viernes, 7 de diciembre de 2018

La reflexión tras los Game Awards 2018

Hace unas seis horas que terminó la gala de los Game Awards 2018, sin duda los premios más relevantes de la industria de los videojuegos por presentación y participación del propio público, que puede influir en los resultados con sus votos. 

Seguramente la mayoría ya conozcáis los ganadores y los muchos anuncios que se realizaron en el evento, comparable a las mejores conferencias del E3, con muchas sorpresas por aquí y por allá. Pero fue una gala interesante, donde los títulos indies, Early Access y obras de nuevo desarrollo tuvieron un espacio tan amplio como el de cualquier otro juego de mayor presupuesto al no pararse a realizar muestras extensas de sistemas de juego. Todo era tráiler, nada de gameplay, lo cual también nos hace tener que mirarlo con cierto recelo.

Así que como volver a comentar lo que se ha visto en la gala, sin más, no iba a resultar interesante a estas alturas, por lo que vamos a darle una vuelta analizando el gran calado que tienen determinados hechos y anuncios. Porque hay muchas cosas que se han hecho bien en esta gala (el ritmo fue fantástico y cuando decaía un poco era por anuncios de iniciativas que valían la pena) pero también se hizo evidente que eran tantos premios, con multitud de anuncios y revelaciones de por medio, que la gala se hizo extremadamente larga a pesar de que estuvieron recortando tiempo sin medida. Y, sí, debido a eso también vivimos algunos momentos un tanto embarazosos y extremadamente anticlimáticos.

En una gala con treinta premios por entregar, más uno a toda una carrera, evidentemente no podían pararse a esperar un mensaje de agradecimiento de todos los ganadores o presentar a los nominados de forma pormenorizada. La solución, al igual que el año pasado, fue una caótica decisión sobre los premios que merecían más y menos tiempo, relegando a algunos al pre-show (entre ellos el de mejor RPG, que al menos sí vimos recoger la estatuilla), otros explicados sobre la marcha sin más atención, premios dobles a ciertos títulos (God of War ganó ganó el de Mejor Dirección y, cuando subieron a recogerlo, anunciaron que también era el de Mejor juego de Acción Aventura, algo similar a lo que ocurrió con Celeste o Fortnite) y algunos premios un tanto menores obteniendo mucho más espacio, como el de mejor jugador de eSports, aunque la aparición de SonicFox fue estelar.

Para los que no lo conozcáis, es el campeón del EVO (los mundiales de juegos de lucha) de Dragon Ball Fighters Z, el título con más contendientes de dicho evento.  Nos dejó un momento épico en las finales cuando pidió cambiarse de sitio para jugar en la izquierda de la pantalla tras perder la primera partida (algo que nadie se esperaba porque llegó como el participante con más victorias y, normalmente, se hubiera quedado en la posición donde estaba) que estuvo nominado a mejor momento de los eSports del año.

De raza negra, abiertamente gay y furry, lo que el mismo definió en su discurso como "básicamente todo lo que los del Partido Republicano odian". estuvo abiertamente nervioso durante todo su espacio en la tribuna, con la risa floja incluso cuando acababa de explicar que había donado 10.000 dólares a un compañero para que pudiera tratarse el cáncer. Fue de los que más se extendió con los agradecimientos, aunque también tuvimos que ver multitud de anuncios de títulos ya disponibles como Fortnite (Epic Games compró el espacio publicitario de media gala), Magic Arena, PUBG, Death By DaylightSmash Bros. Ultimate y otros tantos. Por estos casos se entiende que tuvieran que correr.

Fue, sin duda, una de las sorpresas de la gala. Que los creadores de Fortnite iban a lanzar su propia plataforma digital era de sobra conocido, pero lo sorprendente es que se han rodeado de varias compañías independientes realmente importantes para lograr varias exclusividades.

Ashen, un interesante Action RPG cooperativo de mundo abierto desarrollado por A44 y Annapurna Interactive, de momento sólo está disponible en esa tienda y en formato digital para Xbox Game Pass. Han fichado a TunyBuild para tener Hello Neighbor: Hide & Seek, a Coffee Stain para Satisfactory (que ya ni está en Steam), Double Damage con Rebel Galaxy Out Law, tendrán a Journey en PC, Annapurna y Mobius Digital también preparan Outer Wilds, Giant Squid Studios está desarrollando The Pathless, también tendrán títulos como World War Z, Man Eater... y Hades. Hablemos de Hades.

