viernes, 3 de abril de 2020

[Análisis] Zanki Zero: Last Beginning

Cuando la serie Danganronpa finalizó, existían muchas dudas sobre lo que buscaría hacer un equipo tan diverso y dado a experimentos como el que mantenían en Spike Chunsoft antes de la formación de Too Kyo Games. La respuesta llegó con Zanki Zero: Last Beginning, una nueva propuesta de hacer algo experimental que combinase Novela Visual, RPG y título de supervivencia. Sin embargo, pasó sin pena ni gloria y quedó en ese mar de títulos que salieron el año pasado sin lograr brillar tanto como su gran saga de Novelas Visuales de investigación.

Así, este título llegó a occidente tanto para PC como PlayStation 4, en abril del pasado año, por lo que estamos a punto que cumplir el aniversario de su lanzamiento. ¿Qué pasó realmente para que no tuviese mucho éxito? ¿Quizás su nombre no llamó? ¿La mezcla no acababa de conjuntar? ¿No cuadraba con las esperanzas de los potenciales jugadores? Analizaremos todos estos factores en un juego que, de por sí, ya ofrece una trama con múltiples misterios, ya que nos presentará a ocho protagonistas que deberán sobrevivir en esta curiosa mezcla de elementos como los últimos reductos de una humanidad que ha desaparecido bajo el agua.

¿Cómo ha ocurrido esta situación? ¿Cuál será su cometido en este nuevo orden? ¿Podremos revertir la situación? Estas serán algunas de las respuestas que buscarán nuestros protagonistas, pero la que más os importará ahora mismo es: ¿de verdad estamos ante un título que merece la pena o resultó un experimento fallido? Así que eso es lo que vamos a intentar resolver en un RPG que, lamentablemente, sólo está disponible en inglés de forma oficial.
Comenzamos la historia con Haruto Higurashi, que tras un evento dramático, despierta en una isla medio derruida junto a otros siete jóvenes. Una vez todos reunidos, una emisión televisiva les comunica que son los últimos seres humanos vivos y que solo ellos pueden salvar la humanidad. De esta manera comienza esta historia que se desarrollará a lo largo de los ocho capítulos que estarán centrados en cada uno de estos ocho protagonistas.

En primer lugar, hay que hablar de las estructuras de estos capítulos, que siguen más o menos el mismo esquema: primero, se nos cuenta, por medio del programa "Extend TV", que acaba de surgir una ruina de la civilización que está vinculada a uno de los protagonistas. El objetivo es recorrer esa ruina, derrotar a su jefe y recuperar una pieza de la Extend Machine, de la que luego hablaremos.

Aunque pueda parecer que esta estructura pueda hacerse repetitiva, debido a que la trama avanza de forma singular en cada territorio nunca parece que sea lo mismo. Además, hay que destacar cómo ayuda el propio esquema a incentivar la exploración, ya que cada mazmorra nos va narrando poco a poco los retazos mentales de ese personaje al que está enlazada, de forma que avanzar supone también conocerle mucho mejor. Estos relatos son tan peculiares como interesantes, por lo que funcionan como un buen acicate para querer avanzar y descubrir la trama completa hasta que nos enfrentemos al gran jefe, quien tendrá algún tipo de relación con el protagonista de cada episodio.

En segundo lugar, hay que destacar lo coral que es la historia: todos y cada uno de los miembros del grupo tienen la misma importancia a lo largo de la trama, con sus propios capítulos, momentos para brillar, veremos cómo se forjan sus relaciones, sus puntos fuertes y débiles... a pesar de sus particularidades, todos parecen coherentes y demuestran un gran trabajo en su construcción, haciendo que todo el elenco protagonista resulte excelente.

Por encima de todo, la trama gozará de muchos giros de guión y sorpresas a lo largo de la aventura que nos mantendrá enganchados. Es más, no solo es impresionante la calidad de la trama principal, si no que impresiona como cada ruina y cada objeto que investiguemos se siente realista y habla por sí misma de cómo era la vida allí antes del apocalipsis. A aquellos que exploren a conciencia las mazmorras les esperan muchos testimonios de quienes visitaban la ruina cuando era una parte más de la civilización y conforma un relato redondo de un mundo lleno de vida que se ha esfumado.

