martes, 27 de mayo de 2014

No apto para todos los públicos - Tercera edición - Transistor.


Antes que nada, me gustaría comentar que este es un "No apto para todos los públicos" un tanto especial, ya que con Transistor (PC/PS4) estaremos realizando un análisis al uso (Al fin y al cabo es un título que hace nada que ha llegado al mercado) pero dejando claro el concepto de esta sección: NO es un RPG que se puede recomendar a todo el mundo.

Porque la nueva obra de Supergiant Games es como esa alta cocina de diseño: Hermosa, experimental, sabrosa, jugando mucho con los sentidos... Pero se come de un bocado y aunque puedas repetir, te da la sensación de que estás perdiendo los matices únicos que tiene la primera vez que la pruebas.

Transistor es un título que casi se podría considerar como experimental. Ya lo comentamos hace unos días antes de que fuera lanzado: No nos iban a ofrecer un "Bastion 2", en su lugar se iban a lanzar a la piscina probando combinar elementos dispares, buscar un estilo único, volver a jugar con el aspecto sonoro... El resultado es espectacular, creo que todos los que lo hemos completado estamos de acuerdo en que es una maravilla... Pero también estamos de acuerdo en que le estamos perdonando un fallo gravísimo: Dura unas 5-6 horas.

Como lo leéis. Es un juego excelente que dura casi nada y, bueno, está la Partida+, con guiños y referencias que hacen que puedas seguir disfrutando del título, pero eso no quita que estemos ante uno de los RPGs más cortos de este año así que todo el que esté buscando "algo más" debería mirar a otra parte.

Ese es el principal razonamiento para calificarlo como "No apto para todos los públicos", pero hay más y los comentaremos en el siguiente análisis:



"Eh, Red... De esta no vamos a salir de rositas, ¿eh?"

Con esa frase y esta impactante imagen comienza la historia de Transistor. Red, una cantante que ha perdido su voz se encuentra ante un cadáver que ha sido atravesado por la espada Transistor, espada que puede hablar y que se comunica con nosotros durante toda la maravillosa aventura.

El concepto es similar al del narrador de Bastion (De hecho, es de nuevo Logan Cunningham quien le da la voz a Transistor), pero esta vez no se trata de un acompañamiento que nos explica todo lo que nos rodea y está pasando, como ocurría en el anterior título de Supergiant Games; esta vez será una compañía fiel, mucho más íntima y que vive las cosas a la par que nosotros.

Si miramos el resultado, es absolutamente brillante y nos encariñamos de Transistor incluso más rápido que lo hacíamos del narrador de Bastion, pero ese será sólo uno de los elementos de la historia del título.

Ésta nos deja en la situación de la imagen superior. Red ha perdido la voz y está siendo perseguida por un misterioso grupo que no duda en recurrir a unos extraños robots para acabar con nosotros. Con la ayuda de Transistor, Red podrá combatir contra ellos y dará comienzo una aventura para desvelar todo lo que ha ocurrido y derrotar a nuestros perseguidores.


Pero junto a nuestra historia también se nos revela otra intra-historia: La de la ciudad en la que nos encontramos, Cloudbank. Una ciudad en la que todos los ciudadanos tienen voz y voto, de forma que TODO está decidido mediante encuestas de opinión, desde la ordenación urbana hasta el color del cielo o el clima que nos espera.

Realmente, la esencia de Cloudbank se siente a través de los comentarios de Transistor y las diferentes terminales diseminadas por el mapeado, que nos permitirán conocer las noticias de la ciudad, ver sobre lo que se vota, conocer a las celebridades...

Aunque esas celebridades las conoceremos mejor a través de nuestras propias técnicas, ya que cada una de ellas tendrá asociada una personalidad importante de la ciudad (Científicos, artistas, funcionarios...) y, por usarlas, iremos desbloqueando más detalles de su historia personal. Realmente interesante y una bonita forma de decirnos que probemos diferentes cosas si lo queremos saber todo. ;)



Aquí es donde el título ya se pone genial. En el juego lo que tendremos que hacer, básicamente, es avanzar por las calles desiertas de Cloudbank hasta llegar a un punto en el que salte un combate, derrotar a todos los enemigos en el escenario limitado y seguir adelante.