Desarrollado por SuperGiant Games (Bastion, Transistor y Pyre) el título ofrece todo lo que podemos esperar del estudio: una Banda Sonora espectacular de Darren Korb, la impresionante voz de Logan Cunningham en el dios de la muerte, un estilo visual extremadamente llamativo... y aquí acabamos las coincidencias. Porque tras pasar del Action RPG al Action RPG+Estrategia+Turnos al RPG deportivo con reglas originales, Hades regresa al estilo de Bastion, siendo un RPG de acción donde podemos parar un poco el tiempo como en Transistor, pero no es algo absolutamente "raro" como sus otros proyectos anteriores.

Además de estar disponible en exclusiva para la tienda de Epic Games, no está terminado, por lo que será el primer título del estudio lanzado como un Early Access, presentándonos una trama en la que el hijo del dios de la muerte deberá derrotar multitud de enemigos en un objetivo desconocido donde recibirá la ayuda (y seguramente luchará) contra otros dioses de la mitología griega en un camino donde la muerte le regresa con su padre. No es revolucionario, pero luce espectacular, si bien resulta extraño pagar 20€ por un título donde la historia es una parte crucial y ésta no está acabada.

Resulta muy, muy curiosa la forma en la que se han repartido los premios. Red Dead Redemption 2 parecía embalado a arrasar esta gala tras ganar varios galardones donde realmente no parecía la mejor opción, como mejor Banda Sonora (por encima de Ni No Kuni II, Octopath Traveler o Spider-Man), mejor narrativa (frente a Detroit: Become Human o Life is Strange 2) o mejor interpretación (por encima de... básicamente todos sus contendientes parecían superiores). Pero llegó Lucas Pope, con su Return of the Obra Dinn (un muy recomendable título de puzles y descubrimiento) y le ganó el premio a Mejor Dirección Artística con sus diseños en 1-Bit, como las obras originales de Macintosh. 

Cuando perdió ese premio, fue cuando la noche se le empezó a torcer. God of War les ganó los galardones a Mejor Dirección, mejor título de Acción-Aventura y Juego del Año (técnicamente los más importantes), lo que también dejó a Spider-Man o Assassin's Creed Odyssey sin ninguna condecoración en el evento. Dead Cells dio la sorpresa venciendo como mejor juego de acción a Far Cry 5, Destiny 2 o Call of Duty: Black Ops 4. FIFA 19 y NBA 2K19 sucumbieron ante Forza Horizon. Into the Breach venció en una disputadísima categoría a mejor juego de estrategia frente a Frostpunk, The Banner Saga 3, Valkyria Chronicles 4 y Battletech. The Messenger y Florence se repartieron los de Mejor Debut y Mejor juego de móviles. Los bilbaínos creadores de Jera no pudieron hacerse con el mejor título de estudiantes, que se fue a Combat 2018... y, por la parte que nos toca, tuvimos que ver como Monster Hunter: World ganaba el premio a mejor RPG del año.

La verdad es que resulta muy difícil considerar al título de Capcom en esta categoría, cuando es un juego de acción cooperativo donde no existen niveles, todo está orientado a misiones y el argumento no tiene el más mínimo énfasis. Pero, bueno, tiene drops y por alguna razón nadie ha sabido (o querido) introducirlo en otra categoría, así que este es el único premio que se lleva a pesar de estar nominado a otras categorías. Dragon Quest XI, Octopath Traveler, Pillars of Eternity 2: Deadfire y Ni No Kuni II deberán esperar a nuestros propios premios para tener su reconocimiento.

El resto de categorías no tuvieron sorpresas, porque había muy pocas dudas de Ninja como mejor creador de contenidos (o más bien el más popular), Dragon Ball Fighters Z como mejor juego de lucha y Fortnite en mejor título multijugador o de evolución constante (a pesar de que títulos como No Man's Sky han experimentado una evolución mucho más palpable este año) tenían las de ganar. Eso sí, Overwatch venció en mejor eSport (a pesar de tener una liga americana tan restrictiva) y todo lo demás lo ganó League of Legends: mejor evento (su mundial), mejor equipo y entrenador (Cloud 9) y mejor anfitrión (Sjokz). ¡Oh! Y Overcooked 2 le robó a Nintendo el premio a mejor título familiar, tumbando a Mario Tennis Aces, Nintendo Labo y Super Mario Party. Todo porque este evento se hizo ayer, porque sucede tras un par de semanas y Super Smash Bros. Ultimate seguramente hubiera arrasado en muchas categorías.

