martes, 24 de julio de 2018

[Análisis] Dx2 Shin Megami Tensei Liberation

Actualmente no son pocos los juegos tipo gacha japoneses que podemos disfrutar en nuestros dispositivos. A la mente nos pueden venir, de buenas a primeras, títulos como Fire Emblem Heroes, Fate/Grand Order, Kingdom Hearts Union χ, Final Fantasy: Brave Exvius o el reciente Star Ocean: Anamnesis, pero el que nos ocupa hoy es especial, ya que es el primero que llega a occidente de la serie Shin Megami Tensei.

Dx2 Shin Megami Tensei Liberation es la apuesta de Sega en este formato y está disponible para descargar de forma gratuita desde hoy mismo. Y, sí, decimos Sega y no Atlus porque son los primeros quienes han desarrollado este título con el apoyo de los segundos, que simplemente han aportado diseños e ideas. Esto es algo bastante notable por el tono general del juego, aunque se entiende que no sea tan serio como suelen ser los títulos canónicos de la saga dado el formato en el que se basa.

Uno de los aspectos más llamativos del juego es que, a pesar de contar con las clásicas microtransacciones para conseguir más piedras de invocación o recuperar energía, no resultan particularmente importantes en este título, ya que su dificultad, al menos en la parte que hemos podido acceder, está lo suficientemente bien adaptada para poder avanzar de forma adecuada.

La trama del título nos lleva a la ciudad de Tokio, donde nuestro protagonista (chico o chica) recibe una aplicación en el móvil desde la que contacta con Einherjar, quien nos recluta para el grupo Liberators. Este grupo se encarga de controlar a los demonios que aparecen por la ciudad y quienes deberán derrotar a otros invocadores (o DX2) llamados "Acólitos", quienes quieren exterminar a todos los DX2 de la zona para tomar el control de la misma.

Desarrollada por capítulos, la historia evoluciona muy lentamente y todas las situaciones que investiguemos acabarán siendo meras excusas para combatir, lo que provoca la sensación de que la trama es excesivamente superficial y evidente. El grupo protagonista cuenta con personajes con diferentes personalidades, pero con un peso tan reducido que es complicado sentir empatía por los mismos. El punto discordante existe en la incorporación de opciones de diálogo, que permite ofrecer diferentes respuestas y reacciones que afectan a la moralidad de nuestro personaje bajo  las tres rutas clásicas de la serie: Caos (rojo), Orden (azul) y Neutral (blanco), lo que bien desarrollado permitirá vivir sucesos de forma bastante diferente, aunque en la versión probada no hemos podido profundizar demasiado en ello.

Así pues, incluso resultando un tanto simple y acelerada, este título tiene potencial para ofrecer una historia lo suficientemente interesante para que nos anime a seguir adelante y sea un acompañamiento aceptable en un juego donde normalmente ni nos preocuparíamos por los acontecimientos y sólo querríamos seguir combatiendo.


La cantidad de elementos disponibles en Dx2 Shin Megami Tensei Liberation es de las más amplias que hemos visto en este tipo de juegos. Tenemos un modo PVP que se desbloquea cuando llegas a un punto determinado de la historia, así como una zona en la que avanzamos al más puro estilo Dungeon Crawler para conseguir objetos y subir de nivel más rápido. Como es costumbre, también podremos repetir fases ya superadas a una dificultad mayor para obtener nuevas recompensas y contaremos con las típicas zonas de mejora de nuestros demonios, eventos diarios y semanales, etc.

Acceder a ello, por supuesto, tiene un coste, ya sea en energía (que tardará un tiempo en recargarse), como en artículos que tendremos que gastar. Llaman especial atención los lugares conocidos como "Church of False Gods" y el "Pandemonium", donde podremos fusionar y mejorar a nuestros demonios, formando nuevas criaturas con las que crear un equipo imparable.

Aunque no están todos los demonios de la franquicia, sí que contamos con un amplio catálogo de criaturas a nuestro alcance, entre los que podemos encontrar al recurrente Jack Frost, Cerberus o nuestro querido Mara. Obtenerlos dependerá, mayormente, de dos factores: vuestra habilidad a la hora de encontrar la fusión adecuada para llegar al demonio que busquéis o la suerte que tengáis a la hora de invocarlos mediante las piedras de invocación. En este último caso, el ratio de probabilidades y las criaturas que pueden salir dependerán del tipo de tirada en cuestión a la que optemos.

Por suerte, podremos acceder a las invocaciones de manera recurrente, ya que aunque consuman Magnetita estas se consiguen en un número respetable realizando misiones de Einherjar, pero también por recompensas diarias o gracias a las cajas fuertes. Este último elemento será de vital importancia para los jugadores, ya que nos permitirán conseguir tres elementos claves para el juego: Magnetita, dinero y las piedras anteriormente nombradas.

Mientras que la Magnetita nos permitirá lograr las fusiones de demonios, el dinero nos brindará la posibilidad de combinar criaturas para subirlas rápidamente de nivel. Por lo que queda patente la importancia de estas tres cajas, a las que podremos acceder rápidamente desde la guarida. El tiempo que tarden en llenarse variará de unas a otras, desde unos pocos minutos hasta prácticamente un día. Sin embargo, lo ideal es acudir a recoger lo acumulado aquí cada pocas horas, ya que tienen un máximo que, una vez alcanzado, detendrá la obtención de más materiales. Pese a todo, podréis aumentar ese máximo de manera inmediata gastando recursos, pudiendo estar más relajados en ese aspecto.

Entrando ya en el sistema de combate, podemos encontrar muchas similitudes con entregas "canónicas" de la saga: combatiremos por turnos, teniendo una acción disponible por cada uno de los cuatro demonios de nuestro equipo, más el de apoyo que elijamos de nuestros amigos. Se podrán conseguir turnos extra al explotar una debilidad, a la par que perderlos al fallar un movimiento o atacar una resistencia. Los únicos movimientos que se podrán fallar o acertar en el enemigo serán los físicos, por lo que puede ser una buena idea recurrir en su mayoría a movimientos mágicos.

Sin embargo, los MP son bastante escasos, por lo que, a pesar de recuperar una pequeña parte en cada turno, será necesario usarlos de manera precisa, para así no gastar nuestros recursos de forma muy precipitada. Racionar los MP puede ser un elemento clave, en especial, para los combates más difíciles. Dx2 Shin Megami Tensei Liberation cuenta con varios niveles de dificultad, que serán desbloqueables al terminar todos los capítulos de un nivel inferior. Sin embargo, esto no quiere decir que el nivel estándar del juego sea sencillo, puesto que en el nivel Normal ya podemos encontrarnos con dificultades al luchar contra determinados enemigos. Por ello, superar los niveles más difíciles será un auténtico reto al que los más osados desearán enfrentarse, aunque sus recompensas bien merecen la pena.

Cada uno de nuestros demonios contará con un set de cuatro habilidades por defecto, pudiendo mejorar y expandirse hasta un máximo de seis gracias al Pandemonium. Además de ello, cada criatura tendrá una "tendencia". Esto determinará el tipo de acción que realizará si marcamos la opción autocombate durante los enfrentamientos: atacar, dar apoyo, curar... Sí, porque el título ofrecerá muchas posibilidades para los que quieran vivir una experiencia incluso más relajada: además de dejar que nuestros demonios combatan de forma automática, será posible aumentar la velocidad del combate o la posibilidad de hablar directamente con los demonios sin la necesidad de marcarlos en la pantalla.

Porque, al igual que en los Shin Megami Tensei de consola, podremos reclutar a demonios mediante conversaciones, lo que abrirá un gran abanico de posibilidades a la hora de conseguir todo tipo de criaturas, ya que, al contrario que en otros juegos de la saga, podremos tener varios demonios iguales en el grupo.

Antes de comenzar una ronda de combate, aparecerá sobre el demonio que pueda ser reclutado un cuadro de diálogo con la palabra "Talk". Al pinchar sobre él, comenzará un diálogo en el que tendremos que elegir las respuestas adecuadas para que acepte venir con nosotros. Normalmente, y a pesar de que puedan unirse directamente, hará falta darles algún objeto para contentarlos. A su vez, si les hacemos un daño determinado en combate, podrán suplicar por su vida, abriéndose también esta vía para reclutarlos, ofreciendo así todos los elementos conocidos en este aspecto por los fans de la saga.

Otra característica que comparte, pero de manera diferenciada, son las habilidades de apoyo de los personajes. Cada personaje cuenta con un set de habilidades comunes y otro propio. De esta forma, podremos decidir cuál de ellos actuará como líder, accediendo así a un abanico de habilidades distinto: alguno aumenta la experiencia obtenida al final del combate, otro reduce las posibilidades de sufrir determinados estados alterados... El resto de personajes que no seleccionemos podrán ofrecernos asistencias variadas de forma aleatoria.

