jueves, 15 de noviembre de 2018

¿Qué tal es This War of Mine: Stories?

This War of Mine (PC/Smartphones/PS4/XB1 y Switch el próximo 27 de noviembre) fue uno de los títulos más interesantes lanzados en el año 2014, ya que nos planteaba una situación de guerra desde el punto de vista de la población civil que quedaba atrapada en la misma, obligada a sobrevivir a duras penas, siendo blanco de los ataques de cualquiera de los bandos.

En sí, funcionaba más como un título de gestión de recursos, en el que teníamos que explorar diferentes localizaciones para hacernos con materiales que nos permitieran mejorar nuestra base y garantizar suministros para nuestra supervivencia, como agua, vendas, alimentos o calefacción. Podíamos recurrir al trueque e incluso combatir contra personas violentas, pero esa segunda interacción era particularmente complicada por las pocas capacidades de nuestros personajes, simples civiles en la mayoría de los casos, que podían ser derrotados fácilmente o quedarían afectados mentalmente por acabar con la vida de otra persona.

Con diferentes personajes y combinaciones de los mismos o eventos posibles repartidos en diferentes capítulos o retos, en el año 2016 añadieron un DLC llamado The Little Ones en el que se nos ofrecían nuevos capítulos y personajes a controlar: los niños, cuya realidad en tiempos de guerra es aún más dura, puesto que los adultos son los que tienen que intentar mantenerlos distraídos de las terribles desgracias que ocurren a su alrededor.

Pero, a pesar de todo, este título seguía presentando problemas en su reducida capacidad para contar historias. Incluso abriéndose a la comunidad vía Steam Workshop, todo dependía enormemente de nuestra propia imaginación para convertir eventos y personajes existentes, sin más profundidad, en una trama coherente. El mensaje global era claro, pero las historias que vivíamos podían ser triviales y convertir a este título en un simple juego de supervivencia.

Así, el pasado 2017 se presentó el concepto de This War of Mine: Stories, que mantenía la base del título original, pero nos mostraría tres capítulos independientes, con sus propias particularidades, en los que la historia estuviese mucho más definida y nuestras acciones pudieran llevar a diferentes soluciones.

El primero de estos capítulos fue Father's Promise, que nos permitía conocer a Adam y su hija enferma Amelia. Nuestro objetivo era tratar de salvar a la pequeña, quien también quería ser usada por nuestro hermano como "salvoconducto" para obtener prioridad a la hora de ser evacuados. Con un desarrollo prácticamente a contrarreloj en el que no teníamos tiempo de lograr suministros o materiales y toda la prioridad recaía en superar las diferentes pruebas que nos planteaban, este capítulo resultaba más una especie de puzle en el que teníamos que hacer cosas determinadas cada día y cada noche para poder llegar a buen puerto. Duraba unas cinco horas y media cumpliendo adecuadamente cada objetivo (algo nada sencillo en una primera partida), por lo que había mucho interés en comprobar si el planteamiento se podía mejorar en los siguientes capítulos.

Les ha llevado prácticamente un año de trabajo, pero con el segundo capítulo, The Last Broadcast, publicado ayer mismo, han logrado encontrar el camino correcto para diseñar historias mucho más profundas y variadas. En el mismo encarnamos a Malik, un locutor de radio tullido obsesionado con contar la verdad y ayudar a sus conciudadanos, y su esposa Esma, quien será los ojos y oídos de Malik cuando salga por la noche para investigar las diferentes localizaciones.

El foco de este capítulo será enteramente el de la libertad de prensa en situación de guerra y el grave peligro que supone contar la verdad en la radio cuando todo lo que emitamos tendrá sus consecuencias. Así, podemos ayudar a muchas personas si descubrimos que hay un francotirador en el parque o que existen suministros en la gasolinera, pero también podemos encontrarnos en serias encrucijadas a la hora de delatar a un soplón amigo de la familia o cuando recibamos serias amenazas de uno y otro bando si consideran que lo que contamos es pura propaganda de guerra.

Así, con múltiples decisiones que nos pueden llevar hasta a 6 finales diferentes, este capítulo resulta mucho más profundo y aporta interesantes nuevas mecánicas inexistentes hasta el momento en el juego, como el uso del pico como nueva herramienta para abrir zonas cerradas por grandes derrumbes, que cansará a nuestros personajes si nos mantenemos trabajando demasiado tiempo. El propio Malik será también interesante por su condición física, ya que sólo podrá moverse por la planta superior de la estación de radio al ser incapaz de bajar o subir escaleras, lo que le hace depender enteramente de su esposa para alimentarse o fabricar ciertos artilugios. A cambio, él será el único que pueda contar noticias a los conciudadanos y también el que pueda escuchar retransmisiones de los diferentes bandos, lo que nos puede poner sobre aviso de diferentes situaciones o noticias.

El ritmo de este capítulo se centra mucho más en la exploración de los entornos y la comunicación con las diferentes personas, convirtiendo a Esma a toda una corresponsal de guerra que arriesgará su vida para llegar a la verdad... u ocultársela a Malik para intentar que no arriesgue su vida enfadando a los diferentes bandos. Viviremos muchas situaciones realmente humanas y propias de una situación de guerra, dejando en un segundo plano la labor de supervivencia y gestión de recursos, que son bastante numerosos y sólo nos puede crear problemas si no estamos hechos al sistema del juego y no podemos gestionar bien la necesidad de calefacción en condiciones invernales.

Su duración ronda también las cinco horas, aunque con las diferentes decisiones y finales disponibles podemos expandirlas bastante probando otras opciones. Ayuda mucho que, en caso de ser derrotados, sea posible regresar al día anterior, evitando perder todo lo logrado hasta entonces, lo cual resulta ideal cuando el foco está más en la trama que la pura supervivencia.

Desde luego, este es el camino correcto para narrarnos una "historia de civiles en guerra", así que sólo nos queda esperar que el prometido tercer capítulo siga y mejore lo que hemos visto en The Last Broadcast, porque si lo consiguen podremos estar ante un más que notable giro en la clase de tramas que se pueden contar desde la base de This War of Mine, que se encuentra ahora mismo de oferta en Steam

4 comentarios:

  1. Maravilloso juego, seria muy de agradecer que lanzaran una edición completa con el tiempo.

    ResponderEliminar
  2. 6 finales, creía que solo eran 3, vamos por los demás, me gustaría poder expandir la mochila, para cargar mas objetos o poder agruparlos mejor, en mas cantidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mods que permiten hacer eso, aunque rompen bastante el juego porque permite completar todos los escenarios casi de un viaje. Y sí, son 6 finales, sólo que la diferencia entre algunos depende de los matices que hemos construído en nuestra partida.

      Eliminar
    2. Gracias por responder, si he visto los mods, pero seria mejor poder mejorar la mochila, después de todo el juego se trata de crear, buscare hacer los otros finales, tengo donde muere, donde ayudas a los soldados, donde escapan

      Eliminar