El título de Nintendo, lanzado hoy mismo, "robó el evento" junto a Persona 5, anunciando a Joker como personaje disponible en los DLCs que están en desarrollo para el título de lucha. Nunca la serie de Atlus había sido tan popular y, desde luego, esto es un momento único para la misma. ¿Veremos también este título en Switch? Reggie dijo que no era necesario que los personajes que aparezcan en Smash Bros. tengan alguna relación con Nintendo (al fin y al cabo, está Snake), pero desde luego sería una muy buena oportunidad para lanzar la clásica versión con más contenido que ya han desarrollado otras veces (Persona 3 FES y Portable o Persona 4: The Golden) y, además, podrían apuntar de una vez a PC como plataforma, que este título está perdiendo una gran parte de su posible impacto por estar anclado solo en PlayStation 3 y 4.

Otro de los grandes anuncios del evento y que nos competen fue el de The Outer Worlds, el nuevo Shooter-RPG de Obsidian Entertainment que, evidentemente, nos llama especialmente la atención ante la idea de que es Fallout New Vegas pero con un ambiente diferente y original. Ya se han visto imágenes donde los diálogos tienen las clásicas opciones atadas a determinadas puntuaciones en nuestras características y especialidades, por lo que puede ser el Fallout que estábamos esperando precisamente cuando la serie está viviendo sus momentos más bajos. Saldrá en 2019 para PC, PlayStation 4 y Xbox One, por lo que todavía no es un título anclado a Microsoft.

Otros grandes anuncios de la gala fueron el ya muy rumoreado remake de Crash Team Racing, el primer tráiler de Psychonauts 2 tras 14 años desde su entrega original, Marvel Ultimate Alliance 3 exclusivo de Switch, un porrón de juegos de supervivencia y multijugador en mundo abierto, varias propuestas originales como Sayonara Wild Hearts, The Last Campfire Stanley Parable Ultra Deluxe (con más contenido, llegará a consolas y PC en el 2019) y títulos más "esperables" como Far Cry New Dawn (15/2/19), Rage 2 (14/5/19), Mortal Kombat 11 (23/4/19) o el anuncio de Dragon Age 4, eso sí, para dentro de mucho tiempo porque básicamente no han enseñado nada y BioWare está desarrollando Anthem.

De ese título precisamente pudimos ver un nuevo tráiler de historia, lo cual siembra un poco las dudas sobre si de verdad podrá cumplir su llegada para el próximo 22 de febrero. Teniendo en cuenta que le quedan algo menos de tres meses para estar disponible, que no hayan querido exhibir un juego prácticamente acabado resulta un tanto confuso, aunque también es cierto que quizás no era el mejor medio para hacer una presentación de ese estilo. ¿Están "en la B" o simplemente somos nosotros los que estamos con la mosca detrás de la oreja tras el fiasco de Fallout 76?

Vamos, que como habéis podido leer hemos tenido muchísimas cosas que comentar. Ha sido una gala realmente interesante a pesar de todo y desde luego nos ha dejado multitud de anuncios o cosas que debatir. Van por el buen camino para que por fin se estabilicen como un evento clave para la industria a final de año, donde todavía nos quedan cosillas interesantes para los desarrolladores independientes (La KFGS Showcase, del 8 de diciembre) y puede que en Japón veamos algo llamativo en su Jump Festa (16 y 17 de diciembre).

¿Cómo habéis visto vosotros la gala? ¿Os gustan los ganadores? ¿Qué anuncios os han maravillado especialmente?

4 comentarios:

  1. Celeste, God of War e Into the breach gotys, todo correcto. Mal por el vacío a DQXI. Quiero todos los juegos de Annapurna y el Fallout bueno y Psychonauts 2.

    ResponderEliminar
  2. Lo más raro fue que la Switch recibió más apoyo occidental AAA que en comparación al mismísimo E3, veo que están haciendo mejor las cosas.

    Y estoy conforme que el GoW ganará el premio al juego del año, aunque quizás lo debió haber ganado el Red2. Y el rpg del año ni siquiera fue un rpg xD.

    ResponderEliminar
  3. A estos eventos les falta MUCHÍSIMOS por crecer y evolucionar en casi todos los aspectos

    ResponderEliminar