miércoles, 17 de junio de 2020

Indie Bomb #3

En una situación tan complicada e incierta como la actual, asediados por una enfermedad que nos ha obligado a confinarnos, con protestas por la brutalidad policial racista en varios países y con una industria de los videojuegos mirando de reojo la llegada de la nueva generación de consolas, los creadores independientes están siendo de los grandes animadores del mercado, ya que no sufren las constricciones de los grandes estudios y tienen la total flexibilidad de sus ideas y proyectos para seguir adelante incluso en estas condiciones.

Hemos estado viendo gran cantidad de títulos anunciados o mostrados estos últimos días en este comienzo del "E3 que no es E3", con una gran afluencia de independientes entre los próximos RPGs que vamos a recibir en los meses venideros. Muchos de ellos, además, están publicando sus demos en el Festival de Steam, donde sus desarrolladores hablan con la comunidad a la vez que pueden enseñar sus proyectos. Hay muchísimos juegos realmente llamativos que merece la pena probar, ya que os pueden ofrecer ideas clásicas con un giro de tuerca propio y la capacidad de contar historias que tienen estos creativos "más de a pie".

Por ello, vamos a poneros sobre la pista de unos pocos de estos títulos con la idea de que esta "bomba" no se quede aquí y probablemente en un par de días os ofrezcamos una nueva, ya que hay tantos RPGs independientes que merecen la pena que sería una pena quedarnos sólo con unos pocos. Ya veréis:
Dreamscaper es un RPG de Acción/Roguelike en el que nuestra protagonista, Cassidy, se ve atrapada en unas pesadillas donde deberá combatir contra diferentes criaturas en una mazmorra generada aleatoriamente. Zonas de tiendas, cofres, variedad de enemigos, zonas que sólo se pueden abrir con bombas... el título tendrá elementos de las clásicas mazmorras de The Legend of Zelda, aunque sin la necesidad de lograr un objeto especial para navegar por las mismas. Aquí el combate será la clave y tendremos que dominar nuestra esquiva si no queremos acabar ese sueño antes de tiempo.

El combate es bastante dinámico y se mueve en unos escenarios con toques realistas que, en la versión definitiva, tendrán un gran simbolismo, ya que suponer cada zona irá revelando elementos del pasado de Cassidy y lo que le lleva a vivir este tipo de pesadillas donde tendrá que combatir constantemente. En ello también influirá un sistema similar al de la saga Persona, con el que podremos reunirnos y charlar (o dar regalos) en diferentes localizaciones, conversando con habitantes de nuestro poblado y mejorando nuestra relación con los mismos, lo que mejorará nuestras capacidades para sobrevivir estas pesadillas.

Es, sin duda, la parte que más queda por conocer del título, ya que en la demo no se podía avanzar demasiado en esa faceta, pero todo lo demás ofrece un adecuado rendimiento, con variedad de armas y formas de combatir, enemigos, grandes jefes con mecánicas propias... su estilo visual apuesta por unos polígonos sin pulir y sin definir rostros, para reforzar esa sensación de hastío y ensoñación de nuestra protagonista. Ciertamente, un juego con un interesante potencial.

Floppy Knights es un RPG estratégico bastante particular, ya que combinará un sistema de general especialmente fuerte al que proteger y cartas para invocar nuevas criaturas o moverlas y atacar con ellas. Esto hace al juego particularmente dispar y nos pedirá aprovechar al máximo las cartas que vayamos robando. Hay veces que conseguiremos muchas cartas de movimiento y ataque, lo que favorecerá que nuestro general sea el que lleve el peso de la batalla, en otros casos podremos invocar otras criaturas para compartir ese peso o incluso hacer que sean las grandes combatientes de la batalla, ya que cada monstruo ofrecerá su propias cualidades y, al invocarlos, también obtendremos un par de cartas asociadas a los mismos.

Esta variedad también se refleja en las misiones, divididas en un sistema de fases típicas de los juegos para móviles, que tendrán un par de métodos para superarlas (acabar con todos los enemigos o lograr algún objetivo del mapeado) y, además, si cumplimos algún criterio extra nos otorgarán una carta más por completarlas. De esta forma, podremos usar cartas que hemos logrado en fases avanzadas para intentar superar de forma más efectiva una fase anterior y cumplir su objetivo extra, elaborar mazos temáticos con muchas cartas de movimiento para llegar antes a un punto del mapeado a proteger... aprovecha muy bien las ideas que se han ido usando, con gran éxito, en muchos proyectos gacha del mercado, aunque sin ese peso de la apertura de sobres o el azar a la hora de conseguir determinadas recompensas.

