miércoles, 9 de mayo de 2018

[Análisis] Ys VIII: The Lacrimosa of Dana

La serie Ys es una de las más longevas del género RPG, comenzando su andadura allá por el año 1987, manteniendo sus sellos de identidad a través de la evolución de su sistema de combate tipo RPG de Acción. Además, cuenta con un mismo protagonista, Adol Christin, en la inmensa mayoría de sus entregas, convirtiéndolo en el héroe de RPGs que más aventuras ha vivido.

A pesar de su largo recorrido, la saga ha vivido momentos duros, con cambios de desarrolladora, largos periodos de silencio, poco impacto en occidente... hasta que con su llegada a PSP logró, por fin, un cierto calado y se supo desarrollar desde ahí, esta vez considerando también a nuestras regiones. A pesar de ello, su última entrega numérica (Ys Seven) había sido lanzada en el año 2009 y, remakes a parte, iba tocando avanzar en su trama. Así nació este Ys VIII: Lacrimosa of Dana, el primero de la serie que llegaba a sistemas de nueva generación y, además, con NIS como nueva distribuidora fuera de Japón.

El título llegaría en septiembre del 2017 a PlayStation 4 y Vita, presentando problemas en su versión para PC, que tuvo que ser retrasada a una fecha por determinar. A esto se le unió una mala localización, que obligó a realizar un parche de re-traducción casi completa. Con un port a Switch previsto para finales del próximo junio, la versión para PC era por fin publicada el pasado 16 de abril, todavía con serios problemas de rendimiento, por lo que en este análisis intentaremos abordar lo que ofrece el juego como tal y lo que ha sucedido en esta versión, explicando también su situación actual:

Aunque el punto de inicio es similar a todos los juegos, despertando a nuestro héroe protagonista Adol en una isla desconocida, en este caso partimos del hundimiento del barco donde viajamos, naufragando en una isla desierta donde no ha llegado nunca la civilización y, donde los pocos que lo habían logrado, nunca pudieron salir de la isla para contarlo.

Esto consigue lograr una sensación de que estamos realmente viviendo este tipo de aventuras y somos supervivientes, donde en primera instancia tendremos que encontrar al resto de pasajeros y colaborar todos juntos para crear un asentamiento donde poder sobrevivir, ayudando en diversas actividades como el desarrollo de una herrería, un boticario, crear una especie de mercado de intercambio, etc.

Una de las virtudes del juego es que esconde distintas tramas a medida que se avanza, ya que del hilo argumental de sobrevivir en una isla perdida pasaremos a vivir otro tipo de historias, como descubrir una civilización antigua o afrontar que alguno de los supervivientes podría no ser lo que aparenta... Todo esto produce una carga argumental muy diversa, llena de diálogos para conocer a cada uno de los personajes supervivientes y conocer el trasfondo en cada punto de la historia. También destacar que viviremos una historia paralela con otra de las protagonistas (Dana) al estilo de Laguna en Final Fantasy VIII, conectando todo de forma satisfactoria a medida que avance la historia. Bastante notable es esta interacción entre Dana y Adol, ya que la chica llega a ser incluso más importante argumentalmente.

Como punto negativo, hay que destacar que la enorme cantidad de diálogos y escenas ralentizan en exceso el avance del juego, incluyendo bastante "información de relleno" que puede hacer que algunas fases de nuestra aventura resulten lentas y aburridas, salvo que disfrutemos de las situaciones anodinas que resultan coherentes dentro del día a día y, a la vez, no acabas de comprender su aparición en un título donde el combate es tan dinámico. De igual forma, nos encontramos ante arquetipos bastante definidos del JRPG que no sorprenderán demasiado.

Ys VIII: Lacrimosa of Dana es un RPG de acción donde controlamos a uno de los tres personajes de nuestro grupo entre los que podemos alternar con un solo botón, combinando ataques normales con habilidades especiales que gastarán puntos de habilidad, los cuales se recuperan mientras atacamos. De igual forma, realizar varios ataques especiales nos permitirá cargar una super-técnica definitiva que causa un daño masivo, por lo que hay que saber temporizar bien nuestros ataques.

En sí se trata de un juego de acción sencillo que será fácil de comprender por cualquier jugador, donde se premia el saber esquivar los ataques del enemigo para atacar de forma constante después de cada esquive. Esto se compensa en particular con los flash move/guard, que consisten en esquivar/bloquear el ataque en el momento adecuado para parar el tiempo unos instantes, permitiendo golpear al enemigo a tu antojo o ganar unos segundos de invulnerabilidad.

