jueves, 30 de noviembre de 2017

[Análisis] Cosmic Star Heroine

Zeboyd Games es un estudio bastante conocido en el apartado indie del género RPG tras realizar Breath of Death VIICthulhu Saves the World (ambos del año 2010) o dos capítulos de Penny Arcade Adventures: On the Rain-Slick Precipice of Darkness, pero había quedado un tanto en segundo plano tras abrir en 2013 un proyecto en Kickstarter para realizar un título inspirado en Chrono Trigger, Phantasy Star o Suikoden.

Les llevó más tiempo del deseado, pero tras cuatro años, este mismo 2017 llegó a PC y PlayStation 4 Cosmic Star Heroine, con una versión para Vita en camino y discusiones para que llegue eventualmente a Switch o Xbox One. La ausencia de variedad en análisis (por debajo de 10 recogidos) no le ha ayudado a ser demasiado conocido y sus ventas están siendo algo bajas a pesar de su reducido precio (cuesta solo 15€ aún sin rebaja).

Así, pues, esta es una de las razones para realizar un análisis de este título que no está disponible en español, como es de imaginar tratándose de una obra con un presupuesto tan limitado, pero que puede ser del agrado de muchos jugadores, sobre todo si sois fans de los RPGs de corte clásico en la época de las 16 Bits.

La protagonista de nuestra aventura será Alyssa L’Salle, una agente de la API, que funciona como la policía secreta del sistema Zevanii, formado por tres planetas. Ella, junto a varios compañeros, acabará descubriendo un artefacto que, en malas manos, podía acabar con todo el sistema planetario, lo que le llevará a tener que intentar defenderlo de todas las malas manos que se quieran aprovechar del mismo, aunque le lleve a enfrentarse a su propia organización.

Con este desarrollo, nos moveremos entre los tres planetas tratando de buscar la forma de evitar ser cazados por los diferentes grupos que andan detrás de ese artefacto, lo que nos permitirá conocer a múltiples protagonistas que se unirán a nuestra aventura. Tendremos hasta a 10 diferentes compañeros manejables, todos con su propia personalidad y pasado, aunque también hay que reconocer que no discutirán mucho las razones que les llevan a unirse a Alyssa.

Será una historia bastante interesante cuando conozcamos las diferentes razas, grupos y culturas que forman este sistema, aunque también pecará de ser algo previsible y bastante "guiado" en muchos momentos, de forma que muchas veces no nos tendremos que quebrar mucho la cabeza para avanzar y simplemente habrá que seguir los acontecimientos, sin más.

Es, en sí, una historia clásica que tocará temática espacial, pero también tendrá sus bromas y referencias que os podrán sacar una sonrisa, con aliados estrambóticos, comentarios sobre videojuegos (especialmente RPGs), diversos guiños... Se deja seguir muy bien.

Cosmic Star Heroine será un RPG de combate por turnos, si bien los encuentros se producirán de forma similar a Chrono Trigger: cada mapeado tendrá sus combates marcados en ciertas zonas, lo que permite moverse por ellos libremente una vez hemos vencido en todas las batallas marcadas y limita la cantidad de combates que podemos efectuar. ¿Y si sois de entrenar mucho? El propio título tendrá su solución, ya que desde el menú podréis entablar un combate aleatorio con los enemigos de la zona tantas veces os apetezca.

Otra particularidad del sistema de combate será su funcionamiento: cada personaje podrá llevar hasta ocho habilidades de entre una larga selección que irá aumentando conforme subamos de nivel. Esas técnicas, salvo que digan lo contrario, quedarán inutilizadas tras su uso, lo que nos obligará, eventualmente, a utilizar un descanso (normalmente defendernos) para volver a cargarlas. A esto se unirá un sistema de "turnos especiales" marcados por los cuadrados debajo del retrato de cada personajes, en los que nuestro daño y la posibilidad de causar estados alterados será muy aumentado. Así, pues, el orden en el que usar nuestras técnicas para aprovechar el máximo esos turnos de daño extra será algo vital para nuestra victoria, de forma que podremos guardarnos nuestras mejores técnicas o usar habilidades de refuerzo sólo para causar el mayor daño explosivo posible en ese momento.

También hay que considerar que nuestros personajes podrán usar objetos (que serán de uso compartido, con ranuras limitadas y sólo funcionarán una vez por combate, recargándose en el siguiente) y programas asociados a su armadura, que nos permitirán usar técnicas de un solo uso para toda la batalla y que, en muchos casos, nos pedirán tener un cierto nivel en la estadística "Hacktitude" para acceder a los programas más poderosos de cada equipo. Esto creará una interesante dualidad entre armaduras que nos den más defensa pero cuyas habilidades no nos gustan tanto, lo que enfatizará el factor estratégico de lo que llevar en todo momento.

Además, cada personaje tendrá sus habilidades propias que los harán muy diferentes al resto y muchos tendrán varios arquetipos posibles: tendremos expertos en estados alterados que también podrán curar de forma pasiva, personajes resistentes que también podrían centrarse en daño a todos los enemigos, magos que podrán ser personajes centrados en curaciones o refuerzo... Es impresionante la gran variedad posible con este sistema, ya que hasta equipando diferentes armas o accesorios también podremos cambiar varias habilidades y hacer a un personaje bastante diferente.

Para las batallas también hay que considerar el factor "Estilo", que es ese porcentaje debajo de la salud de cada retrato: cada aliado ganará estilo usando diferentes técnicas y, a más estilo, más daño podremos causar. ¿La pega? Los enemigos también van ganando estilo, por lo que los combates se irán volviendo más peligrosos con el paso del tiempo. El estilo también marcará un curioso elemento del título que permitirá a nuestros personajes sobrevivir con salud negativa durante un turno, lo que les permitiría ejecutar ataques desesperados que aumentan enormemente el daño de las habilidades antes de caer... O también podríamos usar habilidades de curación y que sus puntos de salud vuelvan a estar en positivo, evitando su muerte.

