sábado, 12 de noviembre de 2016

Judgement Disc - Impresiones de la demo de Final Fantasy XV

El día 10 de noviembre tuvo lugar un Active Time Report en el que se iban a anunciar nuevos detalles sobre Final Fantasy XV, previsiblemente sobre su compatibilidad con la nueva consola de Sony, la PlayStation 4 Pro, al estar fechado en el mismo día que esta se ponía a la venta. Y así fue. Tabata confirmó las mejoras de las que dispondría el juego en esta plataforma. Tendríamos dos versiones: la versión de 1080p con 60 FPS estables y la versión de 30 FPS con 4K haciendo supersamble a 1080p (sin entrar en demasiados tecnicismos, básicamente lo que consigue esto es que la imagen de 4K se "reescala" a 1080p, afectando a la calidad de imagen y eliminando los dientes de sierra, entre otras cosas). Vamos, que se ve más bonito en la nueva consola de Sony.

Pero hubo algo más. En Japón saldría una demo el día 11 que ocuparía toda la primera mitad del primer capítulo (alrededor de hora y media de tiempo de juego, en función de lo que hagamos) y que sería, básicamente, el juego final. Evidentemente era una oportunidad que no iba -no podía- dejar escapar, así que ni corto ni perezoso, me hice una cuenta japonesa siguiendo un tutorial (porque yo de japonés lamentablemente cero) y la puse a descargar. Y aquí os traigo mis impresiones.
Tras haber jugado a Platinum Demo, de la que ya os comenté mis impresiones y haciendo retrospectiva, creo que la ensalcé más de lo que debería, y venir de Episode Duscae (aunque en esta ocasión, la entrada fue del compañero Macrox), tenía una mezcla de excitación y dudas sobre lo que me iba a encontrar. Estaba contento con Duscae, pero también entendía que no llegaba, ni de lejos, a los estándares de calidad que necesita un título de esta índole. Eso, unido al tortuoso desarrollo del juego y a lo visto en la Gamescom, me hizo dudar bastante. Pero empezó a sonar Somnus.


La demo rápidamente nos introduce el Capítulo 0 (del que no pienso hablar por si alguno habéis conseguido esquivar las imágenes del mismo) para dar paso a un par de escenas cinemáticas, fruto del trabajo de Visual Works (los responsables de Advent Children y Kingsglaive). Como la demo está en japonés y no me he enterado de nada, vamos a obviar esto.

El mensaje de inicio de Judgement Disc es claro: un Final Fantasy para fans y jugadores nuevos. Es toda una declaración de intenciones. Tabata quiere unir a una fanbase dividida, rota tras una serie de decisiones cuestionables y cambios de rumbo en la franquicia. Final Fantasy XV es el Final Fantasy de los años que corren, o al menos, es lo que Nomura (siempre presente) quería que fuera.

Rápidamente nos pondremos en la piel de Noctis y tendremos que empezar a empujar nuestro coche, Regalia, que está averiado, para llevarlo a reparar a la gasolinera más cercana, en este caso, Hammerhead. No tardará en sonar Stand By Me interpretada por la fantástica Florence Welch mientras se hace una panorámica y se nos presenta el título del juego. Podría seguir pero lo vamos a dejar para el futuro análisis. Vamos a lo importante: qué ha mejorado.

Lo primero que nos llamará la atención será el importante salto de calidad que ha dado la obra de Tabata. Atrás quedaron los dientes de sierra, la pobre distancia de dibujado, la iluminación que no hacía justicia al Luminous Engine, el stuttering, las bajadas de FPS... El apartado técnico es una animalada, Square Enix ha obrado el milagro en estos tres meses trabajando a destajo (o eso nos han querido hacer creer) y el cambio se nota, vaya si se nota. Es evidente que visualmente está varios escalones por debajo del que hoy por hoy es el referente gráfico de la generación: Uncharted 4. Pero Final Fantasy XV es un juego potente de esta generación, luce como tal y es asombrosamente bonito.

Otra de las cosas que nos llamará la atención serán las animaciones. Esto ya lo viene arrastrando de Duscae y Platinum, pero aquí han ido más allá. Hay una cantidad de animaciones absurdas, en serio, demasiadas. Hay un mimo al detalle solo visto en algunas de las grandes de la industria, como Naughty Dog o Rockstar. Pero esta solo es la punta del iceberg. El punto clave del juego son los lazos, las relaciones entre Noctis y su padre, o Noctis y sus compañeros. Y esto lo podemos ver desde el principio. Algo que siempre he aplaudido en la saga Tales of fue el uso de skits, esas pequeñas escenas en las que los miembros del grupo hablaban entre ellos, bien para no contar nada relevante o para comentar algo relacionado con la trama. Pero, en Final Fantasy XV todo esto ocurre en tiempo real, constantemente. No se callan. Hablan en combate, se tiran puyitas, comentan el paisaje, donde han estado... realmente parece que estás viviendo la aventura con ellos y eres el 5º miembro del grupo. Hay mucha, muchísima naturalidad en estas conversaciones y le da frescura a un género en el que hablar con tus compañeros se suele dejar únicamente para completar la misión secundaria de turno.

