martes, 28 de junio de 2016

FFXIV: Crónicas de una nueva era: Parte 1 (Nivel 50+)

Volvemos al repaso de la historia y elementos desbloqueables en Final Fantasy XIV: A Realm Reborn, que tras el último capítulo nos dejó con una sensación agridulce, ya que el gran final feliz que parecíamos haber alcanzado fue alterado drásticamente.

En estas crónicas de una nueva era se comentará la historia correspondiente a los cinco parches principales que fueron incluidos en A Realm Reborn, expandiendo su contenido, y, al mismo tiempo, las historias correspondiente a sus dos principales Raids: Crystal Tower y Coil of Bahamut.

Y es que nuestra tarea como nuevos Warrior of Light no para. Junto a los Scions, recibiremos encargos de casi toda la región. Es decir, al final se confirmó que somos los héroes que salvaron a Eorzea, por lo que resulta algo normal tanta atención.

Debido a esto, Alphinaud nos sugerirá que dejemos la conexión con Thanalan y nos movamos a una localización neutral: Revenant Toll en Mor Dhona, pero Minfilia no se atreve a cortar las relaciones con Thanalan.

Mientras tanto, se escuchan rumores de que la madre adoptiva de Minfilia, F'lhaminn, ha sobrevivido a la calamidad, por lo cual Alphaniud empieza una investigación para demostrar que estos rumores son falsos y aclarar la mente de Minfilia... El problema es que los rumores eran reales: F'lhaminn había estado escondida todo este tiempo por miedo a agentes imperiales.

Con la XIV Legion derrotada, Alphinaud convence a F'lhaminn  para que ésta hable con Minfilia sobre el cambio de sede de los Scion. Con la ayuda de la Guild of Adventurers, su madre y los lideres de las naciones, Minfilia da el paso y los Scions se marchan a Revenant Toll.

La popularidad del grupo aumenta gracias a su nueva base principal: ayudamos a la Guild of Adventurers en diferentes tareas, pero ponto nos llegan noticias de Gridania, un ser primitivo ha sido invocado en Black Shroud.

Al llegar nos encontramos con Kuplo Koop, que nos explica que la Moogleguard esta cometiendo el mismo error que hace 10 años: invocar a su legendario rey, Moogle Mog XII. Siguiendo a su gobernante milenario, éstos piensan purgar todo Twelveswood de posible enemigos, siendo un peligro no solo para ellos mismo si no para las demás razas. 

Gracias a nuestra ayuda, el Rey Moogle es derrotado junto a su guardia, revelando un oscuro dato: un hombre de negro fue quien les enseñó a invocar a su rey.

Mientras todo esto sucede, Minfilia es interceptada por un Ascian peculiar, invisible antes los ojos de otros, de ropa blanca y con una personalidad muy... ¿Interesante? Éste se se refiere al el mismo como un emisario y nos menciona que no tiene nada en contra de los Scions, su visita es mera curiosidad, peros nos aporta unos datos de gran valor.

Tras cortarnos muchos detalles sobre los Ascians, Lahabrea y el poder del Echo, Minfilia decide enfrentarse a él antes de que se marche, momento en el que intervenimos para afrontar una prueba donde nos tendremos que enfrentar a bestias del vacío y magos negros. Al sobrevivir a su prueba, Elidibus, que nos revela su nombre y queda encantado con nuestro poder, nos advierte de que el mundo volverá a ser el que siempre ha sido, antes de marcharse.

Dado este reto en nuestra propia base, Minfilia redobla sus esfuerzos para detener a los Ascian, mientras que Urianger decide quedarse en Walking Sand y le encomienda el diario de su padre con información sobre los Primals, recolectados mientras trabajaba como agente doble de los Garleanos.

Para terminar  se nos revela que los "Students of Baldesion", un grupo de Scholars que nos han estado ayudando con información sobre los Primals, ha desaparecido sin dejar rastro. Mientras, en otra parte, el Ascians de nombre Nabriales se enfrenta a Elidibus por su revelación ante los Scions, algo que Elidibus argumenta como mero interés por comprobar la supervivencia del Seventh Ardor y el fortalecimiento del Echo. Algo que no importa mucho, pues el plan sera ejecutado cuando el velo sea levantado de los ojos de Eorzea.

Con el parche 2.2, comenzamos con una historia en la que varios comerciantes han reportado robos de cristales en Horizon. Tras una investigación, se revela que esto han sido obra de unos piratas, por lo que Y'shtola, familiarizada con ese tema, decide buscar información en Limsa Lominsa. 

Mientras tanto un barco dañado llega a Vesper Bay con refugiados del continente oriental de Otherad, así que Alphinaud ve una oportunidad para obtener información del imperio.  Los refugiados pertenecen a la ciudad de Dorma y su líder, Lady Yugiri, afirma que ha estallado una guerra por la sucesión del trono de Garlemad. Ante este conflicto, la ciudad de Dorma se levantó en rebelión contra ellos, pero los Garleanos sometieron al pueblo fácilmente y arrasaron la ciudad, razón por la que buscan esconderse en Erozea.

Alphinaud accede a ayudar a los refugiados y contacta con Raubahn para que puedan ocultarse en la ciudad de Uldah. Sin embargo, a pesar de que el príncipe Teledji y Nanamo votan a favor, ya que Uldah requiere trabajadores, el comerciante Lolorito rechaza la propuesta alegando que Uldah ya tiene suficiente refugiados (los de Ala Mhigo hace 15 años y todos los de la Calamidad, hace 5), convenciendo al resto del sindicato para que bloquee la llegada del grupo de Dorma.

Así, pues, la respuesta de los Scions es traer a los Dormanenses a Revenant Toll. La creciente expansión de este lugar ha hecho que exista una necesidad de trabajadores y soldados. La Guild of Adventurers accede a la petición, pero dejan la advertencia que quizás la gente de Revenant Toll no se muestre muy hospitalaria con este grupo.

Cuando el asunto de los refugiados parece calmarse, Y'shtola regresa con nuevas noticias sobre el robo de los cristales: la Beast Tribe de los Sahagin busca traer de nuevo al Primal Leviathan.

La Almirante Merlwyb pide ayuda a los Scions para prevenir el resurgir del señor de los Sahagin, por lo que junto a un grupo de soldados del Maelstorm preparamos un ataque a la guarida de esta tribu para acabar con el sumo sacerdote. Con la ayuda de Thancred y Yugiri, logramos entrar a la zona donde se esta invocando a Leviathan, pero una alteración del Echo nos afecta tanto a nosotros como a Minfilia, por lo que aunque Merlwyb logra acabar con el sacerdote, su esencia logra reencarnarse en otro Sahagin y completa la invocación.

Con el temor de que Leviathan prepare una ola capaz de hundir a toda La Noscea, el grupo traza un plan para poder enfrentarse a éste. Storm Marshal Slafyrsyn sugiere que usemos cristales corruptos llevamos por dos barcos, como contaba un antigua leyenda piratas sobre, Mistbeard. El plan parece sólido, por lo que mientras se arman los preparativos escuchamos de alguien de la Company of Heroes que derroto a Leviathan... Cosa que termina en otro rumor falso del mismo charlatán de antes. Ya en el mar, se emplea la estrategia del Storm Marshal, pero Leviathan se niega a darse por vencido y decide enfrentarse a nosotros en en mar abierto.

Tras un duro combate, Leviathan es derrotado, pero Minfilia tiene otras cosas en su cabeza: ¿y si la jugada del sacerdote Sahagin es similar a lo que usan los Ascians para ser inmortales? Urianger interrumpe esta cavilación con otro problema: los estudiante de Baldesion de la isla de Val han desaparecido. A pesar de estar protegidos por conjuros de alto nivel, la isla fue destruida por una magia parecida a Ultima.

Minfilia entra en pánico por la posibilidad de perder a sus amigos.

Cuando damos el salto a los acontecimientos del parche 2.3, Minifilia nos advierte sobre lectura lecturas extrañas del Aether en Black Shoroud, que indican el regreso de un Primal, pero este asunto es apartado ya que en las puertas de Revenant Toll se encuentran miembros de Uldah buscando refugio tras problemas en su región. Minfilia tiene que rechazar la petición, ya que aceptarlos supondría explotar Revenant Toll y conducir a represalias por parte de Uldah si estos llegan a ser culpables.

Alphinaud, en Uldah, no se sorprende del punto critico en cual encuentra la relación entre los refugiados y la gente autóctona de la región, pero cree hay un instigador detrás del conflicto. La investigación conduce a un comerciante que ha incitado a los refugiados, pero en el momento que vamos a sacarle la información éste es silenciado por un Archer desde una colina.

En una reunión en privado con la Sultana y Raubahn, nos confirman que la tensión ha empeorado desde que unos Blass Blade lanzaron unas flechas a unos refugiados, suceso que se atribuyó a una falta de comunicación, aunque Raubahn, en una investigación privada, logró dar con la verdad: Teledeji lo orquestó todo.

