miércoles, 26 de abril de 2017

[Preview] Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia

Tras la cierta decepción que supuso Fire Emblem Fates y el éxito de Fire Emblem Heroes como juego de gacha en Smartphones, muchos jugadores han empezado a dudar de esta franquicia, que pasó de estar en peligro de desaparición a ser de las series principales de la Nintendo actual tras el buen funcionamiento de Fire Emblem Awakening.

Con el objetivo de recuperar la credibilidad y en un nuevo intento de seguir explotando la, ahora, popular saga (demostrando que su auge no fue flor de un día), Intelligent Systems ha optado por dar "un paso atrás" y no seguir por el camino abierto en la entrega que revirtió su situación, realizando un remake del denostado Fire Emblem Gaiden (Famicom, 1992, sólo en Japón), bajo el nombre de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia, que llegará a Nintendo 3DS el próximo 19 de mayo.

Lo primero que habría que considerar de esta entrega sería hacernos la pregunta de cómo era el juego original que ahora se intenta actualizar, y la verdad es que Fire Emblem Gaiden, aunque normalmente se considere como fuera de la saga principal y un experimento sin mucho efecto en la serie, ya introdujo en 1992 muchos elementos que ahora no nos resultan tan ajenos en la franquicia.

Entre las muchas novedades que presentaba esta entrega con respecto al Fire Emblem original, tenemos multitud de ramas de clases a elegir cuando evolucionamos a una unidad, algo parecido al sistema de soporte actual (aunque sólo entre protagonistas y sin unirse en la misma casilla) o equipo indestructible. Sí resultan más diferentes otros elementos, como que los hechizos se aprendan subiendo de nivel y consuman salud para poder usarse (además, no existía el ataque mágico, el "Poder de ataque" era compartido, pero sí la defensa contra conjuros) y, sobre todo, el título ofrecía elementos de JRPG puro, como exploración de ciudades, NPCs, mapamundi con combates fijos, puzles... Todo eso se mantendrá en esta nueva edición, por lo que tendremos un Fire Emblem bastante diferente a los últimos que hemos recibido en occidente. ¡Oh! Y olvidad la posibilidad de juntar románticamente a nuestros personajes: esta funcionalidad (junto a la de tener descendencia) no existe en el título.

A pesar de ello, muchos elementos de sobra conocidos en la explotación actual de la serie seguirán existiendo: volverán los DLCs con misiones, personajes, equipo o contenido extra, pero alejados del sistema de rutas de Fire Emblem Fates, haciendo que resulten más parecidos a lo que vimos en Fire Emblem Awakening. Tendremos una gran variedad por delante, con hasta una veintena de mapas descargables ya desde las primeras semanas (algunos gratuitos, eso sí), aunque muchos tendrán detalles de trama compartidos con el primer Fire Emblem (Shadow Dragon de Nintendo DS es el que recibimos en occidente) puesto que ambos compartían mundo.

También tendremos una edición especial de coleccionista, eso sí, mucho menos demandada que la de Fire Emblem Fates porque esta vez no incluirá contenido de los juegos, sino un set de pins, un libro de arte, una selección de temas de la Banda Sonora, una carátula reversible y, sólo en Europa, los amiibos de Alm y Celica, protagonistas del título. todo por 70€-80€ (60$ la versión americana, al no contar los los amiibos) y todavía posible de reservar en varios establecimientos.

Centrándonos en el juego en sí y sus novedades con respecto a su versión para Famicom, evidentemente el aspecto visual es muy superior y, aunque recuerda al seguido por Awakening y Fates, al usar unos diseños clásicos algo diferentes el resultado parece más estilizado y occidental, algo lógico puesto que las localizaciones del juego buscaban esa ascendencia. Sí, Valentia no se parece a Valencia por casualidad: en el título original, de hecho, se usaba el nombre de la ciudad española. De hecho, la localización de Valm (Fire Emblem Awakening) se considera que surgió de Valentia, muchos años después, así que podéis haceros una idea de la gran cantidad de referencias cruzadas que veremos en este juego.

