sábado, 21 de julio de 2018

¿Qué tal es Football Manager 2018?

Los juegos de fútbol que ofrecían altas posibilidades de gestión de otras facetas del club más allá de jugar partidas tuvieron a PC Fútbol de la española Dinamic Multimedia como uno de sus grandes referentes hasta su desaparición en el año 2001. Por esas fechas, PlayStation recibió la primera entrega de estos complejos títulos en consola con la mítica serie Manager de Liga, de Codemasters, cuyas partidas guardadas ocupaban la práctica totalidad de una tarjeta de memoria y que, eventualmente sucumbió ante el gran dominador de este estilo: FIFA Manager (o Total Club Manager, como se llamó en sus inicios).

Desarrollados por EA, esta franquicia fue la gran referente del estilo en PC por toda una década, hasta que la compañía decidió abandonarla por los pobres resultados económicos que reportaba y porque buena parte de sus elementos primordiales (gestión de fichajes, contratos y economía básica del club) fueron introducidos en la saga FIFA para tumbar a la Liga Master de su rival, Pro Evolution Soccer.

Este "vacío" hizo que un saga secundaria hasta esos momentos como Football Manager, de Sports Interactive (una de las pioneras del estilo) y Sega se haya convertido en la reina del estilo, superando las 300.000 unidades vendidas con su última entrega. ¿Qué ofrece el título? Vamos a tratar de explicarlo:

Comencemos con los aspectos negativos sobre el que fue el rey del género, FIFA Manager: este título solo cuenta con la licencia FIFPro, lo cual quiere decir que sólo los jugadores tendrán los nombres y características reales, clubes, ligas y torneos (salvo muy contadas excepciones) no tendrán sus nombres reales. Esto no es particularmente grave ya que todos los equipos serán reconocibles y cualquier liga o torneo oficial aparecerá en el juego (hasta segunda B en las principales ligas de Europa) con sus jugadores y características básicas, como la restricción de fichajes del Athletic de Bilbao, simplemente tendrán un nombre y escudo simple para representarlos.

Otra pega es que si queremos corregir estos aspectos lo podremos hacer... pagando. Ya que el editor del juego se vende a parte y, aunque es posible descargarse contenido creado por otros usuarios en Steam Workshop, Sports Interactive tiene que bloquear por motivos de licencia todo el contenido que han cambiado los escudos y nombres por los reales... aunque en varias páginas externas es posible encontrar parches que solventan la papeleta.

También hay que comentar que, al contrario que muchos otros títulos del estilo, Football Manager no permite controlar aspectos económicos del club de forma directa. Sólo seremos entrenadores en la versión inglesa de la palabra, por lo que podremos controlar y despedir empleados o controlar los equipos filiales, pero todo atado a las restricciones de presupuesto de la directiva con la que podemos discutir para ampliar el estado, mejorar instalaciones o retocar aportaciones económicas al club. Además, siempre tendremos la espada de Damocles sobre nuestras cabezas si fallamos en cumplir los objetivos o nos llegarán peticiones de otros presidentes para que ocupemos el puesto de manager en sus equipos.

Además, tampoco será posible tener una vida personal, adquirir propiedades o tener descendencia que podría acabar jugando para nosotros: seremos managers y nada más. De hecho, tampoco será posible jugar partidos de forma directa o simularlos completamente, salvo que dejemos al segundo entrenador al cargo, tendremos que observar las retransmisiones de cada partido y tomar decisiones en medio de los mismos, eligiendo si queremos ver -o no- los modelos en 3D bastante pobres ejecutando las jugadas.

Centrándonos en los aspectos positivos, contamos con un títulos de gestión futbolística muy sólido, con interesantes aspectos sobre la personalidad de los jugadores que nos permite ejecutar tutelas entre veteranos y jóvenes, ver como se forman grupos en tu plantilla que pueden destrozar la moral del equipo si se enfadan contigo o llevarte a la gloria, organigramas de liderazgo que penalizan a clubs con excesivos jugadores jóvenes a los que les falta empaque... hay múltiples aspectos que tener en cuenta.

Como todos los títulos del estilo, al no tener incidencia directa en el juego de nuestro equipo es de esos juegos que pueden ser extremadamente frustrantes o muy sencillos dependiendo del puro azar y lo bien que hagamos nuestros deberes. Un jugador tramposo puede ganarlo -casi- todo a base de cargar la partida una y otra vez, pero el encanto reside en vivir los sinsabores o las alegrías de una partida directa. Sólo entre el tiempo que gastamos en gestión de contratos, despidos, fichajes, cuadrar presupuestos, reforzar plantilla y ver los partidos, una temporada se puede ir a las 5-10 horas tirando por lo bajo, por lo que es de esos títulos en los que, sin darte cuenta, se te pueden ir más de 150 horas si quieres crear una hegemonía... o simplemente estás tratando de ganar la liga de tu país con tu equipo local que está en la tercera división del país o con uno que has creado desde cero, que también es una posibilidad de este juego.

Además, si eres de los que te cansas jugando solo también contarás con posibilidades multijugador online: existe un modo rápido basado en un draft de jugadores contra otras personas (o amigos) en el que os disputaréis una liga o copa con la plantilla que hayáis creado, podremos jugar partidas normales eligiendo el club que gustemos en una liga contra otros jugadores... aunque, claro, es de estas cosas donde resulta más fácil funcionar con amistades a las que podemos acceder más fácilmente y con las que compartir horarios.

Aunque se pueda considerar como "el rey por descarte" de los juegos de gestión futbolística, Football Manager 2018 es un título que disfrutarán los aficionados a esta clase de juegos y que, con la suficiente paciencia -o delegando muchas opciones- para aprender sus muchos elementos, puede ser una buena introducción en esta clase de títulos.

Ha estado de oferta durante el pasado mundial y ya ha vuelto a su precio completo, en el que se mantendrá hasta el lanzamiento de su -presumible- secuela, pero si os gusta el estilo o queréis descubrirlo y podéis encontrarlo de oferta, es un juego que garantiza muchas, muchas horas dedicadas a lograr formar vuestro equipo de los sueños... sabiendo que, como manager, sólo podréis verles jugar.

¡Oh! Y las versiones "Touch" para smartphones, PC y Switch tienen prácticamente todas las funcionalidades del juego normal, sólo que más simplificadas y sin elementos como la gestión de las posibilidades de lesiones, los tratos con la prensa, límites más extrictos en la economía de los equipos... también puede ser una buena opción para descubrir o seguir jugando a esta franquicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario