lunes, 3 de noviembre de 2014

Los puntos de guardado.


Aunque últimamente parecen estar en desuso, los puntos de guardado han sido elementos claves en el desarrollo del género RPG y un claro reflejo de las tendencias del mismo. Más allá de su función básica (Un punto donde guardar nuestra partida para regresar ahí en caso de que nos maten/queramos dejar de jugar), estos puntos se convirtieron incluso en una medida para regular la dificultad de muchos títulos.

¿Cómo olvidar esa última mazmorra de Final Fantasy III donde tienes que recorrer una zona gigantesca plagada de enemigos que te asaltan cada dos pasos, enfrentarte a 4 jefes, un jefe final, una nueva mini-mazmorra con enemigos de relleno tan fuertes como el último jefe final, 4 jefes más fuerte que el jefe final y, finalmente, un jefe final que puede matarte de un toque incluso aunque fueses capaz de derrotar a los 4 últimos jefes sin muchos problemas? Esa zona se vive de forma radicalmente diferente si puedes guardar donde quieras (Yo me lo pasé con un emulador, en su día) a si tienes que hacerla completamente sin guardar, como no te quedaba más remedio en la versión para Nintendo DS.

Pero no solo crearon tendencia para regular la propia complejidad de los juegos, también sirvieron para muchas otras cosas:


La propia serie Final Fantasy fue la que más empezó a jugar con estos elementos. La posibilidad de convertir esos puntos de guardado en un punto de recuperación completa, usando las "Carpas" o tiendas de campaña, le añadía un factor extra de simbolismo a estas zonas: Eran lugares seguros, donde el grupo podía dormir tranquilamente y recuperarse de sus heridas, como si se tratase de una posada.

Otros de los "juegos" de la serie con estos puntos de guardado incluyen el curioso "Famoso guardar punto" de Final Fantasy VII, que se podía colocar en la zona donde quisiéramos en la mazmorra final (Elemento que no recuerdo que se pudiera hacer en ningún otro RPG), el uso de moguris como puntos de guardado en Final Fantasy IX (¿Quién no llamaba a Moguo una vez que guardábamos para molestarle un rato y hacerle venir para nada?), en el que es el único juego de la serie donde no se podía guardar directamente en el mapa mundi (Había que usar la Flauta para llamar a Moguo) y, bueno, lo del Final Fantasy X y el punto de entrada para jugar al Blitzball... Me sé de más de un@ que guardaba y, cuando volvía a la aventura, ya ni sabía por dónde estaba. xD

Precisamente, Final Fantasy X fue el primero de la serie en incluir un extra en los puntos de guardado que ya se habían visto en muchos RPGs anteriores: El punto de guardado de recuperación completa.

Este elemento, que eliminaba por completo el uso de Tiendas de lona o cosas así, convertía a los puntos de guardado en una especie de "Posada mágica gratuita" que, sólo con tocarlos, nos hacía estar completamente recuperados.


Estos "puntos de guardado sanadores" son casi como esos RPGs clásicos donde te encontrabas con una fuente de agua que te curaba al 100% en mitad de una mazmorra plagada de monstruos: Una invitación al farmeo.

Porque la cosa es así: Si puedes luchar al 100% en tus combates porque no importa lo tocado que quedes, que te vas a recuperar de forma gratuita en un momento, ¿qué razón hay para no hacerlo? Títulos como Dark Souls, de hecho, casi que te invitan a ello, ya que la idea es que planifiques y domines cada escenario al dedillo hasta que puedas completarlo.

Sin duda, lo más adorado de estos puntos de guardado sanadores es el momento en el que aparecen justo delante de una puerta de aspecto imponente en una mazmorra. Eso es un indicativo (Y no importa aquí si el punto de guardado es curativo o no), de un "guarda, que viene el jefe", casi la seña de identidad del propio género. ¿Quién no ha guardado delante de un jefe y ha dicho "bueno, momento de parar"? xD

Hay otros títulos donde el punto de guardado existe, pero no lo parece como tal. En la serie Mother, por ejemplo, tenemos que llamar a nuestro padre para guardar y, leñe, era hasta bonito:

Solo recuerda: Estoy siempre contigo al 100%. No tengas miedo.