Hasta aquí podría parecer un sistema simple, pero cuando nos ponemos a combatir descubrimos la magia: Seguramente estemos ante uno de los primeros RPG que combina a la perfección la esencia de los ARPG con la de los combates por turnos. Sí, porque en Transistor todo tendrá una apariencia de ARPG, con enemigos moviéndose por el escenario atacándonos en tiempo real, podremos defendernos usando los obstáculos del escenario o atacarles con nuestras habilidades... Pero existe el Turn.


Una vez que lo activamos, el tiempo se para y tendremos una barra que rellenaremos con nuestras acciones y/o movimientos en ese estado. Cada acción tendrá un coste mayor o menor en el la barra de Turn dependiendo de su potencia, de forma que habrá que posicionarse bien y decidir correctamente lo que usar en cada momento si no queremos desaprovechar el tiempo, ya que una vez que decidamos lo que hacer...


... Se ejecutará a toda velocidad y, desde ese momento, tendremos unos segundos en los que seremos muy vulnerables a los ataques enemigos hasta que podamos volver a activar el Turn.

Es decir, que jugaremos una especie de "gato y ratón" en el que tendremos que plantear bien nuestros movimientos para, tras ejecutar un buen Turn con el que derrotar/debilitar a los enemigos, poder ocultarnos esos segundos para no acabar perdiendo alguna de nuestras acciones.

Sí, porque en Transistor si nuevas barra de vida llega a 0, no moriremos, en su lugar perderemos una de nuestras habilidades de ataque durante ese combate y los siguientes (Si encontramos un Punto de Acceso podemos equiparnos otras), de forma que "morir" tendrá importancia, pero no será un Game Over y, de hecho, podría ser hasta una oportunidad para que decidamos probar otras combinaciones que igual nos resultan más efectivas.

Y es que en este juego pasa algo similar que con el mítico The World Ends With You de Nintendo DS: Es de esos juegos en los que puedes experimentar con diferentes combinaciones para acabar jugando a tu gusto. Conozco personalmente a dos jugadores más que han completado el juego y los dos han escogido una combinación de funciones diferente a la mía y diferentes entre ellos. Desde luego, no llega a la variedad del juego de Square Enix, que ofrecía la posibilidad de combinar 304 pins, pero sí que resulta lo suficientemente variado como para parecerse.


En toda la aventura, bien sea subiendo de nivel o bien sea avanzando en la historia, conseguiremos 16 funciones diferentes... O 48, ya que cada función es en realidad 3 diferentes, ya que tendrán diferentes efectos al colocarlas en Ranura Activa (Que serán los ataques que ejecutaremos con los botones/teclas), en Ranuras de Mejora (Lo que supondrá otorgar un efecto extra a la función equipada en la Ranura Activa asociada, como aumentar su rango, que rebote entre los enemigos, que causen un estado alterado...) o en las Ranuras Pasivas, que servirá para ganar un efecto extra permanente como aumentar el tiempo en el que podemos permanecer en Turn, aumentar nuestra vitalidad máxima o invocar al azar un súper-ataque letal sobre los enemigos.

Como es lógico, esto abre muchísimas puertas a jugar con las funciones, ya que cada una tendrá un coste en memoria (En la imagen superior podéis ver que mi máximo en este momento es 28 y hay funciones que cuestan 1, 2, 3 o incluso 4 puntos) y habrá que pensar muy bien cómo crear nuestra combinación ideal.

