lunes, 14 de agosto de 2017

Probando la demo de Monster Hunter Stories


Tras una larga espera, y mordiéndonos las uñas del hype que provocaba, al menos a mi persona, hemos podido degustar las mieles de Monster Hunter Stories, al menos, en una versión reducida, ya que es su demo la que hemos podido catar largo y tendido, dentro de todo lo que ofrece, claro está. Así que, ¿qué nos ha transmitido esta demo en un primer momento? ¿Qué podéis esperar de ella?Si antes de leer esto no sabéis nada de Monster Hunter, os animo  leeros la entrada que hice en su momento sobre la saga, ya que este juego comparte puntos en el tema de debilidades/resistencias de monstruos y mejora de equipo.

Como algunos sabréis, soy fan acérrima de esta saga, y bien podríais pensar que mi opinion estará sesgada u os querré vender la moto para que lo compréis y así hacer que Capcom nade en billetes, me de comisión y pueda retirarme y vivir jubilada en las Canarias el resto de mi vida, pero nada más lejos de la realidad. Y es que creo que Monster Hunter Stories no es un juego que a todos los amantes del RPG les vaya a gustar. Pero vamos a explicar las cosas paso por paso.

En primer lugar, el estilo visual del título se ve bastante bueno para lo que puede dar de sí 3DS, al menos en el caso de monstruos, personajes principales y equipamientos y armaduras, donde el nivel de detalle es similar al de la rama principal, siempre teniendo en cuenta el cambio de estilo, claro está.
Lo cierto es que viendo los distintos vídeos que se han mostrado del juego, pensaba que en realidad el juego saldría para otra plataforma,  puesto que se veía demasiado bien para 3DS, y esperaba algo similar a Pokémon, donde los píxeles en las caras brillan con luz propia, pero  grata fue mi sorpresa al ver que el grado de detalle es muy bueno. Los personajes y monstruos están muy bien detallados y cuentan con diseños muy buenos, amén de poder cambiar nuestro equipamiento, abriéndonos un auténtico abanico de posibilidades para los amantes de lo fashion/ útil, sin embargo, pese a que los entornos cercanos nos han parecidos coloridos y en general buenos, si hablamos de los fondos vemos auténticas chapuzas, con cosas planas y personajes ralentizados, pero bueno, para qué mirar al horizonte si tenemos un dinosaurio delante de nuestras narices.

Si continuamos con la demo, que básicamente nos presenta el inicio del título completo, podemos notar,en primer lugar, algo que ya veníamos conociendo de antes: la historia no parece, en absoluto, ser una gran maravilla. Puede que con el transcurso de la misma, y el añadido de los cazadores de monstruos y similares, mejore, pero de buenas a primeras nos transmite ese rollo de "amistad y compañerismo" y el poder de un elegido porque sí, sin razón alguna, a la par que la historia a mi entender presenta matices con la de Monster Hunter 4 y el tema de la plaga, espero que no pequen del mismo final y nos presenten algo más variado, aunque teniendo en cuenta que el público objetivo parece ser otro, no me haría muchas ilusiones, aunque hay muchos títulos que enganchan, tales como Pokémon, sin tener una historia realmente "adulta".

Pero si hablamos del punto fuerte del juego, hemos de hablar de los Monsties, el nombre que han recibido nuestras monturas. Lo mostrado hasta ahora lo cierto es que nos ha dejado un muy buen sabor de boca, aunque nuestro monstruo principal sea un triste Velocidrome y el secundario un...un insulso Aptonoth, si es que he tenido mala suerte, carajo. ¿Mala suerte diréis? Si, veréis, el primer monstruo es el que recibes, pero el segundo fue más por un factor suerte. Para hacerse con un nuevo monstruo tenéis que llegar a una guarida y robar un huevo del nido. En estos, por lo visto, hay varios diferentes, y tendréis que ir rebuscando hasta coger uno del color de los que hay disponibles, sin saber lo que hay dentro, al llegar a la aldea se abre y pum, un increíble Kushala Daora... o un triste Aptonoth. En serio. Por qué me odia la vida, no tengo bastante con aguantar al gato cabezón que nos grita en los combates como si de un apoyo de la saga Persona fuera.
Lo cierto es que no se ahonda mucho en el tema de la crianza, y nos hubiera gustado probar más sus detalles, puesto que pinta muy interesante el tema de heredar habilidades a padres e hijos, sin lugar a dudas es un gran aliciente para aquellos a los que les guste crear la bestia perfecta, y parece bastante intuitivo y sencillo.