La trama surgirá de una disputa entre dos dioses hermanos, Mila y Duma, que dividieron el continente en dos regiones: el norte para el belicista Duma y el sur por la pacifista Mila, con dos naciones, Rigel y Zofia, surgidas de los ideales de ambos, llevando a Rigel a una escalada de conquista y a Zofia, tras la pérdida de Mila, a una escalada de revueltas internas que la hacen ser el objetivo perfecto de su vecino del norte. Será el turno, pues, de los dos amigos protagonistas, Alm y Celica, entre los que la historia dará saltos, puesto que cada uno tendrá objetivos diferentes: Alm liderará la resistencia de Valentia frente a sus golpistas y la invasión de Rigel, mientras que Celica intentará descubrir las razones por las que la diosa guardiana de la región, Mila, ha desaparecido.

La trama, pues, será bastante variada y tendrá menos personajes que anteriores entregas (32, en comparación de los más de 40 que incluían las rutas normales de Fates). Ya sabemos que, de los cinco capítulos que tenía el Gaiden original, este Shadows of Valentia tendrá seis, por lo que tendrá más contenido argumental, escenas de vídeo animadas y, por supuesto, uno de los elementos vitales de este título: exploración. Las ciudades se recorrerán como un JRPG normal, con sus NPCs con los que hablar, tiendas y templos en los que evolucionar a nuestras unidades (aquí no existen objetos para este menester). La exploración, con una vista en tercera persona, luce bastante bien y también será posible tener momentos de vista en primera persona donde usar la pantalla táctil para buscar elementos o resolver algunos puzles.

Entre los elementos jugables de esta aventura, ya hemos comentado el cambio en el funcionamiento de la magia, la supresión de los combates en pareja y la existencia de diferentes mapeados en los que tendremos batallas fijas (obligatorias y opcionales) o incluso encuentros en nuestra exploración en tercera persona. Por supuesto, seguirá la opción de contar con diferentes modos de dificultad y si queremos que la muerte de nuestras unidades sea permanente.

Pero no solo eso, los Arqueros también son muy diferentes a los clásicos de la serie: podrán disparar a entre 1 y 5 casillas de distancia (con penalización al acierto, eso sí) y contraatacar, de forma que tendrán algo más de versatilidad y, además, regresa el antiguo triángulo de armas, por lo que no tendrán debilidad a las espadas y los magos no serán débiles a las lanzas. Ojo con esta "novedad".

También cambia mucho el sistema de clases: los Aldeanos podrán cambiar, a nivel 3 (aunque hay una exclusiva si subimos hasta el nivel 10), a entre cuatro y cinco clases distintas (algunas exclusivas de su género) al azar (podremos repetir el proceso hasta que salga con la clase que queremos) y, a diferentes niveles, estas clases podrán evolucionar otras versiones avanzadas de las mismas.

Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia será, pues, una mezcla entre el regreso a cómo era la saga antes de Awakening, elementos actuales de la serie (visuales o de elección de dificultad) y cosillas que, al menos en occidente, no relacionamos tanto con esta saga. La trama será correcta, dentro de su sentido clásico (tiene novedades, pero la original es de 1992), el combate ofrece muchos detalles interesantes y, desde luego, será una experiencia distinta a la de Fire Emblem Fates.

El próximo 19 de mayo tendremos disponible este título en nuestras portátiles. ¿Recuperará el buen pie tras el pequeño resbalón de Fates? ¿Será demasiado diferente para comparar? ¿O, quizás, puede que ciertos de sus elementos diferenciadores acaban gustando tanto que se asientan en próximas entregas de la serie? Tendremos que esperar para descubrirlo pero, por el momento, ¿tenéis interés en este regreso de la serie Fire Emblem?

