jueves, 31 de octubre de 2019

Lo que sabemos de los robots por los RPGs

Sin importar el mundo en el que nos situemos, los robots resultan bastante fáciles de encontrar, generalmente como enemigos pero, en algunos casos, hay grupos que han podido reclutar a estos... ¿seres? para completar sus objetivos. De hecho, incluso contamos con referencias numéricas que lograron traer la gloria a la humanidad a pesar de ser también autómatas.

Dado que muchos grupos de aventureros tendrán que enfrentarse a ellos, debo empezar a completar este compendio colaborativo centrado en los mismos, recopilando los descubrimientos que se han ido realizando sobre los mismos a través de las peripecias de múltiples héroes. Al fin y al cabo, al no contar con sentimientos, ser incapaces de sentir dolor y tener un cuerpo realizado de metal, con posibilidad de que cuenten con otras armas, a veces ocultas bajo su fuselaje, los robots son de los enemigos más peligrosos a los que muchos héroes deberán enfrentarse en sus aventuras.

Como hicimos con los muertos vivientes, nos centraremos en tres aspectos principales: sus posibles orígenes, que variarán mucho entre aventuras; los principales peligros a los que deberemos atenernos cuando nos enfrentamos a ellos; y, finalmente, cuáles son las debilidades más comunes de los mismos, a fin de que todos estemos mejor preparados por si alguna vez somos sorprendidos por estos enemigos y no sabemos bien como enfocar la batalla contra los mismos.

Un aspecto realmente desconcertante de los robots es que, en muchos casos, los propios héroes no tienen ni la más remota idea de dónde han salido. Algunas veces sí existe la consciencia de la existencia de una civilización antigua más avanzada que la actual del que surgieron estos entes mecánicos, aún en funcionamiento y sin que nadie comprenda realmente cómo trabajar con ellos, si bien en algunos casos como en Zemuria se han empezado a dar pasos en ese sentido. Generalmente, en estos casos se suelen considerar como protectores de esas antiguas ciudades y simplemente atacan a todos los que entren en las mismas.

En otros casos, puede existir un gran villano que cuenta con su propia factoría para construir un ejército de robots, que eventualmente los héroes deberán destruir... y en otros simplemente no hay explicación alguna y podemos encontrar a enemigos autómatas entre otros monstruos, sin ningún tipo de explicación coherente de dónde han surgido. En ese segundo caso, se podría plantear que en ese mundo es posible que "nazcan" esos enemigos metálicos, como un monstruo cualquiera, quizás como transformaciones de antiguos guerreros. Al fin y al cabo, en los universos de Dragon Quest existen variantes de monstruos normales que se metalizan, supuestamente como una medida de defensa, así que podría ser este el mismo caso. Así pues, quizás en esas condiciones tengamos que considerar a esos robots como una simple familia de monstruos que podrían incluso estar "vivos" sólo que sus componentes son metálicos en lugar de orgánicos.

También es importante considerar que no es complicado que estas criaturas acaben perdiendo el control y dejen de seguir las órdenes para los que fueron programadas, incluso revelándose contra sus creadores, por lo que normalmente se considera que, si tienen demasiada inteligencia, eventualmente intentarán tomar el control y dejar de servir a sus objetivos iniciales. Serán especialmente imprevisibles en ese caso.

Lo primero que hay que considerar de los enemigos metálicos es que son naturalmente resistentes, ya que normalmente están recubiertos por el mismo metal que la mayoría de armas que los héroes suelen llevar. No ganaremos nada atravesando su piel ya que no sangran y el daño que se podría considerar prácticamente letal contra otros enemigos (como hacerles perder una extremidad) no tendrá más efecto que hacerles perder la funcionalidad en la misma. Y aquí sería importante recordar que ciertos robots tienen la capacidad de recuperarse a sí mismo, restaurando partes del cuerpo que pensábamos que habían sino inutilizadas.

Otro aspecto clave es que, al no funcionar como seres vivos, suelen ser inmunes a la gran parte de los estados alterados que nuestro grupo pueda causar. No tienen sangre, por lo que es imposible envenenarlos o hacerles sangrar; no pueden dormir, silenciarse,,, por alguna razón, algunos sí que pueden sufrir todos estos estados como si fuesen criaturas normales y sus características no tuviesen la más mínima relevancia, por lo que los consideramos como "monstruos con apariencia de robot", ya que a todos los efectos son como cualquier otra criatura que encontramos a lo largo de la aventura.