El factor de exploración también cobra gran fuerza y llama la atención, aunque tuviéramos un entorno tan limitado por el que movernos. Las habilidades de los Monsties son la verdadera clave para explorar todos los recovecos del mapa. El Velocidrome, por ejemplo, puede saltar grandes distancias en determinados puntos, mientras que el Aptonoth nos marca los lugares de recogidas de plantas y herbívoros cercanos. Lo bueno es que puedes lleva hasta cinco en el equipo, por lo que podrás combinarlos como gustes, y eso de "dar vueltas a la ciudad una y otra vez hasta tener al adecuado" se palia bastante.

El combates, al comienzo de la aventura, nos ha parecido realmente sencillo, al menos los 1 contra 2, en el que Monstie y cazador no dan tregua alguna al enemigo, ya que éste, en un principio, sólo puede atacar a uno concreto, por lo que el otro puede lanzar sus ataques más poderosos sin inmutarse. El triángulo de ataques da la impresión de ser un tanto desproporcionado en este tipo de combates, ya que los monstruos contra los que nos hemos enfrentado abusaban de un tipo en concreto, con lo que usar el ventajoso frente a ese nos llevará automáticamente a la victoria.

La cosa mejora sin embargo conforme vamos avanzando, ya que encontramos enemigos que usan técnicas y usan en más ocasiones uno u otro tipo de ataque, complicando más las cosas y eliminando esa sensación de sencillez del principio, a lo que podemos sumarles los ataques dobles al realizar un mismo tipo de movimiento con tu montura o el tener que pulsar botones rápidamente para ganar un enfrentamiento de potencia. A su vez, el poder disfrutar de combates multijugador y local le da una vertiente competitiva muy grande. El de prueba desde luego no nos ha resultado tan fácil como los anteriores. Ah, y por si os lo preguntabais: los Monsties atacan bajo su criterio, sólo podréis "manejarlos" al rellenar la piedra vinculante y realizar ataques conjuntos.

Luego está el tema del sonido. Aquí creo que pueden saltar unas cuantas chispas. Veréis, un fan de Monster Hunter se va a encontrar en seguida transportado a juegos de esa saga, ya que en los mapas hay música ambiente, de naturaleza, no hay temas musicales propios como pueden sonar en las llanuras de Gaur de Xenoblade Chronicles por ejemplo, y eso puede resultar un lastre para muchos jugadores acostumbrados a una banda sonora épica y constante en todos los entornos, no sólo en ciudades o combates. Aunque yo estoy deseando escuchar el tema contra un jefe importante/ Deviljho, eso tiene que ser gloria bendita.
 
Al empezar a escribir esto pensaba que iba a tener más puntos negativos, pero mirándolo en perspectiva veo que fuera parte de la historia puede ser  realmente interesante para aquellos que les gusten juegos como Yo-kai Watch, Pokémon o Rune Factory, unido a un factor de exploración importante.  Estas primeras horas con el título nos ha dejado un sabor de boca de un juego con mecánicas sencillas de aprender y con una vertiente de exploración y de cría bastante interesantes. A su vez, el factor coleccionista es muy atrayente, ya no sólo por los Monsties, sino por los logros del juego, las misiones o la recolección de Poogies. Sin duda tiene pinta de ser bastante largo, veremos cómo se desarrolla el juego completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario