sábado, 29 de octubre de 2016

Halloween en los RPGs: el barco fantasma

Ahora que estamos cerca de la fiesta de Halloween, es un buen momento para recordar cómo enfocan muchos RPGs ese factor del miedo en títulos donde, normalmente, no se busca personalizar ese sentimiento sobre el jugador: observamos el posible temor (o no) de los personajes de nuestro grupo ante elementos clásicos como fantasmas y muertos vivientes.

Podríamos encontrar multitud de ejemplos de títulos donde se muestra este elemento o incluso se comenta directamente la fiesta de Halloween (Kingdom Hearts y Costume Quest son, quizás, de los más evidentes), pero nos queremos centrar en un auténtico clásico de los videojuegos, tan común que incluso nos tenemos que extrañar cuando un RPG se "olvida" de incluir un barco fantasma.

Y es que los barcos fantasmas son como las mansiones encantadas (De hecho, hay títulos que tienen ambos elementos), pero con el punto extra de estar localizados en medio del mar, lo cual añade un factor añadido de temor (siempre puede dar algo de miedo por el peligro de su profundidad, desconocer lo que hay debajo tuya, la lejanía de cualquier civilización...) y la clásica labor de investigación, ya que uno de los puntos claves de una aventura en un barco fantasma es descubrir qué le pasó a su tripulación.

Así, pues, coged los chalecos salvavidas y vuestros mejores conjuros o armas sagradas, que nos embarcamos, nunca mejor dicho, en un viaje a través de algunos de los barcos fantasmas más memorables del género RPG:

Mostrado en la imagen de cabecera de la entrada, el barco fantasma de la serie Bravely es, quizás, uno de los más sosos de los que comentaremos en esta entrada, ya que el S.S. Funky Francisca no se puede investigar (sólo nos movemos por su cubierta) y los muertos vivientes que lo pueblan no dan mucho miedo, precisamente. De hecho, combatiremos contra ellos, pero para intentar lograr el Asterisco de Pirate que porta su capitán, Barbarossa, el único habitante con vida del navío.

Eso sí, los personajes que les tienen miedo de los fantasmas lo pasarán mal igualmente.

Aunque si hay circunstancias raras en el género RPG con barcos fantasmas, tenemos el ejemplo de la imagen superior con el caso de Lufia II (SNES): hay que luchar contra un jefe que es, precisamente, un barco completo. Eso sí, a pesar de ello tampoco es que aporte demasiado a la trama del mítico título de Neverland, ya que fuera parte de ser un combate obligatorio para avanzar en la historia, esta batalla no es especialmente recordada por su dificultad. Más bien, por todo lo contrario: es uno de los jefes más fáciles del juego.

Lo curioso es que no es el único título conocido donde nos peleamos con un barco (Que ya de por sí resulta bastante absurdo), ya que también en Final Fantasy VII podemos combatir contra el enemigo Barco Fantasma, que cuenta con un esqueleto en su proa, remando, y al que tenemos que derrotar usando Morfo para lograr la Materia Subacuática, muy importante para enfrentarnos a uno de los enemigos más duros del juego: Arma Esmeralda.

Y ya que lo comentamos, el avión hundido tipo Gelnika de Final Fantasy VII podría ser considerado también un barco fantasma, ya que lo localizamos en el fondo del océano usando nuestro submarino. Eso sí, fuera parte de enemigos bastante raros y varios objetos interesantes, esa zona tampoco infunde ninguna de las sensaciones básicas del barco fantasma. Algo que sí pasa en Final Fantasy V, donde visitamos todo un cementerio de barcos tomado por fantasmas. No llega a ser tan espectacular como el Tren Infernal de Final Fantasy VI, pero por lo menos nos deja multitud de combates contra muertos vivientes.

Sí es más clásico, como no podía ser de otra forma, el barco fantasma que visitamos en Dragon Quest III (NES/GBA), donde nos metemos para completar la historia típica completa: localizar el medallón perdido de una víctima del naufragio (con fantasma incluido) y dárselo a su amada, para que pueda descansar y no tenga que seguir esperándolo. El de Dragon Quest Monsters 2 (GBA) no tiene tanto simbolismo y resulta el típico galeón con espíritus de antiguos piratas.

La doble pirueta la hacen en Chrono Cross (PSX), donde pasamos de abordar lo que pensábamos que era un barco fantasma y resultó estar ocupado por piratas... a ser abordados por piratas... fantasma. Al final, acabamos salvando a los piratas que nos capturaron inicialmente y, de nuevo, la sensación final que se nos queda habla bastante mal de la trama que rodea a este incidente, quedando un tanto confusa.