Algunos puntos de guardar también sirven como puntos de teletransporte, como las terminales de Shin Megami Tensei III: Nocturne, lo cual las hace ser no sólo útiles como puntos seguros dada la dificultad del título, sino que también son geniales para revisitar zonas antiguas. Es uno de los ejemplos de elementos que siempre he considerado realmente útiles en los RPGs: Vuelo en Pokémon, Telerregreso en Dragon Quest... Esa posibilidad de volver a donde queramos en un momento es tan útil que hacen palidecer al encanto de ir en nuestro propio Barco Volador.

Después tenemos otras series que mantienen intactos sus sistemas de puntos de guardados, como pasa en los Dragon Quest, donde hay que acudir a las iglesias para "salvar" nuestra partida. Quizás no os hayáis dado cuenta, pero esto hacía que la serie no contase con puntos de guardado previos a los jefes. Y eso implicaba que caer ante el jefe tras completar una mazmorra nos obligase a reiniciarla desde 0. ^^u

Uno de los factores más curiosos y estúpidos de algunos RPGs eran los puntos de guardado justo al comienzo de las mazmorras. Sí, se puede pensar que venían bien para reiniciar la cosa desde ahí pero... ¿Por qué aplicaban esto juegos en los que podías guardar en el mapa-mundi un segundo antes? ¿No os resultan redundantes dos zonas de guardado seguidas?


Por supuesto, también tenemos los juegos donde puedes guardar cuándo y donde quieras. Pokémon o The World Ends With You son algunos ejemplos de títulos en los que la dificultad la marcaban los combates, no el tiempo que tardaras en poder encontrar un punto en el que descansar.

Precisamente, Pokémon es también un ejemplo de juegos donde el guardado se aplica en un único bloque, algo que vale que tuviera sentido en el juego inicial (Era la única forma de que el jugador pudiera ponerle motes a los 151 pokémon del juegos) pero a estas alturas ya tenemos claro que existe por el mero sentido mercantilista. Si no quieres compartir la partida con tu herman@, más te vale comprarte la otra edición. ¿Acaso no molaban esos juegos que les prestabas a tus primos/vecinos/amigos donde podías ver cómo lo habían hecho mirando su partida cuando te los devolvías y comparándola con la tuya? Eso, hoy en día, parece que sólo existe en Nintendo 3DS y da cosita, porque tenía su encanto.

Ahora, con el sistema de cuentas con puntos de guardados propios no-compartidos, también se evita ese temidísimo "Cuidado, no me borres la partida", que seguro que todos los que habéis compartido juego lo habéis sufrido en vuestras carnes. Yo tengo que reconocer que he perdido y destrozado partidas por/a mi hermano, así que siempre consideré como un adelanto esos RPGs en los que te colocaban automáticamente sobre la ranura de guardado que acababas de cargar, para evitar ese "guardo... ¡NO, NO, NO, QUE MI PARTIDA ERA LA DE ABAJO, QUE MI PARTIDA ERA LA DE ABAJOOO!" ^^u


Después están los RPGs con sistemas de Auto-Guardado, que en parte vienen bien porque en muchos casos se te pasa guardar (Eso de no tener un punto de guardado que te avise tiene esos efectos: O eres un "guardador compulsivo" o te llevas horas sin recordar guardar... Con nefastas consecuencias en caso de fallo) pero también pueden provocar auténticos problemas en juegos como The Elder Scrolls.

