miércoles, 9 de julio de 2014

No apto para todos los públicos - Quinta edición - Sengoku Rance.

Hola a todos, aquí me tenéis de nuevo. Tras mi anterior aportación en el blog, vuelvo a las andadas en el mismo apartado, por falta de juegos que encajan no será. ;)

En esta ocasión os traigo un juego de PC del que la gran mayoría nunca habrá escuchado: Sengoku Rance (PC, Alice Soft, 2006), ya que nunca ha salido de Japón, al menos de forma oficial, pero del que hay un parche fan al inglés (si no sería un "jugando de importación"). Así que si el idioma no os resulta un problema (el inglés, claro, japonés ya asumo que casi nadie sabe, yo incluido) os invito a probarlo.

Lo peculiar del juego, a parte de no salir de Japón, más que una cosa en concreto son varias. Primero de todo el género, es un SRPG pero a su vez una Novela Visual y Eroge. Esto último, para quien no lo sepa, es el término utilizado en japón para los juegos porno. Sí, habéis leído bien, el juego tiene contenido ero, y no precisamente poco, lo cuál puede echar para atrás a muchos (o lo contrario xD). Como es común en las Novelas Visuales, el juego sigue una estética anime, las escenas son 2D y las batallas a base de sprites. Y la parte interesante, la de SRPG, sin la cuál no estaría escribiendo esto, también tiene un sistema bastante particular, pero muy adictivo.

Como veis son varios los aspectos que pueden echar para atrás a muchos (idioma, estética, eroge, sistema de juego...), pero si esto no te molesta puedes encontrar un juego que te sorprenderá gratamente. Por cierto, es parte de una saga. Esta entrega sería la séptima, sin contar spin-off.

La historia está narrada como en una Novela Visual con estética anime. Son escenas con un fondo e imágenes fijas de los personajes hablando (aunque si se ven las expresiones faciales de estos y algún movimiento, pero son en mayor medida escenas estáticas), así que no esperéis un gran dinamismo.

La historia en sí no es muy compleja: Nos metemos en el papel de Rance, un "héroe" que llega a Japón desde el continente, de vacaciones (y con el objetivo de tirarse a todas las japonesas, por si se os olvidó que es un eroge xD), y se hace amigo de un Señor Feudal, Oda Nobunaga, al que decide ayudar en sus conflictos bélicos. Como Rance siempre piensa a lo grande, eso significa conquistar Japón. Matizar que el Japón del juego es ficticio, aunque está claramente basado en el Japón feudal (los nombres de los señores feudales, generales y cosas así son los clásicos para los que sepan de historia feudal japonesa, y la geografía es, directamente, igual) y, aunque se comenta, el continente (no está basado en Asia, éste si es original), donde se sitúan el resto de juegos de la serie, no tomará partido en esta guerra.

Así que nuestro objetivo será conquistar la isla, aunque, claro está, la cosa no será tan fácil, ya que a partir de cierto punto el argumento se complica bastante. De todos modos, la historia, a pesar del giro argumental que da, no es nada espectacular, pero cumple su función y se ve acompañado por escenas de los diferentes países y la interactuación con los personajes (tipo Social links en la saga persona o algo parecido a los Atelier). De hecho, la historia en sí es corta, lo que pasa es que entre medio hay muchas batallas y escenas entre personajes que nos harán pasar bastantes horas jugando. No obstante el argumento, contando la interactuación y tal, acompaña bien y cumple su función, ya que el juego se basa en su aspecto jugable.

Lo bueno es que, como en muchas NVs, hay varias rutas, lo cuál aumenta mucha la rejugabilidad. A parte de la historia principal (única opción para la primera partida), hay tres rutas alternativas, que cambian hacia la mitad del juego. Además hay una ruta "sin historia" que se basa sólo en conquistar japón (Hay relación entre personajes, pero no una historia que la sustente) y un "bad ending" que muestra una alternativa en la historia donde es imposible ganar (la ruta principal y una de las alternativas pueden derivar en esto).

También decir que nuestro "héroe", aunque definido como tal por sus hazañas en el continente (en otros juegos ha salvado reinos de algún demonio, por ejemplo), encaja más en el perfil de antihéroe. Es un capullo en potencia, ególatra, creído, pervertido, egoísta a más no poder... Y más cosas. Sólo ayuda a Oda porque piensa que así será más fácil tirarse a todas las mujeres de Japón porque, sí, es un adicto al sexo. 