Gracias a que tras cada combate nuestras habilidades, objetos, programas y salud se recuperan completamente podremos luchar al máximo en cada batalla, sin preocuparnos del desgaste. Eso nos deja la pega de la poca variedad estratégica entre luchar contra enemigos de relleno o un jefe, ya que en sí generalmente repetiremos el mismo orden de habilidades para causar el mayor daño posible. Es, quizás, una de las mayores pegas de este sistema.

De Suikoden el título hereda un sistema de reclutamiento de NPCs que se unirán a nuestra nave y podrán conferirnos habilidades pasivas permanentes para todo el grupo: mejora de nuestras estadísticas, de la experiencia ganada, de la potencia de ciertos ataques, regeneración... Eso sí, solo podremos llevar un aliado de estos activo a la vez, lo que también nos puede cambiar la forma de jugar.

Habrán misiones y zonas opcionales por doquier, lo que incentivará la exploración  de cada escenario y los pequeños mapas-mundi que recordarán tanto a Chrono Trigger. Cada zona tendrá sus pequeños mapeados opcionales con cofres de tesoro donde lograr cantidades extra de dinero, equipo u objetos, además de enemigos más o menos peligrosos, con medio-jefes que nos obligarán a tener un poco más de cuidado.

Es de esta clase de títulos donde se incentiva revisar cada zona dada la importancia de cada objeto (recordemos que su uso será ilimitado entre combates), arma, armadura o accesorio, puesto que pueden aumentar enormemente nuestras posibilidades en combate o, simplemente, hacer mucho mejor a un cierto personaje.

Ciertamente, es un título que, si eres fan del género, gusta jugar, aunque también es cierto que esa falta de variedad en combates hace que sea fácil acomodarse en un grupo que vaya bien y no pruebes a experimentar demasiado. Por fortuna, en varios momentos del juego contaremos con un grupo definido que no podremos cambiar, así que en esas situaciones tendremos que acostumbraros a jugar con personajes que a lo mejor no hemos usado mucho y nos pueden despertar el interés por ellos. Hasta eso lo hace bien.

Cosmic Star Heroine se puede acabar en menos de 15 horas, por lo que es un título realmente ligero que no se llega a hacer pesado en ningún momento. Para alargar nuestra partida tenemos diversos retos, como reclutar a todos los posibles NPCs para nuestra nave o derrotar a jefes secretos realmente temibles, lo cual nos puede llevar unas horas extra de entrenamiento. Podremos guardar en todo momento.

La dificultad es posible de modificar libremente a lo largo de nuestra partida, por lo que nos podemos mover entre 4 diferentes modos (Fácil, Normal, Difícil y Extremo) dependiendo de cómo queramos enfocar el reto. En dificultad Normal se puede avanzar sin ningún problema pudiendo descartar por completo la necesidad de entrenar abusando de combates aleatorios desde el menú. Habrán momentos y enemigos que nos cuesten más que otros o incluso nos pongan en ciertos apuros, pero estará muy bien equilibrado. Además, si alguna vez nos vemos algo sobrados, siempre podremos pasar al modo Difícil y, si nos vemos cortos, podremos combatir cuantas veces queramos para ganar algunos niveles.

Este título luce bastante bien como un RPG de la época de las 16 Bits, lo cual puede ser una alegría o un problema dependiendo de cada jugador. Ciertamente, hay veces que algunos escenarios resultan algo más confusos que otros por su diseño pero, en términos generales, a pesar de contar con unos mapas de un tamaño modesto, resultan bastante sólidos

Además, no rehúye de las escenas de vídeo, animadas en este caso, que aparecen en muchos momentos de la aventura para incentivar la emoción de ciertos momentos. No tienen una calidad muy espectacular, pero también hay que decir que se asemejan visualmente a cómo eran las escenas en esa época, por lo que resultan muy interesantes.

En el apartado sonoro, el título no cuenta con doblaje, pero sí con muchos temas musicales que cumplen perfectamente o incluso alguno puede ser hasta destacable, sobre todos si sois fans del estilo clásico. Todos casarán bastante bien con las situaciones que viviremos.

No podemos obviar que es posible experimentar algún bug suelto, que si acaso puede dejarnos algún problemilla visual temporal o, los más graves, llevarnos a tener que recargar el último punto de guardado. Son raros, pero si tienes mala suerte... Para hacer este análisis donde completamos el título al completo sólo vivimos un fallo grave que nos obligó a cargar la partida y sólo pasó una vez, por lo que tampoco es para asustarse.

Cosmic Star Heroine es un RPG de corte clásico con muchas reminiscencias a grandes RPGs de los tiempos de los sprites, con un acabado muy pulido en todos sus aspectos, un sistema de combate original (aunque algo repetitivo si no nos gusta mucho cambiar lo que funciona) y una duración que hace que no se vuelva muy pesado.

Su precio es todo un regalo para el jugador que quiera probar un RPG nuevo, pero que sea como eran los títulos de este género en el pasado. Los que busquen algo realmente original o tengan serios problemas con el inglés quizás deberían dejarlo pasar, ya que evidentemente no es la clase de juegos que ellos podrán disfrutar.

Es un buen título si sabes a lo que vas a jugar, por lo que si con este análisis os ha despertado el interés, no dudéis darle una oportunidad, porque merece la pena en caso de estar entre su público objetivo.

1 comentario:

  1. Pues no lo he probado porque he priorizado la Compra de otros títulos, pero entre que es ligero, puedes hacerlo variado y tiene lo de "equipar habilidades" me llama mucho la atención

    ResponderEliminar