También hay que considerar los Limitadores de potencia, extras que desbloqueamos al subir de nivel y que podremos activar (o no) para ganar un poco de experiencia extra a cambio de algún tipo de desventaja sobre los enemigos, como que tengan barreras extra, sean más, puedan generar venenos, tarden menos en regenerarse (Todos los enemigos importantes dejarán caer un resto que deberemos aniquilar con Transistor antes de un tiempo límite si no queremos que revivan) y otras cuantas "perrerías" más que pueden complicar y mucho el título.


Desde luego, es un sistema muy interesante para alargar la duración del juego, ya que con lo poco que dura puede resultar interesante enfrascarnos en un reto real en lugar de dejarlo todo "en modo fácil" y completar la aventura a todo trapo.

Solo puedo añadir que el sistema es brillante, divertido, con muchas posibilidades y requiere a la vez reflejos y planificación, lo cual hace que cualquier jugador pueda encontrar sus alicientes en batalla contra unos enemigos que, vale, pueden ser un poco limitados (Sólo 10, sin contar jefes), pero que van evolucionando durante la aventura para ponernos las cosas cada vez más difíciles.



Si os gustó la Banda Sonora de Bastion, la de Transistor os encantará. Es incluso algo más "ensoñadora", con un efecto único en tus oídos que parece hacer que palpiten de forma diferente y la sientas en tu cabeza, envolviéndote. No sé cómo expresarlo bien, ya que es algo que he sentido al jugarlo y puede que sea solo cosa mía, pero tiene ese toque mágico que la hace muy especial como acompañante.

Quizás se echa de menos esos TEMAZOS vocales de Bastion como eran "Setting Sail" o "Mother, I'm here", ya que "We all become" mola mucho y hay otros, pero son más unos tema de apertura que de cierre (Salvo que pensemos en películas de James Bond). Aún así, me sigue pareciendo un excelente trabajo de Darren Korb que, de nuevo, ha vuelto a grabar toda la banda sonora en su armario.

Sobre la voz de Transitor, de nuevo interpretada por el narrador de Bastion, Logan Cunningham, poco que añadir, ya que lo comentamos en el apartado de historia.

Este apartado es, simplemente, brillante y completamente único. Sólo es posible compararlo con Bastion y eso es ya decir mucho.



El nivel artístico de Transistor es indudable. En lugar de mostrarnos un apartado gráfico con moldeados en 3D buscando el realismo, nos presentan un estilo pop-art alternativo con entornos basados en una placa base de un ordenador de sobremesa, pudiendo ver elementos como la CPU, las ranuras PCI y tal.

En movimiento todo es todavía más bello, con efectos excelentes en nuestros ataques, el efecto del Turn, los reflejos (Como el de Transistor al arrastrarse por el suelo) y tantos detalles que pueden hacernos comprender el por qué ha tenido que irse a la nueva generación (Mi ordenador tampoco es que sea top, así que he tenido que poner los ventiladores a tope para evitar ralentizaciones o parones) aunque, a primera vista, uno pueda pensar que el juego tampoco pediría tanto como el shooter más espectacular del mercado.

Los diseños de personajes y las escenas dibujadas a mano son también sobresalientes y aunque no reflejen movimiento, sí que sirven para combinar a la perfección con el resto del estilo del juego, creando una sensación de "bloque" perfecta.



Transistor no es un juego fácil. Y quien lo diga es porque es un cobarde que no ha activado todos los limitadores de proceso que tenía disponibles.

Con ellos puestos, el título es un reto en cada nueva sala, con enemigos que nos destrozan y que, al derrotarlos, dejan caer Células con escudo (A las que hay que atacar para poder recoger con Transistor e impedir que reviva) que reviven en pocos segundos. Y todo con limitadores a nuestros movimientos, restricciones en los cambios o incluso la posibilidad de encontrarnos con el doble de enemigos que nos encontraríamos normalmente.

Desde luego, si nos planteamos todos los retos, completar ciertos combates sin perder nuestras mejores Funciones resultará un reto de lo más complicado pero, ojo, tampoco es que el juego sea una tortura, que ya hemos dicho que, incluso así, te lo completas en unas 6 horas.