Su diseño estilo animado es realmente muy sugerente y su sentido del humor incluso recuerda a obras como Hora de Aventura (Adventure Time), con Phoebe y su pequeño ordenador de su brazo biónico, Carlton, comenzando sus aventuras como héroes de poca monta, intentando ayudar a los ciudadanos y viéndose atrapados en pequeños arcos argumentales divididos en capítulos. Con una mezcla entre tecnología, magia y espada, el título ofrecerá una gran variedad de cartas a usar (algunas formando arquetipos propios) y buscará ser muy accesible para todo tipo de jugadores, pero manteniendo una dificultad bien ajustada. Es de estos juegos que merece la pena probar, porque combina de forma interesante conceptos ya conocidos, pero no en un juego de este corte.

RPG estratégico, Roguelike, un sistema de construcción de base... The Last Spell es uno de los títulos más llamativos por el interesante giro que le hace al concepto para convertirse en un juego de supervivencia desesperada, ya que controlaremos a unos héroes que deben proteger a los hechiceros que están preparando un conjuro capaz de detener las ilimitadas oleadas de zombies y monstruos que asolan al último pueblo de la humanidad. Así pues, podríamos pensar que estamos ante el clásico Tower Defense, pero nada más lejos de la realidad, puesto que nuestros personajes tendrán sus nombres, salud, equipo y ganarán nivel. Perderlos significa reducir sensiblemente nuestras fuerzas para controlar las cada vez más peligrosas oleadas y no tendremos el clásico reinicio tras cada oleada. La sensación de desesperanza y ser arrollados por infinidad de enemigos irá creciendo tras cada noche que sobrevivamos.

Esto hará que el juego sea un RPG por casillas clásico, en el que nuestros personajes tendrán diferentes clases y el equipo que porten marcará las habilidades a su disposición, sólo que en lugar de enfrentarnos a un grupo de enemigos cara a cara, tendremos que afrontar oleadas de decenas de monstruos, algunos relativamente fáciles de matar (caerán de uno o dos ataques) y otros mucho más fuertes y peligrosos. El objetivo será impedir que vayan arrasando con los restos del poblado, ya que podremos usarlos para ganar dinero o materiales entre misiones y, eventualmente, tendremos construcciones ahí para contratar nuevos héroes, comprar equipo, curarnos... pero sobre todo habrá que proteger el círculo central de los hechiceros que preparan el último conjuro, ya que si son alcanzados por los monstruos enemigos, será su final.

Esto hará que el juego ofrezca también un importante criterio de economía, ya que las capacidades de nuestro grupo estarán muy limitadas. ¿Cuándo usar nuestras mejores habilidades consumiendo las limitadas reservas de maná de cada personaje? ¿Cuando será mejor dar pasos atrás y cuándo podremos arriesgar la salud de un personaje para frenar la oleada y proteger objetivos? La supervivencia en The Last Spell será extremadamente difícil, con oleadas cada vez más numerosas y enemigos variados que nos complicarán enormemente defender los muros de la ciudad. Perros diabólicos que será difíciles de golpear y evitarán las defensas para buscar llegar a nuestros hechiceros, enemigos armados muy resistentes que hacen un daño elevado a distancia, zombies debiluchos pero que nos podrán rodear y acabar hasta con el héroe más avezado... todo con un pequeño descanso entre noches de batalla donde consumir puntos de acción de cada héroes para recuperar sus puntos de salud y maná, aprovechar los recursos de la ciudad, construir nuevas estructuras... Desde luego, es un proyecto con un gran potencial que ganará si su variedad permite sobrevivir de muchas formas distintas, así que esperamos que este tiempo de desarrollo les lleve a completar un juego que puede ser muy interesante.


Y nos detendremos aquí, de momento, porque todavía tenemos muchos otros juegos que probar para poneros sobre la pista de los que más nos han gustado por diferentes razones. ¿Cuál os ha llamado más la atención de este trío?

1 comentario: