jueves, 25 de enero de 2018

[Experiencias Roleras] Digimon World Re:Digitize

Digimon no es una franquicia desconocida para los jugadores, aunque el éxito cosechado por sus diferentes series de animación había sido acompañada por más títulos voluntariosos que de alta calidad. Tras un periodo de sequía, Bandai Namco se está ocupando de recuperar la serie trayendo títulos de lo más deseables, como Digimon World: Next Order o el reciente Digimon Story Cyber Sleuth: Hacker's Memory, demostrando que la saga puede funcionar en occidente incluso sin el apoyo de una serie en nuestras televisiones.

Pese a que me gustaría hablaros de uno de estos tan actuales, debo decantarme, por ahora, por el "olvidado" de PSP (y posteriormente en 3DS con la versión Decode, pero eso es otra historia), Digimon World Re:Digitize (2012), título que cuenta con unos añitos a sus espaldas y que, pese a todo, creo que merece algo de interés, especialmente si, como yo, disfrutasteis del primer Digimon World de PlayStation.

Esta entrega bebe mucho de ese primer título dado que, nuevamente, contamos con un sistema de juego similar al del mítico Tamagotchi: un sólo compañero Digimon al cuál debemos dedicar nuestras atenciones básicas, dándoles de comer, dormir, etc. No remarcaré mucho los puntos que tienen en común ambos títulos, y me centraré más en los elementos que lo hacen diferente del juego original, aparte de los nuevos Digimon, claro está.

En primer lugar, me centraré en la historia, puesto que ha evolucionado ligeramente, pero sin llegar a ser un elemento verdaderamente importante, dado que su planteamiento, desarrollo y desenlace es tremendamente simple, sin mostrarnos algún resquicio de verdadera intriga, dado que todo se desarrolla de manera muy lineal y con extrema rapidez, puesto que la trama puede resolverse en menos de 25 horas sin demasiados problemas.

Este argumento nos muestra como unos chicos, fans del juego online Digimon, acaban absorbidos por su ordenador tras descifrar un mensaje surgido espontáneamente en sus pantallas, transportándolos al mundo digital, donde conocerán a sus compañeros Digimon, los cuáles los acompañarán recorriendo toda la Isla File para encontrar una forma de poder volver a su mundo. Las premisa del título es básicamente igual al original, pues no por nada este juego nacía como un "tributo" a éste, pero con el añadido de una mayor interacción con otros personajes que, por desgracia, es muy superficial puesto que todos cuentan con una personalidad bastante "encasillada" y no llegas a empatizar con ninguno de ellos, y creedme, oportunidades para dar varios dilemas, hacer reflexionar y madurar a los personajes había, pero todo se pasa muy de puntillas y los chavales aceptan casi al instante las opciones con las que estaban previamente en desacuerdo, sin llegar a hacer una transición que los hiciera un poco más reales.

A su vez, por supuesto, tenemos el tema en el que giraba la trama central del primer título: devolverle la vida a la Ciudad File, elemento que no brilla tanto en este título. El motivo de ello residen en que al comienzo del World original la ciudad no eran más que dos edificios desperdigados donde nuestros recursos eran mínimos, pudiendo llevaros a quedarnos casi atrapados en las primeras zonas si no reclutamos a ciertos digimon. Aquí desde el principio contamos con suficientes recursos para mantener a nuestro compañero, con bastantes habitantes en la ciudad que evitan esa sensación de abandono donde sentíamos de forma más evidente nuestro periplo reclutando a nuevos habitantes. Entiendo que el título haya avanzado para, como he dicho anteriormente, hacerse más accesible a los jugadores (aún recuerdo con odio mecánicas que no comprendía en el primero cuando era pequeña), sin embargo, lo noto demasiado sencillo, pues reclutar a los Digimon, salvo en un par de casos en los que depende más la suerte que otra cosa, se hace insultantemente fácil.

Pero claro, esta accesibilidad al jugador tiene, por supuesto, su parte buena, y se refleja especialmente en la crianza de los Digimon. En este título pueden alcanzar el último nivel de evolución, al contrario que en el primer juego, y nos permite obtener Digievoluciones ADN gracias a un sistema de traspaso de datos al nuevo huevo y, si cumples los requisitos necesarios... saluda a tu nuevo Omnimon, todo un sueño para muchos fans de la serie.

Para que nuestras criaturas lleguen a esos niveles tenemos a nuestra disposición los gimnasios de la ciudad, que nos ofrecen la opción de mejorar nuestras características a cambio de nuestro preciado tiempo. Pero ojo, podemos mejorar de una forma verdaderamente útil, dado que se nos da la oportunidad de hacer entrenamientos avanzados reclutando a ciertos Digimon siempre que seamos hábiles. ¿Alguno recuerda las odiosas ruletas que aparecían en el primero, que estaban prácticamente programadas para fallar? Decidles adiós, porque aquí existirán diversos minijuegos diferentes para cada estadística a mejorar e incluso podremos optar por una solución de ganancia intermedia si no queremos repetir los mismos juegos o alguno se nos atraganta.

El apartado sonoro es bastante pobre, con temas muy olvidables y escasas voces que sólo oiremos en órdenes sueltas, mientras que visualmente el juego cumple dentro de los estándares de PSP, aunque algunos escenarios dejan bastante que desear y son un tanto simples.

Resumiendo, Digimon World Re: Digitize es un juego que está claramente inspirado en el primer Digimon World, ofreciendo mayor variedad a la hora de criar a estos monstruos digitales, sin sufrir tanto como en el primer título. Sin embargo, esto también tiene un aspecto negativo, ya que se antoja demasiado sencillo y no ofrece un verdadero reto salvo en mantener a tu Ultimate (el último escalafón de la Digievolución) vivo el suficiente tiempo como para que te dé tiempo a avanzar lo suficiente en la historia. La cosa se puede alargar, por supuesto, pero ya entraríamos en el sistema de logros del juego, que depende más que nada de la constancia del jugador para obtener todos los ataques, superar todas las fases del coliseo...

En general el título cumple, pero a mí parecer se queda bastante por detrás del juego que pretendía emular. ¿Qué opináis vosotros al respecto? ¿Influye quizá en esto el factor nostalgia?

1 comentario:

  1. Realmente gracias a este juego Digimon no murió, si no hubiera vendido tanto y los fans se esforzaron por no dejarlo morir, hoy en dia ya no habría juegos de digimon, aparte en lo de la dificultad es corregido en la versión de 3ds que cambia la mayor parte del juego y le sube la dificultad enormemente introduciendo retos post game a la altura

    ResponderEliminar