jueves, 28 de julio de 2016

¿Qué es This War of Mine?

El sitio de Sarajevo (1992-96) supuso asedio más prolongado de la historia reciente de la humanidad, diezmando la población civil de la ciudad hasta niveles totalmente inhumanos. 18 años después, el estudio polaco 11 bit, formado por ex-miembros de CD Projekt RED (The Witcher) y la extinta Metropolis Software, nos vuelve a exponer los horrores de esa situación, en pleno proceso del éxodo de refugiados de Siria, mostrándonos de nuevo la crudeza que supone para la población civil el verse atrapada en medio de una guerra.

This War of Mine (PC, 2014/Smartphones, 2015/PS4 y Xbox One, 2016), nos da el control de un grupo de civiles que tiene que sobrevivir en una situación de guerra civil, logrando suministros (Explorando el entorno, a veces robando o exponiéndonos a peligros, otras veces recurriendo al trueque), soportando ataques de ladrones y el frío invierno, viviendo todo tipo de duros y emotivos eventos, hasta que, finalmente, el sitio sobre la ciudad queda levantado y podemos tratar de volver, poco a poco, a nuestras vidas anteriores al conflicto.

Esto hace que el juego se pueda dividir en dos partes bien diferenciadas: durante el día, estaremos en la casa que nos sirve de refugio, descansando, cocinando y elaborando diferentes elementos que nos ayudarán en nuestra supervivencia. Por la noche, tendremos la opción de visitar algunas de las zonas de la ciudad (Se van bloqueando y desbloqueando según avancen los días y la guerra, siendo más o menos diferentes en cada partida), cada una con su nivel de peligro, elementos que obtener (De forma más o menos legal) y eventos propios que pueden acabar incluso llevándose por delante la vida de nuestro explorador o exploradora. Por la noche, también será necesario dejar a miembros de nuestro grupo despiertos, en guardia para defender nuestro improvisado hogar de posibles ladrones.

Una de las cosas que hay que dejar claro es que en el juego hay un número concreto de posibles personajes: 12, a los que habría que añadir a nueve personajes extras, incluídos niños, pertenecientes a un DLC que todavía no he podido probar y 7 arquetipos neutros, sin nombre concreto, que se pueden usar en una partida personalizada y que la comunidad ha completado con multitud de opciones, desde famosos a personajes de ficción.

Cada partida, por tanto, nos puede venir de las misiones "oficiales", que nos ponen en diferentes situaciones, con un grupo concreto de supervivientes ya marcado (Los más numerosos funcionan mejor para defender el refugio, pero necesitan más suministros) y varios eventos más o menos programados, que van desde un "tranquilo verano" a vivir crudos inviernos y oleadas de crímenes o recrudecimientos del conflicto, bloqueando las opciones para buscar suministros por la noche. O bien también podemos jugar nuestra propia historia, personalizando más o menos cómo va a ser la guerra y qué personajes van a vivirla, lo que se puede compartir con la comunidad y, por tanto, también nos permite vivir las historias escritas por otros jugadores. Teniendo en cuenta que cada conflicto dura entre 30 y 45 días, una partida normal nos debería llevar alrededor de 10 horas, sabiendo que una vez que triunfemos (Si lo hacemos, puesto que el guardado es automático y la muerte es permanente) tendremos todavía multitud de opciones diferentes que jugar, que cambian bastante los eventos que vivimos o la forma en la que deberemos actuar.

Porque, sí, no será lo mismo contar en el grupo con personajes como el bombero Marko, especialista en búsqueda de materiales y con una capacidad de carga muy superior, o el militar Roman, especialista en combate, que la directora de un colegio, Cveta, o el anciano matemático Anton. Cada personaje tendrá unas cualidades que les harán mejores o peores en la exploración nocturna para buscar suministros, a la hora de defender la casa ante posibles ladrones, en combate y, por supuesto, cada uno contará con su propia cualidad única, que puede ir desde que recibamos más ayuda de los vecinos a ser buenos fabricantes, cocineros, negociantes o tener una nula capacidad empática y no preocuparse en caso de tener que robar o incluso matar, algo que el resto de personajes se tomará a mal, llegando a pillar depresiones que les puedan llevar al suicidio. ¡Oh! Y no olvidemos a los que cuentan con sus propios vicios (tabaco o café), que en caso de no sofocarlos pueden acabar de los nervios, llegando a pelearse con sus compañeros. Cada personaje tendrá sus pros y sus contras que alterará bastante nuestra partida.

Resulta evidente, por tanto, que This War of Mine tiene una temática bastante oscura que nos muestra a la vez lo mejor y, sobre todo, lo peor del ser humano. haciendo que vivamos momentos realmente emotivos, muchos de ellos terriblemente duros.

Así, pues, comenzaremos el juego en nuestro hogar, con bastantes suministros que recoger, pilas de escombros que retirar y muchos elementos que fabricar: cocinas, camas, calentadores, recolectores de agua de lluvia... Saber usar de forma consecuente nuestros limitados materiales resulta algo básico, de forma que la experiencia acaba siendo un grado y un jugador con cierto bagaje podrá jugar casi de forma mecánica, conociendo qué priorizar, sabiendo cada cuánto tiene que alimentar realmente a sus supervivientes, qué puede encontrar en cada zona por la noche... Ese es, quizás, uno de los elementos más peligrosos del título: el jugarlo "sin alma", optimizando todas nuestras posibilidades y perdiendo cualquier factor de sorpresa. Nos llevará bastante llegar a esa situación, pero es algo bastante posible si le dedicamos muchas horas.

