viernes, 4 de octubre de 2019

[Análisis] Psychedelica of the Ashen Hawk

Psychedelica of the Ashen Hawk es un juego de corte Otome desarrollado por el estudio Otomate  de Idea Factory, seguramente uno de los más importantes para el estilo en la actualidad. El título fue publicado inicialmente para PlayStation Vita el pasado 2016 en Japón y, dos años más tarde, lo recibimos en occidente. El pasado 30 de agosto, de la mano de Intragames, recibimos un port del mismo en PC, manteniendo los textos en inglés y las voces en japonés.

Este juego cuenta con una entrega anterior que ya analizamos: Psychedelica of the Black Butterfly (Vita/PC), pero a pesar de las similitudes con el título no existe una relación directa entre ambos argumentos y, por tanto, no es necesario haber jugado a uno para entender el otro. Simplemente se mantienen ciertos elementos narrativos y determinadas referencias o el uso del mismo motor y equipo creativo, pero poco más.

Para los que no conozcan el subgénero, los Otomes son Novelas Visuales donde la protagonista suele ser una chica que puede entablar en su aventura diferentes lazos de amistad o incluso romanticismo con distintos personajes masculinos. En muchos casos se opta por una protagonista sin personalidad que interprete el rol del propio jugador o jugadora, pero en esta serie contamos con una protagonista con su personalidad, pasado borroso y propia voz, por lo que la trama gana enteros al poder definir más claramente qué tipo de protagonista somos. Además, al contrario que otros casos, aunque existen opciones románticas, no son el punto pivotal de este juego, donde lo que más importa es el gran misterio que deberemos desentrañar:

El argumento de Psychedelica of the Ashen Hawk se asienta en una ciudad eternamente invernal, en la cual se celebra todos los años una mascarada, con la esperanza de que algún año el invierno se disipe y dé paso a la tan ansiada primavera. Esta ciudad está dirigida por dos grandes fuerzas: el clan Hawk y el clan Wolf. Los primeros consideran que lo que necesita el poblado es "mano dura" para superar su trance, mientras que los Wolf serán más empáticos y prefieren proteger a sus conciudadanos. Este conflicto se palpa en toda la trama, donde los habitantes viven con recelo y temor ante una escalada de la posible disputa o la que se considera como la razón del invierno permanente: una bruja de ojos rojos.

Nuestra protagonista es Jed. Una chica, cuyo pasado se desconoce, que vive tras el disfraz de un joven en una torre a las afueras del bosque para ocultar un gran secreto: su ojo derecho se torna rojo cuando experimenta emociones fuertes. Ante el temor de que el poblado pudiera interpretar que Jed es la malvada bruja, simplemente realiza visitas esporádicas para realizar pequeños encargos, pero todo cambia cuando uno de ellos le solicita encontrar el “kaleido-via”, un símbolo de paz y unión entre los dos clanes dominantes, el cual ha sido robado y nos conducirá hasta el secreto del nacimiento de Jed.

Una particularidad de Psychedelica of the Ashen Hawk es el sistema de “Town Memories”, que nos permite completar tramas secundarias por el poblado, que pueden ir desde temas mundanos como descubrir cuál es la comida favorita de un personaje a comprender mejor las particularidades y ambiciones de buena parte de los secundarios de la aldea. Gracias a este elemento, la trama queda mucho más enriquecida por estos múltiples puntos de vista, que además ayudan a comprender mejor todas las vicisitudes que han llevado a la situación que conocemos. Completar estas subtramas también ayuda a desbloquear el 100% del título, por lo que se vuelven vitales si queremos exprimir al máximo el título y completar su trama.

Si ese sistema implica multitud de horas extra de leer historias paralelas, el ágil Flowchart del título ayuda tremendamente a navegar fácilmente entre las diferentes opciones de la trama. Gracias al mismo, no será necesario guardar cada vez que haya que tomar una decisión, ya que con un simple click será posible regresar a ese momento cuando gustemos y recorrer la otra opción. No resulta tan accesible el uso de inglés del título, que introduce palabras poco comunes para jugadores que no tengan un dominio medio/alto del idioma y puede hacerse algo árido para los mismos. No obstante, incluso con un nivel medio se podría comprender la mayor parte de la trama.

Además del idioma, otro punto que puede ser complicado para algunos jugadores es el lento desarrollo que tiene este título. Los tres primeros capítulos se desarrollan ofreciendo muy poca información, provocando que simplemente profundicemos en cada personaje sin resolver ninguna de las incógnitas que se nos van planteando. Todo acaba explotando en un gran cuarto capítulo muy frenético, donde toda la trama se empieza a desentrañar y no paran de suceder acontecimientos que tienen todavía más impacto por lo mucho que se ha profundizado en todo el ambiente y personajes previamente.

Otro aspecto que merece la pena comentar es que el romance no tiene tanto peso en esta gran trama, aunque sí está presente. Los misterios y la construcción del arco argumental alrededor de la ciudad y sus habitantes es lo que lleva el peso del juego, desarrollando la historia de forma muy natural, pero el aspecto romántico se deja para rutas paralelas con mucho menos peso argumental, por lo que es un Otome que se puede disfrutar incluso si no buscas romanticismo.

El apartado artístico del título es sobresaliente. Los fondos y paisajes estáticos ayudan a enfatizar los diseños de los personajes, bien detallados y con su personalidad bien marcada simplemente de un vistazo. Tanto los principales como secundarios cuentan con un trabajo muy notable que queda enfatizado con un completo doblaje (al japonés) de todos los diálogos, lo que ayuda a darles aún más personalidad.

La Banda Sonora compuesta por Yuji Yoshino (compositor de .hack//Legend of the Twilight y el anime de Spice and Wolf) no deja queja ninguna. No consta de muchas pistas, lo cual para las 25 horas de duración del juego es un poco insuficiente, pero es pegadiza y tiene tintes folclóricos que acompañan mucho a la atmósfera del juego.

En resumidas cuentas, Psychedelica of the Ashen Hawk es una Novela Visual muy decente y un Otome más que notable. Con un buen conocimiento del inglés e interés en el subgénero podrás disfrutar de una historia entretenida de desarrollo lento que engancha tras las primeras horas en las que se desarrolla. Cuenta con un estilo artístico muy llamativo, personajes entrañables, grandes giros argumentales, buenas rutas románticas y gran ambientación, por lo que si buscáis un Otome de calidad en PC o podéis rescatar vuestra PlayStation Vita, es un título al que fijar en la diana.

Psychedelica of the Ashen Hawk está disponible en PC y PlayStation Vita. Este análisis ha sido posible gracias a una copia entregada por Intragames.

1 comentario:

  1. Misterio central interesante pues, magnífico. Probablemente acabará cayendo.

    Y si hay algo que jamás puedo disputarle a Otomate, son las flowcharts claras y accesibles. Aún no entiendo por qué tantas VNs aún hoy en día tropiezan en algo tan simple.

    ResponderEliminar