martes, 18 de junio de 2019

La diana en Pokémon

Todo parecía ir sobre raíles en la serie Pokémon: nuevo título en camino, el primero canónico desarrollado para una consola que puede ser de sobremesa y la tranquilidad que dio el excelente resultado de una apuesta un tanto diferentes como la de Pokémon Let's Go Pikachu/Eevee, El interés por la región de toques británicos en Escudo/Espada y sus tres nuevos iniciales estaba siendo ideal, llegaban al E3 2019 con la fecha de lanzamiento ya anunciada... y, de golpe, con una simple frase la caja de los truenos quedaba abierta: la nueva entrega no contaría con Megaevoluciones, Movimientos Z y no daría acceso a todas las criaturas de títulos anteriores, ni siquiera con el Banco Pokémon.

A partir de ahí, todo empezó a resonar de golpe en una comunidad tan gigantesca como la de la franquicia de Game Freak, donde incluso un pequeño porcentaje de crítica alcanza números enormes y prácticamente cualquiera recibirá esta negatividad tarde o temprano, porque simplemente es imposible evitarla. Del anuncio de ese bloqueo ganaron más fuerza otras quejas del título, como la poca ilusión que genera la mecánica de Dinamax, la necesidad de pagar Nintendo Switch Online para aprovechar funcionalidades básicas para el juego o todo tipo de protestas baratas sobre las animaciones del título e ideas sacadas de la manga como supuestas excusas de los creadores para justificar esa ausencia de tantos pokémon.

¿Es esta animadversión absolutamente lógica o resulta más la barra libre del momento? Vamos a repasar los diferentes aspectos claves de esta seria para abordar estos problema:
El punto inicial de cada nuevo título que abre una Generación de la serie Pokémon es la región en la que se sitúa, ya que define buena parte de las nuevas criaturas que se diseñan y también ofrece el foco de su desarrollo. A pesar de las críticas en otros aspectos, la región de Alola fue seguramente de las mejor definidas en este aspecto, con su ambiente relajado, sus saludos... un tanto tontos cuando los escuchas durante mucho rato, su Recorrido Insular en lugar del sistema de gimnasios o la pasión por las malasadas, con anuncios continuos en la televisión.

Con una región que ofrece un pasado mucho más rico, multitud de leyendas y posibles juegos políticos como lo que nos puede dejar Galar con la influencia del Reino Unido, un desarrollo un tanto más elaborado tipo Alola podría ser especialmente interesante. ¿Acentos forzados? ¿Aires de independencia? ¿Deportes? ¿Antiguas leyendas como las del Stonehenge? ¿Monarquía? Hay muchas cosas llamativas que podrían explorar en esta nueva región y esa es parte inherente de la magia de esta serie.

Han recibido un tratamiento muy distinto en diferentes entregas, pero los profesores, compañeros y rivales de cada aventura resultan una pieza clave de cada juego de la serie. Tradicionalmente bordes y odiosos, con el tiempo esos Azul Oak o Silver se convirtieron en el símbolo perfecto de la rivalidad en los juegos, quedando muy por debajo figuras un tanto más amables y poco competitivas que tienen el cénit en el bueno de Tilo (Hau en inglés) de Sol/Luna, excesivamente blando y perdedor reconocido, algo que parece chocar demasiado con la idea de ese rival al que le tenemos manía y busca cualquier forma de jugarnos malas pasadas en nuestro recorrido, como un jefe más al que derrotar y que vemos evolucionar junto a nuestros grupo.

En esta nueva entrega, Paul (Hop) parece que recupera la idea clásica de rival de nuestra misma edad que aspira a lo máximo y una combatiente llamada Sonia que será la mente lógica, centrándose más en el descubrimiento que en los combates. Es una idea que funcionó bien con Cheren y Bel (Bianca) en Teselia (Unova), por lo que no deberían existir quejas en este aspecto. Además, como punto interesante ambos están relacionados directamente con Lionel (Leon), el Campeón de la región, ya que Paul es su hermano y Sonia es su amiga de la infancia. Cabe esperar que ambos tengan que reaccionar a algunos aspectos del mismo durante el juego, ¿quizás que no sea tan bueno como aparenta?

