miércoles, 21 de octubre de 2020

[Análisis] Ys Origins

Mientras compañías niponas como tri-Ace o Level-5 han ido perdiendo presencia en el panorama internacional de forma progresiva estos años, Nihon Falcom ha ido experimentando un proceso inverso, pasando de ser un estudio muy veterano y casi de escena independiente a ser la desarrolladora de dos de las sagas de RPGs que más interés han levantado en nuestras regiones estos últimos años: Trails e Ys. Además, ambas en estilos muy dispares, ya que la primera resulta una franquicia de combate por turnos clásicos donde el gran esfuerzo se centra en la construcción de un mundo y una trama desarrollada a lo largo de múltiples títulos, mientras que la segunda se trata de una serie de RPGs de Acción situadas en diferentes regiones del mismo mundo y, generalmente, compartiendo a un mismo protagonista que suele perder sus recuerdos entre capítulos.

Precisamente, fue Ys la que tuvo un mayor peso en la entrada de Falcom a occidente en tiempos actuales, devolviéndonos ediciones actualizadas de sus clásicos a PSP y, eventualmente, dado el éxito conseguido, lanzando nuevos capítulos para esta franquicia que tuvo que pasar por malos momentos. Este Ys Origins es, precisamente, uno de los de "nueva escuela", desarrollado en el año 2006 para PC, aunque no lo vimos en occidente occidente hasta el año 2012, a partir del cual fueron lanzándose sucesivos ports a diferentes sistemas hasta llegar a la versión de Switch, que es la que vamos a utilizar para este análisis.
En este juego conoceremos los orígenes de Ys, una tierra avanzada y próspera gracias a la bendición de dos diosas. Sin embargo, la región caerá en desgracia cuando las hordas de los demonios arrasen todo a su paso, obligando a las diosas a rescatar a sus fieles alzándolos a un gigantesco palacio en los cielos con su magia, para desaparecer acto seguido. Nuestros protagonistas, Yunica y Hugo, formarán parte del grupo de búsqueda que deberá volver a descender a la tierra en busca de las diosas. Durante este tiempo, los demonios han estado construyendo una enorme torre, al estilo de la de Babel, con el objetivo de acabar lo que han empezado. Nuestro objetivo será recorrer dicha torre desde la cima para encontrar a las diosas, desvelar el verdadero objetivo de los demonios y restaurar la paz.

Ys Origins no es un juego profundo en su parte narrativa pero cumple con los estándares de los RPGs de acción y ofrece partes de historia que son introducidas en pequeñas porciones de texto para no cansar al jugador, ideal para aquellos que solo buscan jugar partidas rápidas de 30 minutos, algo que es un punto positivo si hablamos de la versión para Switch, al poder ser portátil. Aun así, lleva el sello de Falcon y nos encontraremos personajes de lo más variopintos con sus personalidades bien marcadas y algún que otro giro de guión. Puede que no esté al nivel de otros Ys más modernos, pero al menos cumple para aquellos que busquen un título algo más arcade donde la trama tampoco le añada demasiado peso al propio sistema de juego. Además, está traducida a nuestro idioma, lo cual siempre es loable.

A pesar de contar con ocho años a sus espaldas y estar diseñado emulando a los títulos clásicos de la franquicia, Ys Origins sigue siendo muy divertido y funcional hoy en díaCon un estilo más arcade que otros juegos más actuales, podremos elegir inicialmente entre dos personajes diferentes que cambiarán enormemente la forma de jugar, ya que Hugo será un hechicero que acercará el título casi a un shooter arcade y Yunica se acercará más a un sistema Hack'N'Slash algo más parecido al de los juegos clásicos de la serie, aunque sin el temido bump system. La base de ambos seguirá siendo la misma, no obstante: derrotar a numerosos enemigos a medida que avancemos por la torre y localizar mejoras para nuestros protagonistas mediante equipo, materiales u objetos que nos confieran nuevas habilidades.

Esas nuevas técnicas nos permitirán además resolver algunos puzles (muy simples, eso sí) para avanzar en la torre, abordar nuevas estrategia en combate (como el uso de bombas para romper la armadura enemiga) o incluso regresar a antiguas zonas para alcanzar zonas que no pudimos en su momento y recuperar recompensas dejadas atrás. Por otro lado, los escenarios pretenden dar algo de variedad con zonas inundadas, plataformas de salto o pequeñas zonas donde perderse que darán algo de frescura al subir la torre y harán que valoremos los nuevos objetos (al estilo Zelda), permitiéndonos interactuar con los escenarios de nuevas maneras.

