miércoles, 11 de enero de 2017

[Análisis] Utawarerumono

Hace un tiempo Matías nos habló de Utawarerumono: Itsuwari no Kamen y recientemente de Utawarerumono: Futari no Hakuoro, segunda y tercera entrega de una trilogía que, reciéntemente, ha sido registrada para dirigirse camino de occidente. Si bien no es necesario haber jugado a la entrega inicial para disfrutar de estas dos y, de hecho, no esta previsto que este primer título sea localizado en occidente por el momento, si que creo que es conveniente, motivo por el cual me he animado a hacer un análisis de la misma y completar la trilogía en Destino RPG.

Utawarerumono (Leaf, 2002, PC/PS2/PSP) es una Novela Visual, con un sistema de combate tipo SRPG y elementos eróticos, aunque su mejor faceta es la de Novela Visual. Tiene ya catorce años a sus espaldas, pero aun así sigue siendo un título perfectamente disfrutable hoy en día.

Pese a que nunca se ha lanzado oficialmente fuera de Japón, cuenta con traducciones realizadas por fans en su versión de PC, tanto en inglés como en español, lo que hace que sea un título bastante accesible... Siempre que te guste su particular estilo.

En el juego nos pondremos en el papel de un hombre amnésico que es encontrado inconsciente en el bosque por una joven llamada Eruruw, quien lo lleva a su casa en una aldea cercana. El protagonista, al que llamarán Hakuoro, lleva una extraña máscara en el rostro, la cual no puede quitarse, pero debido a su amnesia no sabe el motivo.

Una vez recuperado, al no tener a donde ir, Hakuoro se queda en la aldea, viviendo con la familia de Eruruw (su hermana y su abuela). La aldea es tranquila y se integra bien, gracias a sus conocimientos de diferentes áreas, como la agricultura. No obstante, aunque la aldea es tranquila, también es pobre debido al gobierno del país. Un día, el emisario del gobernante intentará forzar a Eruruw a casarse con él, lo que provocará un conflicto y, liderados por Hakuoro, desatará una revolución.

Esto es tan sólo el inicio de la historia, no podemos contar más sin destriparla, pero los conflictos aumentan y, a medida que avancemos, se nos irá revelando información del mundo donde estamos y el origen de Hakuoro. El argumento es bastante interesante y más complejo de lo que inicialmente puede parecer y es, sin duda, el punto fuerte del juego.

A parte de la historia principal, el juego también dará bastante importancia a la relación de los personajes, profundizando bastante en ellos, con muchas escenas en las que interactúan (no necesariamente con Hakuoro), etc. Si decides jugar, ten en cuenta que la historia con grandes cantidades de texto e imágenes fijas es el fuerte del título.
El juego es, principalmente, una Novela Visual. Esto implica que la mayor parte del tiempo la pasaremos leyendo. Los textos se mostrarán junto escenas fijas o con pequeños retratos del personaje que habla en ese momento. En el juego no hay toma de decisiones, es lineal. A lo sumo, en ocasiones, podremos escoger el orden en el que ver algunas escenas y poco más. También hay que mencionar que es un eroge, por lo que habrá algunas situaciones de contenido erótico durante el juego.

Por otro lado tenemos la parte SRPG, que se producirá en las batallas, las cuales están fijadas argumentalmente, por lo que no hay forma de entrenar o relajarnos de la lectura luchando por gusto. El sistema de combate es el típico del subgénero, con el mapa cuadriculado y las unidades actuando en turnos dependiendo de su velocidad. La velocidad y el rango de ataque o movimiento serán intrínsecos a cada personaje, pero no así el ataque, defensa, magia y técnica, que podrán entrenarse al subir de nivel. Al conseguir puntos de habilidad podremos asignarlos a estos cuatro parámetros, pudiendo personalizar así su crecimiento, aunque el coste de puntos de habilidad para cada parámetro varía en función del personaje. Por ejemplo, un personaje ofensivo necesitará menos puntos de habilidad para subir el ataque que la defensa, lo que provocará que a ciertos personajes se les defina bastante su crecimiento. Debido a que no hay batallas extras, distribuir bien los puntos es bastante importante y condiciona la dificultad del título.