El gran caballo de batalla que muchos jugadores llevan esgrimiendo contra la saga desde hace años es ese desarrollo hacia la accesibilidad en cada nueva entrega que está haciendo disminuir enormemente la dificultad de cada título. Sin embargo, no podemos olvidar que Pokémon es una franquicia que se ha mantenido pensada para los niños de las diferentes generaciones y eso es básico en su concepción, parte de su encanto reside precisamente en ello.

Al fin y al cabo, si algunos títulos eran algo más difíciles lo eran más por errores de diseño que por cualquier otra razón. Saltos bruscos de nivel, situaciones sin potencial ventaja de tipo, ganancia minúscula de experiencia, partes extensas y laberínticas plagadas de pokémon molestos... ahora tenemos muchos más recursos en esta serie y muchas de estas "trampas" ya no serán iguales cuando los combates dejan de ser aleatorios. Otra las necesidades más insistentes es que los combatientes habituales lleven grupos de pokémon más amplios en lugar de uno-tres, que difícilmente nos plantee un reto. Sin embargo, ¿eso ha sido una prioridad en esta serie con el paso de los años? Porque parece claro que no. A pesar de ello, se seguirá insistiendo en "ese problema" con este nuevo título, como si la dificultad en la aventura normal (existen los retos autoimpuestos como el Nuzlocke, al fin y al cabo) fuese algo a considerar por los desarrolladores cuando nunca lo ha sido.

Sin embargo, podremos esperar combates donde el uso del Dinamax sea crucial y batallas en las que tendremos que luchar en grupos con otros jugadores para derrotar y capturar a determinados pokémon gigantes. ¿Será realmente complicado o resultará algo parecido a los pokémon dominantes de la anterior generación? Poco importa, ya que la dificultad real de esta franquicia está en otro lado.

Este es, tradicionalmente, el aspecto más complicado de los juegos, sobre todo por las múltiples y crecientes variantes que ofrece. Al fin y al cabo, estamos en una franquicia con más de 800 criaturas de las que sólo un cierto porcentaje se puede considerar como perteneciente a la alta escena competitiva. Cada nuevo título añade más opciones a este catálogo y los legendarios que aparecen en esta edición, a falta de conocer sus características, pueden llegar a formar parte de la escena. Capturarlos será un reto y, viendo que se incluirán raids cooperativas para capturar pokémon en Dinamax, tampoco sería raro que otros legendarios vayan a poder ser posibles de capturar con ese sistema y se incluyan más en el futuro mediante eventos temporales.

La escena competitiva sufrirá otro necesario corte, como ya ocurriese en otras ediciones, limitando enormemente la cantidad de pokémon disponibles de forma que todo pueda ser mucho más controlable. Esta estrategia, usada de forma asidua en los juegos de cartas, sirve para ayudar a los nuevos jugadores a introducirse en la escena sin que necesiten conocer o tener acceso a todo lo construído durante años, lo que sirve con un excelente punto de entrada. Además, esto supone también un importante ahorro de recursos, ya que en lugar de tener que planear o pulir los diseños y animaciones (en campo abierto, 3D, gigantes, para ejecutar movimientos...) de más de 800 criaturas lo pueden hacer con una cuarta o quinta parte, Si tuvieran que diseñar los modelos completos de todos los pokémon conocidos, literalmente Escudo y Espada no saldría en el 2019.

