viernes, 8 de marzo de 2019

Sobre los estereotipos de la mujer en el género RPG

Hoy es ocho de marzo, día internacional de la mujer, y también una jornada de reivindicación por la evidente diferencia de trato que se produce ente ambos géneros todavía en la actualidad. Esto, lamentablemente, tampoco es ajeno a la industria de los videojuegos y a los RPGs, donde todavía existe un claro desequilibrio entre jugadores y jugadoras o podemos observar como, en muchos títulos, los personajes femeninos son tratados como representaciones del "sexo débil" o bien como una clara referencia sexual, pensadas principalmente para contentar al público masculino.

Aunque evidentemente hay claras excepciones y se pueden aceptar cierta clase de escenas más como una tradición de tropos del manganime o incluso una representación de la realidad social, en muchos proyectos se cimenta buena parte de su comercialización es ese aspecto, como si el interés fuese más atraer al jugador por el apartado sexual del proyecto que por su solidez como RPG.

Por supuesto, cada jugador es libre de adquirir un producto por las razones que quiera, pero también suponen un claro muro para todos los jugadores o jugadoras que no estén tan (o nada) interesados en ese aspecto, que tienen que comprobar como algo que se podría tratar con la misma normalidad en ambos géneros suele ser desbalanceado hacia la sexualización de la mujer, su posible debilidad o la figura del hombre como líder. Todavía hay muchos aspectos en los que avanzar en esta industria donde ciertos pasos se consideran más como un ataque al hombre que un acercamiento a la igualdad. Repasemos algunos ejemplos:
Este es, sin duda, uno de los ejemplos más icónicos de la sexualización de la mujer en toda la industria del entretenimiento y que resulta especialmente llamativo en el género RPG cuando podemos elegir entre un chico y una chica, usar las mismas clases, pero la misma armadura resulta que tiene unos diseños realmente diferentes, mucho más escuetos en las mujeres.

Se puede comprender que, al tener diferentes cuerpos, sea necesario algún tipo de ajuste para que la misma armadura le quede bien a ambos géneros, pero que un equipamiento pesado en los chicos se transforme en poco más que un bikini en chicas es absurdo a todas luces. ¿Cómo tienen ambos diseños la misma protección? ¿Por qué una chica va a ir al campo de batalla de esa guisa? Esa idílica imagen de las amazonas asalta a muchísimos RPGs aunque no tenga el más mínimo sentido temático, como cuando en un ambiente helado no se puede evitar que las chicas vayan enseñando algo más de su cuerpo.

La idea de "princesa en apuros" sigue siendo muy recurrente en el género RPG, donde el "caballero de brillante armadura" es quien tiene que venir a su auxilio porque ella no puede defenderse. Este planteamiento incluso se mantiene en los casos donde las chicas se unen a nuestro grupo y su potencia física es ridícula, haciendo que encajen en roles como curanderas o hechiceras: poca salud, reducido ataque pero una importante habilidad mágica, convirtiendo en muchos casos a las chicas en personajes de apoyo y poco más.

Por suerte, aunque existen multitud de ejemplos que perpetran esta idea, también tenemos casos donde se juega con la idea de que la chica es débil desde la visión de nuestros protagonistas y ella misma demuestra que puede defenderse más que bien. Esto es también debido a que la figura del hechicero suele ser bastante poderosa en la fantasía medieval, por lo que si se buscar incorporar una nueva chica al plantel, ya está cubierto el rol de curandero y se quiere mantener la idea de la debilidad física de este género, no queda otra opción que aportarle esos trazos altivos y de un poder latente que destacan en los magos.

También se han dado casos donde sí ha existido un buen personaje femenino protagonista y se ha tachado de poco más que parte de una complot feminista desde algunos usuarios o foros de opinión, como si tener algo más de diversidad fuese un problema en lugar de una buena noticia. La presión que recibieron personajes como de Aloy en Horizon: Zero Dawn nos demuestran que todavía hay quien parece estar en contra de que nuestra industria sea más variada.

Especialmente recurrentes en los RPGs de estilo animado, prácticamente cualquier grupo se verá abocado a vivir esas escenas en unos baños donde siempre los chicos acabarán cruzándose con las chicas para generar la tensión "pervertidos - como si quisiera verte a ti", como si fuese una idea general de disputa entre ambos géneros. En otros títulos incluso se llevará esta idea más allá y veremos múltiples escenas o equívocos donde se buscará simplemente convertir a alguna o varias chicas en un mero objeto sexual que solo sirva para atraer la sonrisa pícara del jugador.

