9 de febrero de 2021

[Análisis] Digimon World Re:Digitize Decode

La franquicia Digimon se encuentra en una nueva encrucijada, con la enésima vuelta de tuerca a su serie de animación original fallando a la hora de encandilar a nuevo público y sólo tocando la nostalgia de los aficionados veteranos, cuando por fin le estaban empezando a dar la vuelta a los problemas endémicos con respecto a su modelo para adaptarse al videojuego, con la buena recepción que tuvieron el dúo de Digimon Story: Cyber Sleuth, la franquicia ahora vive en el continuo bucle de retrasos de su nuevo planteamiento con Digimon Survive.

En este marco de varios años sin nuevos lanzamientos y con entregas para móviles que ni están llegando a occidente, muchos aficionados están esforzándose en recuperar los muchos títulos de la saga que nunca salieron de Japón, como sucedió con la llamada "Operation Decode", que buscaba fantraducir al inglés la versión actualizada para Nintendo 3DS de un RPG para PSP que ya tuvo que ser fantraducido para que se disfrutase en occidente: Digimon World Re:Digitize, pero ahora en su versión Decode

Lanzado en Japón durante el año 2013, sólo uno más tarde de la versión original, esta entrega vendió aproximadamente la mitad que lo que logró en PSP, en una mezcla de falta de publicidad, público y verdadero interés por la saga, a pesar de que ofrece más contenido que la versión que nos llegó traducida hace más de tres años:


Trece años después de la derrota de Analogman y su poderoso Mugendramon, la compañía GIGO convierte la montaña infinita en una torre donde se llevan a cabo combates virtuales de digimon, obviando que esas criaturas existen realmente y están interaccionando con el Mundo Digital. El siguiente objetivo del grupo es crear un juego online dentro de ese universo, donde nuestro protagonista planea tomar parte y, tras abrir un misterioso correo, acaba arrastrado a su interior.

Así pues, regresamos a la mítica "File Island" del Digimon World original, pero cerca de ocho siglos digitales después de la aventura de ese título. Nuestro objetivo, pues, será intentar descubrir cómo hemos llegado a este mundo digital y, sobre todo, cómo podemos escapar. El comienzo clásico de estas tramas que, eventualmente, nos presentará una región en peligro con la aparición de los Caballeros Reales y el llamado "Anticuerpo X", haciendo que tengamos que fortalecer a nuestros compañeros digimon para poder salvar este mundo y, así, poder escapar. Aunque, eso sí, en este título se incluyen nuevos eventos tras la trama principal que podrán expandir un poco más su historia. Nada realmente espectacular, eso sí, ya que el juego simplemente usa pequeñas excusas para hacernos encontrar más miembros que ayuden en la ciudad principal o derrotar nuevos digimon con los que llegar a zonas más peligrosas.

El título sigue el ya sistema clásico de los Digimon World
, sólo que mucho más pulido y accesible que la versión original para PlayStation que introdujo la idea. Esto es, tendremos una ciudad como base a la que le faltan instalaciones que podremos desbloquear o mejorar encontrando a digimons localizados por los escenarios del juego, que reclutaremos mediante combate o cumpliendo alguna tarea que nos encomienden. Otro punto clave será la consideración de nuestro compañero digimon algo así como un Sim (porque referenciar a Tamagotchi nos hace sentir muy veteranos), al que tendremos que alimentar, llevar al servicio y entrenar en diferentes características para que digievolucione a una criatura más fuerte con la que avanzar a zonas cada vez más complejas. Todo recordando que cada estado evolutivo tendrá un tiempo de vida marcado y, si no cumplimos los requisitos para llegar a algunas de las evoluciones siguiente antes del mismo, nuestro compañero morirá, haciendo que tengamos que empezar de nuevo con un nuevo digimon bebé que hereda parte de las características del digimon fallecido y al que tendremos que volver a entrenar y hacer crecer.

Esto hace que el ritmo del juego sea algo frenético al principio y se vuelva pausado -aunque exigente en entrenamientos- tras cada reinicio, teniendo que tomarnos un tiempo para que tengamos a un digimon de nuevo competitivo que nos permita regresar al punto donde nos quedamos la última vez y llegar más allá, tratando de maximizar el tiempo de vida de nuestro compañero cuando está en el cénit de su nivel evolutivo y competitivo. Evidentemente, como buen RPG, también serán importantes las batallas y la experiencia lograda en las mismas, teniendo en cuenta que allí no tendremos el control de nuestra criatura, a la que sólo podremos dar unas órdenes más o menos específicas dependiendo de su inteligencia y, aún así, reaccionará y actuará a su propio ritmo, lo cual puede hacer que muchas batallas se vuelvan un tanto desesperantes, torpes y muy dependientes del abuso de objetos que vayamos a aplicar. Un modelo clásico que se hace entretenido durante un tiempo, pero puede desesperar a muchos jugadores que no estén acostumbrados a un modelo como este, tan particularmente duro. 