Las batallas usan un sistema básico, con opciones de atacar y moverse, teniendo gran relevancia el posicionamiento (Atacar por la espalda causa más daño). No hay muchas habilidades, aunque si pulsamos el botón de atacar en el momento justo, podemos prolongar el número de ataques realizados en nuestra acción (estilo combo) y es posible usar un ataque final o conjunto con un aliado si llenamos una barra especial (al hacer acciones de cualquier tipo). A esto hay que añadirle que nuestros personajes y enemigos cuentan con afinidades elementales, que puede dar bonificaciones (positivas o negativas) al daño realizado o recibido. Resulta entretenido, pero no es el punto fuerte del juego, hay SRPGs más complejos ahí fuera.

No hay diferentes modos de dificultad, y como la mayor parte del título consistirá en leer, sin toma de decisiones, sólo las batallas supondrán una cierta dificultad. El sistema usado es sencillo, por lo que, como ya comentamos, todo dependerá de si escogemos al grupo de unidades más adecuado y una correcta distribución de sus parámetros.

El juego no es especialmente exigente, pero si que requiere un mínimo de planificación. Si nos lanzamos a lo loco y entrenamos de forma descuidada, puede volverse, literalmente, imposible.

En cuanto a la duración, depende mucho del ritmo de lectura de cada uno, pero completar el juego puede irse tranquilamente a las 30 horasNo cuenta con rejugabilidad, rutas o diferentes modos de juego, por lo que nos limitaremos a la primera partida. Teniendo en cuenta la duración habitual de otros títulos de este estilo, éste resultará bastante ligerito.

Estamos ante un título con 14 años a sus espaldas, por lo que es evidente que palidece respecto a sus secuelas u otros títulos más recientes, especialmente en la parte de batalla, donde el modelado 3D es bastante sencillo. La parte de Novela Visual, aunque también sufre el paso del tiempo, al ser 2D lo nota menos, ya que en su momento tenía un buen nivel. Basta con echar un vistazo a las imágenes de la entrada para que os hagáis una idea.

Respecto al sonido, su Banda Sonora es de buena calidad a lo largo de sus 43 temas. Aunque no todos son espléndidos, ninguno llega a ser malo y se adecuan bien a las escenas a las que acompañan:

Utawarerumono es un juego orientados a aquellos jugadores a los que apetezca disfrutar de una buena historia acompañada de algún elemento secundario de combate que sea entretenido pero no demasiado complejo.

Resulta especialmente recomendable si estáis interesados en jugar a sus secuelas cuando sean localizadas en occidente, ya que aunque la historia de este título está cerrada, tiene impacto en las otras dos entregas (especialmente en la tercera) y puede ayudaros a acoger esos títulos con más ganas.

De todas formas, el título cuenta con una adaptación en manga y una serie animada de bastante buena calidad, que aunque resume algunos aspectos de la trama, también puede servir para que os intereséis por el mundo de esta saga.

2 comentarios:

  1. Buen aporte, yo tambien jugué a este juego, de mis VN favoritas, a ver si puedo jugar algun dia al 2 y el 3 que el anime estaba bien ;D

    ResponderEliminar
  2. No estoy seguro ahora mismo (hace ya años desde la ultima vez que lo vi), pero creo que el contenido eroge solo esta en el original para PC, pero despues sacaron una version para PS2 con las escenas de sexo eliminadas y de ahi dio el salto al Anime, donde tampoco existe ese contenido mas alla de un OVA dedicado al contenido de la version PC donde vemos a algunas de las chicas del grupo tomando un baño sin censura, pero poco mas.

    Tengo entendido que existen unos cuantos juegos que originalmente fueron pensados como eroge para pc, pero gracias a su buena historia dejan atras el contenido sexual al dar el salto a ports y series anime.

    ResponderEliminar