Hay muchos otros aspectos que rodean las quejas a lo visto y explicado en Pokémon Escudo/Espada, con aspectos tradicionales como los que comentábamos hace años, solicitando también tramas más complejas o un salto visual todavía más importante, pero a decir verdad nada de eso se puede considerar como parte del núcleo de esta franquicia y, de hecho, incluir elementos más adultos o elevar la dificultad podría provocar, irónicamente, el efecto inverso en la serie. Pokémon es una saga en constante evolución pero cuyos principios no cuadran con la idea del jugador que ha crecido y busca que esa franquicia esté adaptada para él o ella y no para los nuevos jugadores.

Como nosotros mismos llamamos a cada salto importante, estamos ante una nueva generación que a quien debe convencer es, precisamente, a una nueva tanda de jugadores. Hay retos sobradamente duros para el que busque otra cosa y ese reinicio de la escena competitiva puede ser un soplo de aire fresco que iba haciendo falta en un entorno quizás demasiado viciado por los clásicos de siempre. Es lícito pedir más a Nintendo y Game Freak, pero mucho de lo que se solicita parece estar totalmente en contra de lo que nos enamoró de Pokémon en primer lugar. ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Creéis que esta saga debería dar un giro mucho más brusco? ¿Las quejas son justas?

12 comentarios:

  1. Todas las quejas fundamentadas, más o menos, son justas, y sí, les urge dar un giro brusco. Al menos, en muchas de esas peticiones.

    Creo que el principal problema con la franquicia es que no se han sabido adaptar al crecimiento de los propios jugadores, ni tampoco a la evolución de los propios juegos. A pesar de que algunos incluyen mejoras o diferentes elementos (los movimientos Z, los nuevos tipos, los cambios de clima o de estación, el día y la noche, los huevos, las pokemonturas...), no saben dar el siguiente paso y llevar un poco más allá el núcleo de la saga.

    Como dices, es cierto que ni los gráficos ni la trama forman parte del planteamiento más importante de Pokémon (aunque sí lo es el hecho de poder capturarlos a todos y es una de las cosas que van a dejar de hacer), pero, por eso mismo, que una trama sea más compleja o que hagan un juego más atractivo visualmente no afecta al núcleo de la franquicia.

    Yo, a la saga, le pido dos cosas de las que has mencionado: el regreso de personajes que se opongan al protagonista (como Azul/Gary — duros y con una cierta repelencia por el prota. Me resulta más entendible Azul que el despropósito que resultó ser Tilo) y que no parezca que todo el universo en el que nos movemos sea (o termine siendo) hiper-best-friend del protagonista. A eso, le añado lo de que los otros entrenadores puedan usar más de tres pokémon.. y que no se limiten a usar uno de los ataques de los cuatro que seguramente tengan sus pokémon.

    ResponderEliminar
  2. Realmente has clavado la comparación con la rotación de formatos en tcgs, por extraña que parezca. La obsolescencia gradual de las herramientas y opciones incluidas en años pasados es básica para que estos juegos no parezcan la montaña abrumadora de "cosas" que son a novatos; y pokémon se dio cuenta ya hace unos cuantos juegos, de ahí los cortes de pokédex en cada uno.

    ResponderEliminar
  3. Si pokemon volviese a ser como en diamanteperla y blancanegra seria feliz

    ResponderEliminar
  4. Comprendo la idea del corte de pokemons "a lo tgc" pero precisamente por eso no hubiera sido más interesante ofrecer un competitivo con restricciones en vez de cortar de cuajo con la colección? Al fin y al cabo en un juego de cartas lo que hay son distintos formatos. No sé si me explico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te explicas perfectamente, pero al fin y al cabo tu colección completa seguirá existiendo sólo que no reflejada en el último juego que sostiene el nuevo competitivo. Nadie te va a quitar los pokémon que ya tienes, simplemente no puedes usarlos en el nuevo formato.

      Eliminar
    2. Por eso lo comentaba. Esfuerzo técnico a parte, quizás un "modo libre" o "salvaje" para poder usar toda tu colección en el nuevo juego hubiera molado. Gracias por responder

      Eliminar
  5. Pokemon tiene gráficos cutres desde primera generación en DS (Perla/Diamante). De hecho, comparabas las entregas de GBA y DS con Golden Sun 1&2, y el juego de Camelot humillaba a nivel gráfico a todas las entregas de Pokemon.

