lunes, 27 de octubre de 2014

Pueblos "cutres" en los RPGs.


¿Nunca os ha pasado eso de que entráis en una ciudad nueva en un RPG con toda la ilusión del mundo para acabar descubriendo que, en realidad, no contienen más que unos pocos NPCs que no dicen nada interesante, una tienda (O a veces ni eso) y poco más, hasta tal punto que la función de esa localización llega a ser "secundaria", como mucho?

La ambientación de poblados y ciudades es algo muy importante en este género, así que generalmente vemos localizaciones que representan bien a su entorno, que tienen sus propias particularidades, con un tema musical adecuado, tiendas que venden mejores objetos que en la zona anterior y NPCs que te hablan de la zona, de sus vidas o te dirigen hacia tu próximo destino.

Sin embargo, hay muchos títulos que parecen haber descuidado algunas de esas localizaciones que, en algunos casos, casi que no pasa nada si no los visitas y no forman parte del "itinerario de la historia principal" ni guardan algo lo suficientemente gordo como para ser claves como localización opcional de relevancia. Igual al no visitarlo te pierdes algún evento extra, un logro o alguna información sobre el pasado de algún personaje, pero poco más.

Seguro que ahora estaréis revisando algunos de los RPGs que habéis jugado a ver si contienen alguno de estos pueblos que están ahí, sí, pero tampoco es que pase nada si no los visitas. Yo voy a repasar a algunos de los que se me han ido pasando por la mente. A ver si entre todos completamos la lista de estos "pueblos cutres".

Empezamos la lista con Exire, de Tales of Symphonia (GC, 2003/04, PS3, 2013/14), un pueblo volador ni más ni menos que va cambiando de localización continuamente... Y que es cutre como él solo.

Su función en el juego se reduce a la posibilidad de conocer a un personaje secundario que no pasa nada si no conocemos, un combate opcional que no da para mucho y dos elementos de misiones de "encuentra X" en todas las ciudades del juego.

Ni una tienda, ni ninguna obligatoriedad real de visitar esta zona ni nada más de cierto interés. Al menos las vistas son bonitas...


Winhill, de Final Fantasy VIII (PSX, 1999) es un poblado que tiene escrito el cartel de "SECUNDARIO"  bien grande en toda su función en el juego. Aunque tiene importancia sentimental en la historia, ya que uno de los personajes importantes del juego vive parte de su vida ahí, la verdad es que salvo en la parte en la que revivimos esos momentos este "poblado tranquilo" no da más de si.

Con puntos de extracción de magia bastante sosos, sin cartas raras para el Triple Triad y una misión opcional cutre que no reporta nada de verdadero interés, visitar este poblado no sirve para nada en la historia del juego.

Eso sí, tiene encanto si quieres vivir una vida tranquila. (?)


Algo similar pasa con el Pueblo Shumi en el mismo título, ya que también su función en el juego es completamente opcional y no nos reporta nada realmente interesante. 

Sin cartas exclusivas, con una misión secundaria coñazo (Y que hay que hacer en varias partes, algunas fuera de la aldea), con una entrada mediante ascensor bastante lenta y uno de los líderes más trolls de la historia de la serie Final Fantasy, quizás de lo mejorcito de esta zona es el tema especial que suena tras completar la misión opcional y la cara de pánfilos por lo que nos pasa al completarla.

Al menos, nos enteramos de una curiosidad bastante absurda de la raza shumi...


La ciudad de Oren en el MMORPG Lineage II (PC, 2003/4) es uno de los ejemplos más clásicos de localización necesaria como punto intermedio para un gran mapeado, pero mal planteada por la mayor importancia de las ciudades de sus alrededores.

Con Giran y Aden siendo las "bases de operaciones" de los jugadores que se encuentran entre los niveles de los enemigos de los alrededores de la ciudad, sólo los que gustan de explorar el mapa y verlo todo encontrarán algo de interés en una localización interesante (Una ciudad amurallada sobre una colina) pero que apenas tienes misiones (10, contando un paso obligatorio para la misión de cambio de clase) y, las que tiene, son todas muy cutres y poco recomendables ante cosas más interesantes que hacer en otras ciudades más importantes.

La ciudad, además, no tiene salas de clan, por lo que tampoco gana mucho trasiego de jugadores salvo en situaciones en las que algunos estén de paso hacia otro sitio o, simplemente, busquen un sitio tranquilo en el que pasar el tiempo. Hasta su tema musical, en una Banda Sonora impecable como la que tiene el juego, resulta poco inspirador si lo comparamos con otras maravillas.


El Pueblo Escaso de Pokémon Rubí/Zafiro (GBA, 2002/03) y sus sucesivos remakes (Como el que está por llegarnos) es el mejor ejemplo de todos esos "segundos poblados" de la serie Pokémon.

Sí, creo que todos los que hemos jugado a estos títulos sabemos lo que pasa en estos poblados: No hay gimnasio, la tienda no te vende pokéballs hasta más adelante, son enanos (En este sólo hay 4 edificios) y, encima, los NPCs son los típicos de "ciudad inicial", así que sólo te cuentan chorradas tipo tutorial que, a la mínima que ya hayas jugado a algún juego de la serie, te suenan a perogrulladas.

A ver, se entiende que tenga que existir algún tipo de "zona tutorial", pero es que el Pueblo Escaso es cutre hasta para eso. Con razón es “Donde nunca pasa nada”...


Aunque si queremos a un pueblo cutre en la serie Pokémon, el Pueblo Biscuit de las ediciones Blanco/Negro y Blanco 2/Negro 2 es, sin duda, el mayor despropósito.

Una localidad a la que no se puede acceder desde ningún otro punto más que por la zona usada para combatir seriamente contra la IA (El metro batalla), por lo que much@s ni saben de su existencia... Y tampoco es que se pierdan nada. 3 casas, no se puede capturar nada, todo el mundo te habla de trenes (Que vale que a los japoneses les guste, pero leñe) y, encima, el único evento especial de los fines de semana, sólo vale para obtener objetos relativamente más baratos a cambio de otros objetos.

Vamos, que es cutre como él solo.


Golden Sun (GBA, 2001/02) tiene a su propio poblado cutre: Suhalla, la ciudad del desierto, en la que los protagonistas acaban tras un golpe de mala suerte.

El poblado, a decir verdad, representa bastante bien cómo deberían ser las cosas en un lugar remoto, ya que sólo posee una tienda de objetos y poco más. Hasta los típicos objetos que se pueden encontrar tirados en las casas son cutres (5 monedas...), así que salvo por su posada, la segunda más cara de todo el juego, la verdad es que es un sitio al que no querremos volver.


Ya lo vimos en su "Vamos a Jugar", el Último Puente de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (GBA, 2002) es una zona de paso obligado, pero la verdad es que casi te lo puedes pasar de largo porque no reporta casi nada interesante: Objetos en las tiendas que casi que ni vas a usar, problemas gráficos extra, una misión mal explicada que, encima, reporta un objeto curativo que se vuelve común más adelante...

Y todo, por supuesto, con 4 casas mal puestas que, por alguna razón, están todas con las puertas abiertas. ¿De verdad habrán peores RPGs que esta "joya"?


Por supuesto, otro de los peores RPGs de la historia tiene también un poblado cutre. Di-Gata Defenders (NDS, 2008) contaba con la ciudad de Bakkor, que tenía una de las peores "tiendas" (O como quiera que se llamara a esto) del juego, todos sus ciudadanos eran gigantes musculados por alguna razón y la única misión que se hace ahí sirve para obtener una habilidad pasiva que aumentada a un 5% (¡Uuuuuh!) tu posibilidad de incapacitar al oponente.

Teniendo en cuenta que hasta la misión era cutre (Encontrar varios objetos por la ciudad en un tiempo límite que te da para tomarte un café y todo... Porque los objetos estaban marcados en el mini-mapa), la verdad es que este poblado se sincroniza bien con el nivel general del título.


Evidentemente, hay más, muchos más pueblos cutres en los miles de RPGs que hay en el mercado, pero quiero dejar hueco para que seáis vosotros los que intentéis refrescaros la memoria y recordar a alguno de estos poblados cutres en otros títulos. 

Indicadlos en los comentarios de la entrada, a ver si creamos una lista de "los poblados a no visitar" del género RPG. :P

3 comentarios:

  1. A mi vista todas las ciudades que llevo de Tales of Vesperia. No pasan de ser un camino bonito con una tienda, una posada y muchos dialogos. Estan por que las ciudades son necesarias para la trama.

    Lemuria de Golden Sun. Esperas encontrar algo genial, pero acabas terriblemente decepcionado.

    Y... Ya no recuerdo mas.

    ResponderEliminar
  2. En realidad Exire de ToS sería importante si no fuera por la casi nula utilidad de las invocaciones en el juego ^^U Y Oren del L2 en las últimas crónicas gana algo de importancia, pero sólo "algo" :P
    A ver de cuantas me acuerdo ahora xD
    FFVI: Las ciudades del continente sur, salvo la capital, me suena que eran de relleno xD Mobliz o Nikeah son de paso también.
    Y en los FF más antiguos hay varias también.

    Y ahora no se me vienen más a la cabeza, fijo que al darle a enviar me vienen más, pero bueno jaja

    ResponderEliminar
  3. He añadido el Pueblo Biscuit de las ediciones Blanco/Negro de Pokémon. ¡¿Cómo se me pudo pasar esa "joya"?!

    ResponderEliminar