viernes, 27 de abril de 2018

[VaJ] Inazuma Eleven - Capítulo 2

Regresamos con un nuevo capítulo de nuestro Vamos a Jugar No-Tan-Conjunto a Inazuma Eleven en el que hemos tenido que adaptarnos para seguir adelante: a partir del próximo capítulo contaremos con comentarios extras de otros jugadores (sois libres de uniros en esa faceta si estáis interesados) aunque toda la edición se mantendrá tal y como se ha estado realizando en estos primeros episodios para darle más cohesión y porque se ve que os gusta el formato.

Los fichajes, que por fin podremos realizar, serán consensuados entre los jugadores que vamos a seguir adelante con este proyecto y, de hecho, en este capítulo realizaremos dos, ya que al ser excesivamente largo el último, con el encuentro frente a la Royal Academy, no quisimos seguir adelante hasta llegar al partido contra los Inazuma Kids, como estaba previsto.

Así pues, en este episodio nuestro equipo de maulas del copón que perdió por 1-20 frente a la Royal Academy, la cual se retiró al recibir un gol porque sólo querían asegurarse de que Axel Blaze jugaría con ellos, deberá afrontar las implicaciones de tener once jugadores y que haya más equipos interesados en saber por qué demonios la Royal les retó y se acabó retirando, así que nos toca comprobar cómo asimilan este hecho de pasar a no contar con once jugadores a que parezcan ser medianamente interesantes.
Atentos que dice "jugado", Mark de momento no se flipa con la palabra "ganado".

Seguro que nos enfrentaremos a ellos de nuevo en el Fútbol Frontier. El otro día se retiraron.

¡Capitán, no puedo creerlo!

¿Es cierto? ¿Habrá un amistoso?
Estos ya vienen a quejarse de que les haga jugar de nuevo.
¿Eh? ¿De qué habláis?
Que Mark ya hizo mucho fichando a tres jugadores (porque Nathan y Axel se unieron por la cara), no penséis que va a tener la capacidad organizativa para montar más cosas en un año.
¿Aún no te lo han dicho? Bajemos a ver el tablón de anuncios de la planta baja y comprobémoslo. Si vamos a jugar otro partido, ¡hay que entrenarse pero ya!
¡Hay que ver qué ganas tienes! ¿Y eso?
¡Lo digo muy en serio! ¡Vamos!
¿El tablón de anuncios? ¿Un amistoso? ¿De qué habláis?
Mark: Fútbol. Y que tú eres el último mono a pesar de ser el capitán. De eso hablan.

A hora marcar el gol de la honrilla tras ir perdiendo por 20 y que se retire el rival es "derrotar".
Axel, ¿tú sabías algo?
No. Recuerda que no me voy a unir a tu equipo. Lo del último partido fue una y no más.
¿Qué? ¡Eh! ¡Axel, espera! ¿Qué quieres decir con "una y no más"? 
(...)
¿Qué le pasa?
¡No te preocupes! ¡No necesitamos a un tío sin ganas!
Entonces no necesitáis a medio equipo.
Vamos a preguntarle a Wintersea.
Estos charlando de que si les van a echar una maldición que sólo se la echen al equipo de fútbol y que pasan mil.
¿Una maldición?
¿Pero esas cosas existen de verdad? Silvia, ¿qué pasa?
¡Mark! ¡Ha venido a vernos una chica que quiere ser nuestra gerente! ¡Ve a verla a la caseta antes de que cambie de idea!
La capacidad de Silvia para saber el nivel de cutrez que tienen y que más les vale aprovechar esto para rascar todo lo posible es un encanto.
¡Entendido! Ya sabemos que lo del partido contra el Occult es cierto. Pero antes de empezar a entrenarnos vamos a ver lo que quiere esa chica.
Me parece que algo no anda bien si sólo sabéis ganar como en el último partido. La forma en la que os enorgullecéis de vuestra victoria es una mancha en la reputación del instituto. La verdad es que sois una vergüenza. Por eso he pedido a todos los alumnos que os pongan a prueba.
¿Qué? ¿Esto significa que nos retarán mientras recorremos el instituto?
Sí. Os esperan unas cuantas "pachangas", ¡así que preparaos!
Que esta tipa pueda obligar al equipo de natación a tener que retar al equipo de fútbol a jugar partidillos de fútbol y eso se considere interesante es algo que resulta fascinante.
El nivel.

El otro día jugasteis muy bien. Risas de Adell de fondo. Por cierto, ¿habéis leído el artículo del tablón de anuncios?
¿Eh? ¿Lo has escrito tú?
Cadena de filtraciones del Raimon: Nelly>Wintersea>Celia>Firewill>Todo el instituto>Mark
 
¡Sçi! ¡Me llamo Celia Hills y estoy en el club de periodismo! ¡Soy la más rápida encontrando información! No está mal, ¿eh? Desde que vi el partido contra la Royal Academy, ¡me he convertido en vuestra mayor fan!
Enésimo recordatorio de que perdieron 1-20.
¡Por eso tenéis que dejarme ser gerente del club! Puedo conseguir información sobre otros equipo, ¡y hasta limpiar un poco la caseta!
¡Cualquier persona que quiere unirse al club es más que bienvenida!
Hombre, tenéis aún en el equipo a Willy después de que se pirase del último partido, ahora mismo aceptáis lo que sea.
¡Ya he averiguado todos los detalles de vuestro próximo rival, el instituto Occult! A sus adversarios siempre les pasa algo terrorífico en los partidos. Los jugadores no pueden mover las piernas o el balón se desvía solo de la trayectoria de gol. Eso sí, la Royal Academy les gana igual porque con esos no hay cojones.
¿Eh? ¿Así que lo de que echan maldiciones es verdad?
Eso de la magia es una tomadura de pelo. 
¡Yo no tengo miedo! Lo único que me preocupa es... que no esté Axel.
¿Se te ha olvidado quién es el delantero estrella del Raimon? ¡Yo puedo ganar al Occult!
Tranquilidad. El club no está abarrotado, así que se me ha ocurrido una forma de reclutar jugadores con mi información y contactos. ¡Lo he llamado sistema "Ojear"! He mirado los datos actuales del equipo. Como Axel no está, sólo puedes usar a Willy de segundo delantero, y eso es muy arriesgado. Necesitamos a otro punta.
Willy acaba de salir corriendo de la caseta a tirar la camiseta, porque van dos palizas seguidas. En fin, como Celia les ha dicho que hay otro campo de fútbol en la ribera del río, vamos a fichar a otro jugador psicópata del fuego:
Mohawk y loco de los fuegos artificiales, como el niño de Super 8. Es centrocampista, pero nos vale de mientras.

Me fascina pensar que busca eso para huir de algún incendio del que dejó demasiadas pruebas. Para ficharlo había que ganarle una pachanga mientras jugaba de portero, así que no da ningún problema.

Gatos amantes de Yugioh en tu ciudad.

¡¿EN SERIO EL DE FÚTBOL ERA EL CLUB MÁS INÚTIL DEL RAIMON?!

Candler ya va demostrando su talento.

Interrumpir el entrenamiento de un equipo oficial de primaria, lo típico.

¡A un lado, mequetrefes, nos vais a dejar usar el campo queráis o no!
Oye, Kevin, ¿pero qué haces?
Si entreno como es debido, seguro que aprendo a hacer una o dos técnicas definitivas.
Al final, la violencia y el ansia cuando has visto que eres un manta acaba teniendo su recompensa.

Me da tanto asco Timmy que he preferido dejar a Willy en el equipo.

Unos cuantos minutos después...

Y al carrer.

La clave está en meter a un pirómano en el equipo, eso nunca falla.


Sois muy buenos. Nadie diría que estudiais en primaria. ¿Cómo os entrenáis?
Se llama el machaque de Sweet.

Esa es la clase de cosas que más vale no le expliquen a sus padres o el entrenador Sweet se puede llevar una sorpresita.

¡Arthur! ¿Compartirías tu plan de entrenamiento con nosotros?
¿Que si me da lo mismo entrenar a ocho que ochenta? ¡Claro, hombre! (palabras levemente cambiadas)
Ahí, insultando.
¿Y eso no es porque no tenemos a un buen delantero?
¡Atrévete a repetirlo!
Que Kevin es un agonías es evidente, pero Sam lleva todo el capítulo pinchando...
¡Tranquilos! ¡No estamos aquí para pelearnos, sino para jugar!
¡Jo! Yo ya estaba sacando el mechero para encender algo.
El "Machaque de Sweet" es jugar un uno contra uno. ¡Visionario!

