domingo, 26 de marzo de 2017

Yu-Gi-Oh! Duel Links - El evento de Yami Bakura

Mal evento el que tenemos ahora en Yugioh Duel Links con Yami Bakura. La esperada aparición del amigo/némesis de Yugi Muto y su grupo nos ha dejado a un personaje con ciertas habilidades potencialmente interesantes y una excelente carta que lastra un poco la construcción de nuestras barajas, pero todo lo demás ha quedado bastante falto de interés, salvo por las grandes recompensas en oro, gemas y orbes que se obtienen en el evento.

Y es que, cuando muchos esperábamos que se nos permitiese construir una baraja temática de demonios gracias al evento, como pasó con el evento de Pegasus y los monstruos Toon, hemos acabado descubriendo que ni las mejores habilidades, ni las mejores cartas de Yami Bakura se ofrecen en este periodo.

Cartas como el Insecto Come-Hombres, Sangan, Ectoplasmador, Gobernante Oscuro Ha DesMuñeca Malvada de la Defunción están en las barajas de Yami Bakura, son interesantes y extremadamente útiles en muchas barajas, pero no se pueden conseguir de ninguna forma. En su lugar, podemos hacernos con múltiples copias de criaturas tan "sosas" como el Caballero sin Cabeza, Lagarto Eléctrico, Cofre del Tesoro Devorahombres, Invitación de los Espíritus Terrestres, El Conde de la Defunción, GerniaEspíritu Oscuro de los SilenciososEl Fantasma Ordinario de Escapa Sueños, Amo de Títeres, Goblin Espiando o Sombrero Mágico Blanco.

Algunas de esas cartas son decentes, sí, pero la mayoría ya tienen cartas en el juego con efectos o números similares y no tenían casi ningún uso. Cartas como Gernia o Amo de Títeres son, directamente, horribles en el metajuego actual.

Así, pues, gran parte del interés del evento está en lograr los 200.000 puntos para desbloquear a Yami Bakura y conseguir su carta simbólica: Necrofear Oscuro, que fuera parte de poder ser invocado especialmente, tiene buenos números (2200/2800), se refuerza con Yami y, encima, si es destruido, se equipa a un monstruo del oponente y toma control del mismo, de forma similar al potentísimo Renunciado, pero manteniendo todas las cartas equipadas y el tipo de la criatura rival.

La gran pega viene por su condición para ser invocado: necesitas retirar 3 monstruos tipo Demonio de tu cementerio, lo cual no es tan fácil puesto que, actualmente, solo Esfera Kuriboh y Cráneo Convocado son monstruos de tipo Demonio que todos estamos encantados de tener en nuestra baraja. Llegar a perder a tres de ellos y todavía permanecer vivos no es algo tan sencillo en un metajuego tan agresivo como el actual, donde tener a este monstruo en la mano puede acabar como una "carta muerta" que no tengamos la ocasión de usar. Además, es incluso más fácil de repeler que el Renunciado con cartas tan comunes como Torbellino o Tornado de Polvo, lo cual no quita que sea de las cartas más poderosas y temibles del juego actual y haya potenciado mucho a las barajas que usan monstruos de Oscuridad.

Pero volviendo al evento en sí, otra de las grandes pegas es que resulta muy poco divertido, ya que las barajas de Bakura siempre empiezan con la misma condición: Tablero del Destino, con Necrofear Oscuro en su cementerio, empezando antes y dejándonos solo cinco turnos para derrotarlo (salvo que eliminemos al Necrofear del cementerio) si no queremos perder automáticamente.

Así, pues, para derrotarlo tenemos dos opciones;
  1. Ganar antes de cinco turnos. Posible, si no tenemos mala suerte con sus Esfera Kuriboh que detengan nuestros ataques, pero terriblemente malo en términos de puntuación.
  2. Eliminar al Necrofear Oscuro del cementerio, para lo que necesitaremos cartas como Keldo (Recompensa derrotando a Ishizu), Sepulturero Espíritu Maligno (C en Neo-Impact), Olla de la Benevolencia (C en Wonders of the Sky) o Desaparecer (C en Valkyrie's Rage y de las pocas que no exige destruir un monstruo de Bakura previamente).
La cuestión es que, incluso cumpliendo el segundo caso, el combate no se podrá ralentizar permitiéndonos acumular daño hasta que no nos queden cartas y lancemos un ataque de más de 9999 de daño. ¿La razón? Fuera parte del Insecto-Come Hombres, que puede destruir a cualquier monstruo del juego con su efecto volteo, Yami Bakura usará Intercambio de Almas, permitiendo sacrificar nuestras criaturas para invocar a Ha Des o usarlas para dañarnos con sus tres Ectoplasmador, que siempre serán un auténtico incordio que nos moleste hasta niveles absurdos y no resultan sencillos de contrarrestar sin una cantidad elevada de cartas que destruyan o anulen cartas mágicas.