Las opciones multijugador también harán acto de aparición en esta entrega: podremos ofrecer ayuda a nuestros amigos en combate lanzando ataques (que consumirán MP) o mandando un apoyo moral que mejore las capacidades de sus demonios o debilite a sus rivales. Cabe mencionar que estos elementos también podremos disfrutarlos de manera aleatoria en nuestras batallas incluso aunque no tengamos ningún amigo registrado, solo que no ocurrirá de forma tan recurrente.

También tenemos la posibilidad de enfrentarnos a otros jugadores tras desbloquear una determinada localización al avanzar en la aventura. Los combates no serán en tiempo real, ya que al elegir un rival, combatiremos contra un equipo de demonios que él haya seleccionado, atacando estos según su libre albedrío. Lo mismo ocurrirá cuando nos seleccionen a nosotros como contrincantes. Así, obtendremos diferentes puntuaciones que nos permitirán situarnos en un mayor puesto en el ranking, lo que nos reportará diferentes recompensas dependiendo de cuánto avancemos en el mismo.

El aspecto visual del juego es bastante llamativo. Los gráficos del título pueden adaptarse, pudiendo elegir entre alta resolución, media-alta, media y baja. Con esto se nos abre la posibilidad de jugar Dx2 Shin Megami Tensei Liberation incluso en móviles de gama baja, pues las especificaciones del título son bastante asequibles en la configuración inferior.

Así, en los combates contamos con demonios modelados en 3D con un alto grado de detalle y escenarios que intentan reproducir elementos de la ciudad japonesa, pero que pecan de ser algo repetitivos. Fuera de los enfrentamientos, tanto el diseño del entorno como de los personajes pasan a un 2D con aspecto de anime clásico. Ambos son de un respetable nivel, aunque sin alardes.

El apartado sonoro es, sorprendentemente, uno de los aspectos más flojos del título: a pesar de que el tema principal (del vídeo anterior) es bastante bueno y contamos con un doblaje al japonés un tanto resultón, la mayoría de melodías del resto del juego resultan excesivamente cortas y repetitivas, lo que hace que se vuelvan muy pesadas a los pocos minutos y llegue a provocar que optemos por silenciarlas. Y eso, en esta saga, no es algo tan común, reflejando el poco cuidado que ha tenido por parte de ciertas figuras emblemáticas como el compositor Shoji Meguro.

Cabe mencionar que, como es costumbre, el título nos llegará en inglés. No obstante, al contrario de lo que podría suceder en títulos principales de la saga, en este juego es un lenguaje bastante sencillo y accesible, lo que unido a diálogos que no resultan tan extensos hace que incluso los que tengan más problemas con el idioma puedan jugarlo sin grandes dificultades.


Dx2 Shin Megami Tensei Liberation es un título altamente recomendable para cualquier fan de la saga que quiera disfrutar de la misma con un estilo más ligero. A su vez, también es una gran puerta de entrada para jugadores nuevos que quieran descubrir parte del característico estilo de la jugabilidad de la franquicia, como reclutar demonios, combates por turnos, debilidades, fusiones... Si a esto le unimos la variedad de opciones de juego, un diseño la mar de acertado o que sea accesible desde prácticamente cualquier dispositivo, es un título de tipo gacha bastante sólido dentro del mercado ya desde su lanzamiento, porque es evidente que recibirá múltiples parches, actualizaciones y nuevo contenido de forma reiterada durante los próximos meses.

No queremos terminar sin agradecer a Cosmocover por darnos la oportunidad de probar el juego antes de su lanzamiento.Gracias a ellos hemos podido traeros estas impresiones para que decidáis, ya desde su llegada, si merece la pena descargarse Dx2 Shin Megami Tensei Liberation o no.

A los que ya lo habéis hecho, ¿cuáles son vuestras primeras impresiones con el título? ¿Habéis logrado a algún demonio especialmente llamativo? No dudéis en compartir vuestras experiencias y comentarios con este juego, porque estaremos encantados de leeros y ayudaros en lo que podamos.

1 comentario:

  1. Se lee bien, lo probaré ahora que ya casi termino mi mega refugio en el fallout shelter.

    ResponderEliminar