También es importante considerar que muchos tienen la capacidad de lanzar ataques en área, con grandes explosiones o incluso rayos láser altamente dañinos, normalmente no considerados como magias. Por esta razón, más nos vale estar preparados para estos ataques y, o bien intentar acabar el combate lo más rápidamente posible, o tener listos los conjuros de sanación en área, porque nos van a hacer falta. Algunos incluso pueden usar ataques elementales y causar estados alterados como congelación o parálisis, así que toda protección será poca ante unos enemigos que deberían estar automatizados y, en realidad, suelen tener multitud de diferentes recursos bajo la manga. A veces literalmente.

Es complicado comprender adecuadamente a qué son débiles los robots, ya que sólo los que provienen de mundos donde su construcción es una realidad nos han podido explicar que, efectivamente, la electricidad debería dañarles porque les causa un cortocircuito, lo que debería dañar especialmente sus elementos internos. No obstante, otros consideran que las criaturas mecánicas podrían verse reforzadas por los ataques eléctricos, ya que estos les provocarían una sobrecarga, potenciando sus capacidades o incluso recuperando su salud.

Por ello, muchos consideran que la verdadera debilidad de los robots debería ser el agua, que provocaría un efecto similar al de golpearles con un ataque eléctrico, pero sin la posibilidad de sobrecarga. Además, podría oxidar sus juntas y ralentizarles o paralizarles... algo que la mayoría de héroes reconoce que es muy raro que pase. Además, el elemento "Agua" suele ser particularmente raro en muchos mundos, donde si acaso sólo existe el Hielo, que aunque se trate de agua solidificada no suele tener ningún efecto notable en estas criaturas. En un cierto mundo se considera que, al estar hechos de un material denominado Acero, serían débiles al Fuego, pero esa es una particularidad bastante rara.

Habilidades o armas que se especialicen en el daño a entes metálicos deberían ser naturalmente muy efectivos, pero tampoco son demasiado comunes. Sí suele ser una buena idea intentar buscar a su mente maestra, bien humano, robot o computador, ya que generalmente suelen funcionar siguiendo sus órdenes y, en caso de ser derrotada, los robots dejarán de moverse. Aunque, como explicamos antes, lo normal es que incluso con sus creadores caídos hace eones sigan respetando sus órdenes para la posteridad, combatiendo con todos los que entren en su perímetro de protección.

En resumen, los robots son un tipo de criatura especialmente peligrosa en el camino de cualquier aventurero. Sus particularidades especiales les pueden otorgar capacidades que prácticamente no tienen parangón entre otros seres, con una resistencia, velocidad y rango de ataques que no permiten tomárselos a broma. Son, además, muy diferentes entre mundos, con orígenes, particularidades, capacidades ofensivas y puntos débiles realmente difíciles de anticipar incluso entre los aventureros más avezados.

Así, pues, me gustaría cerrar este capítulo pidiendo ayuda de vosotros, aventureros que estáis leyéndome, para completar este compendio con vuestras propias experiencias que puedan servir para facilitar su tarea a nuevos héroes que vivan su propio camino.  ¿Qué otros robots han encontrado en sus viajes a otros mundos? ¿Qué podrían aportar sobre sus orígenes, peligros y debilidades?

2 comentarios:

  1. En el FFI aparecía ese subjefe en la "última" mazmorra que era el precursor del Arma Artema, enemigo recurrente de la saga. Brutal paliza me metió las primeras veces, pero luego era el mejor bicho para nivelar para encarar al si último nivel del juego. Final maratoniano de los de la época.

    En Arc crepusculo de las almas habia un pj secreto para los humanos, Dieckbeck, que venía de una civilización antigua, era el aliado más poderoso sin contar a Dark, aunque creo que era un cameo de otro juego, no estoy seguro ya que no pintaba mucho más que un par de historias de lore de relleno.

    Y de hecho este es el punto en el que me suelen gustar más, cuando son las reliquias de la antigúedad, recuerdo la serie Monster Ranger, ¿inspirada por Rpgs? Donde uno de sus episodios favoritos era cuando se enfrentaban a uno de estos robots antiguos y nada podía derrotarlo.

    Cuando se combinan con la magia el resultado me parece fascinante. FFXIII tenía una ambientación que me encantaba mezclando un mundo robotizado y que se usarán herramientas a modo de excusa para darles a los enemigos la opción de enfrentarte con recursos elementales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin haber jugado al Arc, tengo entendido que es una continuación de los Arc The Las de PSX, así que quizás sea de esos juegos. Lo que comentas del FFXIII curiosamente me recuerda al único caso en el que un robot enemigo del FFVIII se echaba sobre si mismo la magia espejo. Quedaba tan fuera de lugar que la única manera de qte mi cabeza lo justificase sería con el uso de pseudomagias enlazadas como los protas o los soldados enemigos.

      Eliminar