Debido a la actitud de Rance y el contexto histórico (el Japón feudal es similar a la Europa medieval, para que os situéis) las violaciones y tal están a la orden del día (al conquistar territorios, por ejemplo), así que habrá mucha temática del tipo "- ¿Te violaron? - Bueno, al principio sí."

El punto más interesante del juego. Por un lado están las batallas y por otro la planificación y conquista. Desde el mapa disponemos de una cantidad determinada de acciones por turno (2 al inicio, pero se puede aumentar hasta 5), que debemos de gastar en diferentes tipos de acciones.

Los personajes tienen diferentes parámetros, por un lado los que se usan en batalla, como el número de tropas (la vida, básicamente), ataque, defensa, inteligencia y velocidad. Y por el otro los que se usan en el mapa que son exploración, negociación y construcción.

En el mapa tenemos las acciones bélicas, como declarar una guerra, necesario para conquistar una región. Al entrar en guerra, podemos atacar (pasaríamos al modo de batalla), negociar una tregua, pedir su rendición, aumentar nuestras defensas, sabotear al enemigo... Para estas acciones necesitamos los parámetros del mapa como negociación (declarar guerra o tregua, rendición) por ejemplo, así que nos interesarán tanto los buenos guerreros como los grandes diplomáticos.

También podemos usar acciones de exploración, como investigar mazmorras, buscar tesoros ocultos, recaudar información... Y por último, están las acciones de interactuación con otros personajes.

El mapa de arriba muestra la distribución inicial de territorios, siendo el nuestro donde está el cursor. En la esquina superior izquierda se muestran las acciones posibles en dicho territorio, las moradas, por ejemplo, son escenas con personajes.

Los personajes pueden ser usados una vez por turno, ya sea en una batalla o en el mapa (para explorar, por ejemplo). En el caso de acciones de mapa, a veces necesitaremos más de un personaje para hacer una acción o incluso más de uno, si la acción requiere muchos puntos de algo (puedes usar como mucho 5 personajes y a veces no suman suficientes puntos). Esto hace al juego bastante estratégico, ya que tienes que tener cuidado al usar a los personajes, no vaya a ser que te ataquen y no tengas comandantes fuertes disponibles.

En el mapa también están disponibles los menús, desde donde podemos visitar la prisión (reclutar), curar unidades, equipar y usar objetos...

A la hora de conquistar Japón hay bastante libertad, no te obligan a seguir un orden estricto. Evidentemente hay que empezar por los de alrededor a ti, pero puedes elegir cuál, conquistar hacia el norte, sur...así que cada partida es algo diferente. Hay algunas restricciones, como regiones que no se pueden atacar hasta cierto momento, pero en general está bien.

Esto resume, más o menos, la parte de planificación y conquista, tras lo que queda comentar las batallas, que no son pocas. De entrada, cada territorio está dividido en 3 o 4 provincias (en general, hay alguna excepción), así que contad las batallas necesarias (asumiendo que ganes siempre...) y a eso añadid que los enemigos os pueden atacar (batallas defensivas). Como veis hay batallas para un rato. Y eso no es todo, ya que hay 2 tipos de batallas: Las de ejércitos y las de comandantes.

Las batallas de ejércitos son las que suceden en el mapa, al atacar un territorio:

Como veis en la imagen, podemos usar hasta 6 comandantes (cada uno representa a un batallón) y en la parte superior aparecen las animaciones con sprites. Hay muchos tipos de unidades, cada uno con su rol y habilidades, por lo que hay que pensar bien qué unidades usar y cómo. Son el tipo de batalla principal del juego. 

