martes, 17 de septiembre de 2019

[Análisis] Utawarerumono Zan

La franquicia Utawarerumono tiene un hueco en el corazón de los jugadores que gustan de las Novelas Visuales con jugabilidad asociada de RPGs estratégicos, que quedaron encandilados por su interesante y elaborada historia que se narró a través de tres títulos distintos, dos de los mismos disponibles en occidente desde el año 2017: Utawarerumono Mask of Deception y Utawarerumono: Mask of Truth, que analizamos en Destino RPG muchos meses antes de siquiera esperar que fuesen a estar disponibles en nuestras regiones. Además, sabemos que el año que viene recibiremos el remake de su entrega original y que hay otro título de la saga ya en desarrollo. Es decir, que la saga está en plena ebullición.

Y como muchas sagas niponas que se encuentran en su pico de popularidad, no les podría faltar el spin-off de moda: realizar un Musou de la franquicia, esto es, un título basado en lanzar a nuestros personajes contra decenas de enemigos en un juego de acción y estrategia con tintes de RPG. Así nos llegó Utawarerumono Zan, disponible en PlayStation 4 desde la semana pasada y que nos permite vivir una trama alternativa a la de los juegos ya conocidos en un sistema diferente donde también podremos contar con un modo multijugador en línea para hasta cuatro compañeros.
La trama de Utawarerumono Zan nos llevará a los acontecimientos narrados en Mask of Deception, donde Haku, nuestro protagonista amnésico y sin rasgos animales acaba siendo encontrado en un pequeño poblado y se verá envuelto en los problemas de la región, con disputas políticas y una guerra en ciernes.

Al igual que en los títulos originales, gran parte de la historia se desarrollará en un estilo de Novela Visual con mucho texto y retratos fijos, pero sin entrar en los detalles y tomas de decisiones que tendríamos en las entregas ya conocidas. Es, pues, una especie de resumen de Mask of Deception con algunos aspectos modificados para ser coherente tanto con el nuevo sistema de combate como con su idea de simplificar la compleja trama original, lo cual curiosamente puede despertar el interés de algunos jugadores que se lancen a este título sin haber jugado a las Novelas Visuales.

En general, la historia mostrará muchos personajes típicos del manganime nipón, con sus toques de comedia, épica y romanticismo. Eso sí, no faltará algún que otro giro argumental que hará a muchos personajes mucho más interesantes y nos dejará entrever por qué estos títulos funcionaron tan bien, ya que se tocan temas muy profundos y serios. Sin embargo, los jugadores que ya conocen la trama tendrán muy poco que descubrir con esta entrega.

El desarrollo de Utawarerumono Zan se producirá a través de un sistema de misiones principales y secundarias, que no lo son tanto ya que las ganancias obtenidas de las mismas (objetos, dinero y experiencia) se vuelven vitales si queremos afrontar con garantías los retos de las batallas con un mayor peso narrativo.

Y es que el componente más rolero del juego viene de la mano no solo de la subida de niveles, sino también de la personalización de los personajes, donde se podrá seleccionar entre distintas habilidades que se irán consiguiendo o equipamiento. Además, podrás subir de nivel tu equipamiento y habilidades favoritas mediante la recolección de materiales en misiones secundarias y un sistema de loteo al más puro estilo de los free to play y las cajas para comprar. Lo cual le otorga un punto de emoción, aunque por contra dependerás del azar y no solo de tu esfuerzo, el cual solo se verá recompensado después de varios intentos, haciendo de esta dinámica muy repetitiva.

A lo largo del juego podremos reclutar hasta a doce protagonistas diferentes, lo que resulta un plantel realmente variado e interesante, que expandirá muchísimo las posibilidades de afrontar cada batalla. Tendremos a hechiceros, combatientes especializados en ataques en área, especialistas en el uno contra uno que sufren contra grupos... la clave será que podremos llevar hasta a cuatro al mismo tiempo e ir intercambiándolos a nuestro placer en medio de la batalla, por lo que tendremos que crear un grupo que pueda afrontar todas las situaciones del campo de batalla.

Aunque la mayoría de misiones se centrarán en acabar con oleadas de enemigos hasta derrotar al jefe de la zona, particularmente resistente, también existirán misiones donde deberemos escapar del campo de batalla (con una cámara propia situada a espaldas de nuestro personaje) o cumplir unos objetivos a contrarreloj, pero en sí no existirá mucha más variedad a un sistema estilo Musou con elementos sobradamente conocidos para cualquiera que ya haya jugado a algún titulo del estilo.

Con una duración que ronda entre las 15 y 20 horas de juego, Utawarerumono Zan cumple bastante bien en este apartado, aunque quizás abusa demasiado de la necesidad de cumplir misiones secundarias para poder mantener el ritmo de la dificultad que nos plantean en las tareas de historia, dando una sensación de que el juego se alarga de forma muy artificial. Para el que disfrute del sistema, eso sí, la cantidad de tareas opcionales que aparecen conforme avanzamos pueden ser una buena noticia, no obstante, pero en términos generales no hay nada especialmente llamativo en las mismas, que reutilizan muchos escenarios y enemigos.

Pero si esa duración os parece corta, no os preocupéis, ya que el título ofrece un modo multijugador para hasta cuatro jugadores que podrán controlar a los diferentes personajes de forma individual para ayudar a otros jugadores a completar sus tareas y superar el juego.


Teniendo en cuenta que el apartado visual era de lo más mejorable de los títulos originales, en esta clase de juegos donde las batallas se producen en tiempo real y contra multitud de enemigos este punto débil es todavía más acusado. Con diseños en los diálogos reciclados de las Novelas Visuales sin más variedad y unas batallas un tanto toscas, el título no será de los Musou más bonitos del mercado, precisamente.

Musicalmente podríamos destacar la pieza inicial y poco más, ya que el resto de melodías del juego se limitan a quedar de fondo y no molestar. El doblaje nipón es correcto, sin más alardes. Un apartado simplemente cumplidor, que por lo menos no resta.

Utawarerumono Zan parece un intento de resumir la historia de las Novelas Visuales que dieron origen a la franquicia pero en un terrenos más ligero, donde comanda la acción y la gran trama es simplificada para que los jugadores puedan comprender al menos algunos aspectos generales de los acontecimientos que suceden en esta saga. 

Sin ser destacable en ninguno de sus apartado, el título queda como un Musou bastante inferior a lo que podremos encontrar en el mercado, donde sólo resulta llamativa la buena variedad de protagonistas que podremos manejar en combate y las funciones multijugador si contamos con compañeros que quieren completar el título con nosotros usando la conexión online.

Es decir, es un título que se queda entre dos aguas y esa falta de decisión provoca que sea menos atractivo: no supone una nueva información para el jugador que ya conoce la franquicia por las Novelas Visuales, no es un gran Musou para impresionar a los que gustan de ese estilo y resulta un punto de entrada más ligero para los que quieren entrar en el universo Utawarerumono, pero teniendo en cuenta que el resto de títulos son Novelas Visuales con elementos de RPG estratégico tampoco resulta excesivamente coherente como introducción a una clase de juegos muy diferentes. Aún así, si os pica el gusanillo os puede dar bastantes horas de entretenimiento.

Utawarerumono Zan está disponible en PlayStation 4 desde el 10/13 de septiembre dependiendo de tu región. Este análisis ha sido posible gracias a una copia entregada por NIS Europa.

1 comentario:

  1. Quizás no pase de un juego normalucho pero si que podría servir como puerta de entrada tanto a los musou como a la saga utawarerumono

    ResponderEliminar