, con sagas como Trauma Center (podrían realizar remasters en PC) y otros spin-offs de la franquicia Shin Megami Tensei. Al fin y al cabo, ¿quién diría que no a un Remaster de los Digital Devil Saga de PlayStation 2?

Todos estos pasos sirven para marcar el que es el gran proyecto del estudio para el futuro: Project Re Fantasy: A Fool's Journey Begins, la búsqueda de Katsura Hashino para liberarse de las sagas conocidas y el entorno de la sociedad actual tocando un estilo de sobra conocido en el género RPG: la fantasía medieval. Si decimos que Shin Megami Tensei V está avanzando a ritmo lento por los problemas de Atlus para trabajar en Nintendo Switch usando el Unreal Engine 4, este nuevo proyecto está totalmente libre de ataduras y presión temporal, ya que ni siquiera tiene sistemas marcados a los que llegar.

Este título seguramente será la primera experiencia de Atlus en la nueva generación de consolas y, para ello, los que intentarán mantener la estabilidad de la compañía serán Persona 5 Scramble: The Phantom Strikers (PS4/Switch) o los ya citados Shin Megami Tensei V, 13 Sentinels: Aegis Rim y Persona 5 Royal. Teniendo en cuenta que el final del desarrollo de la quinta entrega parece una incógnita, el gran peso de mantener unas ventas constantes sobre el estudio recae en el relanzamiento de Persona 5, quizás acelerado por estas condiciones. Es complicado considerar que el nuevo y especial proyecto de Vanillaware logre un éxito relevante y los Musou como The Phantom Strikers suelen tener unas ventas estables, pero marginales. Atlus está, por primera vez en muchos años, sin una red de relanzamientos claros con los que contar para cubrir sus elaborados nuevos desarrollos. El foco está en ellos: ¿aceptar la "rendición" al mercado de PC y empezar a relanzar multitud de títulos a esa plataforma? ¿Mirar a los más clásicos? ¿Lanzar sin pudor remasters relativamente recientes en la nueva generación de consolas? Toca mover ficha. ¿Cuál es el movimiento de futuro que veis más previsible por parte de Atlus?

6 comentarios:

  1. Yyyyy títulos aparte, está la otra cara. Temas tocados, cómo se tocan, atrevimiento en los mismos. Repaso constante de terreno conocido, porque se sabe atado a la audiencia. Entrega absoluta al anime por encima de la experimentación.

    Hay "algo" en Atlus, no se si es Katsura Hashino o otros factores, entre 2011 y 2013, entre Catherine y el P4Arena. Algo que les hace entender con una claridad enorme cómo ganar dinero. Algo que les lleva a aquello que sus fans quieren. Algo que les lleva a sintetizar los factores de los Persona que entienden como atractivos de la saga a sus otros proyectos. Algo que les lleva a hacer el mismo guión cíclicamente, a hundir la complejidad aparente de sus propias premisas en favor de entrega shonenesca a las fantasías de poder.

    Hay algo, pero es complicado precisarlo. Es fácil decir "fanservice" y quedarse tal cual (https://www.twitlonger.com/show/n_1sqn8u0) pero es honestamente mucho más complicado y oscuro, y viene de la mano con el éxito. No voy a decir "ahora dan asco porque son populares", pero atlus tenía una extraña entrega pese a los éxitos de p3-4 a proyectos experimentales e ideas y temas poco ortodoxos, que parece perdida del todo. Está en los juegos de baile, en los Persona Q, en los animes, en la falta de ambiguedad moral de P5, en el Márketing del Golden y el Royal, en cómo se llevó la debacle de Rin en FullBody, en la representación (por llamarla de algún modo) LGTBQ en P5. Es justo decir que la Atlus de hoy en día no haría un juego como P4 o P3P otra vez.

    Lo que quiero decir es que estamos jodidos. Y lo estábamos hace cuatro remakes y tres años, ahora ya no es un "atlus va por un mal camino", es un "hay pocas esperanzas de que se arreglen un poco".

    Dios quiera que me dejen en error, y que todo los tópicos infames que he visto en el material promocional de 13sentinels y refantasy no pasen de la estética, y las tramas vuelvan al atrevimiento salvaje, y a la mierda el target. Pero sería una sorpresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría tener que ver algo la compra por parte de Sega? Quizás la matriz les haya influenciado para ser rentables e ir "a lo fácil". Un cambio en la política creativa, quizás.

      Eliminar
  2. Hace unos años atlus destacaba en publicar en Occidente juegos de otras compañías, se me vienen a la mente cosas como code of princess, luminous arc, kinghtmare, rondo of sword y varios juegos más, muchos, los que ahora apenas se ven. Lo que está claro es que atlus renunció a publicar juegos normalmente raros de otras compañía en Occidente y eso es un punto tremendamente negativo.

    ResponderEliminar
  3. Si Atlus quiere más dinero debería hacerse multiplataforma incluyendo de una buena vez al PC, puede que haya complicaciones técnicas respecto a eso, pero si las ganancias superan los costos deberían dar el paso. En especial si estamos hablando de relanzamientos de títulos anteriores, bienvenido sea el nuevo contenido y el "lavado de cara" respecto a gráficos/resoluciones, pero aun así los costos sin duda son menores que hacer un título nuevo desde el principio,por lo que no me pueden decir que sea una apuesta tan arriesgada en ese sentido, y si todavía quiere hacer exclusividades, que la empresa de turno PAGUE lo que corresponda, como hace Epic con sus exclusividades y sus títulos gratuitos, todo a fuerza de talonario, además ya sacaron títulos para móviles así que francamente no entiendo porque tanta negativa en este sentido.

    ResponderEliminar
  4. Interesante artículo
    No pienso que el cambio que está teniendo Atlus sea la gran catástrofe como lo hacen ver otros, al final siguen sacando juegos de una muy buena calidad.
    Personalmente todavía me gusta bastante está desarrolladora :) ya no puedo esperar a P5R y SMT 5

    ResponderEliminar
  5. Lo que más me interesa es ver un trailer con combates del Shin Megami Tensei V.

    Y también quiero saber qué pasó con el Project Re:Fantasy. Espero que no lo hayan cancelado como el project Prelude Rune de Square Enix/Hideo Baba.

    ResponderEliminar