Finalmente, el juego también premiará la acción frenética, ya que los enemigos sueltan potenciadores (ataque, defensa y experiencia) que se pierden en pocos segundos si no matas más enemigos, lo cual hará que no quieras parar ni un momento y volver a la acción. Es un juego rápido y divertido donde tampoco faltarán los grandes jefes contra los que tendremos que memorizar mecánicas y encontrar la estrategia correcta para vencer.


Completar cada historia de Ys Origins nos puede llevar algo más de diez horas, lo cual es adecuado dado su estilo arcade. En sí, la idea es completar la trama de ambos personajes para desbloquear una tercera ruta, con un nuevo personaje que ofrecerá su propio sistema de combate y también se puede considerar como "el camino verdadero", por lo que en total podemos multiplicar la duración mucho más, siempre que estemos dispuestos a vivir los acontecimientos desde distintos puntos de vista.

Con respecto a la dificultad, es importante destacar que nos encontramos con un juego de corte clásico. Si bien la mayoría de la aventura no encontraremos un reto demasiado abrumador, la mayoría de los jefes finales nos exigirán aprender sus patrones y morir varias veces antes de superarlos, produciendo una sensación de superación que muchos juegos modernos deniegan en pos de no frustrar al jugador. Es vuestra decisión saber si esto puede ser un problema para vosotros o no. También nos encontraremos que la muerte nos puede llevar a repetir parte de las zonas jugadas, al estilo de las hogueras de un Souls ( en este caso estatuas de la diosa), ya que el título usa unos puntos de guardado concreto en cada escenario y, a veces, algunos no están precisamente en el lugar ideal.

Uno de los puntos más negativos del juego, aunque comprensible dada la idea inicial con la que surgió este título, es su nivel gráfico. Es un juego que arrastra varios años a sus espaldas y no podemos esperar mucho más de él en este sentido. Con unos escenarios en 3D un tanto simples y repetitivos, como buena parte de los enemigos y unos personajes con animaciones muy básicas (a veces casi inexistentes), el título queda "resultón", pero evidentemente da la sensación de estar jugando a algo antiguo.

Eso sí, el apartado musical es harina de otro costal y el título cuenta con un espectacular repertorio de temas muy épicos de estilo ópera rock y otros tantos un poco más relajados para acompañar a la perfección las diferentes escenas o los grandes combates que viviremos en cada capítulo. Sonoramente quizás queda algo más rezagado, pero teniendo en cuenta el gran material musical que nos deja el juego, casi que es preferible centrarnos en las mismas y no tener demasiado ruido por encima que la empañe.

Ys Origins es un título realmente divertido y entretenido, con un claro componente arcade que enfatiza las partidas cortas y encuentra en Switch una gran plataforma para las mismas. El título puede que tenga un apartado técnico claramente simple para lo que ofrecen los sistemas actuales, pero el combate resulta muy sólido y divertido, acompañado por una trama simple pero efectiva que, además, nos llega traducida a nuestro idioma.

No obstante, si sois de los que habéis probado los títulos más recientes de la franquicia Ys, está claro que este título os puede resultar demasiado diferente a lo esperado, ya que resulta menos técnico y ágil para centrarse en el ritmo frenético de disparos o golpes a toda velocidad controlando a un único personaje. Es más "prueba y error" que dominio de mecánicas, por así decirlo. A pesar de ello, estamos ante un juego que merece la pena probar si buscáis acción ligera y divertida sin que os llegue a cansar en exceso

Ys Origins está disponible en PC, PlayStation Vita, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Este análisis ha sido posible gracias a una copia ofrecida por DotEmu.

1 comentario:

  1. Gran entrada ! Hace poco terminé el juego en PC y la verdad me gustó mucho. Lo jugué en inglés ya que la versión de PC no es localizado por DotEmu sino por XSeed. Me encanta la saga Ys en general. Solo me quedan terminar los del Bump System, ansiando la llegada de Ys IX. Larga vida a Nihon Falcom !

    ResponderEliminar