¿Recreo? ¿En esta época del año? ¿A esta hora del día? ¿Esta zona de la ciudad? ¿Localizado exclusivamente en un campo de fútbol al lado de un puente?
¡Volvamos al instituto!
Mark, que lo de "recreo" es un error de traducción. Son las siete de la tarde, ¿dónde vas?
El entrenamiento con el abuelete ha estado bien, pero no basta... Tengo que quedarme un rato más.
Vaya, nunca te rindes. En ese caso yo también me quedo.
¡Vete a casa y déjame en paz! (ba-baka!) No pienso volver, no hasta que consiga encontrar una técnica...
¡Kevin! ¿Qué te pasa? No es propio de ti enfrentarte solo a un problema.
Es más: hasta hoy ni siquiera se enfrentaba a los problemas, que este es de los que se llevaba los días con el club manteniendo sólo siete jugadores y pasaba de entrenar.
¿Estás preocupado por lo de Axel? ¡Kevin! ¡Olvídate de él! ¡Ten más confianza en ti mismo! Juega al fútbol a tu manera.
¿Sentado en la casetilla del club jugando a las cartas?
Por eso voy a quedarme contigo hasta que encuentres tu propio estilo. ¡Lo que no puede hacer uno solo se consigue con la ayuda de un amigo!
Mark...
Fundido en negro y a otra escena. Nah, en serio:

Yo... le envidio. Cuando pienso en la forma que estuve perdiendo el tiempo en la caseta... yo no soy como él. Y no tengo ninguna técnica especial. Si tuviera una, hubiésemos podido machacar a la Royal Academy. (Adell se descojona de fondo) Quiero ser el delantero que lleva a nuestro equipo hasta la victoria. Quiero ganar el próximo partido metiendo un gol yo mismo... ¡Con algo como el Tornado de Fuego de Axel!
En ese caso solo tienes que encontrar una técnica definitiva comparable a la suya.
¡Es que no puedo! Y mira que lo he intentado en esta última hora. ¡Pero debo crear una sin falta!
¿Alguien ha dicho técnica definitiva? ¿Que si quiero o que si tengo? Te voy a enseñar el Remate Dragón y que toda esa chorrada de inventarte una técnica se quede en una idea.
Sigue mis instrucciones: ¡Corre más rápido! ¡Arriba esos pies! Al golpear al balón, ¡dale algo de efecto e imagínate un dragón en pleno vuelo!
Si es que no invocáis dragones gigantes porque no sabéis levantar los pies...

¡K... Kevin! ¡Por un instante he podido ver un dragón detrás de ti!
¡Te lo pido por favor, enséñame a dominar esta técnica!
Por supuesto. Total, no tengo nada mejor que hacer por las tardes.
Viendo el culebrón, ¿no es evidente?
¿No sientes nada al verles? ¿Es verdad que no piensas jugar el próximo partido? 
Así es.
Qué lástima lo de tu hermana.
¿Qué...?
¿Realmente crees que dejando el fútbol conseguirás compensarla? En ese caso, ¿lo lógico no sería dar la cara?
Todavía no lo explican, pero la verdad es que la idea de Axel es de bombero torero.
¡Vaya! ¿Cómo sabes lo de...?
Soy la presidenta del consejo de estudiantes. Sé absolutamente todo lo que ocurre en el Raimon. Aunque, por supuesto, todo lo que ocurra entre el equipo de fútbol y tú no es asunto mío...
Todo lo hace por joder, vamos. En fin, que este sería el cierre del capítulo, así que podemos fichar a un jugador más: tenemos a un pirómano por Axel y ahora toca encontrar un tapón que sustituya a Tim, que es un vago:
¡Mark, el capitán del equipo de fútbol.
Yo soy Paul Peabody. La verdad es que, hace tiempo, jugaba al fútbol, pero... no se me daba bien, así que lo dejé.
¡Eso se arregla entrenando! ¡Vamos a jugar al fútbol!
No puedo...
¡Venga! ¡Juega al fútbol conmigo!
No puedo...
¿Te han entrado ganas ya?
(...)
¡El fútbol es una pasada!
Si tú lo dices...
¿Es que tienes otras cosas que hacer que te impidan jugar?
Aunque no lo parezca, estoy bastante ocupado...
¡No te preocupes! ¡No le daré patadas a tu cabeza pensando que es un balón!
¿De verdad? No sé yo...
¡Venga, que te invito a unas galletas! ¿Qué dices?
No me apetecen.
¿Qué es lo que quieres?
Nada...
¡Venga, no seas así! ¡Juega al fútbol conmigo, porfa!
¡Ya está bien! ¡Qué cansino! 9 veces me lo ha pedido el tío... ¡Por favor, déjame en paz!
Este es de los fichajes más absurdos del juego: tienes que buscar y acosar una y otra vez al bueno de Peabody en diferentes puntos:
Al final, lo acabas convenciendo por puro pesado.

Parece que ya estamos a otro nivel gracias a todo este entrenamiento.
¡Mañana tenemos que ganar después de todo este esfuerzo!
¿Lo han conseguido?
¡Qué pasada!
¡Lo has logrado, Kevin!
¡Lo sabía! ¡Sabía que podía competir con Axel! ¡Lo... lo he conseguido!
¡Gracias, Arthur! ¡Ganaremos al Occult!
Claro. ¡Hoy romperé su maldición con mi Remate Dragón!
La panda de cosplayers de Halloween a tope.

