viernes, 18 de octubre de 2019

[Análisis] Destiny Connect: Tick-Tock Travelers

Nippon Ichi es una compañía que tiene sus subidas y bajadas, pero desde luego no se puede decir que no asumen riesgos presentando propuestas originales que se alejan del molde de confort donde podrían situarse. Les hemos visto probar con RPGs de acción cuando son claramente un estudio conocido por la antípoda de ese estilo en el género: los RPGs estratégicos; han explorado el género del terror, Dungeon Crawlers, propuestas totalmente diferentes a todo como The Liar Princess and the blind Prince... y, ahora, llegan por fin al RPG clásico de combate por turnos, pero con un estilo visual que impacta absolutamente con lo que suele realizar el estudio.

Destiny Connect: Tick-Tock Travelers llegará a PlayStation 4 y Nintendo Switch el próximo 25 de octubre, abordando una desenfadada trama de viajes a través del tiempo donde el nivel gráfico recuerda al de estudios como Pixar (aunque con un tono más animado) y los combates recordarán a los clásicos del género. Estamos ante una propuesta que busca ser ligera, que puede funcionar incluso para un público poco experimentado en el género, por lo que puede ser de esos títulos a considerar en diferentes circunstancias.

Así pues, acompañadnos al futuro para comprobar si será brillante o no resultará tan ideal como cabría esperar:
La trama de este título nos llevará a Clocknee, un pequeño pueblecito lleno de máquinas que hacen la vida más fácil a sus habitantes. Sin embargo, durante la noche de fin del año 2000 las máquinas empezarán a atacar y secuestrar a sus habitantes, en una clara referencia a los temores del Efecto 2000. Nuestros protagonistas serán Sherry y Pegreo, dos niños que se verán envueltos en ese caos y contarán con la protección del robot Isaac, quien podrá ayudarles a viajar por el tiempo para tratar de evitar la nefasta situación.

De esta forma, el título se moverá entre pasado y futuro, abordando situaciones con el trío protagonista que intenten explicar y solventar lo que ocurre esa noche de fin de año. Será muy interesante poder hablar con habitantes en diferentes etapas de su crecimiento, poder alterar construcciones... aún así, tampoco hay que esperar un argumento muy elaborado de viajes en el tiempo, ya que no contará con grandes giros de guión y buena parte de la trama será bastante predecible. Sin embargo, su duración permite que sea una trama muy entretenida y encaja bien en un entorno donde el estudio podría tener problemas por su falta de experiencia. 

Es cierto que parte del desarrollo podría resultar un tanto artificial y tener algunos momentos que chirrían argumentalmente, pero teniendo en cuenta el tono es comprensible que quedasen algunos detalles mal explicados. Mientras tengan un aceptable conocimiento del inglés o podamos ayudarles leyendo los textos, también puede resultar una trama muy accesible para los más jóvenes de la casa.

Destiny Connect es un RPG de combate por turnos sorprendentemente sólido. No esperéis nada particularmente novedoso en su funcionamiento, pero recoge muy bien diversos elementos de títulos actuales para evitar los problemas que podría tener un título con ese sistema de juego en estos tiempos. Por ejemplo, las habilidades (magias) de cada protagonista se encuentran divididas en grupos de 100, 200 o 300 puntos (acorde a cómo de poderosa sea) y, cada turno, recuperaremos automáticamente 100 puntos. De esta forma, tendremos que decidir qué habilidad usar en cada momento, en qué momentos deberemos consumir más o menos puntos. Estas habilidades o conjuros se podrán mejorar con objetos que nos dejan caer los enemigos.

Por su parte, el robot Isaac contará con diferentes carcasas que se irán desbloqueando a lo largo de la aventura. Cada una de ellas contará con un pequeño árbol de engranajes que podremos rellenar de forma similar al tablero de Final Fantasy X o Path of Exile. Para lograr estas piezas, también deberemos derrotar a diferentes enemigos, por lo que el título dará mucha importancia al farmeo en este sentido, por lo que buena parte del tiempo lo usaremos para lograr las mejoras que necesitamos. Esta doble capa de mejora (nivel y objetos para mejorar habilidades o piezas) hace que derrotar a los enemigos sea excesivamente importante.