Muchos también os preguntaréis qué es lo que ofrece esta versión Decode para Nintendo 3DS que haga que merezca más la pena que la mucho más sencilla de jugar entrega para PSP, más allá del ya comentado contenido extra que expande la trama tras los acontecimientos finales del juego. Para empezar, se ha incluido una ayuda directa para que no sea tan duro perder a un digimon entrenado cuando éste fallezca con el llamado "nivel Decode", que aumentará conforme avancemos en la trama y nos permitirá otorgar características pasivas a nuestro compañero, además de trasferir más mejoras tras cada nueva reencarnación. 

Otro aspecto interesante es que la ciudad contará con muchas más instalaciones y digimons a los que reclutar, en muchos casos ampliando las historias que los llevan allí e incluso ofreciendo nuevas misiones. Igualmente, los compañeros humanos que caen al mundo digital también verán sus propias tramas expandidas en esta revisión. Los retos también serán mayores y tendremos auténticas maratones opcionales como una mazmorra con reglas especiales y hasta 100 pisos que superar, presentando además muchas nuevas líneas evolutivas, con digimons que no fueron incluídos en el juego original y que contarán incluso con sus propias historias y misiones o combates opcionales para ser desbloqueadas. Es decir, que probablemente podremos extender más las de treinta horas de la versión para PSP hasta superar las cuarenta o incluso llegar a las cincuenta si lo queremos lograr todo. Eso sí, no será nada sencillo superar los nuevos retos.

El apartado visual del título es prácticamente igual al de la versión para PSP, salvo por los nuevos modelos de digimon, algunas escenas animadas extra y los escenarios exclusivos de esta versión. Esto hace que estemos ante un título con unos modelados que quizás tengan muy poca resolución si los ampliamos para esta entrada, pero en la consola se ven bastante bien y han sido reutilizados, a mayor definición, para los títulos más recientes, así que eso demuestra que la base es bastante sólida.

Igualmente, el apartado musical y sonoro también repite, con unas pocas melodías nuevas para las zonas añadidas en esta versión, que en términos generales no desentonan demasiado, lo cual hace que tampoco destaquen. Eso sí, algunos temas sí que brillan especialmente por sus transiciones entre noche y día, transmitiendo ese tono relajado que a veces viene bien asumir para que el frenesí por aprovechar al máximo el estado de madurez evolutiva de nuestro compañero no haga al título excesivamente estresante.

Aunque este título se vaya a recordar por su fracaso comercial y nunca haber sido localizado oficialmente en occidente, Digimon World Re:Digitize Decode se puede considerar como la base de todos los títulos posteriores de la serie, resultando además una versión mejorada de la entrega para PSP, aunque no hace demasiado uso de las funcionalidades de Nintendo 3DS salvo por la inclusión de menús en la pantalla táctil.

Aún así, es un juego bastante sólido que, además, trata de respetar la trama conjunta de los títulos de la serie lanzados en diferentes épocas, lo cual siempre les honra. Definitivamente es necesario ser un gran aficionado a los RPGs de Digimon para poder disfrutar de ese irregular ritmo y un modelo que no todos los jugadores pueden asumir, pero si entras dentro del grupo que los puede disfrutar, con este tienes contenido de sobra. Eso sí, hace falta una consola modificada para poder jugar a esta versión fantraducida al inglés, lo cual complica la situación todavía más. Pero es una muestra más de que contamos con una comunidad realmente dedicada para evitar que estos juegos se pierdan en occidente.

2 comentarios:

  1. Espera un momento.... ¿Ya han terminado la traducción al inglés del juego?. Voy a comprobarlo.

    ResponderEliminar
  2. Planeo jugar juegos de 3DS en un futuro. Soy tolerante y poco crítico con los errores de un juego, así que creo poder iniciarme de una vez en una saga tan famosa como Digimon, a pesar de que la perdida de progreso me echa muchísimo para atrás. Muy buen artículo.

    ResponderEliminar