Otro clasicazo como The Legend of Dragoon (PSX) también tenía su indispensable ración de barco fantasma, con el punto extra de que, aquí, se revela uno de los acontecimientos más importantes de la trama, lo cual hace a este buque especialmente interesante, ya que los espíritus guardan un secreto que nos pilla realmente por sorpresa y nos deja muchos momentos emocionantes.

Xenogears (PSX) también cuenta con su barco fantasma, si bien en este título esos "fantasmas" tienen nombre y, aunque son muy repulsivos, tienen una explicación según la genial trama del título de Monolith Soft. En Wild Arms (PSX/PS2), sin embargo, resulta especialmente llamativo que el barco fantasma sea radicalmente distinto entre ambas versiones. Está mucho mejor representado en el primero, para mi gusto.

Tales of Vesperia (360), para terror de Rita Mordio, también contaba con su propio navío fantasma que, esta vez sí, nos mostraba a un personaje verdaderamente afectado por el terror que le supone enfrentarse a los muertos vivientes. Un caso con muchos momentos de risa que, por ejemplo, también sufre Chie en la zona fantasma de Persona Q, lo que pasa es que no la podemos contar al ser una representación de un colegio abandonado. No obstante, da hasta mal rollo, si no fuese porque contar con un alivio cómico que está extremadamente asustado le da la vuelta al concepto y se convierte en un gag de risa.

En otro clásico como Grandia (PSX), sin embargo, nuestros protagonistas se toman su correspondiente barco fantasma como una aventura y, curiosamente, se nos muestra otro clásico del género: el que un calamar gigante sea el verdadero culpable del suceso. Super Mario RPG (SNES) tiene un caso similar, si bien ahí no había fantasmas, sino una tripulación pirata.

Si nos vamos a Rogue Galaxy (PS2), el homenaje a los barcos fantasmas es bastante rebuscado, ya que sólo lo encontraremos como una gigantesca mazmorra secreta a la que podemos acceder tras completar el juego. Una pena que se haga un poco pesada, porque la ambientación es bastante buena. Pena que no tenga una buena historia para acompañarla.

Aunque normalmente si pensásemos en Halloween y Kingdom Hearts nos resultaría fácil quedarnos con el mundo situado en la historia de Pesadilla Antes de Navidad, no podemos olvidar para esta entrada al mundo situado en la historia de Piratas del Caribe, ya que básicamente la Perla Negra es un barco pirata con su tripulación al completo convertida en muertos vivientes.

Aunque, sin duda, de las que más se pueden recordar por la sensación de miedo real para el jugador son las naves hundidas en The Elder Scrolls IV: Oblivion (PC/PS3/360) y The Elder Scrolls V: Skyrim (PC/PS3/PS4/360/XB1). ¿Por qué? Pues porque los fantasmas de estos títulos eran inmunes a las armas comunes, causaban un daño exagerado y nos podían perseguir por cualquier lado, lo cual hacía que fuese sencillo que nos entrase el pánico al vernos atacados por unas criaturas que nos podían derrotar tan fácilmente.

Si es que, como pasa en los juegos de terror, hay pocos miedos tan grandes como el de sentirnos impotentes ante enemigos que, fuera parte, tienen un aspecto aterrador y nos pueden matar con suma facilidad.

Y, en vuestro caso, ¿cuáles son los clásicos barcos fantasmas a los que les tenéis un mayor recuerdo? ¿Os gusta su aparición en los títulos clásicos, algo que parece haberse perdido un poco? Esperamos vuestras opiniones. ;)

6 comentarios:

  1. El barco fantasma de Golden Sun. En sí mismo, no es que diera miedo. Pero toda esa zona opcional era una de las mazmorras más interesantes y en clímax de ea guarida pirata abandonada la daba un barco pirata con dos únicos habitantes: un cofre trampa cab*** y un jefe muy épico.

    ResponderEliminar
  2. Pues en estos momentos estoy jugando etrian odissey 3 y uno de sus jefes es literalente un barco fantasma,No creo que cuente en esta entrada pero oye es un barco fantasma XD

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el barco fantasma de Rogue Galaxy no tenía una historia muy elaborada detrás, pero sí uno de los momentos más WTF del juego: Dorgengoa solía ser un tipo atractivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustó mucho ese barco fantasma, jefes desafiantes y buenas recompensas mas el rollo Dorgengoa que tenia su misterio, l oque pasa es que superar sus 100 pisos era un coñazo... que hice tres o cuatro veces para capturar varios emeperadores oscuro para mi equipo insectron, ya que la fruta necesaria para pillarlos estaba en el último piso xD

      Eliminar
  4. Este tema del barco fantasma es interesante.

    Otro tema es cuando encarcelan a el protagonista en los rpg, deberían hacer un tema sobre eso.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra ver esa mencion a Legend of Dragoon!

    ResponderEliminar