Pero la verdad es que la variedad de cada personaje en cada grupo hace que sea complicado saber bien cómo jugar en cualquier momento: algunos recurrirán a la opción de crear un hogar autosuficiente, posible de lograr si combinamos trampas para ratones (Que servirán como fuente de carne. En la guerra no hay que hacerle ascos a nada), un buen huerto, colectores de agua y algún banco de elaboración de productos para mercadear con ellos, ya que podemos destilar nuestro propio alcohol, elaborar tabaco, medicinas, vendas... Y cada tres días vendrá un comerciante a nuestra casa o también podremos salir por la noche a buscar puntos donde realizar trueques (En un garaje nos ofrecerán herramientas y componentes, buscando especialmente vendas y medicinas; en una base militar buscarán tabaco, alcohol y joyas a cambio de ofrecer comida, medicinas o armas...), por lo que será algo plausible, siempre que logremos suficientes suministros para poder ir elaborando tantas cosas y, a la vez, seguir manteniendo el flujo de comida y evitar que nuestros supervivientes enfermen por el frío del invierno o sean atacados por bandas de ladrones nocturnas.

También está la opción de dejar guardas en nuestra base y vivir principalmente de la exploración nocturna: en cada zona encontraremos diferentes materiales: componentes para elaborar equipamiento o suministros con los que negociar o consumir, comida, medicina, vendas, armas (Completas o, lo que es más normal, piezas rotas, casquillos y pólvora que podremos convertir en armas de fuego reales), tabaco, alcohol, joyas, agua... Cada zona tendrá sus "trampas" anti-exploración, como verjas (Que hay que romper con sierras de calar), puertas o armarios cerrados (Las ganzúas serán el método silencioso, pero las palancas tendrán muchos más usos), escombros amontonados (Una pala nos ayudará a eliminarlos más rápido) y, por supuesto: gente.

Tendremos algunos civiles que serán buena gente y negociarán con nosotros (Aunque no dudarán en atacarnos si invadimos su territorio o les intentamos robar) y otros que serán auténticos cabrones que si nos ven intentarán matarnos. Aquí entrará el sistema de combate, que sigue unos preceptos similares a los de Mark of the Ninja, con el uso de la visión (Podremos mirar por cerraduras u ocultarnos en las sombras), el sonido (Correr o usar herramientas genera un área de sonido que alertará a la gente de la zona) y las habilidades de muerte directa mediante sigilo (Nuestra mejor posibilidad, porque el combate directo suele ser extremadamente peligroso y lo normal será acabar muertos ante mayores expertos, como ladrones o militares). Combatir será, salvo con algunos supervivientes, algo a evitar, ya que las heridas recibidas en combate necesitarán de vendajes para evitar caer muertos, incluso aunque volvamos a casa ese día. Muchas heridas serán tan graves que tendremos que alimentar y vendar al herido con otros personajes, durante varios días, con la posibilidad de que no sirva de nada y perdamos a un compañero. Lo que resulta especialmente llamativo del sistema de combate es lo rápido que es, unos pocos segundos llevará a uno de los contendientes al suelo, lo que sirve para demostrar lo fácil que es tomar una vida humana.

En resumen, This War of Mine es un título oscuro, que nos muestra la dura vida de unos civiles en medio de un conflicto y nos hace comprender un poco mejor la situación de los refugiados. No es bonito, no suele ser divertido, puede resultar mecánico, pero es un juego que se te queda marcado y la experiencia de la historia que juguemos será algo memorable. Y eso, teniendo en cuenta que está disponible en español, que tendremos multitud de historias disponibles, tanto en el propio juego como de la comunidad y que suele ser rebajado a unos 10 € o menos, nos deja un título muy apetecible para los que quieren una experiencia diferente, en la que, por una vez, nosotros seremos los más débiles de la cadena.

2 comentarios:

  1. Siempre me pareció uno de los indies más originales que he visto por su enfoque. En la gran mayoría de juegos solemos ver la guerra desde el punto de vista del soldado, el combatiente, el que mata. Pero en muy pocas ocasiones lo hacemos desde el superviviente.

    Si no ha caído ya es porque el gameplay enfocado a la gestión de recursos no me apasiona en absoluto, y sería un mundo para mi jugarlo, pero me consta que es una de las grandes sorpresas de 2014 y un título que, a poco que os llame la atención, no os va a decepcionar.

    Hace poco lo dieron en un Bundle creo. Si no podéis permitiros comprarlo ahora, hacedlo una vez se rebaje si os llama la atención.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta lo mucho que están apareciendo los indies por el blog en las últimas semanas ^^. Sobre el juego, decir que me lo has conseguido vender con la entrada (me sabía mal haberla promovido un poco inconscientemente).

    La ambientación y, sobre todo, las implicaciones que entiendo que tiene el juego, la dureza, las sensaciones... Parecen buenísimas. Añadiendo el tema gestión de recursos y supervivencia, que es algo que echo mucho de menos hoy en día en el mercado y que suele gustarme. Intentaré darle un tiento en una rebaja.

    ResponderEliminar