También es importante reflejar en este caso la representación especialmente esbelta en chicas, con una menor variación de tipos de cuerpo en los personajes femeninos (normalmente tenemos chica joven, guapa y delgada o niña repelente) con respecto a lo que podemos observar en los personajes masculinos. La sabia anciana, chica fortachona y grande, de más peso, con algún tipo de cicatriz en la cara... son figuras muy difíciles de ver en el género RPG y que resultan extremadamente comunes entre los personajes masculinos. Además, en muchos casos donde aparece una chica en un rol que normalmente se considera para chico, prácticamente se basa en eliminar cualquier tipo de feminismo en ese personaje, casi como si detestase ser mujer y hubiera preferido ser hombre.

Otra clásica figura del género RPG es la de la chica -monstruo- que usa su seducción como un arma, convirtiendo a los hombre en meras víctimas de unas "malas artes" que intenta manipularlos, alejarles de sus objetivos o enfrentarse a sus compañeros. Es decir, la clásica imagen machista de que si la mujer toma el control es porque ha aprovechado su cuerpo para ello.

La figura de las súcubos, dríades y similares es mucho más común que la de su variante masculina, el incubus, que además no suele mantener un aspecto tan parecido al del ser humano y presenta más similitudes con un demonio, en contrapartida con la chica sugerente con cuernos, alas y cola que suele ser la variante femenina. Esto se refleja también en que la sexualidad del hombre no se usa de la misma forma, resultando mucho más sencillo sugerir las partes del cuerpo femenino que las del masculino.


Estos son solo algunos ejemplos de aspectos que son comunes en el género RPG y que demuestran que todavía queda mucho por mejorar en lo que consideramos como "tradición" para que sea menos vejatorio y más igualitario tanto para chicos como para chicas. Y, en un día como este, nunca está de más recordarlo. 

9 comentarios:

  1. Magnífico artículo y gran análisis. 👏

    ResponderEliminar
  2. Otro punto que puede ir con lo de esas escenas, en donde muchas veces un accidente que le ocurra a algún personaje y cause que rose o toque alguna parte de una mujer al instante lo consideran como pervertido, aunque creo que eso es mas culpa del anime y la influencia que a tenido en el genero, eso en lo personal me molesta mucho a mi por que no deja de ser un accidente que no se deberia tomar en serio y en su lugar pasa a ser parte del personaje.

    ResponderEliminar
  3. Creo que es muy acertado el artículo. Sin embargo, creo que es más bien en el JRPG. En el RPG occidental no es algo tan exagerado y menos en los últimos tiempos. Estoy pensando en el último que jugué, Assassin's Creed Odyssey y las armaduras son las mismas para ambos. The Witcher III otro tanto. Los Mass Effect lo mismo. Dragon Age lo mismo. Los Fallout lo mismo. Los Pillar igual.
    Hace tiempo seguro que era muy parecido a lo del JRPG pero creo que actualmente hay una diferencia muy grande en este sentido y creo que lo suyo sería diferenciar y no meterlo todo en el mismo saco.
    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo tengo tan claro. En WOW o en LOL por ejemplo sigue estando muy vigente y en los Divinty hay ciertos ramalazos, sin olvidar títulos de menor categoría. Aunque en Occidente se haya concienciado más, todavía queda bastante margen a mi parecer

      Eliminar
    2. Aún así, y dado que hablas de juegos con cerca de 15 y 10 años de antigüedad, sigo creyendo que actualmente la diferencia entre RPG occidental y JRPG es muy grande. Por supuesto quedan muchísimas cosas por mejorar, como en toda la sociedad, pero no creo que sea justo meterlos en el mismo saco.
      Saludos fremen

      Eliminar
    3. Serán juegos de 15 años pero se siguen actualizando y su estilo artístico sigue igual. Y los Divinity y juegos chorra son más reciente. Vamos lo digo como aclaración, sin maka fe. Saludos igualmente.

      Eliminar
  4. Muy buen artículo, sobretodo porque explica sin histrionismo el problema y da ejemplos. Yo lo único que echo en falta en estos temas, especialmente cuando hablamos de productos nipones, es que obviamos, en parte por razones culturales que muchas veces los hombres también están sexualizados, pero de Diferente modo. Y lo echo de menos por dos razones: una que este tema se queda cojo sin analizar este detalle, y otro es que quizas el verdadero debate sea esas diferencias a la hora de sexualizar. Pero vamos esto es mas un tema para profundizar y no empaña un artículo sencillo pero brillante.

    ResponderEliminar
  5. Excelente articulo !
    Yo particularmente recuerdo en este caso a Lightning de Final Fantasy XIII, un JRPG si hablamos del caso, donde a comparacion de sus compañeros tiene ropas similares, no esta semidesnuda. Ella carga un sable pistola, y sus ataques requieren tener ropa agil y adecuada para atacar y defenderse. Es la heroina del juego, es ruda, seria, con personalidad y carisma no muy dada pero equilibrada para mi gusto. La "Cloud mujer" como la llaman algunos. Tampoco anda alardeando si tiene mas senos o no que otras compañeras, por ejemplo... Asi que podria considerarla como una excepción.

    ResponderEliminar