El juego además plantea cierta estrategia durante los combates, puesto que algunos enemigos serán débiles a un tipo de ataque de alguno de los miembros del grupo. También, siendo sello de la saga Ys, cada jefe o subjefe requerirá que estudies su patrón a la hora de esquivar y golpear de alguna forma determinada. Por ejemplo, algunos de ellos son débiles en su cabeza o espalda, lo que exigirá que tengamos que concentrar los ataques en esa zona.

Hay que tener en cuenta que, pese a desarrollarse mediante batallas en grupo, los compañeros no tienen una IA muy elaborada. Defensivamente se saben cuidar bien, no deberás de curarlos apenas, pero ofensivamente son un desastre, incluso en configuración agresiva. No atacarán a los puntos débiles de los jefes, no tendrán en cuenta la debilidad del enemigo, no ayudarán en determinadas situaciones donde lo lógico es concentrar el daño, muchas veces no atacan si no lo haces tú primero... Y no pueden usar habilidades, los SP se reservan para el personaje en uso. Es decir, que algo ayudan, pero seremos los que llevemos el peso del combate manejando a uno u otro.

Hay que destacar también que, como partimos de una isla desierta, el juego rompe con la tradición de una ciudad grande llena de gente con problemas. En este caso tendremos que interactuar con el resto de supervivientes, desde encontrarlos inicialmente hasta ayudarlos con diversas tareas para, por ejemplo, mejorar nuestras armas con la herrera del grupo. En este título no existirá el dinero, por lo que la elaboración será básica: pociones, armas... todos los objetos típicos de un RPG se tendrán que crear a partir de las cosas que vayas recogiendo en la isla, lo cual invita satisfactoriamente a explorar para encontrar nuevas localizaciones y los diferentes puntos de extracción. Eso sí, este sistema puede llegar a ser aburrido cuando exigen una cierta cantidad de ingredientes y tienes que gastar horas muertas recogiendo materiales. Aunque si te entretienes completando el mapa y haciendo misiones secundarias, consigues suficientes para la mayoría de cosas. Eso sí, que las misiones expiren sin avisar y los objetos que dejan caer los enemigos puedan caerse por los bordes del camino... la verdad es que resulta un poco frustrante.

Esto también ayuda a crear una dinámica muy variada, ya que tendremos miles de cosas que hacer además de avanzar en la historia. Puntos de recolección, zonas de pesca, tesoros escondidos, localizaciones secretas... Destacar en especial las raid y cazas, misiones secundarias donde deberás enfrentarte a hordas de enemigos en diversas oleadas. La mayor parte serán opcionales, algo frecuentes y particularmente repetitivas, por lo que funcionarán más como un reto o una forma de mejora a marchas forzadas que otra cosa.

Añadir también que en las versiones de PlayStation 4 y PC se añadió bastante contenido en la parte de Dana. No solo hay una gran mazmorra opcional, que se va desbloqueando a trozos, sino que esta misma nos ayuda a comprender mejor esa parte de la historia, atando varios cabos sueltos que quedaban en la versión original. Además, añade dos modos de combate nuevos para Dana para dicha parte del juego, que añaden variedad a la jugabilidad, ya que en esta parte solo hay un personaje y se hacía más monótono. Todo esto no existe en la versión de Vita, lo cual es algo importante si pensáis en jugar en dicho sistema.

El juego puede durar entre 40 y 50 horas, que se pueden extender hasta las 60 si queremos ser completistas, o más si queremos afrontar sucesivas partidas en niveles de dificultad más altos. El problema fundamental será que, aunque hay muchas cosas que hacer, la mayoría se basan en la repetición de estas diversas tareas para extender el juego. Sin embargo, la historia principal y el recorrido de cada parte es bastante equilibrado con solo algunas tareas secundarias, si bien el hecho de que muchas conversaciones sean obligatorias hace que todo se ralentice bastante y se echen de menos la simplicidad de los skits, al estilo de Tales of, mucho más flexibles.

Tras completar el juego, se nos dará la opción de continuar desde antes de la batalla final para completar la partida o empezar una nueva conservando datos, para facilitarnos un nuevo intento en dificultades elevadas, por ejemplo. También se desbloqueará el modo Time Attack, que consistirá en luchar contra los jefes y derrotarlos en el mínimo tiempo posible.