Hay ciclos día y noche, siendo esta última especialmente peligrosa ya que salen enemigos de mayor nivel a nosotros que nos pondrán en apuros. Y también veremos efectos climáticos. He vivido dos tormentas de arena, pero me consta que también hay nevadas y lluvias torrenciales.

Y es que este es el Final Fantasy de los pequeños detalles. De ir mirándolo todo, cada cuadro, cada esquina, porque siempre nos vamos a encontrar algo. De dejarnos sumergir en el mundo de Eos mientras escuchamos los comentarios del grupo o nos quedamos mirando el paisaje. Y el de empezar a hacer una lista de las referencias a la saga, porque si Final Fantasy IX fue la oda de Sakaguchi, esta es la de Tabata. Solo en la primera mitad del capítulo ya podremos ver Férreos, Cactilios, Boms, Flanes... y eso solo hablando de enemigos. En cuanto tenemos acceso al Regalia (nuestro coche) tras la primera media hora de juego y encendemos la radio... wow. Hay como 200 temas de todos los Final Fantasy anteriores, sin exagerar. Inicialmente "solo" tendremos acceso a la banda sonora del original, VII y XIII, junto a Kingsglaive, pero están todos, que iremos desbloqueando a medida que compremos los discos en la gasolinera. Final Fantasy XV apela a la nostalgia sin olvidarse de que es un buen juego por sí mismo. De la Banda Sonora del juego no quiero hablar aún, pero empiezo a pensar muy seriamente que es el mejor trabajo de Yoko Shimomura hasta la fecha, lo cual es decir bastante.

Pero vamos a explicar el combate y las mejoras que ha recibido el juego final. Voy a ser claro: el sistema de batalla es algo único y no se parece en nada a algo que hayamos visto antes. Podríamos decir que tiene influencias de Kingdom Hearts, pero es muchísimo más complejo que este. De inicio podremos elegir entre equiparnos con hasta cuatro armas (o magias) para atacar con ellas. En la demo tendremos acceso únicamente a unas dagas, una espada, una espada grande, una pistola y una lanza. Así pues, una vez nos equipemos con el arsenal que queramos (que podremos cambiar desde el menú en el momento que queramos) podemos empezar a combatir. Utilizando la cruceta, cambiaremos el arma que tengamos equipada en ese momento, alternando así entre una y otra y creando combos. Combos, que, en su mayoría, no podremos desbloquear aún en la demo, pero que permiten encadenar ataques con distintas armas según las vamos alternando a mitad de los mismos. Lamentablemente la demo está muy capada en este sentido, dejándonos poco margen de maniobra y personalización (y la poca que nos deja, está en japonés, así que suerte para entender las habilidades que estamos aprendiendo). Además, tampoco podremos probar otro de los puntos fuertes del juego final que es el combate aéreo.

Más de las cosas que podremos hacer será el Warp Strike (o Lux Impetus como fue traducido al castellano en Platinum Demo). Es similar al Zero Shift Combat de Zone of the Enders. Básicamente, nos permitirá teletransportanos hacia una posición o enemigo concreto, golpeándole con el arma que llevemos equipada en ese momento en caso de este último. Esto es muy útil para entrar y salir del combate o poner distancia con el enemigo. También podremos esquivar los golpes de los enemigos con otro botón, rodando por el suelo en un principio (aunque posteriormente podremos hacerlo con una esquiva propia de la magia de la casa de los Lucis).

Pero hay más. Tendremos una barra que se irá cargando poco a poco (¿alguien dijo ATB?) para darle órdenes a nuestros compañeros y que ejecuten ataques especiales (denominados Link Attacks). Así, Ignis marcará a nuestros enemigos para que podamos encadenar varios Warp Strikes, Gladio hará un potente ataque circular con su espada, y Prompto disparará a nuestros enemigos. Y, si pulsamos un botón concreto cuando nos salga el aviso, Noctis se sumará al ataque. Y esto es solo al principio, ya que nuestros compañeros disponen de dos tipos de armas para elegir y que sus ataques variarán en función de qué lleven equipada y qué habilidades tengan aprendidas.

Esto no acaba aquí. El juego es mucho más táctico de lo que podríamos pensar en un principio. Nos invita a buscarle la espalda al enemigo para utilizar los llamando Back Attacks, que son golpes por la espalda al enemigo junto a un compañero, causando un mayor daño. Además, si conseguimos causar una cantidad determinada de daño en un momento dado (o tras utilizar un Warp Strike desde mucha distancia) derribaremos al enemigo, dejándole en el estado Weak e impidiéndole actuar durante un periodo de tiempo mientras es más vulnerable a nuestros ataques. Por ejemplo, uno de los primeros Back Attacks a los que tendremos acceso lo haremos junto a Ignis. ¿El nombre? X-Strike.

También es necesario que dominemos el sistema de esquivas del juego. Así, si tras el aviso que nos da el juego de que esquivemos, lo hacemos en el momento preciso, pararemos al enemigo durante un instante, aturdiéndolo y dejándonos una apertura para ejecutar los llamado Parry Link. Hay secuencias muy espectaculares, siendo una de las que más me llamó la atención por seguir en el juego la del tráiler del E3 2013. En cuanto a la pausa táctica, no se si está en la demo, pero sí es cierto que podremos parar la acción cuando queramos utilizar objetos curativos, dándonos un leve respiro para pensar lo que queremos hacer.