Sin duda, lo más duro serán las peleas contra los jefes, sobre todo los dos más fuertes del juego (Uno en la parte intermedia y el ÉPICO combate final). No llegan al nivel de los demonios infernales de Dark Souls, pero nos harán sudar la gota gorda y buscar las mejores combinaciones para poder avanzar.

Por cierto, ya podéis ver que todo está traducido al español, textos y subtítulos, así que el idioma no será un problema que considerar para la dificultad del título.



¿Cuántas veces lo hemos dicho ya? Sin duda, la GRAN pega del juego: 5-6 horas es MUY poco para un RPG, por mucho que en el título nos insten a completar la historia dos veces seguidas con la Partida+ para verlo todo.

Si le hacemos casos a Supergiant Games y vamos a por todos los logros/trofeos, la duración sí que se puede disparar, ya que los retos de los Limitadores de Proceso junto a la constante evolución de los enemigos nos pueden dejar atrapados en ciertas zonas durante largos minutos si no queremos perder muchos recursos.

La pega es que muchos no lo harán y, claro, por 18,99€, que la cosa te salga, al menos, a euro por hora jugada puede ser complicado...


  • + El sistema de combate es divertido y original.
  • + Muchas posibilidades de personalización en nuestra experiencia jugable.
  • + Dificultad fácil de calibrar.
  • + Gran énfasis a la experimentación.
  • + La ambientación es perfecta.
  • + El diseño de todo el juego roza el nivel de arte.
  • + Apartado sonoro brillante.
  • + Está en español.
  • + La historia no decepciona.
  • - Es CORTO.
  • - Da la sensación de que Bastion es "más juego".
  • - No sorprende tanto.

Transistor, definitivamente, no es un juego para todos los públicos. Es brillante, original, especial, ofrece cosas que casi ningún otro juego puede ofrecer... Pero todo en dosis tan pequeñas que incluso el jugador más generalista que decida arriesgarse y lo encuentre de su agrado se puede quedar decepcionado por lo poco que le ha durado la experiencia.

Y eso contando que pueda seguir bien la historia, ya que no son pocos los analistas que comentan que entre tanta divagación resulta difícil comprender todo lo que pasa en este juego. Personalmente, no he tenido ningún problema, pero soy de los que tampoco se ralló con el final de Bioshock Infinite y hay gigas de discusiones sobre su significado.

El final de Transistor es también de esos que se pueden debatir largo y tendido, al igual que muchos de los elementos de la historia, pero también puedo comprender que a muchos les cueste encontrarle el atractivo a esta forma de narrar las cosas, sin que todo resulte tan evidente que parezca que te lo refriegan por la cara.

En general, este es el tipo de juego que sólo recomendaría a los que disfrutaron Bastion (Precisamente ahora está a menos de 2€ en Steam) o los que quieran disfrutar de esa "comida de gourmet", muy especial pero muy escasa.

A mi me ha encantado... Pero yo soy muy raro y eso no cuenta. xD

3 comentarios:

  1. Pues tiene muy buena pinta sobre todo por lo original que parece en todos sus aspectos aunque el precio me parece algo excesivo. Seguramente si lo rebajan este verano en Steam me lo acabe pillando porque el hecho de que dure tan poquito también tiene su lado positivo y es que asi es más fácil encontrarle un hueco para jugarlo (cada vez tengo menos tiempo para disfrutar del hobby).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. This, man. Rebajando como rebaja Steam a cada rato, sólo los fanáticos y los reviewers sin derecho a copia de desarrollador se pillan cosas en salida xD
      Que yo lo compré el día uno, pero hey, entro en la primera categoría.
      Pride ()

      Eliminar
  2. Muy buen análisis, me ha parecido muy interesante y voy a jugarlo. Ya comentaré impresiones, si me convence lo compraré en alguna rebaja.

    19 € a mí también me parece excesivo.

    ResponderEliminar