sábado, 19 de noviembre de 2016

[Preview] 7th Dragon III Code:VFD - Probando la demo

Como algunos ya sabréis, el próximo 9 de diciembre (O el 1, si recurres a la eShop) se estrenarán en Europa 7th Dragon Code:VFD y Shin Megami Tensei IV: Apocalypse, ambos en Nintendo 3DS. Del segundo título hemos hablado largo y tendido, pertenece a una saga reconocida en occidente y no necesita tanta presentación, pero el caso es bien diferente en el caso de 7th Dragon Code:VFD.

Este juego, desarrollado por Sega, es la tercera/cuarta entrega (La saga fue reinstaurada tras el primer título en Nintendo DS) de una serie que empezó siendo desarrollada por la ya extinta imageepoch, con Hatsune Miku como elemento para incentivar sus ventas (Ya en PSP) y cuyos títulos nunca habían salido oficialmente de Japón... Hasta ahora.
Lo primero que hay que tener en cuenta de este título es que, sí, es una secuela que se produce 80 años después de los títulos anteriores, pero como saben que difícilmente todos los jugadores hayan jugado a esas entregas, intentan que, aunque haya constantes referencias a los acontecimientos de esos títulos, todo se pueda comprender jugando a este título.

Sea como sea, es un Dungeon Crawler, lo que implica que es un tipo de juego que da más peso a la parte jugable que a la narrativa, además de requerir altas dosis de farmeo. La demo se corresponde con el prólogo y el inicio del capítulo 1, por lo que nos permite ver la introducción de la historia y la base del sistema de combate.

La historia nos sitúa en el futuro, en el año 2100, donde la tierra ha sufrido ataques de dragones (narrado en otros juegos) y ahora se encuentra en pleno proceso de recuperación. No obstante, aunque la humanidad ya vuelve a pensar en un periodo de paz, los dragones van a volver a atacar muy pronto y los efectos relacionados con sus ataques están empezando a sentir en la sociedad.

Nuestro papel comienza como el de una chica que simplemente es buena en un juego que rememora las pasadas guerras contra los dragones y que es fichada por sus creadores... Que resultan que saben del regreso de esta amenaza y cuentan con ella como una nueva mata-dragones que lidere a la humanidad ante este nuevo ataque. Un planteamiento típico, pero que irá complicándose un poco con luchas entre organizaciones y viajes temporales.

Respecto a la parte jugable, en el mapa usaremos una vista aérea, algo inclinada, lo que nos permitirá ver a los personajes y nuestros alrededores. En teoría, es preferible a la más común vista en primera persona en este subgénero, pero la pega de este título es la imposibilidad de girar la cámara y que la orientación de esta no coincida con el mapa, lo que puede desorientar un poco y hace que el mapa en la pantalla inferior sea mejor guía que mirar la propia pantalla con nuestros personajes moviéndose. Dicho mapa, por cierto, se irá dibujando sólo a medida que avancemos, incluyendo, además del camino, cofres, puertas, puntos de guardado y demás También disponemos de una barra de alerta de enemigos, que nos indica cuan probable es que aparezca uno, ya que los combates serán aleatorios, no veremos a los enemigos en el mapa.

Para combatir usaremos a cuatro personajes, un navegador y tres luchadores. En la demo no se ha podido ver la función del navegador, más allá de dibujar el mapa, aunque por otros juegos de este estilo, es presumible que dará habilidades pasivas o de campo (recuperar vida al caminar, menos encuentros, etc). El resto del sistema obedece al clásico de los combates por turnos, donde el título cambiará a una vista en primera persona donde sí veremos a nuestros personajes moverse para ejecutar sus acciones.

Para mejorar a nuestros personajes, a parte de subir de nivel, necesitaremos SP, que podremos utilizar para aprender o mejorar habilidades. El juego definitivo nos dará libertad para mejorar los aspectos que creamos convenientes, pero en la demo este elemento sólo es comentado y no podremos jugar con nuestros personajes mejorados.