Así, pues, salvo que tengáis tres copias de las Manzanas Doradas (Jajajaja) o múltiples Atque Unido del evento de Yugi Muto, la mayoría de las opciones no nos permiten pasar de puntuaciones entre 2500-5000 (y eso teniendo mucha suerte), lo cual hace que alcanzar los 4.000.000 de puntos para completar el evento sea una auténtica quimera y, además, poco interesante en términos de cartas. Eso sí, podríamos salir con 350.000 de oro, 450 gemas, 4 emblemas de UR, 8 de SR y 22 de R, que es una recompensa brutal, pero lamentablemente muy pesado de conseguir, por mucho que tengamos hasta el 3 de abril para lograrlo. Que el Yami Bakura de Nivel 50, que aparece por nuestro mundo tras desbloquear a Yami Bakura, sea tan extremadamente raro, desde luego no ayuda a disfrutar de un evento tan soso.

Pasando al personaje en sí, ya hemos comentado que desbloquearlo nos da al Necrofear Oscuro y, subiéndole de nivel, un porrón de cartas malas o de uso muy específico. Esto nos invitaría a no darle mucho uso a Yami Bakura, pero al menos algunas de sus habilidades son potencialmente útiles:
  • Compensación (Nivel 4): Cada vez que perdemos 1000 de salud, la carta superior de nuestro mazo va al cementerio y nos recuperamos 300 puntos. Puede ser útil para el Necrofear Oscuro o barajas de descarte, pero también puede salir muy mal si perdemos cartas claves.
  • Robar sentido: Oscuridad (Nivel 13): La tienen casi todos los duelistas del juego entre sus habilidades subiendo de nivel o derrotando a otros Duelistas Legendarios, por lo que no es particularmente llamativa.
  • Al borde de la derrota (Nivel 20): Cuando un monstruo es destruido, la carta superior de tu mazo o de tu oponente va al cementerio. Genial en barajas de descarte que, eso sí, siguen siendo bastante raras a pesar de que serían perfectamente viables.
  • Tablero del Destino (Al azar, venciendo a Duelistas Legendarios): La habilidad definitiva que nos tortura en este evento, pero necesitamos a Necrofear Oscuro en el cementerio y eso no es tan sencillo. Además, cinco turnos aguantando no es tarea sencilla.
  • Adiós del Demonio (Al azar, venciendo a Duelistas Legendarios): Si uno de tus monstruos es destruido en combate, manda uno de tus Demonios del mazo al cementerio. Mucho más específica y útil para Necrofear Oscuro... siempre que no sea él el sacrificado, claro. También sirve para las cartas de apoyo de ritual, lo cual es preferible a gastar un turno de invocación en ellos.
En fin, que tampoco Yami Bakura es un personaje fácil de llevar salvo en barajas muy específicas que no sabemos hasta qué punto serán efectivas en el medio/largo plazo. Con la pérdida de The Ultimate Rising y Age of Discovery a final de mes seguramente recibiremos nuevos sobres y cartas en el Cambiacartas, por lo que habrá que ver cómo se desarrolla la situación, si se busca reforzar al nuevo duelista o se hace algo para mejorar a Mako Tsunami, sin duda el gran perdedor con ese brusco cambio de cartas disponibles. Habrá que esperar y, de mientras, lidiar con el Tablero del Destino.

1 comentario:

  1. Que decís papu? Si yo completé el evento tres dias antes que terminase, y no necesite tremendo mazo elaborado, el que mas me funciono fue un mazo de kaiba con combos de dragon elemental flamveel grunica y pato sonico mas unas cartas de equipo,con eso en tres turnos maximo ganaba el duelo,y con ese mismo pude vencer al menos una vez a bakura lvl 50

    ResponderEliminar