martes, 17 de enero de 2017

[Preview] Dragon Quest VIII

Dragon Quest VIII forma parte de nuestro Salón de la Fama, gracias a su versión para PlayStation  2, lo cual ya debería indicar que su port para Nintendo 3DS, que estará disponible oficialmente en nuestras tiendas este 20 de enero supone un importante inicio para el género RPG en este 2017.

El título nos llevará a vivir las aventuras de un héroe "mudo", al que nosotros nombramos, que busca junto a su rey y princesa la forma de librar de una maldición a su reino. No es cosa baladí, puesto que el rey ha quedado transformado en monstruo y la princesa en caballo, haciendo que sólo nuestro protagonista mantenga su forma humana y sea capaz de combatir contra los monstruos que pueblan el mundo.

Nuestro periplo nos llevará a recorrer multitud de poblados, cada uno con su propia problemática, en los que deberemos seguir buscando pistas para anular la maldición y, de paso, ayudar a la población local. Así, conocemos a otros compañeros como el ex-ladrón Yangus, la hechicera de alta cuna Jessica, el monje ligón Ángelo y, como novedades de esta entrega, otra ex-ladrona, Rubí y el encargado de la Arena de los Monstruos, Morrie, a los que se agradece su inclusión por ser particularmente fuertes, pero resultan muy poco integrados dentro del grupo básico de la versión original. De hecho, Morrie es un personaje opcional que se consigue con el título muy avanzado, por lo que hasta será sencillo que completéis la aventura sin reclutarlo.

Otras novedades de esta entrega serán la supresión de combates aleatorios a cambio de mostrar a los enemigos por el mapeado (Lo que, al igual que Dragon Quest VII, presenta cierta problemática con mazmorras que no estaban preparadas para tal menester y facilita demasiado el poder combatir contra limos metálicos, con los que poder ganar ingentes cantidades de experiencia muy fácilmente), la opción de acelerar las animaciones en combate (Muy útil para cuando ya no nos impresionan los ataques o, simplemente, queremos que el combate vaya más rápido), un reequilibrado de la dificultad (Sin ser muy difícil, el título original sí tenía una cierta exigencia y esta versión incluirá recuperación completa al subir de nivel o más puntos para gastar en habilidades, ganando agilidad), un minijuego completamente original basado en realizar fotos en puntos concretos del mapeado (Con las que ganar jugosas recompensas y podremos juguetear colocando al grupo haciendo poses), mejora del Pote de Alquimia (Con el que fabricábamos nuevos objetos) y un par de nuevas mazmorras: una en la que se explicará mejor la trama de un personaje principal y otra en la que tendremos que combatir contra todos los jefes del juego en sus versiones a máxima potencia y supondrá todo un reto incluso para los que hayan superado la -otra- zona opcional desbloqueada tras completar el final que sí estaba incluida en la versión original de PlayStation 2.

Por cierto, también hay unas cuantas escenas extras y un cambio en el final del juego, que sólo los que hayan completado la entrega de PlayStation 2 podrán apreciar y discutir sobre si les parece interesante/coherente o preferían la versión original.

El título será, pues, un canto a los JRPGs clásicos, con combates por turnos, personajes con roles más o menos fijos (Aunque podremos mejorarlos en ramas diferentes con total libertad), muchos poblados con sus NPCs e historias propias, secretos, trama bien elaborada, protagonistas carismáticos y un mapeado gigantesco.


Si el título original podía durarnos más de 70 horas tranquilamente, a esta versión se le pueden añadir muchas horas más, eso sí, a cambio de un aspecto técnico bastante inferior con respecto a lo que nos ofrecía PlayStation 2.

La cuestión es que vamos a vivir el regreso de uno de los RPGs más importantes de la historia en una portátil con un catálogo ya brillante en este género como es Nintendo 3DS, así que si tenéis ganas de volver a revivir esta aventura o nunca la habéis vivido, ahora tenéis una oportunidad más para hacerlo.

3 comentarios:

  1. El juego original de PS2 me encanta, pero éste me chirría mucho por la calidad técnica (y eso que yo no me fijo demasiado en este tema, pero es que el juego de PS2 era precioso y 3DS debería ser capaz de dar algo más de sí).

    ResponderEliminar
  2. Para quien hayan jugado al original, no creo que merezca mucho la pena, la verdad, son pocos extras y encima con downgrade :/ Pero a quien no lo haya jugado antes, es muy recomendable, sin duda.

    ResponderEliminar
  3. Yo no lo jugué en PS2 y, aunque no me haré con él de salida, tengo muchísimas ganas de jugarlo. El downgrade no es demasiado exagerado y a mí no me molesta aunque claro, entiendo que si jugaste a la versión de PS2 pueda resultar raro.

    ResponderEliminar