miércoles, 11 de julio de 2018

Code Vein y su marcha al 2019

Que un título anuncie su fecha de lanzamiento y, poco más de un mes más tarde, se retrase a otro momento aún por decidir es algo que no se puede considerar tan extraño últimamente. Los llamados "últimos retoques" se encuentran normalmente con el problema básico de que, al probarse en un entorno más abierto, puede reflejar multitud de problemas que no aparecieron o no resultaban tan evidentes dentro del estudio de programación.

Dark Souls Remastered en Switch, Disgaea 5 Complete en PC, Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino... todos estos retrasos de lanzamientos de este año no son casualidad y reflejan el problema de las urgencias existentes en la maquinaria actual de los videojuegos, donde se estiman fechas sin tener en cuenta las posibles complicaciones que pueden surgir a la hora de cerrar un proyecto.

El de Code Vein ha sido el último caso... hasta ahora. El Action RPG desarrollado por el equipo de God Eater en Bandai Namco anunció el pasado cinco de julio que su fecha de lanzamiento se produciría el próximo veintiocho de septiembre y hoy, poco más de un mes más tarde, se conoce su retraso hasta el próximo 2019, por lo menos tres meses más tarde del día que marcaron como bueno hace nada.

Las razones oficiales del retraso han sido las clásicas genéricas para estas situaciones: mejorar la calidad del producto para cumplir los altos estándares de la compañía y sus jugadores o, lo que es lo mismo, "si el juego sale en la fecha que dijimos, sería horrible". No obstante, resulta difícil no apuntar a lo que comentamos cuando anunciaron su fecha de lanzamiento original: septiembre del 2018 va a ser uno de los meses más competidos que recordamos, con múltiples títulos realmente fuertes llegando prácticamente a la vez, por lo que si la confianza en que el proyecto iba a tener la máxima calidad posible no era particularmente alta, la "retirada" era casi obligatoria.

Sin embargo, ahora las preguntas se empiezan a agolpar: ¿cómo un proyecto que han estado enseñando casi a vídeo por semana estos últimos tiempos pasa a contar con, al menos, tres meses más de desarrollo? ¿Todo lo mostrado será muy mejorado o el objetivo será simplemente pulir aspectos de rendimiento que no han sido tan visibles? ¿Han tenido que ver las opiniones de los jugadores que lo han probado en las diferentes ferias y eventos todos estos meses? Porque, aunque muchos quedaban encantados, otros criticaban aspectos como el nivel técnico, la baja dificultad o el rendimiento de la IA de nuestros compañeros... lo cual es un problema que el estudio arrastra desde la serie God Eater y no parece que se vaya a solventar a corto plazo.

Precisamente, ahí encontramos otro problema para este Code Vein: incomprensiblemente, unos meses después de que se confirmase que estaban trabajando en este título, Bandai Namco anunciaba también el desarrollo de God Eater 3 para PC y PlayStation 4. ¿Por qué, de golpe, este estudio pasaba de desarrollar una saga a llevar por delante una nueva secuela Y un título original que iba a ser de los grandes lanzamientos internacionales de su compañía matriz? La respuesta llegó cuando confirmaron que esa tercera entrega la iba a realizar Marvelous (Fate/Extella: The Umbral Star, Valhalla Knights, Soul Sacrifice...) en un "cambio de cromos" particularmente curioso, ya que ambos estudios parecen coincidir en estilos y bien podrían estar haciendo ambos juegos de forma conjunta, sobre todo por el necesario cambio de ideas a la hora de desarrollar la trama del nuevo God Eater que, por cierto, sigue con lanzamiento previsto para este 2018. ¿Se retrasará también o tendremos el curioso caso de que este título, anunciado mucho más tarde, acaba llegando antes?


Pase lo que pase, este retraso de Code Vein se puede entender desde muchos matices distintos, y los jugadores pueden esperar, como mínimo, que se mejore la calidad final del producto y, además, llegue en una fecha algo menos congestionada (o, al menos, eso esperan nuestras carteras) que haga a este título algo más sugerente siempre que no acabe chocando con otros proyectos previstos para el próximo año, que no sería la primera vez que Bandai Namco lanza dos RPGs en fechas muy próximas.

¿Cómo habéis recibido esta noticia? ¿Os parece mejor que no llegue hasta el 2019 o eso ha trastocado mucho vuestros planes? ¿Cuáles son los aspectos que consideráis como más mejorables para los que lo habéis probado?

2 comentarios:

  1. Lo retrasamos porque en Septiembre ni nosotros lo vamos a comprar.

    ResponderEliminar
  2. Sonaré mal intencionado, pero probablemente el juego de principios del 2019 sus cambios sean un 0% en comparación al lanzamiento en septiembre. Incluso me atrevo a decir que algunos juegos lo venderan con una leve capa de polvo ya que hubo que guardarlos xD.

    ResponderEliminar