La dificultad del juego está bien ajustada, teniendo en cuenta que tiene distintos niveles de entre los que nos podremos mover y da la posibilidad de bajar la misma frente algunos jefes (que son los puntos donde se demuestra si tu nivel es adecuado o no para la zona). Una vez conocida la estrategia de los tres tipos de ataques y el patrón para esquivar a cada jefe, no debería dar muchos problemas para casi todo tipo de jugadores, teniendo en cuenta, eso sí, que muchos de los grandes villanos presentan más problemas por su altísima salud que por su fiereza, de forma que se hará más complicado mantener la tensión durante tantos minutos golpeando sin parar que porque realmente tengan mecánicas excesivamente complejas.

Técnicamente, estamos ante uno de los puntos más bajos del juego, comparado a otros portentos de la generación, desde luego los gráficos no destacan en absoluto. Existe el esfuerzo por dotar de hermosas localizaciones y variedad para nuestra isla perdida, mostrando que el diseño sí es sobresaliente y destila mucha imaginación para hacernos sentir que la exploración de la isla merece la pena.

Con respecto al sonido, se podría decir que estamos ante las mejores composiciones de la saga, desde el tema principal a otros de acompañamiento, existen distintas piezas que se pueden quedar en tu cabeza un tiempo y serán de agradecer para el desarrollo de la aventura, siendo uno de los puntos más satisfactorios de todo el juego.

Centrándonos en la versión para PC, hay que comentar muchísimos aspectos, ya que el juego arrastra problemas de localización incluso tras la corrección de textos, como la duplicación de los mismos, errores con los nombres, faltas ortográficas... La mayoría son errores leves, pero ahí están, y es especialmente grave si tenemos en cuenta que esta localización es una corrección de la anterior.

En el apartado técnico, el título fue prácticamente injugable en su primer día, por lo que a pesar de que NIS ha estado recibiendo parches desde el primer momento, varios problemas se siguen manteniendo a pesar de que, evidentemente, están haciendo todo lo posible por solucionarlo. Hay jugadores que no pueden ver ciertas escenas sin que salte un error, zonas donde se producen bajadas notables de FPS (las cacerías que comentamos antes son casi imposibles de jugar debido a esto) que elevan la dificultad a niveles absurdos porque no podemos bloquear en el momento justo debido a la incongruencia entre lo que vemos y cuando se ejecuta la acción...

Hemos podido completar el título al completo en esta versión con dos ordenadores de características muy diferentes, pero aún así el camino no ha sido particularmente sencillo y ciertas partes han exigido rebajar la dificultad porque no se podía actuar con la suficiente agilidad debido a los inconvenientes técnicos de la versión.

Con este título la serie Ys da un paso adelante, ya que logra conjuntar la capacidad para que los fans de la saga encuentren los elementos característicos de la misma con la suficiente cantidad de novedades para que un nuevo jugador descubra un buen ARPG, sencillo pero sólido. Resulta clara la rémora en varios apartados frente a otras sagas de más renombre, pero la gran cantidad de posibilidades que ofrece una trama entretenida con multitud de actividades muy coherentes con la llegada y exploración de una isla desierta dentro de un universo mágico es algo a alabar.

A día de hoy, consideramos que la versión de PlayStation 4 es realmente recomendable para los que busquen un buen ARPG o descubrir a esta saga, pero no así la de PC. Serán necesarias varias semanas de parches a buen ritmo para que el título tenga un nivel de rendimiento equiparable a la versión de la consola de sobremesa de Sony y, en el caso de PlayStation Vita, contar con menos contenido que las versiones para otros sistemas tampoco le ayuda.

Es decir, que a la espera de la versión para Switch y a que se arregle definitivamente en PC, de momento sólo tenemos una opción perfecta para este título.

4 comentarios:

  1. Esperare a ver como sale la version de Switch, si no en PS4 cae. El Celceta en Vita era impresionante y el Ark de PSP tambien estuvo de lujo, ojala mantengan el nivel.

    ResponderEliminar
  2. Creo que esta es la excusa perfecta para un nuevo ¿Qué es y por dónde empezar? :D

    ResponderEliminar
  3. Un ARPG, bien, la verdad es que me servirá para balancear el ritmo mas pausado de Pillar Of Eternity II, hacia mucho tiempo que estaba esperando este titulo, muchas gracias por el analisis.
    Por otra parte, coincido con Cisco MT plenamente, es la oportunidad perfecta para un nuevo ¿Que es y por donde empezar?

    ResponderEliminar
  4. El problema es que la saga ha salido durante un periodo largo de tiempo y muchos ni han llegado, dificil que alguien los jugara todos, yo solo he tocado 4.

    ResponderEliminar