    No sé quien esperaba gráficos punteros en Espada/Escudo.

    Y sobre las críticas al juego, la única que apoyo es la de la mecánica del Dynamax (chorrada) y quitar las Mega Evoluciones. En vez del Dynamax, hubiese preferido un sistema de Invocaciones a lo Final Fantasy, con Pokemons legendarios en lugar de Guardian Force/Espers.

    Lo del Banco Pokemon no me importa, porque nunca he utilizado la transferencia entre distintas entregas.

    ResponderEliminar
  6. Tu artículo es capcioso cuando dices "protestas baratas e ideas sacadas de la manga". Perdona pero no, de invenciones nada. No sé si merece la pena leer el resto tras ese comienzo donde directamente desinformas, pero en fin.

    Las animaciones son paupérrimas y el reciclaje es obvio desde 2013, aparte el propio Masuda ha confirmado que la reducción de pokemon es para destinar recursos a mejorar gráficos y "balancear mejor" los combates. Todo tristes excusas cuando ves el resultado final y su autoimpuesta necesidad de sacar un título al año (que más tarde das por sentado como algo inamovible y exento de crítica), lo cual lleva a quejarse de los gráficos, con toda la razón del mundo. Porque por primera vez los están esgrimiendo como argumento para capar al juego de contenido.

    El sambenito de la dificultad para niños no hay quien se lo crea ya, ahí tienes videojuegos como Super Mario Odyssey que ofrecen diferentes niveles de retos opcionales durante el transcurso de la aventura, de forma que sea accesible para niños y retante para adultos a la vez. El autoimponerse reglas que no forman parte del diseño del propio juego jamás puede servir para emitir un juicio (bueno o malo) sobre el mismo, es un argumento terriblemente pobre. Y no, de nuevo otra falacia, la dificultad no se ha mantenido, ni antes era mayor únicamente por errores de diseño (tan solo notorios en la primera generación, arreglados en siguientes entregas y remakes).

    El problema viene de la vagancia en un diseño de niveles que lleva perdiendo fuelle desde el salto al 3D, con rutas cada vez más pasilleras y con menos secretos.

    Y ahora resulta que la excusa perfecta final es la posibilidad de ir introduciendo legendarios en actualizaciones post lanzamiento. Pues igual que critico las actualizaciones en el resto de juegos que salen casi como early access, aquí igual. Pero vamos, que lo más probable es que os equivoquéis y veamos el resto de pokemon no incluidos aquí en un futuro ultraespada dentro de 1/2 años.

    E imagino que llamas constante evolución al añadir un valle donde capturar pokemon con cámara libre (en lugar de currarse varios ecosistemas coherentes, ya que tan solo por la climatología cambiará toda la fauna del valle), al añadir versiones gigantes del mismo modelado (aparte de cutre, responde a la ley del mínimo esfuerzo), y no sé a qué más la verdad, a capar opciones mientras te siguen cobrando una suscripción para jugar online y aparte cobrarte un banco donde guardar tus pokemon durante años con la esperanza de poder sacarlos de allí si en futuras entregas les cae en gracia incluirlos en la pokedex.

    ResponderEliminar
  7. Precisamente es que en lo mostrado en el Threehouse, donde anuncian el recorte de Pokémon para trabajar en los pocos que seleccionan, no se aprecia ninguna mejora. El mismo saltito para hacer una Doble patada que lo ha acabado convirtiendo en meme.