Zanki Zero, pues, nos ofrecerá una historia redonda, realmente interesante y cargada de realismo o crudeza, tratando temas como el abuso, la tortura, pederastia, los celos, la ética... será adulto y complejo, pero siempre dejando un cierto reducto de esperanza que nos congracie con la sociedad en la situación que viviremos en este título. Realmente arriesgado y con un gran resultado.

Con la curiosa mezcla de elementos que nos presenta este título, nos encontraremos ante un sistema realmente extraño pero igualmente interesante. Su base será la de un Dungeon Crawler con vista en primera persona pero donde los movimientos y combates ocurren en tiempo real. Cada mazmorra tendrá multitud de trampas y enemigos a los que deberemos derrotar con las armas que encontremos o fabriquemos en nuestra exploración, algunas de las cuales también necesitarán piezas de diferentes criaturas.

Pero ese particular sistema de batalla es sólo la punta del iceberg sobre las muchas particularidades que tiene este proyecto. Por ejemplo, los ocho protagonistas serán básicamente clones que pueden revivirse con todos sus recuerdos gracias a la Extend Machine y un chip en su estómago, de forma que morir y regresar a la vida será un clave de este sistema y la narrativa del título. De hecho, la muerte será incluso necesario, ya que morir de una forma específica reforzará al siguiente clon, que tendrá más resistencia a esa forma concreta de daño. Esto hace que resulte interesante buscar la muerte de diversas formas para intentar reforzar a nuestros protagonistas, sobre todo teniendo en cuenta que no todos ganarán la misma resistencia a diferente tipo de daño. Existirán alergias, fobias o acciones concretas que nos costará mucho más llegar a suprimir de sus sistemas. Esto tampoco quiere decir que deberemos suicidarnos continuamente, ya que para recuperar a un aliado muerto tendremos que gastar unos "SCORE points" que se consiguen venciendo a enemigos o superando misiones, así que habrá que planificar muy bien el gasto.

Por otro lado, hay que destacar su calidad de clon. Los clones del título tan solo pueden vivir trece días, los cuales transcurren a medida que recorremos las mazmorras o mientras descansamos en los dormitorios de la base de operaciones. Además, cada vez que se reviven los clones, a lo largo de esos trece días, recorren todo su ciclo vital: empieza en forma de niño, continúan como adultos jóvenes, siguen con la mediana edad y por último terminan con la vejez, muriendo al alcanzar los trece días. Solo por este punto la jugabilidad varía enormemente, ya que cada fase vital tiene sus propias características, ventajas y desventajas. Los niños tienen más energía para pelear pero su defensa, salud y capacidad de combate o para cargar objetos es muy baja; los adultos son los más fuertes y los que gozan de una mayor vitalidad, los ancianos son débiles pero sabios... Tendremos que gestionar continuamente si solo tenemos niños en el grupo, si hay algún personaje que esté a punto de morir por vejez, etc.

Si ya parecía complicado tener en cuenta estos puntos, hay que considerar también el factor de supervivencia del título. Y es que todos los personajes necesitan alimentarse, ir al baño, mantenerse limpios, no enfermar y no estresarse demasiado, ya que desatender cualquiera de estos requisitos puede tener consecuencias fatales. Es más interesante aún el hecho de que todos los factores estén conectados. De esta forma, dar de comer a un personaje aumenta su resistencia, pero al mismo tiempo también sus ganas de ir al baño, si usamos una botella de agua para ello, aumentará el estrés, y si el estrés es excesivo la resistencia empezará a descender, lo cual implicará que necesitemos darle aún más comida. Este ciclo crea un clima de constante atención a todos los detalles, animando a tener el control constante y a que determinados personajes se especialicen en ciertas áreas para ayudar a todo el grupo.

Tampoco podremos olvidar la base de operaciones, que deberemos ir mejorando poco a poco con nuevas construcciones mediante materiales que encontremos en nuestras exploraciones, fomentando un continuo ciclo donde la vida, muerte y gestión de suministros estará siempre en movimiento, haciendo que diste mucho de ser un clásico Dungeon Crawler donde sólo tendremos que entrenar.

Con tantos elementos tan particulares estando presentes, se agradece que Zanki Zero ofrezca cinco niveles diferentes de dificultad, llegando alguno a convertirlo básicamente en un walking simulator donde el combate sea casi inexistente y todo vaya subiendo de nivel conforme nosotros lo vamos buscando. Con este planteamiento, el título no durará mucho más de unas 25 horas y no resultará tan complejo si lo que buscamos es simplemente disfrutar de la trama.