¿A qué has venido?
¿Te han entrado ganas de jugar al fútbol? Es eso, ¿verdad, Axel?
Yo... aún no sé si me uniré a nuestro club. Pero lo que sí tengo claro es que quiero seguir jugando al fútbol.
¡No necesitamos a un jugador que no quiere mojarse! ¡Ya no eres el único con un tiro especial!
¡A mi me parece estupendo que Axel juegue con nosotros! Bienvenido. ¡Gracias por volver, Axel! ¡Estupendo! ¡Esto pinta muy bien!
¡Este partido probará quién es el delantero estrella del Raimon de una vez por todas!
Los buenos de Candler y Peabody ni van a tocar el balón, porque este partido está amañadísimo:

Cualquiera para esas bombas incendiarias.

Y así nos pueden empatar porque nuestros jugadores no pueden moverse. ¡Marcan un gol en toda una primera parte contra jugadores que no se mueven! El nivel del Occult es de risa.

Aquí el tema de que todos hagan trampas de algún tipo es canon.

¡Cerrad los ojos!
¡Hagamos lo que dice! (...) ¡Vaya! ¡Ya puedo moverme!
Lo sospechaba. El Bloqueo Espectral funciona mediante hipnosis. Los jugadores envían mensajes subliminales con movimientos extraños.
Y todos os quedáis mirando como pasmarotes a los tres tontos haciendo el modo para quedar hipnotizado. Claro~ Para mi que más de uno le ha echado cuento y se ha quedado parado porque tenía excusa.
Nuevo problema: el portero con la careta de Jason comprada en una tienda de disfraces cutre es capaz de crear agujeros negros que atraen los tiros de los delanteros.
Mi último tiro n ha atravesado sus defensas. Necesitamos más potencia... Si no puedes conseguirlo tú solo, hazlo con la ayuda de un amigo. ¡Axel! Quiero hablar de algo contigo...
Puede funcionar. Tira tú primero y yo me coordinaré contigo.
Os explico la jugada: Kevin tira el Remate Dragón a las nubes, Axel vuela en plan Goku y remata desde ahí con su Tornado de Fuego, haciendo que el dragón se vuelva rojo y la potencia de ambos tiros de combine. (?)

Espera... ¿CÓMO QUE GOL DE KEVIN? Vamos a ver, si remata clarísimamente Axel el último, ¿qué invento es este?

¡Si hasta él mismo dice que fue un pase! 

Bueno, calma, que quedan menos de ocho minuto y con las animaciones chupando tiempo eso es como tener que meter dos pases y tirar, me temo que nos quedamos aquí, que con el ratón esto se controla fatal y este primer juego todavía era mazo de ortopédico.

No. Pero es que vosotros tenéis dos truquitos y gracias. Al que no caiga en la chorrada de la hipnosis solo le queda esperar a que el portero se canse de hacer agujeros negros o meter un tiro más fuerte para mandaros a casa.

Al menos tuvísteis la posesión.

¿El qué? ¿Dar un pase de gol?
Eh, Axel, quieres jugar al fútbol, ¿no? Si es lo que deseas, ¡puedes unirte a nuestro equipo! ¡Pero yo sigo siendo el delantero estrella del Raimon!
Lo siento, pero no pienso ser menos que alguien que se entrena con niños pequeños.

¡Chicos, toca entrenarse para el siguiente partido! ¡Vamos corriendo a la ribera!

¡Eso! ¡Tenemos que decirle a los críos que hemos ganado!

Sí, que Axel marcó dos goles y descubrió la forma de evitar el bloqueo. Hazaña grupal.
¡Gracias! Espera... ¿cómo que "en ambos partidos habéis remontado"? Que la Royal iba ganando 1-20 y los del Occult nos empataron como mucho. A ver si no seguimos desfigurando los hechos.

¡Chan, chan! ¿Qué estará pasando entre bambalinas? No lo descubriremos en el siguiente capítulo, pero vedlo igual, que igual se siguen llevando el mérito de que Axel les gane los partidos.

<< CAPÍTULO 1 // ÍNDICE // CAPÍTULO 3 >>

2 comentarios:

  1. Diria que jugar contra niños esta mal, pero en Galaxy literalmente puedes usar uno como escudo para que lo golpe el balon cuando usa una supertecnica.

    ResponderEliminar
  2. Si no recuerdo mal el chaval de el club de volver a casa era muy bueno irónicamente xD

    ResponderEliminar