sábado, 25 de agosto de 2018

Sobre el hundimiento de Terra Battle 2 y la lección del mismo

Terra Battle fue un éxito totalmente inesperado incluso para la propia Mistwalker. El título, desarrollado exclusivamente para móviles, ofrecía un sistema de objetivos y recompensas por número de descargas que se pensaban alcanzar a lo largo del tiempo, pero su debut fue tan fulgurante que los cumplió todos en los primeros meses y tuvieron que incluirse nuevas propuestas poco a poco.

Entre estos logros de la comunidad con premios asociados, estaba la promesa de un port a consolas que, cuando se logró, el propio Sakaguchi reconocía que todavía estaba lejos de poder realizarse porque "no pensaba en un port tal cual" y en 2017 se dijo "que estaba en pre-producción", pero aún seguimos esperando. El éxito era tal que quisieron doblar la apuesta y el pasado año anunciaron Terra Battle 2, una secuela para Smartphones y PC, y Terra Wars, un proyecto curioso, con grandes ambiciones y que podría llegar a consolas.

Terra Battle 2 llegaba a móviles el pasado mes de septiembre con la colaboración de Silicon Studios (Bravely Default) dispuesto a expandir el universo de la franquicia y hacerla reconocible en todo el mundo... pero la realidad es que esto significó el principio del fin de la saga. ¿Cuáles fueron las razones? Vamos a tratar de explicar los errores cometidos en esta entrada.
Esa es la primera pregunta que habría que hacerse. Si Terra Battle estaba funcionando, tenía unos jugadores estables, la trama y los eventos podían continuar... ¿era necesario trabajar en otro título? Sin duda, la popularidad del título no era tan grande como en sus inicios y tampoco es que fuese de los grandes superventas del mercado de gachas en móviles, pero en los juegos de servicio la norma suele ser "seguir adelante hasta que ya no sea posible". Y, lo que es más, Terra Battle seguía y siguió adelante, por lo que el lanzamiento de estos nuevos proyectos, a priori, no tenía por qué afectar al título que funcionaba y les permitió abordarlos.

No se le puede achacar demasiado a Mistwalker que quisieran desarrollar nuevos títulos, pero en 2017 ya habíamos visto casos como los de Tyranny o The Banner Saga 2, en los que tanto Obsidian como Stoic reconocieron que intentar pasar de un modelo basado en las aportaciones de la comunidad para definir su tamaño a crear un proyecto con sus propios recursos, fue particularmente dañino desde el punto de vista económico. Abordar juegos más complejos y costosos que el original sólo con las ganancias del mismo es un proceso arriesgado y se ve que no tuvieron los suficientes pies de plomo lanzándose a por dos planteamientos a la vez.

Ya hemos indicado que los juegos de servicio técnicamente son infinitos hasta que no se pueden mantener, por lo que Terra Battle iba a seguir adelante así que... ¿por qué llamar al nuevo título Terra Battle 2? Esta consecución que les pareció tan lógica para tratar de crear consciencia de saga con el universo Terra Battle lo que provocó fue el efecto contrario: dividió a la comunidad

Terra Battle 2, por llamarse así, ya apuntaba a muchos menos jugadores que el juego original, ya que nadie empieza a jugar a algo con un "2" en el título, claramente hay un "1" y por ese hay que empezar. Esa barrera de entrada (porque, aunque técnicamente no hacía falta jugar a Terra Battle, la mayoría ni pregunta ese caso) era ya horrible de por sí, ya que hacía que este título solo estuviese dirigido a los que ya jugaron o jugaban al primer juego, lo cual implicaba básicamente trasvasar jugadores de un proyecto al siguiente, algo que, al seguir adelante Terra Battle, en el que muchos habían dedicado gran cantidad de tiempo o incluso dinero, implicaba otra nueva barrera a esta secuela: había que convencer a los que ya disfrutaban de Terra Battle de que podían jugar también a Terra Battle 2 (algo muy complicado a medio plazo por el grado de implicación de los gacha) o bien convencerles de que la secuela era mejor.


¿Y lo era? Quizás desde el punto de vista de la ambición en la animación y la implicación del Silicon Studio podría parecerlo, pero bastaba observar muestras del sistema de juego para que quedase muy claro que, en sí, ambos títulos eran prácticamente lo mismo: un gacha donde reclutar personajes con diferentes habilidades que podían evolucionar ganando experiencia en un sistema de combate basado en movimientos a través del escenario el que que debíamos mover a nuestros personajes y rodear a los enemigos para causarles daño. La historia, algunos personajes y parte de la ambientación era nueva, todo lo demás era de sobra conocido.

Terra Battle 2 sólo lograba dividir a los jugadores de Terra Battle entre seguir con el juego que conocen y disfrutan o probar el nuevo que tenía nuevas cosillas e historia, pero era básicamente igual. La mayoría decidió darle una oportunidad por probar... pero esta fue terrible.