La batalla dura un máximo de 25 turnos (las barras blancas del centro), de llegar a ese límite (ningún bando ha sido totalmente derrotado), gana el que tenga la barra superior (la azul y roja) a su favor. Dicha barra se mueve con las acciones, principalmente al hacer o recibir daño, de forma que a más potente el ataque más se llena. También influyen los comandantes derrotados o algunas habilidades. De hecho, es posible perder una batalla incluso cuando tienes ventaja, por lo que algunas pueden ser muy toca-huevos. Por ejemplo, los castillos (generalmente última provincia de cada territorio) empiezan con la barra casi llena para el defensor. Si éste tiene 6 comandantes y derrotas a 4, aunque ninguno tuyo caiga, es posible que pierdas...
Por otro lado están las batallas de comandante, que suceden en las mazmorras o contra ciertos enemigos (algún jefe), dónde sólo participan los comandantes, sin ejército. Algunas clases cambian ligeramente su rol aquí, pero a groso modo es lo mismo. Los enemigos son monstruos (mazmorras) o algún jefe. Hay una mazmorra por zona (creo que hay un par de excepciones), pero muchas requieren haber reclutado a algún personaje para que aparezcan (y/o estar en una ruta determinada). Esta parte es completamente opcional pero va bien porque así los comandantes suben de nivel (no afecta a batallas de ejércitos) lo cual es útil para las batallas de este tipo contra jefes. Además sirve para conseguir objetos de equipo o refuerzo, lo cuál viene de lujo.

Como esto es un RPG, podemos mejorar personajes. Una forma es equipar accesorios (1 por personaje), que encontramos en el mapa explorando o en mazmorras. También hay ítems que suben los parámetros, que se obtienen al conquistar territorios, en mazmorras y, a veces, tras las batallas. Y por último, subiendo el afecto de los personajes hacia Rance, ya sea con objetos, participando en batallas juntos, viendo escenas de dichos personajes... Cada vez que un personaje llega a cierto nivel de afecto (cada 7 puntos) puedes subir sus parámetros o enseñarle habilidades.


Este es un apartado que me sorprendió mucho, sobretodo viniendo de una desarrolladora pequeña. Los efectos sonoros son correctos y el doblaje es bueno (aunque en japonés claro) pero lo que destaca especialmente es la BSO. Son unos 30 temas, quizá podrían haber puesto alguno más para la ambientación, ya que hay cierto tipo de escenas que siempre tienen la misma música, pero son temas que no se hacen repetitivos, en general al menos, y resultan muy variados, especialmente en el apartado de combate, lo cuál se agradece porque hay muchas batallas. Algunos de sus temas son simplemente decentes, cumplen su función y ya, pero otros tantos no tienen nada que envidiar a grandes producciones, desbordando calidad por todos lados. Una muestra:



Bueno, ya habéis podido ver por arriba el estilo gráfico del juego. Se basa en escenas fijas, estilo anime, y sprites, nada realista, pero pega bien con el estilo. No será la última maravilla tecnológica, pero si no te disgusta este tipo de estética no tendrás problema alguno con este apartado.

Bueno, al principio el juego es difícil, al menos hasta que te acostumbras al sistema. Una vez acostumbrados, la dificultad disminuye, pero aun así no se puede decir que sea fácil. La dificultad radica mucho en qué comandantes uses, y no todos son fáciles de conseguir, al menos sin guías. 

Evidentemente, la dificultad baja a partir de la segunda partida, donde ya sabrás como conseguir a más comandantes y estarás familiarizado con el sistema de juego pero, no obstante, hay modos de juego especialmente difíciles que son un reto incluso para jugadores experimentados. 


El juego es largo. No sabría decir cuánto dura la ruta principal, no lo conté, pero lleva bastante, creo que más de 35 horas tranquilamente. A eso añadidle las 3 rutas alternativas (algo más rápidas si pasas las escenas comunes), el Bad Ending, el modo sin historia... Y a partir de la segunda partida se desbloquea el modo "free for all" en el que todas las regiones están en guerra (puedes controlar la que quieras) y no hay historia de ningún tipo (ni interacciones de personajes), ni mazmorras... Sólo el placer de combatir. Este modo es fácil o (casi) imposible en función de que región elijas, no está balanceado en absoluto. Es un modo entretenido y, si lo quieres completar con todas las regiones, muy largo.

Y claro está, está el tema de desbloquear todas las escenas, conseguir todos los comandantes y completar el 100%, que no es tan fácil. Hacerlo todo supera las 100 horas tranquilamente. Además, al pasarte el juego puedes desbloquear extras como empezar con algún accesorio, comandantes, dificultad...

Tienes para rato, vamos.