También disponemos de un elemento de evolución de nuestra propia base, ya que con unos objetos que conseguimos al derrotar dragones, podemos invertir en diferentes apartados en la misma, como la construcción de un dormitorio donde descansar o el desarrollo de nuevas piezas de equipo, el cual después aparecerá en la tienda y podremos comprar. Un sistema muy interesante, que nos permitirá dar prioridad a lo que gustemos en cada momento y que, de nuevo, sólo aparece comentado en la demo.

Respecto a las clases, en la demo hay disponible cuatro, de las 8 que tendremos disponibles en el título final: Samurái, que es una clase rápida y centrado en la ofensiva física pero cuenta con alguna habilidad de apoyo a si mismo; Agente, que tiene buenas cualidades ofensivas y cuenta con la peculiaridad de poder hackear enemigos, lo que le permite activar habilidades más potentes; Duelista, que es algo así como un mago pero con una peculiaridad, ya que para usar sus ataques mágicos, además del PM, necesita usar cartas del elemento adecuado (fuego, hielo o rayo), recibiendo dos al inicio y una por turno, de elemento aleatorio. También cuenta con habilidades de elementos combinados y puede invocar cartas extra (gastando un turno y MP), lo cual forma una clase muy particular... Y God-Hand, con ataques de puño que puedes ir combinando para causar cada vez más daño y habilidades curativas.

En el prólogo, la mazmorra cuenta con puntos de guardado (de los que nos recuperan totalmente) con frecuencia, por lo que no era especialmente duro, lo cual puede cambiar al avanzar el juego... Si no abusas de ciertas clases. De todas formas, disponemos de un modo de dificultad Fácil para aquellos que encuentren el título demasiado exigente.

El aspecto visual no es de lo mejor que ofrece Nintendo 3DS, aunque cumple, tampoco es que sea horrible. A nivel de diseños mejora bastante y en el apartado sonoro, en lo poco que se puede escuchar en la demo, no destaca demasiado, con temas machacones y repetitivos, por lo que el nivel técnico global es algo flojo.

Por último, añadir que la demo nos permitirá pasar nuestros datos al juego final, para no tener que repetir el inicio y, como viene siendo habitual con otros títulos, nos dará varias recompensas, por lo que es recomendable jugarla incluso si ya tenéis claro que compraréis el título.

En conclusión, aun no siendo especialmente fan de los Dungeon Crawlers y sin haberme llamado demasiado la atención previamente, tras probar la demo me ha parecido interesante (pese a alguna pega como la cámara) y ha ganado enteros entre mis títulos más esperados, aunque su lanzamiento en una fecha con mucha competencia para la portátil, con algunos títulos demasiado famosos para hacerles sombra, es un peligro demasiado grande que puede hacer que este juego pase totalmente desapercibido.

3 comentarios:

  1. Es una pena que salga junto con un 'titán' como lo es SMT IV Apocalypse... Al final me decantaré por este último y más tras probar la demo de 7th Dragon. No es que me parezca horrible, pero en términos generales me ha dejado bastante frío (apartado técnico especialmente) aunque, viniendo del otro artículo que habéis publicado a la vez, la historia que se trae con sus anteriores entregas que nunca vieron la luz por aquí no pinta mal.

    Es un título por el que me dolerá pagar sus 40€ cosa que no ocurrirá con SMT. Esperaré a verlo de rebaja y entonces ya veré. Aunque me dará pena eso último que se comenta, que acabe desapercibido por ser una época con bastante competencia en Nintendo 3DS.

    ResponderEliminar
  2. Si no coincidiera con Apocalypse que es un juego que me absorberá mucho tiempo igual le daba un tiento pero viene en mala época, menos mal que no tengo intención de comprar Pokemon Sol o Luna (por mi cuenta, si cae de regalo navideño tampoco le digo que no xD) si no me cuadrarían demasiados juegos en la misma fecha mas los que tengo pendientes...buff

    ResponderEliminar
  3. Esta "saga" tuvo un desarrollo bastante accidentado y tal como dicen los demás aquí presentes vino en el peor momento posible, hay otras ofertas muchas mas solidas, pero viendo lo escrito en este articulo, tampoco es que el juego tenga mucho merito por si mismo, no es malo, pero tampoco es una maravilla

    ResponderEliminar