Las diferentes formas de Isaac funcionarán de forma similar a las clases típicas del género RPG (rol defensivo, hechicero, curandero...) y podremos cambiar entre ellas de forma directa en mitad del combate, por lo que nuestro robot jugará también un gran rol estratégico para adaptarnos a las situaciones de cada batalla. Eso será necesario, ya que cada enemigo cuenta con fortalezas y debilidades elementales que conoceremos en todo momento y, aún así, vendrá bien usar habilidades de refuerzo o debilitación contra determinados rivales.

Este título se puede completar en unas veinte horas, contabilizando en ellas tanto la trama como el tiempo que estemos intentando lograr piezas para mejorar a nuestros personajes. Esa búsqueda no es excesivamente tediosa porque, ya lo veis, el Destiny Connect no es demasiado largo incluso añadiendo esta tarea. Es más, da la sensación de que el juego puede ser incluso más largo de lo que estaba planeado inicialmente, ya que la parte final presenta mucha repetición de enemigos y escenarios.

En cuanto a la dificultad, Destiny Connect resulta bastante sencillo. A pesar de las muchas estrategias que podemos ejecutar y las diferentes posibilidades disponibles, buena parte del juego se puede completar simplemente a base de ataques simples y el sistema de recarga de energía permite que siempre tengamos ese remanente si queremos luchar en serio, aunque hay que indicar que el uso de la estrategia adecuada en vez de solo atacar premiará en terminar los combates de forma más rápida y satisfactoria. El juego no presenta más niveles de dificultad, por lo que los jugadores más experimentados podrán completarlo sin pasar muchos apuros... salvo en cierta batalla, donde tendremos que asimilar bien qué es lo que tenemos que hacer si no queremos acabar derrotados.

Resulta, pues, un título muy accesible y entretenido que, de nuevo, cuadra con la idea de que resulte un RPG para toda la familia y que pueda resultar un muy buen punto de entrada para los jugadores menos experimentados. Si buscáis un título ligero en el que no sufrir demasiado, es un juego que casa muy bien con esa necesidad.

Aunque no es un título puntero en su nivel gráfico, Destiny Connect brilla claramente en su diseño artístico. Esa apuesta por un estilo que mezcla Pixar con el toque de anime nipón resulta realmente sugerente y se acompaña muy bien del tono de los diálogos, funcionando como un todo que apuesta por ser "mono". El poblado de Clocknee está plagado de escenarios diversos muy bien realizados, con su centro comercial, iglesia, factorías... pero todo queda algo empañado por la reiteración de los mismos en la parte final.

Musicalmente, el título adopta un estilo orquestal muy cuidado que acompaña a las mil maravillas el tono de la acción, aunque sonoramente queda un poco empobrecido por la ausencia de voces y por unos sonidos en combate y menús excesivamente simples.

Destiny Connect: Tick-Tock Travelers es un RPG por turnos con un sistema de combate realmente sólido, que no ofrece nada particularmente novedoso en el género, pero puede funcionar muy bien para los que buscan una historia con personajes encantadores o una buena forma de iniciarse en los RPGs. Es una especie de obra de animación concebida para toda la familia, con un argumento desenfadado, mecánicas accesibles y el objetivo de gustar tanto a pequeños como mayores.

Los que busquen algo más serio evidentemente no van a encontrarlo aquí. El título rebaja sus prestaciones en la parcela final y se agarra a su reducida duración para que esa debilidad no sea excesivamente notable, pero está ahí. Destiny Connect es un RPG que tiene un público objetivo muy claro, por lo que si estáis buscando algo de este estilo, deberíais darle una oportunidad. En caso contrario...

Destiny Connect: Tick-Tock Travelers estará disponible para PlayStation 4 y Nintendo Switch el próximo 22 de noviembre en América y el 25 en Europa. Este análisis ha sido posible gracias a una copia entregada por NIS.

1 comentario:

  1. Pues como rol ligero para experimentar a tu gusto me parece interesante. Me lo anoto

    ResponderEliminar