9 comentarios:

  1. Me alegra mucho ver que Nintendo no da la espalda a 3DS tras la salida de Switch. Y no parece ser que este sea el último gran juego para la doble pantalla, allí están Ever Oasis, el nuevo Pikmin, la versión del musou de FE, amén de varios juegos de Atlus, con SMT Deep Strange Journey a la cabeza. 3DS tiene cuerda para rato!

    Sobre Echoes, como ya dije en el post de PlanetHype, no creo que me haga con él de salida, ya que tengo demasiados juegos pendientes (todavía tengo que acabar la tercera ruta de Fates) pero caerá, vaya si caerá, como han caído TODOS los FE religiosamente desde Game Boy Advance! ;)

    ResponderEliminar
  2. Con este juego está el típico dilema que tiene Nintendo al hacer un remake, ¿ser muy fieles al original o hacer cambios? No pensaba que fueran a guardar algunas de las mecánicas tan particulares de este juego, como lo de la magia, los aldeanos, etc. Pensaba que adaptarían el gameplay al estilo de Awakening.

    En cualquier caso será curioso probarlo. Jugué bastante la versión de NES hace años y ha sido el único de los pre-GBA que he jugado en serio, aunque lo acabé dejando.

    Lo espero con ganas, si bien este juego será un aperitivo, para rascar un poco más del boom en 3DS. El verdadero rumbo de la saga se verá con el juego por lanzar de Switch, que esperemos no tome el camino de Fates y sea un poco menos anime, sin tantas waifus ni personajes estrambóticos. Aunque no tiene pinta, Echoes ya ha vendido menos en su primera semana de estreno en Japón que Fates (aunque lo de las versiones influye).

    ResponderEliminar
  3. Sinceramente, me parece una apuesta arriesgada (Corregidme si me equivoco, pero en Japón no es de las entregas más queridas).

    Me alegra, porque parece un proyecto realmente interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que hay como una vitola de que no es de las entregas más queridas en general, veremos si el remake remoza eso. A nivel de ventas en Japón ha sido número uno en su primera semana, pero vendiendo casi la mitad que Fates (aunque eran dos cartuchos) y Awakening.

      Igualmente, a mí me parece que Nintendo está medio siguiendo una estrategia con los remakes de FE. Ya sacó el del primero (Shadow Dragon) y el de su "secuela" (Mystery aunque sólo en Japón) para DS y ahora sacan el de Gaiden que es el segundo FE que apareció. No sería raro que con el tiempo fueran haciendo otros siguiendo más o menos el orden y, de hecho, ya han declarado que les gusta el subnombre Echoes para ir titulando esos remakes si se dan...

      Eliminar
    2. Ojalá un remake de Generations of War.

      Eliminar
  4. Lo que espero que cambie, respecto al original, son los stats de los personajes. Únicamente Alm y las pegasos, y estas últimas casi más por su habilidad matamonstruos, eran buenos. Gaiden es el FE con personajes de stats más bajas.

    ResponderEliminar
  5. Lo único que me da asco es que te metan hasta un season pass y dlc's confirmados de salida cuando el juego no ha salido y podrian meterlo directamente en el puto juego, como siempre (el lado oscuro de esta industria es infumable ya). Creo que es el último Fire Emblem que compraré, porque ya está en reserva, porque me empieza a dar ascazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunte, tras saber el precio del season pass y el contenido ni me lo voy a comprar, he cancelado la reserva. Los DLC's que van a venir tienen partes de historia, personajes de historia y el prólogo, así que que les den, paso de apoyar un juego con ese contenido/esas prácticas.

      Eliminar
  6. Siempre pasa igual con los DLC's. No es ninguna novedad que contenido que se podría incluir de lanzamiento, se aparte para venderlo así. Recuerdo que el día del lanzamiento de Tales of Berseria, el juego ya tenía 3 DLC's valorados en casi 40 Euros.

    ResponderEliminar