¿Quién no ha perdido algún punto de guardado porque, si lo cargaba, aparecía en un momento con una misión/jugador/loquesea bugueado? ¿O que tiene una partida guardada en pleno caos? Hay veces que los Puntos de Guardado Automáticos te salvan la vida, no lo voy a negar, pero otras son más una molestia porque cuando te pones a contar, tienes 30 ranuras de guardado diferentes de las que no usarías ni 3. xD

En fin, sé que ha sido otra entrada muy aleatoria que se me ha ocurrido así por casualidad, pero espero que os haya resultado entretenida. ;)

6 comentarios:

  1. La verdad es que me he sentido identificado con muchas de las cosas que has dicho. Yo empecé en la saga Pokemon así que cuando estoy acostumbrado a guardar en cualquier momento, pero cuando empecé sagas como Final Fantasy o Dragon Quest los puntos de guardado me parecieron un atraso (al igual que la falta de slots que también comentas). Ahora mismo, yo creo que hay juegos como Fantasy Life que no necesitan puntos de guardado (y los tiene) y otros como Dark Souls o más clásicos como Final Fantasy que sí que los necesitan para añadirles un punto extra de dificultad, aparte de que como comentas son más un punto de curación que de guardado.

    Por añadir algo, se te ha olvidado comentar la opción de guardado rápido que incluyen algunos juegos como los FF, que en realidad es bastante útil si tienes que dejar de jugar cuando no tienes un punto de guardado cerca.

    ResponderEliminar
  2. Como odio los juegos donde te tienes que pasar una gran zona sin guardar, como el FFIII o los DQ. En el FFIII era especialmente sangrante porque en la segunda mazmorra final, si no derrotas a los 4 jefes "secundarios", el jefe final es invencible pero... su camino NO está bloqueado xDDD Vamos, que como de casualidad te de por mirar ese camino antes que todos los demás, ríete.

    Con lo fácil que es poner un sistema de "guarda cuando quieras" a lo pokemon (o golden sun, por decir otro), otros sistemas me parecen ineficientes, la verdad. Aunque bueno, los que te dejan grabar en el mapa y te ponen 1 o 2 en las mazmorras tampoco los veo tan mal, al menos si las mazmorras NO son largas, que me jode que algunos juegos te obliguen a jugar 1 o 2 horas del tirón para avanzar ._. Las portátiles tienen esto último muy en cuenta, pero los sobremesa/PC no, asumen que todo el mundo juega 5 horas seguidas o algo y no es necesariamente así.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que los punto de guardado pueden ser importantes en algunos juegos como un extra de dificultad, pero hoy en día apetece mucho más un sistema de guarda en cualquier punto. Xenoblade que era un RPG gigantesco te pemitía guardar en absolutamente cualquier punto del mapa y se agradecía un montón, te alentaba a explorar mucho más porque sabías que lo podías dejar donde quisieras.

    De todas manera lo que siempre he odio y odiare son los sistemas de autoguardado, el unico juego donde realmente me han convencido es en Dark Souls, porque te impedía cargar una partida anterior, todo lo que hicieras iba a ser así hasta el final de la partida.

    ResponderEliminar
  4. a mi me ha pasado que jugaba 2 horas sin grabar y perdia.. y tenia que hacer todo de vuelta!!! o que se me borraba un save mas avanzado y tenia que volver a jugar unas 5 o 6 hs... no lo jugaba mas, lo dejaba abandonado.

    ResponderEliminar
  5. Para mí, ahora mismo en 2014, todos los rpgs deberían tener opción de guardar dónde quisieras tipo Pokémon. La falta de puntos de guardado, pueden hacer la experiencia de juego bastante tediosa y puede echar para atrás a los jugadores novatos o con poca paciencia.

    ResponderEliminar
  6. Para gustos los colores, yo prefiero guardado en el mapa y en puntos de guardado dentro de las mazmorras (y no demasiado frecuentes) porque si no se me olvida guardar (y aun asi...) y le da un toque extra de reto a algunos juegos.
    Por otro lado, tampoco veo mal el "free to save" en las portatiles, o al menos un guardado temporal.

    ResponderEliminar