Debido a los clásicos problemas de Europa y las múltiples mini-regiones que componen este territorio, Terra Battle 2 fue lanzado exclusivamente en móviles el 21 de septiembre del 2017 y sólo en las regiones japonesa y americana. Europa tendría que esperar para recibir oficialmente el título en sus tiendas digitales (algo bastante común) y, evidentemente, el lanzamiento a PC quedaba también retrasado porque implica un trabajo de localización y adaptación incluso más severo:

Lamentablemente, a pesar de tener un lanzamiento tan, a priori, controlado, el juego empezó a mostrar problemas excesivamente rápido:

Este problema bloqueaba el título e impedían avanzar en el segundo capítulo y la estabilidad en términos generales complicaba aún más el poder disfrutar del juego. Los mantenimientos de emergencia se sucedieron durante las primeras semanas, prácticamente días completos con los servidores caídos... y la situación tampoco mejoraba con el paso de los meses.

Básicamente, el juego nuevo en el que habías puesto tanto dinero y esfuerzo había expulsado a multitud de jugadores desalentados por los problemas de estabilidad en sus primeros meses, nunca acabó llegando a Europa de forma oficial porque Mistwalker no tenía la confianza de que añadir más jugadores destrozara la estabilidad de los servidores lograda, lo que también anuló la versión para PC.

Debido a esta serie de situaciones, el juego se quedó sin jugadores rápidamente y esto provocó que se anunciase su cierre definitivo el próximo 3 de septiembre. Básicamente, menos de un año en el que Terra Battle 2 ha acabado fracasando... y ahora vienen las implicaciones.

Porque, ¿qué ha acabado provocando Terra Battle 2? Primero, ha expulsado a jugadores de un título que seguía funcionando como Terra Battle, haciendo que pierda población. Segundo, ha dañado (quizás mortalmente) a la saga que se estaba intentando crear, manchando el historia de Mistwalker. Tercero, ha supuesto unas pérdidas importantes por tener que intentar corregir constantemente un juego que se suponía que iba a reportar beneficios, por lo que la propia compañía podría estar en peligro... vamos, un desastre que no se va a quedar en un simple "vaya, juego cerrado, no pasa nada" y que se ha demostrado ayer mismo:

Terra Battle, el título que sí funcionaba antes del desarrollo de esta secuela, dejará de estar disponible en Francia, Alemania, España e Inglaterra de forma oficial, en un intento de ahorrar costes en países donde eran necesarias medidas de soporte específicas. El juego, de momento, seguirá adelante en otras regiones, pero si no hay un cambio de tendencia puede que acabe siendo también cerrado en todo el mundo.

Es decir, que de una idea loable de querer avanzar creando un proyecto más grande con nuevos títulos y una saga de renombre, ha acabado hundiendo por completo toda la estructura y la misma base está en serio peligro, lo que podría incluso llevarse por delante a la mismísima Mistwalker tras Blue Dragon, Lost Odyssey, ASH, Blue Dragon Plus, Away: Shuffle Dungeon, Blue Dragon Awakened Shadow, The Last Story, Party Wave, Blade Guardian y estos dos Terra Battle. Once títulos desarrollados desde su fundación en el año 2004 con un pequeño equipo de solo 17 miembros que suele colaborar con otros estudios para casi todos sus proyectos de los que, lamentablemente, más de la mitad se pueden considerar como bastante mediocres, aunque sus grandes obras son realmente buenas y, de hecho, Lost Odyssey forma parte de nuestro Salón de la Fama.

Así las cosas, ¿llegásteis a jugar a Terra Battle? ¿Y a su secuela? ¿Tenéis fe en que Mistwalker pueda levantarse de este golpe o le tenéis miedo a las nefastas consecuencias de un fracaso como este para un estudio tan pequeño?

4 comentarios:

  1. Uff un caso para analizar. ¿Porque el ansias por una secuela? Se entiende para juegos que no rentabilizan bajo micropagos, que necesitan de secuelas para mantenerse vigentes, pero aquí no había ninguna necesidad. Supongo que les ganó el deseo de tener una saga de videojuegos la cual explotar, ya que ese es el sueño de todo estudio.

    ResponderEliminar
  2. Una lástima, espere que estos juegos salieran en ps4 o switch y nada, creo nunca saldrán a estas alturas. Podrían hacer port de la gen anterior para intentar salir a flote con bajos costes de desarrollo. El the lost odyssey podría ir bien la juan y el the last story en la switch.

    ResponderEliminar
  3. un buen ejemplo de como deben de hacerse las cosas es Fgo que aun con sus practicas que se pueden ver mal sale a flote y sigue a delante

    ResponderEliminar
  4. Una pena. Me gustó Terra Battle. Aunque tampoco lo jugué demasiado, no duró mucho en los juegos f2p de gacha de móviles porque acabas dedicando mucho tiempo y prefiero invertirlo en los juegos de consola. Pero el juego me gustó. Creo que debieron centrarse en Terra Battle, el pensamiento de Sakaguchi de hacer más entregas de Terra Battle (más allá del 2) no le veía sentido desde que lo dijo y intuía que iba a pasar algo así.

    O que acabarán dejando morir entregas anteriores para que prevaleciera la más nueva o peor aún que es lo que ha acabado pasando, que ha dañado tanto el futuro de anterior entrega como de nuevas.

    Una lastima.

    ResponderEliminar