Si lo que buscáis el paquete completo con todos los elementos de RPG y supervivencia presentes, el título se puede ir a las cincuenta o sesenta horas a una dificultad Normal, evitando además que los jugadores se queden encallados en algún momento, ya que siempre podremos bajar la dificultad si algún combate o determinada situación se nos hace demasiado dura. Es decir, que el juego puede ser todo lo difícil que nosotros queramos, pero también nos dejará multitud de opciones para resultar muy accesible.

Con un estilo artístico claramente anime japonés, este título nos ofrecerá unos modelos muy expresivos para acompañar a cada uno de los personajes protagonistas en sus distintas edades. También brillará la variedad de enemigos, con criaturas humanoides, animales o seres extraños que no podremos definir muy bien. Eso sí, quizás a la larga se le nota que la variedad no da mucho más de sí y observaremos más de una reaparición con una tonalidad distinta.

Los escenarios están tremendamente cuidados, añadiendo infinidad de detalles a cada rincón y apoyando que se descubran todos sus recovecos para descubrir las historias de los mismos. Su capacidad de sumergirnos en sus entornos y ver como todo tienen coherencia argumental ayuda en gran medida a que los sintamos mucho más vivos. También hay que destacar las transiciones que hay entre las escenas en el presente y las emisiones de Extend TV, con un estilo de dibujos más propio de los años ochenta que nos cuentan la historia de nuestros protagonistas de formas imaginativas, como con luces y sombras o colores básicos.

También cumplirá bien la Banda Sonora, con una comprensible tensión en las exploraciones de las diferentes mazmorras, tonos alegres y tranquilos en los momentos de distensión del grupo, aunque buena parte de los textos no estarán doblados y simplemente se acompañarán de un sonido del personaje en cuestión.

Si Zanki Zero no recibió la suficiente atención en su momento, no lo fue porque su experimentación resultase en un proyecto descompensado. Es atrevido, interesante, logra hacer funcionar mecánicas muy particulares, sus personajes y la trama resultan brillantes, guarda infinidad de sorpresas, su dificultad permite adaptarlo a muchos tipos de jugadores...

Eso sí, sólo está disponible en inglés, es muy raro y se puede hacer algo pesado para los jugadores que quieren centrarse en unos pocos aspectos y no tener en cuenta las múltiples variables que nos pone sobre la mesa este título (combates, gestión de materiales, necesidades básicas, el avance de la edad de nuestros protagonistas...). Desde luego, no es para todo el mundo, pero si lo que buscáis es algo realmente diferente y atrevido que, además, logra funcionar bien a pesar de sus particularidades, deberíais volver a echarle un vistazo a este Zanki Zero. Puede que estemos ante uno de esos títulos que se merecían mucha más atención cuando fue lanzado.

2 comentarios:

  1. Te voy a dar el principal argumento que hace que el juego no resulte atractivo: 60 Euros.

    Los Danganropa valen 19, al igual que Conception II: Children of the Seven Stars. Zero Escape: Zero Time Dilemma está a 16. STEINS;GATE: My Darling's Embrace cuesta 24. STEINS;GATE y STEINS;GATE 0 se encuentran a 26.

    Además, estos juegos que he nombrado y otros de Spike Chunsoft, son rebajados con frecuencia y se pueden adquirir en bundles de forma conjunta a precios competitivos.

    ¿Puede ser un buen juego? Seguramente lo sea. Pero, aunque pueda llamar inicialmente la atención, a precio de AAA no resulta tan deseable y hace que el jugador se decante por otras opciones.

    Por algún motivo, Spike Chunsoft, ha decidido lanzar sus últimos juegos a 60 Euros y a pesar de que Zanki Zero ya haya cumplido un año en el mercado, no ha visto reducido su valor normal.

    ResponderEliminar
  2. Yo probé la demo y algo que me chocó mucho fue al empezarla ver unos preciosos gráficos tridimensionales para luego moverse por casillas cual dungeon crawler en primera persona, es algo que no soporto.

    La historia parecía muy interesante, pero lo que comenta Isicampillo también influyó en no comprarlo. Aquí en España era exclusivo de Game y no ha bajado de precio nunca en físico (digital no he controlado).

    ResponderEliminar