    No tiene sentido que los Pokémon de Game Cube tengan mejores animaciones. Vale que solo eran 356, pero ya era una buena cantidad, habría que ver cuantos meten en Espada/Escudo y con qué calidad de animaciones para justificar el recorte. Lo visto en Let's Go tampoco anima al optimismo.
    Si hasta Stadium:
    https://www.youtube.com/watch?v=A-otq8Inv00
    https://www.youtube.com/watch?v=4ccovmKd9QQ (minuto 15:50, ved ese Rhydon)

    Pero así es la vida, para que gastar más pasta si van a vender a millones igualmente. Y ahí estaré day one para jugarlo, porque aunque sienta que la hayan cagado, quiero ver el camino que sigue la saga y el pseudo mundo abierto me llamó la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hay que ver la selección. Si recortas haz una selección que filtre diseños feotes e intenta buscar variedad de arquetipos. CREO que en ese aspecto el Pokémon Conquest lo hacía muy bien.

      Eliminar
    2. Y que tampoco es raro que se hayan llevado al E3 una build antigua del juego. Lo que hemos visto difícilmente sería lo que tienen avanzado en junio, lo normal es que sea de unos meses antes. Y en seis meses da tiempo para pulir todo esto.

      Eliminar
  8. Siguen reciclando el engine, el motor gráfico y los assets de la sexta gen con un lavado de cara para que no parezca que es un juego del 2013.

    Game Freak es totalmente patético, por primera vez tienen a su disposición potencia, recursos y tiempo. Pero prefirieron apelar a la ley del mínimo esfuerzo y no dar un producto a la altura de la que se supone es la franquicia de medios más valiosa de la historia (Esto es enserio, ninguna franquicia de ningún medio genero tantos ingresos como Pokémon), ya que ¿Para que esforzarse en lo más mínimo si las ventas van a ser las mismas? Porque Pokémon no necesita ganarse a su publico, ya lo tiene... Y encima es un publico bastante permisivo y descerebrado que cual mosca acepta con gusto cualquier mierda que le tiren.

    A este punto los juegos de Pokémon son una maquina de imprimir dinero, ya que literalmente se ve que son juegos de bajo presupuesto (No por falta de recursos, sino por falta de interés en invertir en ellos ya que, como dije, las ventas estan garantizadas porque tienen a su publico agarrado de los huevos) vendidos como juegos triple A.

    Y me da gracia como se excusan entre que "No tienen tiempo para programar a todos los Pokémon porque tienen que sacar los juegos para sus fans" y "Se quieren concentrar en balancear el juego";

    ¿Como que no tienen tiempo? Yo no recuerdo a nadie pidiendo a gritos ese cashgrab de Let's Go...
    ¿Por qué no usaron ese tiempo para desarrollar el juego principal en vez de andar perdiendo el tiempo que aparentemente no tienen en ordeñar la franquicia con juegos de segunda?

    ¿Y Que mierda se supone que significa para ellos ''balancear el juego''?

    Porque me da la impresión de que quieren crear Pokémon nuevos específicamente para que estén balanceados entre si, pero los antiguos simplemente complican las cosas por lo que solo van a traer a algunos que coincidan con el criterio de "balanceo"...
    ¿Como eso excusa que ni siquiera se tomen la molestia de programarlos en el juego?

    ¿Que acaso estos pelotudos de GF no conocen las ban-lists? O incluso si no quieren hacer una ban-list enorme y engorrosa con cientos y cientos de Pokémon, pueden hacerlo todavía más simple haciendo un sistema limitante similar al del Pentágono de Sexta Gen o la Cruz de Septima Gen que impedía usar competitivamente a los Pokémon que no se originaran de la respectiva generación actual de dicho momento. Pero aplicándolo más restrictivamente para que incluso en Combates Online no se puedan usar Pokémon que no pertenezcan a la Dex de Galar (Que no quita que pueda estar la opción de usarlos en combates PvP casuales y contra los npc del juego Post-Liga luego de conseguir la Pokédex Nacional como en cualquier juego anterior a la Sexta Gen).

    Nada de lo que dicen tiene sentido para justificar las carencias de estos juegos, solo son excusas baratas para su vagancia.

    ResponderEliminar