Uno de mis mayores miedos era encontrarme un mundo vacío, al ser Eos tan enorme. La extensión de Leide (la primera región) es enorme, y es obligatorio ir en coche si no queremos perder horas y horas andando. Por lo pronto, en la demo he tenido acceso a tres misiones de caza (muy del estilo de lo visto en Final Fantasy XII) y he visto tres mazmorras, aunque no he podido acceder a ellas al estar cortadas en esta. Tampoco he tenido acceso a las misiones secundarias de la zona, que han sido eliminadas en Judgement Disc por motivos evidentes. Habrá que ver cómo resulta el juego final, pero me ha dejado buenas sensaciones ya que se premia la exploración. También hay dos enemigos de nivel alto (30 y 40) que recuerdan muchísimo a lo que veíamos en Xenoblade Chronicles.

Ciertamente, tras haberle dedicado más horas de las que debería, me ha dejado muy buen sabor de boca. Ahora mismo solo puedo contar los días hasta el 29 de noviembre, fecha en la que la espera habrá llegado a su fin. Si la historia, que es lo único que ahora mismo desconocemos, no defrauda, la aventura de Noctis va a destruir el muro. Ahora toca esperar, pero he estado con una sonrisa de oreja a oreja durante todo momento. Square Enix ha puesto toda la carne en el asador con este juego y se nota, en apenas 20 días podremos saber si está en su punto o se les ha quemado.

8 comentarios:

  1. El Episodio Duscae me gustó mucho en su momento, a pesar de todos los errores y lamentables gráficos (jugué el demo después de The Witcher 3, así que los encontré horrible xD), si este demo mejora todo lo del demo: la jugabilidad, gráficos, el mundo, quizás nos encontremos con uno de los mejores FF después de muchos años, muchísimos años.

    Pokemon Sol/Luna, FF XV y Persona 5, estos meses los recordaremos por años xD

    ResponderEliminar
  2. Y a quien hay que matar para poder jugar a la demo? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te la descargas de la store japonesa. Es fácil, hazte una cuenta siguiendo este tutorial, tardas 1 minuto https://www.youtube.com/watch?v=MUiLEZeIprs

      Eliminar
    2. OK gracias! Si solo está en japonés no me interesa!

      Eliminar
  3. A mi es que estos Final Fantasy ya me han cansado, no me genera ningun tipo de hype, expectativas positivas o ganas de tocar nada de este juego, tanto diseño "Back street boys" y un mundo futurista metido con calzador que no parece muy "real" (como hecho forzadamente, me es difícil de explicar), me termina aburriendo más que otra cosa. Y el sistema de combate ya ni hablemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso es totalmente lo contrario, hace mucho no veía un mundo FF futurista tan real, solo hay que comparar los escenarios de la trilogía de Lighting para darse cuenta que este FF ganó mucho en normalidad y realismo. Por ejemplo tenemos una carretera normal con autos recorriendola normalmente, con estaciones de servicio, los terrenos divididos con cercos, demasiado normal.

      Y quejarse del estilo Back Street Boys está totalmente de más, es como si jamas en la historia de la humanidad un grupo de jóvenes saliera a divertirse por la ciudad o fuera de ella con los amigos, es la cosa más normal del mundo; de hecho esta semana he salido 3 veces con mis amigos a cazar pkm y luego a beber algo. Lo raro era que en los videojuegos no usaran este concepto tan común en las relaciones humanas...

      Y el sistema de combates es extremadamente solido, si queremos seguir con los turnos, Square Enix nos da los Bravely Default para continuar con la jugabilidad de los FF clásicos. Para bien o para mal en los FF siempre han querido ir por lo moderno y estaba claro que tarde o temprano los turnos iban a quedar atrás. Pero bueno, solo es mi opinión y siempre son cosas subjetivas, cada uno con lo suyo.

      Eliminar
  4. Pues tras 43 minutos... dejadme deciros que estoy impresionado. Hay un buen trabajo en lo visual, aunque eso realmente no hay mérito ya que desde el XIII ya sabemos que esa es su especialidad.
    Los combates son muy buenos y estratégicos. Cada arma que usa Noctis tiene su propia función y hará más daño a los enemigos o no. Y los parrys con la coordinación de la IA de los compañeros para hacer combos... guachi. Ya ni hablemos de los teletransportes y ataques a distancia.
    De los dialogos no puedo decir nada, porque no sé japonés, pero Cid está buena xD... Hay conversaciones en las que te dan una recompensa en función de la respuesta que des.
    En los campamentos, las comidas dan beneficios como en otros RPGs.
    El coche es un raíl en línea recta por desgracia, aunque tampoco esperaba hacer el cafre como en GTA V xD. AÚN estoy esperando a que me dejen poner la emisora de radio que quiera.
    Ya seguiré comentando conforme vaya descubriendo.

    ResponderEliminar