El juego es parte de una saga, la séptima entrega. Actualmente van por la octava, salvo que se haya anunciado alguna extra que me haya perdido, y hay algún spin-off, pero Sengoku Rance es el único SRPG de la serie.

Las otras entregas no tienen una mecánica parecida, distan mucho, son más estilo Dungeon Crawler, o ni eso, porque son del tipo de juego que busca vender por el contenido erótico y el gameplay queda más de lado. Los 4 primeros tienen parche al inglés y otros están en proceso, pero salvo que tengáis curiosidad por saber de la historia de Rance (en este juego sale algún personaje de los anteriores y se nombra algún hecho, pero nada imprescindible para la trama) no son muy recomendables, ya que dejan bastante que desear (de hecho, tengo el 4 a medias porque me aburre). Del 6, 8 y un spin-off he escuchado mejores opiniones pero están en japonés... De todos modos, insisto, no es imprescindible haberlos jugado para disfrutar de Sengoku Rance.

Sobre el contenido erótico, es muy extenso, y explícito, no es picante y tal, es porno tal cual. Hay de bastante tipo y no sólo variedad de chicas: Hay violaciones (en el contexto histórico esto es algo "medio normal"), sado-maso y escenas que rozan la zoofilia o pedofilia. Avisado queda para quien pueda sentirse ofendido con eso.

Al ser un juego japonés hay que instalar el parche para el idioma en el PC, no es complicado y hay muchos tutoriales por ahí. Si yo lo hice vosotros podéis. xD De hecho, CREO, que para este juego no es imprescindible, ya que alguna vez lo he jugado sin haber cambiado el idioma local a japonés (se me pasó) y sólo salían mal los números y poco más. No lo garantizo, pero si queréis probar, lo peor que pasará es que el juego no se abra.

El juego es divertido, largo, muy adictivo y ofrece rejugabilidad. Si te gustan los SRPG y no te echan para atrás algunos puntos de los citados, es uno de esos títulos que disfrutarás mucho. Reconozco que es bastante raro, con un sentido del humor particular y yo mismo era algo reacio a probarlo, pero si le das una oportunidad puede sorprenderte muy gratamente.

Bueno, espero haber hecho justicia a este gran título y haberos convencido para probarlo (aunque alguno quizá me mire raro ahora) y ya nos veremos en mi próxima aportación (quizá repita sección, juego mucho a cosas raras) o por los comentarios del blog. ;)

7 comentarios:

  1. Pues a lo tonto me ha interesado. Eso de conquistar japon tiene su gracia. Aunque eso del eroge... Cada vez tengo mas asco al fanservice y demas cosas tan tipicas en los productos japoneses... Aun asi creo que lo probare.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre puedes pasar el texto en las escenas ero, como en la mayoría de VNs hay una opción de "saltar texto" y pasar las escenas rápido (Recomiendo en ir con cuidado si quieres ver las conversaciones de después, aunque tampoco son tan relevantes y a veces ni hay xD). Soy el primero que se sorprendió al descubrir que era un eroge (el primer sitio donde lo vi recomendado sólo decía RPG) pero, en serio, vicia mucho >.<

      Eliminar
  2. Gracias por el post, me interesaba saber del juego. Tienes algunas imagenes caidas, una lastima que no sea un blog de descargas xd.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el aviso, se ve que había algunas que no estaban alojadas en el blog y, claro, pasa lo que pasa. :P

      Y, no, aquí no damos enlaces. Tampoco es que sea muy difícil encontrar este juego "ilegalmente", de todas formas...

      Eliminar
    2. Me alegra que te haya gustado el análisis :) Es fácil googlear, pero puedes enviarme un MP por el foro del blog si quieres :P

      Eliminar
  3. Hola, buen post me ha gustado. La saga de rance esta demasiado bien sus comedias no tienen limite y el erotismo tampoco. Bueno hay una persona que ha traducido Sengoku rance y si llega a los 50 likes hará un vídeo de como los traduce y quiero aprender como para asi traducir toda su saga y compartirlo con vosotros y aquí el link del video https://www.youtube.com/watch?v=u_5qf6IbzdE. Su name en youtube es l7R4lKO. Ayudar a esta buena causa :D

    ResponderEliminar