Los lideres piensan que Teledeji  quiere romper las relaciones en Uldah, para ganar aprobación del pueblo y, usando la excusa de los refugiados, mandarlos a una ruinas Allagan ubicada en Cartenau. Raubahn también nos cuenta un secreto: en esas ruinas Allagan se encuentra un arma igual a Ultima sin excavar. Por las marcas de ésta se insinúa que fue creada por la caída de Dalamud y que por esto mismo Nael Var Darnus había escogido esta zona para la caída de Dalamud. Los dos están de acuerdo que Teledeji esta usando a los refugiados para obtener este poder, pero al no haber pruebas concretas no se puede hacer nada.

Tras el fracaso de nuestras acciones en Uldah, los Scions se mueven a Black Shroud donde se confirma que el problema con el Aether ha sido a causa de la invocación de Ramuh. Las leyendas locales hablan sobre su poder y lo sabio que es, por lo cual Kan-E-Senna nos pide que hablemos con él para no romper la frágil paz entre los Sylphs y Gridania.

Perdemos bastante tiempo con los trucos de los Sylphs que nos impedían localizar a Ramuh pero por fin damos con su paradero en Sylphlands. Al llegar, Ramuh rechaza la oferta de paz afirmando que no somos diferentes de los Garleanos: bestias con corazones oscuros. En una reflexión de éste sobre la dualidad de la luz y la oscuridad en los mortales, ve el cristal que nos otorgó el sabio de los Sylphs al principio del juego y ve la posibilidad de que de verdad seamos los defensores de la paz, por lo cual Ramuh nos encomienda una tarea: vencerlo en sus tierra y demostrar la valía del Warrior of Light para, así, acordar la paz.

Derrotado, Ramuh acepta el aventurero como campeón de Eorzea y se retira a la corriente de éter, advirtiendo que los enemigos de la armonía se reúnen.  Escondido, Urianger fue testigo de la pelea donde obtuvo una idea de cómo acabar con los Ascians al ver el Ether de Ramuh ser absorbido por la tierra. Normalmente, cuando alguien muere, su alma se marcha hacia las corrientes ethereas, pero en el caso de los Ascians estos rompen el orden natural, negándoles el transporte de sus almas al Ether usando cristales de las sombras. La solución se encontraría en atrapar su almas en cristales ethereos antes de que su alma se reencarne.

Mientras, en un reino oscuro, los Ascians se reúnen discutiendo lo sucedido con Ramuh. Aunque el guerrero de la luz se fortalezca, Hydalyn se debilitara, Elidibus afirma que siete veces el mundo ha sobrevivido al "Rejoining", haciendo que las almas de los hombres débiles alimenten al "dotado" para la llegada de Zodiark.

Comprendiendo a el interés de Eorzea por su abuelo, Alphinaud arma una nueva Grand Company, no ligada a ninguna nación, sino que al reino en sí. Mientras las otras Grand Company defienden sus ciudades y sus tierras, esta nueva se dedicará a proteger a toda Eorzea de cualquier amenaza. 

A pesar de sus buenas intenciones, el comienzo es lento y empezamos a reclutar a personas con las cuales hemos compartido aventura durante todo el juego (miembros de la Company of Heroes, traidores que buscan limpiar su nombre, etc) ansiosos y con la promesas de una Eorzea unida. Lord Haurchefant nos promete a ayudar, pero los constantes ataques de la horda de Dravania hacia las caravanas hacen imposible esto. Para solventar este problema, se nos comenta que esos grupos están unidos bajo una señora conocida como Lady Ice Heart, por lo que Alphinaud inaugura los que conoceremos como los "Crystal Braves" para frenar sus incursiones.

Desbloqueables
Siguiendo con la historia de A Realm Awoken,, desbloqueamos "Thornmarch" donde nos enfrentaremos al Rey Moogle y su guardia. Hablando con Urianger en Vesper Bay accederemos a su versión Extreme.

Avanzando en la historia de "Through the Maelstorm" desbloqueamos "The Whorleater", donde nos enfrentaremos al Primal Leviathan. Hablando con Urianger en Vesper Bay accederemos a su versión Extreme

Completando la historia de "Defenders of Eorzea" desbloqueamos "The Striking Tree", donde pondremos a prueba nuestra valía contra Ramuh. Después de completarla, hablando con Scarlet en la sede de los Twin Adder en Gridania, podremos acceder a su versión Extreme


Y hasta aquí esta parte de la guía. En la siguiente seguiremos con las misiones que se fueron incluyendo poco a poco, siguiendo con la aventura por Eorzea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario